Entrevistamos a

Woods

"Me gustan siempre mucho los códigos existentes entre la luz y la oscuridad, el sol y la sombra o la vida y la muerte. Son imágenes con las que al final todos estamos muy familiarizados. "

Por -

Los años pasan y Woods se mantienen fieles al compromiso con su propia música, entregándonos otro de esos trabajos con los que sentar las bases de un sonido siempre acogedor. Por el camino, hasta lograr publicar este nuevo Strange to Explain, los cambios importantes y los eventos que marcan vidas han sido más numerosos que de costumbre. De esta forma Jeremy y Jarvis grabaron junto al tristemente desaparecido David Berman el último LP de Purple Mountains. También la paternidad llamó a la puerta de Jeremy, mientras que al mismo tiempo Jarvis se mudaba de Nueva York a Los Ángeles, haciendo que la distancia física entre los dos miembros principales del grupo aumentase considerablemente. Sin embargo nada de esto ha sido un impedimento para volver a sentir muy de lleno como la banda ha encontrado la inspiración precisa a la hora de dejarnos ante una colección de canciones de lo más cuidada y con esa clarividencia a la hora de jugar con las melodías brillantes dentro de ambientes más amenazantes.

Este Strange to Explain bien podría ilustrar todos esos sentimientos que están ahí pero que cuesta mucho identificar y saber llevar, del mismo modo que la búsqueda incansable de un refugio que no sabemos muy bien donde está. Celebrando el amor que sobrepasa al dolor y la muerte, lo logrado en esta ocasión recoge sus múltiples caras relacionadas con mantenerlo todo en las tonalidades de psych folk tan liberadoras que siempre nos han mostrado, todo ello dando un paso adelante a la hora de tratar de simplificar su sonido. En definitiva, una nueva muestra de cómo sentir que la labor artística de los norteamericanos es aún más determinante que nunca, pudiendo afirmar una vez más que Woods son una de las bandas de nuestra vida. Aprovechando lo inminente de este nuevo trabajo, hemos tenido el placer de entrevistar a Jarvis Taveniere.

Antes de que este nuevo trabajo tomase forma, Jeremy y tú trabajasteis con David Berman en el que fue el último LP de Purple Mountains. ¿Crees que la dinámica de trabajo con David os empujó de cierto modo a grabar un nuevo trabajo?

Cierto es que pasó un tiempo desde que trabajamos con David hasta que comenzamos definitivamente a ponernos en serio con este trabajo, pero sí que se produjo algo parecido a lo que comentas. Jeremy y yo llevamos muchos años trabajando juntos y creo que tenemos, musicalmente hablando, nuestro propio lenguaje no verbal. Esto sin lugar a dudas nos fue muy útil a la hora de ayudar a David a crear su disco y empezar a tomar ideas de cara al próximo de Woods. Simplemente nos metimos en el estudio y comenzamos a probar cosas teniendo en mente las canciones tan poderosas que David logró.

 

Hablando sobre más cosas del proceso de creación de este nuevo disco, imagino que habrá sido bastante diferente respecto al pasado, ya que te has mudado a Los Ángeles mientras Jeremy sigue en la punta opuesta del país. ¿Crees que la distancia ha cambiado vuestra forma de trabajar?

Lo cierto es que esta distancia la hemos salvado viajando un montón, antes de todo esto del Coronavirus claro. Al final siempre trabajo mucho en Nueva York, por lo que muchas veces estoy haciendo el viaje de ida y vuelta, o al revés, el resto de la banda se viene a California. Al final este disco fue grabado un poco a caballo entre los dos sitios. Por lo que hemos salvado bien la distancia y lograr percibir que estar viajando tanto para cosas de este estilo no es tan agotador como parece. Además tuvimos el placer de organizar un año más el Woodsist Festival, por lo que me quedé unos cuantos días después en casa de Jeremy descansando.

La mayor parte del disco fue grabada en un estudio cerca de Stinson Beach en California, un lugar que me imagino que sería mucho más relajado de lo que os podrías encontrar en Nueva York. ¿Crees que escogisteis este lugar para encontrar mayor tranquilidad?

Totalmente. En los últimos discos que grabamos, se puede sentir la ansiedad y el estrés de aquellos días en algunas de las canciones, algo que por otro lado me gusta. Sin embargo también es muy bonita esa sensación de ir a un lugar de la ciudad y convivir todos juntos durante unas cuantas semanas. En los primeros discos de Woods nos gustaba mucho salir de la ciudad y alquilar una casa en el norte del estado, luego regresar a casa de Jeremy y construir el disco en el estudio durante un tiempo. En esta ocasión la experiencia creo que ha sido similar.

"Jeremy y yo llevamos muchos años trabajando juntos y creo que tenemos, musicalmente hablando, nuestro propio lenguaje no verbal. Esto sin lugar a dudas nos ayudó un montón a la hora de ayudar a David a crear su disco y empezar a tomar ideas de cara al próximo de Woods. "

También relacionado con la localización de este último estudio, la canción que abre el disco titulada ‘Next to You and the Sea’, incluye alguna referencia a un lugar costero. ¿Hay alguna conexión entre este tema y esta localización?

Sí que hay alguna. Hay algunos temas que no los desarrollamos al completo hasta que no nos encontramos grabando en California. Ya sabes, cuando vamos allí son jornadas tocando música a todas las horas. Jeremy llegó con más o menos 12 canciones con las letras ya compuestas, aunque alguna no estaba tan cerrada en este aspecto. ‘Next to You and the Sea’ era una de ellas. Después nuestro teclista John Andrews y Jeremy se pusieron a tocar diferentes teclados al mismo tiempo y consiguieron ese loop tan agradable y extraño que envuelve el tema. Creo que la percusión corrió a cargo de Jeremy simplemente golpeando el suelo con su zapato, y en tan solo una hora teníamos el tema rematado. De hecho unas cuatro canciones del disco tienen bastante de esto, de ver lo que podía pasar probando cosas con los teclados.

En ‘Strange to Explain’ se describe un sentimiento que aunque resulta fácil de identificar, cuesta siempre verbalizar. ¿Crees que vuestras canciones muchas veces se centran más en describir sentimiento que en contar historias?

Definitivamente creo que sí, es probablemente la forma en la que ocurren la mayoría de nuestros temas. Incluso si hay una historia detrás que puede acompañar de buena forma a este sentimiento o sensación. Siento que Jeremy siempre intenta escribir de la forma más abierta posible a la hora de reflejar todos estos sentimientos que cuesta tanto hablar de ellos. Luego claro está que cada uno lo pueda interpretar de la forma que quiera. Siempre me ha gustado mucho todos los cantautores que lo ven de esta forma.

Hablando de esta canción en concreto, el título del álbum coincide con su nombre. ¿Le disteis muchas vueltas a cómo titular este disco?

Cuando estábamos en el estudio creo que todavía no le habíamos puesto nombre al disco. Jeremy tenía unas cuantas ideas. Volviendo un poco a la pregunta anterior, al final siempre creo que estamos tratando de sacar frases de las canciones que puedan explicar un poco el contenido de los discos. En esta ocasión ‘Strange to Explain’ nos parecía que era una idea que no resultaba muy concreta y personal, sino lo que tú decías un poco antes, es algo que mucha gente puede sentir pero que luego cuesta hablar de ello. También creo que tiene bastante que ver con la forma en la que hay que aceptarse a uno mismo y conocer sus limitaciones. Esa forma de aproximarte a ti mismo y saber quién eres. A lo largo del disco hay bastante de eso. Por lo tanto, Jeremy también tenía unas cuantas ideas para el título del disco más centradas en otros aspectos, pero al final decidimos que ‘Strange to Explain’ estaba bien.

‘Can’t Get Out’ es una canción quizás diferente en vuestro sonido habitual, siendo un poco más enérgica y sintética. ¿Crees que este tema quizás pueda abriros nuevas puertas a la hora de explorar nuevos sonidos sintéticos de una forma más clara en el futuro?

Creo que sí, es algo que estuvimos hablando, acerca de si esta dirección podría resultar más marcada en el futuro. Simplemente incluir por lo general menos guitarras y dejar más espacios, rellenándolos con más teclados, que no tienen que ser necesariamente sintetizadores. Simplemente creo que se pueden hacer cosas muy interesantes con un Casio barato que con cualquier otro sintetizador, al final las ideas en las canciones son las que prevalecen.

 

También tengo la impresión de que en este disco existe una aproximación más cercana en los ritmos a la música espiritual o incluso soul. ¿Sientes que de una forma inconsciente se filtraron estas influencias en el disco?

Puede ser, es algo de lo que nunca me doy cuenta. Pienso que en nuestra música hay mucho más allá de la primera aproximación que tiene la gente acerca de que la canción tradicional americana es muy importante para nosotros. Cierto es que quizás el corazón de nuestros temas quizás puede mirar más hacia este estilo, pero luego hay muchas otras cosas que nos gustan como el soul o el R&B. Quizás sea porque escuchamos un montón de discos de este estilo y a medida que van pasando los años, todas estas cosas se acaban haciendo más presentes en nuestra música.

En un primer momento me llamó la atención que en este nuevo disco hubiese dos cortes instrumentales como son ‘The Void’ y ‘Weekend Wind’. Ya en vuestros directos incluíais algún momento instrumentalmente muy intenso como era el caso de ‘I Was Gone’ o ‘With Light and With Love’. ¿Estas dos nuevas canciones surgieron un poco de realizar improvisaciones instrumentales en el estudio?

Surgieron de varias formas diferentes pero sí, hay bastante de lo que comentas. ‘The Void’ apareció un poco de varias ideas que tenía Jeremy a la hora de querer hacer una canción instrumental basándose en los momentos del directo que comentas. Un poco en esa dirección de que una parte te lleve a otra como ocurre en lo instrumental de ‘With Light and With Love’. ‘Weekend Wind’ por su parte fue una canción que se fue solidificando a partir de tocar todos junto e improvisar. De hecho es como la grabamos en principio, tocando todos junto a altas horas de la noche y grabándola en un cassette. Al día siguiente escuchamos lo que teníamos y nos pareció que había quedado muy bien, por lo que teníamos que recrearla de la mejor forma posible para grabarla en condiciones. Sabíamos que teníamos que hacerlo de nuevo en los mismos micrófonos, por lo que los tuvimos que llevar a la propia sala del estudio.

"Simplemente creo que se pueden hacer cosas muy interesantes con un Casio barato que con cualquier otro sintetizador, al final las ideas en las canciones son las que prevalecen."

A lo largo de vuestros discos siempre hay elementos universales que se repiten como son la oscuridad, el amor, la muerte, los sueños, la luz… ¿Crees que vuestros temas tiene un simbolismo que une vuestros trabajos y os inspira de una forma inconsciente?

Totalmente. Me gustan siempre mucho los códigos existentes entre la luz y la oscuridad, el sol y la sombra o la vida y la muerte. Son imágenes con las que al final todos estamos muy familiarizados. Incluso como hacía David en Purple Mountains, esa yuxtaposición de todos estos elementos tanto en el plano lírico como en el musical, o incluso toda la parte gráfica. Siempre resulta muy interesante poder encontrar todos los matices existentes entre ellas.

Siempre me ha gustado mucho los sonidos atmosféricos misteriosos que introducís de fondo, algo que en Bend Beyond estaba muy presente y que en este disco aparece en algunos puntos como es el caso de ‘Where Do You Go When You Dream?’ o ‘Strange to Explain’. ¿Cómo surgen estos sonidos?

Lo que aparece en ‘Where Do You Go When You Dream?’ quizás pueda ser algún sonido ambiental que Jeremy grabó en Nueva York, algo así como los grillos que emiten ese característico sonido por la noche. Luego lo adaptó a forma de loop. Al final todo esto es bastante curioso porque nunca sabes que es lo que va a terminar sonando en una canción o lo que te va a encajar en ella. Me gusta mucho el hecho de saber que detrás de cualquier grabación en la que interviene una banda con sus propias percusiones y guitarras siempre hay un bonito mundo que nos puede dejar sonidos que pasen a la posteridad. También en parte esto se debe a que Jeremy graba muchas cosas de las que oye en cassette. De hecho tiene un montón de cassettes en casa que puedes ponerte y tratar de reproducir su sonido con la guitarra. Quizás esta técnica ayuda bastante a ordenar las cosas y que al final este tipo de sonidos de fondo en los discos cobren completo significado.

 

Hablando un poco de Bend Beyond, siempre he tenido el sentimiento de que este disco supuso un buen salto para vosotros, al menos en Europa. ¿Tienes la sensación de que este disco fue muy especial e importante en vuestra carrera?

Efectivamente. Para mí fue algo así como el inicio de algo nuevo. Un poco como darle un sentido más de banda completa al grupo. Si hablamos de aspectos más técnicos como la producción, fue uno de los más largos que hemos realizado. En nuestros primeros discos me encantaba grabar con tan solo unas percusiones y un micrófono. Grabando la primera canción en versión definitiva y luego yendo a por la siguiente. Algo así como grabar la canción según la aprendías y capturar esos momentos donde el sonido es más sucio pero al mismo tiempo tiene ese efecto emocionante de lo descuidado. También siento que se nos ha asociado bastante a eso durante mucho tiempo. Por lo tanto Bend Beyond fue el disco donde todo esto cambió y dejamos de hacerlo, porque creíamos que era una fórmula que habíamos repetido ya bastante y había que probar otras cosas. No quiero decir que sonase de una forma drásticamente diferente a lo anterior, pero sí que definitivamente capturamos el sonido de una forma diferente y pasamos mucho tiempo con todo lo que implica grabar un disco.

Centrándonos en otro aspecto, las animaciones de John Andrews en vuestros vídeos y contenido gráfico, del mismo modo que las técnicas que emplea, creo que con el paso de los años se han convertido en una parte identificativa de vuestra música. ¿Lo ves también de esta forma?

Pienso que sí. Lo que mencionas de que es una parte identificativa de Woods es algo muy cierto. La estética de los vídeos siento que encaja muy bien con nuestra música, lo que hace es algo totalmente muy sincero. Trabaja un montón casa con su cámara haciendo dibujos, animándolos y grabándolos. Todo ello de una forma muy rudimentaria mano, algo que también Jeremy hace mucho cuando le toca hacer todo el artwork. Por eso creo que ese espíritu de dibujos muy primitivos, muy que se pueden identificar como están hechos, se acerca mucho a todo lo que envuelve la forma en la que hacemos nuestra música.

"Pienso que en nuestra música hay mucho más allá de la primera aproximación que tiene la gente acerca de que la canción tradicional americana es muy importante para nosotros. "

Este disco es el número 99 que publica Woodsist. ¿Alguna vez habéis pensado en sacar algo así como un recopilatorio de vuestra carrera y publicarlo en tan redonda cifra para el sello?

Alguna vez lo hemos comentado pero nunca lo hemos puesto realmente sobre la mesa. Esto se debe a que creo que siempre estamos tan emocionados a la hora de ponernos a grabar un nuevo disco que no queremos ralentizar el ritmo. Cuando quieres celebrar el pasado, quizás suena bien cuando es el pasado de otras personas, pero cuando es el tuyo es más complicado. Se vienen un montón de sentimientos pasados y recuerdos y al final pierde un poco el sentido de a dónde quieres llegar. Sin embargo todo es más especial cuando te pones a hacer nueva música. Algo que creo que estaría mejor sería sacar un disco regrabando algunas de nuestras canciones pasadas favoritas y ver cómo han ido evolucionando a base de haberlas ido tocando en directo con el paso de los años.

Si no me equivoco, este es el undécimo disco de Woods. ¿Sientes que a lo largo de estos años vuestras motivaciones como banda han cambiado mucho o son parecidas a cuándo empezasteis?

Tengo la sensación de que siguen siendo parecidas para nosotros. Quizás es por ello por lo que seguimos haciendo música juntos. A lo mejor suena un poco cursi, pero es como cuando te montas por primera vez a un autobús de dos plantas y sientes por primera vez lo emocionante que es todo desde el segundo piso. Esa es una sensación muy bonita. Con la música a mí me ocurre algo parecido, lo bonito que supone encontrar un espacio creativo que crece y al que quieres regresar de nuevo. Cuando te olvidas de lo bonito de ese momento es cuando todo desaparece y olvidas de lo que trata tu carrera. El hecho de encontrarte en un espacio creativo es también como encontrarte a ti mismo y creo que es lo que a uno le motiva para seguir haciendo canciones con el paso de los años.

"Me gusta mucho el hecho de saber que detrás de cualquier grabación en la que interviene una banda con sus propias percusiones y guitarras siempre hay un bonito mundo que nos puede dejar sonidos que pasen a la posteridad. "

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es tu canción favorita y por qué?

Tengo una para ti a cargo de Jess Williamson, dice así: ¿qué es lo que haces para mantenerte saludable mientras estás de gira?

Quizás suena muy obvio, pero es muy duro estar de gira. En Woods intentamos mantenernos lo más anos posible, porque de hecho el cuerpo nos lo pide. Intentar estar bastante sobrios es lo mejor que se puede hacer, aunque ya sabes que a lo largo de las giras también hay momentos en los que necesitas algo más de diversión. Por eso siempre hay que tratar de disfrutar al máximo estar de gira.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *