Entrevistamos a

Annie Hart

"Creo que mis temas tienen una apariencia dulce en la superficie, pero que si los escuchas más en profundidad esconden un montón de historias en segundo plano."

Por -

Aprovechando el descanso discográfico que la banda neoyorkina Au Revoir Simone se está tomando, su teclista y vocalista Annie Hart ha decidido embarcarse en un nuevo proyecto en solitario. De este modo, hace unos meses vio la luz Impossible Accomplice, su primer LP donde sigue la estela de synth pop de bordes siempre redondeados de su formación titular. Si Au Revoir Simone siempre se han caracterizado por un juego de teclados de lo más relucientes pero que nunca causan ningún tipo de estridencias, sino más bien se ponen siempre al servicio de las melodías livianas que ogran sacar, en esta primera entrega en solitario de Annie nos vamos a encontrar con unas canciones quizás más desnudas pero que muestran un interesante magnetismo a la hora de crear las bases en las que se desarrollan los temas. A lo largo de las 8 composiciones que integran el disco, hará acto de presencia un pop de espíritu ochentero que tan bien ha sabido rentabilizar Amber Coffman en su debut, sin olvidarnos del intimismo y recogimiento propio de los momentos más delicados del disco. Así es como temas del estilo a ‘My Heart’s Been Broken’ surcan casi en el susurro los juegos de sintetizadores a la par de presentarnos un plano personal donde el amor lo domina todo. Con el comienzo del año, Annie Hart vendrá a Europa a presentarnos sus canciones en su primera gira en solitario, excusa perfecta para entrevistarla.

Hace unos meses publicaste tu primer trabajo en solitario. ¿Cuando decidiste que las canciones que habías compuesto no verían la luz con Au Revoir Simone sino con tu propio proyecto?

Realmente nunca lo decidí. Simplemente tenía estas canciones compuestas y en aquel momento a nadie del grupo le apetecía grabar un nuevo trabajo. No quería que estos temas quedasen en el olvido así que me puse manos a la obra para que los pudieseis disfrutar.

En los créditos del disco mencionas como Keith Murray y Heather D'Angelo te obligaron a creer en tus propios temas. ¿En algún momento tuviste dudas acerca de este proyecto en solitario?

Sí, tuve bastantes dudas. No sentía que mis canciones mereciesen la pena o fuesen bonitas más allá de mi opinión. Les enseñé estos dos temas a mis dos amigos y me dijeron que lo que estaban escuchando era bueno, que no lo abandonase.

"No sentía que mis canciones mereciesen la pena o fuesen bonitas más allá de mi opinión. "

Podríamos decir que estos temas están muy cercanos a las variaciones synth pop. A la hora de componer un tema, ¿siempre estás pensando en él en términos de cómo suena en un teclado?

Los teclados son mi instrumento natural. Me encanta y siento que son como una extensión de mi cerebro. También me gusta mucho ahora componer al bajo, juntándose con los teclados para crear para mí una perfección melódica. Me entusiasman un montón las bandas que solo usan estos dos instrumentos como es el caso de los suecos Paper, Fujiya and Miyagi y Tubeway Army.

Creo que este primer disco contiene un variado espectro de temas, pasando de los más íntimos como son ‘I’ve Been Seeing You in My Dreams’ hasta otros más rítmicos y poderosos como es el caso de ‘Breathing Underwater’. ¿Consideras que has logrado un disco versátil?

Sí, creo que era un buen momento para reconciliarme con toda la variedad de sonidos mostrados en el disco. No sabía realmente sí estos estas funcionarían y llegarían al público, así que probé bastantes cosas. Aunque también te puedo decir que el siguiente disco seguramente sea aún más variado.

Me gusta un montón la forma en la que integrar las líneas electrónicas y ritmos en tus temas, siendo algo que nunca opaca la melodía. Algo que también creo que sucede en Au Revoir Simone. ¿Crees que tu habilidad para lograr esto ha ido creciendo con el paso de los años?

Totalmente. Creo que cada vez que hago música pienso más y más acerca de cómo la línea de bajo afecta a cada uno de los instrumentos implicados en el tema. Esto provoca que cada pequeña variación que realizo en el bajo afecte totalmente a como percibo el resto de partes.

"No sabía realmente sí estos estas funcionarían y llegarían al público, así que probé bastantes cosas. "

Creo que la temática del disco muestra momentos bastante personales y reflexivos. ¿Crees que en algún momento tuviste que cambiar el contenido del algún tema porque te exponías demasiado en él?

Sí, totalmente. Hubo momentos en que tuve la necesidad de ocultar ciertos sentimientos, algo que tengo que mantener en secreto y que no te puedo contar (risas).

Los dos últimos temas del disco llamados ‘I’ve Been Seeing You In My Dreams’ y ‘Sofly’ son dos composiciones interpretadas tan solo con piano. ¿En algún momento pensaste que podrías lograr un disco con tan solo este elemento?

No del todo. El sintetizador es realmente mi pasión musical. ‘I’ve Been Seeing You In My Dreams’ fue una de las primeras canciones que compuse en el disco, comenzándola a trabajar con el Oberheim OB-8, un instrumento que aparece a lo largo del trabajo. Simplemente ocurrió que tenía al lado mi piano eléctrico Yamaha CP-20, un poco como apoyo del CP-20. Me gustó un montón la forma en la que podía rellenar algún momento en el que solo el sintetizador me sabía a poco. ‘Softly’ fue también compuesta en el CP-20, pero con más prisa. La escribí en unos 15 minutos y cuando fue a añadirla más partes sentía que no quedaba muy natural, así que fue sencillo fue dejarla como estaba.

"Cada vez que hago música pienso más y más acerca de cómo la línea de bajo afecta a cada uno de los instrumentos implicados en el tema. Esto provoca que cada pequeña variación que realizo en el bajo afecte totalmente a como percibo el resto de partes."

La estética de la portada del disco con las flores rosas, sugiere algo así como un contenido muy romántico. ¿Qué quisiste transmitir con esta imagen?

Algo en esta fotografía me llamó la atención. Sentí que era amable a la vista pero que aportaba bastantes cosas, un sentimiento también generalizado sobre lo que estaba componiendo. Esta extrapolación al contenido de mi disco era perfecta. Creo que mis temas tienen una apariencia dulce en la superficie, pero que si los escuchas más en profundidad esconden un montón de historias en segundo plano.

Tu canción ‘Hard to be Still’ aparece en la serie de Netflix Gipsy. ¿Crees que este hecho ha tenido alguna importancia en la promoción del disco?

Creo que sí. Me llegaron un montón de mensajes gracias a este hecho. Estoy muy contenta de que la hayan incluido en la banda sonora, porque lo que recibí con los derechos del tema me ayudó a pagar la mezcla y el máster del disco. Ojalá alguna otra serie se anime a utilizar más temas míos.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *