Entrevistamos a

VULK

"Lo ideal es utilizar la imagen como una extensión de ti mismo."

Por -

Siempre que nos encontramos ante un disco de post-punk cabe preguntarse cuáles serán las cosas que nos puede aportar, ya que el género parece vivir en un continuo revival en el que el copy/paste cada vez resulta de lo más descarado. Por ello, en muchos casos lo más interesante es medir la actitud del grupo, algo que nos llevará hacia la verdadera autenticidad de la propuesta. Este es el preámbulo a seguir para introducir el primer LP de Vulk, la banda bilbaína con mayor proyección en estos dos últimos años. Si todo el mundo hablaba de sus directos llevados completamente a su bola, primando las sacudidas que provocaban los temas en la propia interpretación de los miembros del grupo, ahora podemos decir que su LP debut ha logrado capturar parte de esa voracidad escénica. Beat Kamerlanden resulta un ejercicio de perfecto aislamiento, donde la repetición de recursos no cansa, sino que más bien refuerza la ya mencionada autenticidad a la que nos referíamos antes. Aprovechando sus próximos compromisos en eventos como el Donostia Kutxa Kultur Festibala o el Primavera Club, los entrevistamos.

Vuestro LP debut Beat Kamerlanden es un trabajo de lo más crudo y lanzado. ¿En cierta medida cuando entráis al estudio queréis capturar vuestra energía en directo?

La verdad es que con este disco no, desde luego. En Beat Kamerlanden incluímos las canciones que llevábamos tocando en directo mucho tiempo y quisimos darle una forma distinta a los temas, incluyendo capas que antes no había. Eso sí, el hecho de haber modificado los temas en el estudio nos ha hecho replantearlos de cara al directo, hemos añadido una guitarra en algunos temas, un sampler...

Sois una banda que sin lugar a dudas se ha ido forjando a través de ofrecer muchos directos en sitios muy diversos. ¿Sentís que la evolución de las canciones pasa por toda la experiencia adquirida encima del escenario?

Totalmente, aunque antes dijera que los temas cobraron otra dimensión en el estudio, donde más aprendemos es encima del escenario, ahí es donde aprendes a interpretar mejor tus canciones, porque puedes ver las reacciones de la gente en el momento, y con gente me refiero al público y a los miembros de tu grupo.

Entremos de lleno en vuestras influencias. Euskadi siempre ha sido muy propicio al punk. ¿Para vosotros la tradición musical vasca supuso, digamos, unos cimientos?

Al menos para los dos vascos del grupo sí, siempre hemos andado y andamos en conciertos de punk, tanto abajo como encima del escenario. Desde luego nos flipan los de siempre: Eskorbuto, Zarama, Cicatriz, Bap!!, Eskoriatza… y los de ahora: Serpiente, Motorastola, Puro Odio...

"Donde más aprendemos es encima del escenario, ahí es donde aprendes a interpretar mejor tus canciones, porque puedes ver las reacciones de la gente en el momento, y con gente me refiero al público y a los miembros de tu grupo."

En cuanto a bandas clásicas como Wire, Gang of Four, Mission of Burma etc., ¿os habéis sentido más cercanos a algunas que a otras?

Claro, en cuanto metimos las narices más dentro del punk descubrimos a Wire, Gang of Four, Mission of Burma, Chameleons, The Cure, This Heat, Fugazi… y nos cautivó totalmente la manera de ver la música de estas bandas. De todas maneras, vincularnos a estas bandas sería demasiado romántico, ya que son de otra época y otros lugares que poco tienen que ver con nosotros. Tenemos que ser conscientes de quiénes somos aquí y ahora, eso al final son solo referencias.

Saliéndonos del apartado musical, ¿hay elementos del cine y la literatura que tenga influencia directa en vuestras composiciones?

Por supuesto, nos nutrimos de nuestro entorno y en él está muy presente sobre todo el cine. La película Brazil de Terry Gilliam algo tiene que ver con nuestra canción del mismo nombre. En cuanto a literatura no te puedo decir los puntos comunes que tenemos, pero sí que entre las nuevas canciones que estamos preparando hay un homenaje a William Blake.

&bnsp;

Sois buenos amigos de grupos como Cala Vento o Belako. De estos segundos podemos decir que a nivel musical guardáis alguna similitud, salvando las distancias. ¿Alguna vez os habéis sentido influenciados por proyectos de bandas amigas?

Claro que nos sentimos influidos por bandas amigas, sobre todo con las más más cercanas y con nuestros proyectos paralelos, pero más en la manera de hacer las cosas que en lo musical. Lo bonito de tener bandas amigas con influencias similares a las tuyas no creo que sea hacer el mismo camino, si no que cada uno haga fuertes sus diferencias, si no creas una “escena” aburridísima.

Sin lugar a dudas sois una de las bandas post-punk del momento en nuestro país. ¿Cómo veis desde dentro el panorama nacional acerca de grupos que se mueven en sonidos similares al vuestro?

Es difícil verte a ti mismo dentro de un panorama con perspectiva, las cosas parecen cambiar día a día, al menos para nosotros. El futuro es incierto, cada banda es un mundo, las hay que suenan muy bien y tienen una actitud buena y no van a ningún lado, otras que no valen nada y están en todos lados. Que cada uno busque su camino.

"Entre las nuevas canciones que estamos preparando hay un homenaje a William Blake."

Las letras encerradas en vuestros temas se extienden hacia elementos sombríos en muchos casos angustiosos, pero sin embargo resultan de lo más libres. ¿Os gusta que el imaginario de vuestros temas tienda hacia la abstracción?

Sí, totalmente, las letras no tienen una sola interpretación en ningún caso, nuestras letras son casi más para que la gente haga con ellas lo que quiera, las lleve a su terreno, a su experiencia.

Ahora mismo vuestros directos siguen conviviendo entre lugares DIY junto con otros escenarios de mayor envergadura emplazados incluso hasta en circuitos festivaleros. ¿Para vosotros implica lo mismo tocar en un sitio que en otro?

Claro que no. Conocemos de primera mano lo que es organizar un concierto DIY y todo el cariño y esfuerzo que ello conlleva, esos siempre son los más especiales sin duda. Los festivales son otra cosa, un lugar donde la comercialización y mercantilización de la música están presentes en estado puro, y eso es algo con lo que lidiar constantemente.

Vuestra puesta y estética, reflejada por ejemplo en el vídeo de ‘Something Internal’, también encaja a la perfección con bandas actuales como Eagulls, Motorama, etc. ¿Creéis que este apartado resulta importante a la hora de calar más hondo con la música que hacéis?

Está claro que el audio acompañado de un buen vídeo hace maravillas. Lo ideal es utilizar la imagen como una extensión de ti mismo. Es cierto que los grupos de música ahora mismo hacen casi el mismo número de vídeos que de canciones, a nosotros nos encantaría eso, pero la música es lo primero, si tuviésemos presupuesto y tiempo para hacerlo lo haríamos pero lamentablemente no es así.

"Las letras no tienen una sola interpretación en ningún caso, nuestras letras son casi más para que la gente haga con ellas lo que quiera, las lleve a su terreno, a su experiencia."

Creo que una propuesta como la vuestra podría tener una gran aceptación en el extranjero. ¿Os veis girando por otros países no tardando?

Sí, por favor. Nos encanta tocar y sobre todo, nos encanta tocar fuera de nuestra casa. Esperemos vernos pronto tocando fuera del país, aunque sea solo por conocer nuevos lugares.

El LP ha sido editado por dos discográficas locales detrás de las que se encuentran agitadores culturales de gran actualidad en Donosti y Bilbao como son Elsa Records and Meyo Records. ¿Tuvisteis más sellos interesados en la publicación de vuestro primer LP o siempre fue clara la publicación a través de estos dos?

Al principio estábamos un poco perdidos, nos centramos en poder terminar de grabar el disco que fue duro. Desde el principio teníamos claro que íbamos a sacarlo con nuestro amigo Elías, que acababa de lanzar Meyo Records y nos hace las veces de “manager” casi siempre. Lo de Elsa fue porque nos llevábamos bien con Alex del Dabadaba, nos lo propuso y nos pusimos a trabajar en ello.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Fumaríais sapo bufo alvarius buscando respuestas?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Las Robertas. Dice así: ¿cuál es la experiencia más incómoda que habéis vivido en un tour?

Tener que firmar la portada de un vinilo nuestro con lo fino que nos ha quedado el artwork, joderla con nuestras propias manos

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *