Entrevistamos a

Yawners

"Hay muchas maneras de expresar sentimientos y de lanzar mensajes. A mí me sale de una forma totalmente directa, aunque muchas de mis letras no son tan evidentes como parecen y me gusta que cada uno pueda interpretarlas y aplicarlas como mejor le venga. "

Por -

Las expectativas eran de lo más altas entorno al LP debut de Yawners, algo que sin lugar a dudas se ha cumplido. El proyecto de Elena Nieto nos había ido dejando a lo largo de estos años canciones que recogen muy bien la euforia del sonido noventero guitarrero para hacer frente a cualquier tipo de sensación. Siendo capaz de capturar en estribillos que funcionan como un tiro a la hora de concentrar una gran cantidad de energía y liberarla de la forma más certera posible. Así es como este debut en largo con Just Calm Down supone una auténtica reafirmación de unas influencias marcadas pero sometidas a unos impulsos vitales de lo más implacables. Resulta curioso comprobar como a lo largo de las 10 canciones del trabajo nos vamos a encontrar con en todo momento un carácter atrevido y decidido a la hora de mostrar todos los sucesos encerrados en las letras. A esto le tenemos que sumarle un estado de inspiración permanente a la hora de conectar las partes de los temas con unos riffs sencillos y que calan a la primera, aportando siempre un constante sentimiento resolutivo. Sin lugar a dudas estamos ante uno de los discos más destacados del año y por eso no podíamos pasar la ocasión de entrevistar a su protagonista, aprovechando también las fechas de presentación del disco que tendrán lugar el 11 de abril en la Sala El Sol de Madrid y el 12 de abril en la Sala VOL de Barcelona.

Yawners comenzó hace ya unos cuantos años en Salamanca, formando parte por aquel entonces del grupo Oliver Pahino. ¿Qué recuerdos tienes de aquellos años?

Tengo recuerdos súper buenos. Estaba en un entorno con mucha gente que hacía grupos nuevos constantemente, todos estábamos en la uni y lo normal era tocar en mil bandas a la vez. Oliver y yo decidimos hacer una más y empezar a tocar juntos, recuerdo que las canciones salieron rapidísimo. Fueron unos años extremadamente divertidos.

 

Por aquel entonces en Salamanca existía el tristemente cerrado a la fuerza Trece Monos, un espacio autogestionado con un montón de programación y bandas jóvenes. ¿Para ti este lugar fue muy importante a la hora de arrancar el proyecto?

Fue un eslabón imprescindible y además el comienzo de mi interés por tocar en grupos. El primer grupo que tuve se llamaba SPPPACE. Se gestó en el Trece Monos, ensayábamos allí, dábamos los conciertos allí, y la gente con la que pasábamos los fines de semana eran las otras bandas y la gente de allí. Prácticamente cada fin de semana venían a tocar grupos nacionales e internacionales, tocábamos con ellos y lo pasábamos súper bien, creo que cualquiera que haya tocado allí podrá contarte lo guay que era. Es una mierda que hayan cerrado un lugar que hacía tanto por la música y por los grupos de una ciudad como Salamanca.

Siguiendo la filosofía del Trece Monos, el grupo siempre se ha asentado sobre las bases DIY a la hora de conseguir bolos, grabar y llevar las riendas de todo tú misma. ¿Consideras que si el grupo ha podido avanzar tanto en estos años ha sido gracia a seguir esta filosofía?

Desde que me fui de Salamanca he estado desarrollando este proyecto en diferentes lugares, incluyendo Alemania, y siempre he hecho todo lo que estaba en mis manos para seguir tocando y haciendo canciones. En Salamanca fue donde realmente viví dentro de un ambiente DIY y de autogestión dentro del Trece Monos, y cuando me marché sí que me llevé de ahí esa filosofía. Por mi cuenta, seguí buscando músicos y montando giras, buscando oportunidades de grabar y sellos pequeños que quisieran involucrarse en el proyecto, etc. Lo hacía y lo sigo haciendo porque es lo que más me gusta. Creo que ese esfuerzo es valioso para mucha gente a la hora de tener en cuenta el proyecto. Desde hace unos meses trabajo con el equipo de La Castanya, del cual también formo parte.

"En Salamanca fue donde realmente viví dentro de un ambiente DIY y de autogestión dentro del Trece Monos, y cuando me marché sí que me llevé de ahí esa filosofía. "

Imagino que cuando te mudaste a Madrid y entró Martín en el grupo, el cambio experimentado a nivel de conocer más gente y tocar en sitios nuevos sería importante. ¿Notaste como el grupo dio un gran salto al mudarte a Madrid?

De repente entré en una escena que ya conocía pero que nunca había vivido desde dentro. Empezamos a tocar mucho en las salas de aquí y conocí a mucha gente nueva, claro. Martín ya llevaba un par de años viviendo aquí y tocando en otros grupos. No lo calificaría como un gran salto, pero evidentemente me/nos situó dentro de un contexto diferente con otras oportunidades.

Llevas ya un tiempo trabajando en La Castanya, a través de la cual también publicas tu LP debut. ¿Trabajar en La Castanya te ha permitido conocer la industria musical de una forma muy diferente a como la conocías?

Sí. Sobre todo por el trabajo que hacemos a nivel internacional. Trabajar en La Castanya me ha hecho abrir los ojos en muchos aspectos y ver que las cosas van más allá de cómo se hacen en España.

Entremos de lleno en tu primer LP. A lo largo de él podemos encontrarnos algunas canciones bastante representativas de tu trayectoria como es el caso de ‘Forgiveness’ o ‘Arco Iris’. ¿Desde un primer momento tenías claro que había temas que no podías dejar fuera?

Con los dos singles que grabamos antes del disco, ‘Arco Iris’ y ‘Seaweed’, tenía claro que había que volverlos a grabar e incluirlos en el disco. A nivel narrativo son una parte fundamental del concepto de ‘Just Calm Down’ y simplemente no podían quedarse fuera. A ‘Forgiveness’ le pasa un poco lo mismo pero de manera diferente. Es una canción que significa mucho para mí y me parecía justo que estuviera dentro.

 

Respecto a ‘Forgiveness’, me gusta mucho como la habéis regrabado, incluyendo un apartado distorsivo que creo que hace crecer aún más al tema. ¿Tenías la sensación de que a pesar de ser un tema de lo más redondo aún podías sacarle más provecho?

Esto ha sido culpa de Santi García, de Ultramarinos Costa Brava. Empezó a sacar guitarras y pedales y ya no pudimos parar (risas). La grabación es muy diferente a la original y esto me gusta. Para grabar exactamente lo mismo no lo hubiéramos hecho.

Escuchando el trabajo llama la atención ‘La Escalera’, el único tema interpretado en castellano. ¿Tuviste un poco de recelo al principio por introducir esta canción en el disco o lo viste claro desde el primer momento?

Esta canción la compuse un día de verano. Estaba tocando la guitarra y se me ocurrió el riff de guitarra. Empecé a cantar por encima en castellano y terminé escribiendo todas las guitarras y la letra así. No tuve ninguna duda que tenía que estar dentro del disco. Es una canción que me gusta mucho.

Me gusta un montón como a lo largo del disco se pueden intuir influencias del sonido emo rock noventero, junto con unas guitarras saturadas de gran intensidad como puede ser la inicial ‘The Friend Song’. ¿Crees que en la grabación del disco has buscado aún una mayor contundencia respecto a anteriores ocasiones?

Totalmente. En este disco hay muchos más elementos y el sonido ha escalado significativamente. Estoy muy contenta con el resultado.

"Trabajar en La Castanya me ha hecho abrir los ojos en muchos aspectos y ver que las cosas van más allá de cómo se hacen en España."

Ya que estamos hablando de influencias, sin lugar a dudas al escuchar el disco se nos vienen a la cabeza grandes bandas guitarreras de rock independiente de los 90. ¿Siempre que puedes te gusta bucear mucho por bandas de aquella década o crees que ya las tienes muy exploradas?

(risas) lo sigo haciendo sin parar, todo el rato. El rock independiente de los 90 es un género y una época que me encanta, me queda mucho para poder descubrir todo y llegar a cansarme de ello.

Hablando de las letras, me gusta mucho como resultan de lo más directas, soltando los sentimientos de una forma de lo más clara. ¿Crees que esta característica, la de no andarte con rodeos a la hora de facturar las letras, es una de las más destacadas del disco?

Me lo han dicho mucho, sobre todo acerca de los estribillos. Hay muchas maneras de expresar sentimientos y de lanzar mensajes. A mí me sale de una forma totalmente directa, aunque muchas de mis letras no son tan evidentes como parecen y me gusta que cada uno pueda interpretarlas y aplicarlas como mejor le venga. ‘Please, Please, Please’, ‘I’m Not Gonna Miss You Anyway’… ¡No son lo que parecen!

"El rock independiente de los 90 es un género y una época que me encanta, me queda mucho para poder descubrir todo y llegar a cansarme de ello."

Sin lugar a dudas este disco puede tener una gran repercusión internacionalmente, aparte de ser distribuido en Europa, Estados Unidos y Canadá. ¿Tienes confianza en que puedan surgir bastantes conciertos en el extranjero más allá de las fechas del SXSW?

¡Ojalá! Estamos trabajando en ello desde La Castanya: Europa, EE.UU… De momento el feedback de prensa internacional ha sido gigante, nunca en la vida hubiera pensado que saldría en los medios que han hablado del grupo y del disco: NPR, DIY Mag, Remezcla, The Line Of Best Fit, Flood Magazine…

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

Qué preferirías, ¿tener que ir cada día de tu vida chándal o tener que ir siempre en traje?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Ferran de Ran Ran Ran, dice así: ¿Has leído Guerra y Paz? Si no, ¿algún libro que recomiendes?

No lo he leído, me lo apunto. Recomiendo el de David Byrne, ‘How Music Works’.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *