Entrevistamos a

Tulip

"Para ambos es esencial transitar siempre por esa ambigüedad sinuosa que por momentos ofrece breves instantes de certeza. Tratamos de dejar significados en el aire y de tender a sugerir ideas más que a transmitir un relato concreto o cerrado."

Por -

La formación gallega integrada por Marta González (Wild Balbina) y Oscar Ranha (Dois, Seda) están de regreso entregándonos ni más ni menos que su primer LP Estrelas No Chan. Siendo siempre una banda fascinante a la hora de acercarnos a un formato de pop de melodías bien suavizadas pero no exentas de ambición a la hora de pillarnos desprevenidos y dejar volar nuestra imaginación con las estampas presentadas a medio camino entre lo real y lo que quizás se puede intuir, la banda reconvertida en dúo publicó hace escasos días esta puesta de largo a través de Snap! Clap! Club y Autoplacer Sindicalistas. Ganadores precisamente del concurso de maquetas que estos segundo organizaron dentro de la edición del 2018 del festival mostoleño, la banda ha ido gestando este sobresaliente LP a fuego lento, cuidando al máximo todos los detalles para que el conjunto de canciones apunten hacia un espectro de sonidos que invitan a una medida introspección, intentando al mismo tiempo no perder ese espíritu de encararlo todo desde una forma despreocupada de ver lo que nos pasa. Solo así es posible que canciones como ‘Deixa Esta Dor’ o ‘Simpático’ nos lleven de lleno a un epicentro de pop pegajoso, ideal para intentar volver sobre nuestros pasos y comprender como no es necesario que cada momento de nuestras vidas tenga explicación. Por esto y muchas más cosas, sin lugar a dudas el trabajo de Tulip es uno de los discos nacionales más destacados del año. Aprovechando lo reciente de su publicación, hemos tenido el placer de entrevistar al grupo.

Vuestro primer LP ve la luz después de trabajar en él, si no me equivoco, aproximadamente dos años. ¿Ahora que estáis a punto de publicarlo, sentís que todo el proceso vivido desde que comenzasteis a escribir las primeras canciones ha sido bastante duro?

Ha sido un proceso bastante relajado y paulatino que por alargarlo tanto en el tiempo ha acabado por ser un poco fatigante. El tiempo dedicado a la grabación y producción se dilató más de lo previsto. Habíamos pasado ya por la faena de grabar y producir el EP nosotros mismos, pero la experiencia del disco ha sido especialmente difícil: los medios precarios (no teníamos sala de ensayo, equipo o estudio propio, sin ir más lejos) y las dificultades a la hora de organizarnos y gestionar nuestro tiempo fueron factores extenuantes. La COVID de por medio nos causó también algún que otro quebradero de cabeza, claro... También hay que decir que hacerlo así ha tenido sus ventajas: hemos podido trabajar mucho en el sonido final y estamos muy conformes con el resultado. Tuvimos la suerte, además, de contar con Miguel Bianchi, nuestro anterior bajista, que es quien tiene formación como técnico de sonido. Sin él nada de esto hubiese sido posible.

 

A lo largo del disco entremezcláis canciones en gallego, castellano e inglés. ¿A la hora de componer los temas tenéis algún truco para saber si un tema va a ir en un idioma u otro?

Antes de escribir las letras, solemos tocar muchas veces las canciones sin un idioma nítido, esto es, balbuceando sílabas aleatorias. Al hacerlo así, vamos sintiendo poco a poco qué idioma puede encajar mejor en la melodía vocal de cada una de ellas. Es también ensayo y error: probar a encajar y conectar palabras según el número de sílabas y buscar con qué dicción pueden sonar mejor.

Me gusta mucho como en temas como ‘Traes La Noche’ o ‘Simpático’ vuestras voces se unen cantando la misma letra, creando una armonía vocal muy bonita. ¿Para vosotros os resulta complicada la adaptación de vuestros timbres o es algo que surge de forma muy natural?

Siempre nos atrajeron mucho los grupos que trabajan en la armonización de las voces: Stereolab, Fleetwood Mac, Shangri-las... Es algo en lo que nos gusta detenernos. En la mayoría de temas del disco hemos preparado las armonías antes de las grabaciones, trabajándolas individualmente para adaptarlas después entre los dos. Hay excepciones y hay algún tema que comenzó teniendo varias voces (a veces demasiadas como para poder ajustarlas en la realidad), lo adptamos desde los primeros ensayos a estos juegos.

"Antes de escribir las letras, solemos tocar muchas veces las canciones sin un idioma nítido, esto es, balbuceando sílabas aleatorias. Al hacerlo así, vamos sintiendo poco a poco qué idioma puede encajar mejor en la melodía vocal de cada una de ellas. "

‘On the Sidelines’ es una canción que estuvo presente en vuestro EP debut y que ahora la habéis regrabado para el LP. ¿Desde un primer momento sentisteis que era una canción muy especial para vosotros y que no podía faltar?

Nos apetecía rescatar algún tema del EP, y este en concreto nos parecía el que más podía ganar con una nueva producción; tiene además una energía que supimos desde el principio que casaría muy bien con los temas nuevos.

Llama la atención como a pesar de ser un disco con canciones de lo más variadas, al final creo que funciona muy bien en su conjunto. ¿Le distéis muchas vueltas a como encajaban e interactuaban los temas entre sí cuando os pusisteis a pensar en el tracklist?

La verdad que muchísimas. Los temas bailaron bastante en diferentes opciones antes de decidir la que nos pareció mejor. Somos gente que siempre le da muchas vueltas a las cosas... lo bueno es que, con tiempo, terminamos comprobando que lo que en un principio son decisiones que pueden parecer complicadas de consensuar y resolver acaban por tener un final bastante satisfactorio.

"Somos gente que siempre le da muchas vueltas a las cosas... lo bueno es que, con tiempo, terminamos comprobando que lo que en un principio son decisiones que pueden parecer complicadas de consensuar y resolver acaban por tener un final bastante satisfactorio."

Aunque sois un grupo principalmente de guitarras, también hay espacio para lo sintético, algo que al final creo que confiere un toque muy especial. ¿Sentís que a lo largo de vuestras canciones intentáis equilibrar estas dos partes?

Por lo general siempre hemos trabajado con guitarras, buscando que se compenetren y se entrecrucen sin que haya una principal. Hace tiempo que intentamos incorporar más los teclados, pero hasta ahora han tenido un papel más bien secundario, pensado para romper un poco con lo que puede convertirse en monótono. Vemos los arreglos de sinte como algo que equilibra un poco el exceso de guitarras.

Atendiendo al título del trabajo, Estrelas No Chan, ¿queréis lanzar algún mensaje con él relacionado con lo que aparece en la canción ‘Deixa Esta Dor’ o sencillamente os gustó por lo sugerente de la escena que describe?

Un poco ambas, aunque realmente lo escogimos porque es nuestra frase favorita del disco. Por otro lado, es cierto que "Estrelas no chan" sintetiza muy bien la idea central que reside en mucha de las letras, la cual tiene que ver con la insatisfacción crónica de nuestra generación en relación con las promesas incumplidas de nuestro presente; también con las dificultades que advienen a la hora de imaginar un futuro; el miedo a ser felices...

 

Adentrándonos en el vídeo de ‘Espíritu’, contiene unas figuras geométricas irregulares de llamativos colores que capturan a las mil maravillas la atención del espectador. ¿Os inspirasteis en alguna idea o concepto en concreto para llevarlo a cabo?

El vídeo es obra de Rapapawn, colectivo del que formo parte junto a la artista Cynthia Alfonso. Para esta ocasión, partimos de la idea de aprovechar la estructura de la canción (un único bloque que se repite sin apenas modificaciones) para desarrollar y ensamblar dos versiones de un mismo ejercicio secuencial que, producidas mediante técnicas distintas (la primera parte es digital y la segunda a mano), generen y evoquen múltiples sensaciones en el espectador, siempre en diálogo con los temas que la letra aborda. El enunciado del estribillo, además, enfatiza esta idea de repetición: “siempre es divertido volver a empezar”, y parece remitir al carácter lúdico que impregna las distintas escenas.

Hablando sobre la letra de este tema, parece que encierra reflexiones existenciales bastante destacadas. ¿Surgió de alguna situación en concreto?

Está basada más bien en distintas impresiones que alguna vez hemos experimentado en relación con los hábitos rutinarios que uno va adquiriendo según se acomoda en un modus vivendi determinado. Hay un fondo optimista, pese a todo.

""Estrelas no chan" sintetiza muy bien la idea central que reside en mucha de las letras, la cual tiene que ver con la insatisfacción crónica de nuestra generación en relación con las promesas incumplidas de nuestro presente; también con las dificultades que advienen a la hora de imaginar un futuro; el miedo a ser felices..."

En general las letras del disco tienen un cierto componente abstracto que se entremezcla siempre con frases bastante reveladoras como “si hago ruido, sigo vivo”. ¿Os gusta siempre moveros por terrenos de letras muy abiertas pero que ofrezcan alguna que otra imagen reconocible?

Para ambos es esencial transitar siempre por esa ambigüedad sinuosa que por momentos ofrece, como bien dices, breves instantes de certeza. Tratamos de dejar significados en el aire y de tender a sugerir ideas más que a transmitir un relato concreto o cerrado.

Relacionado con lo anterior, ¿para vosotros la mayoría de las letras del disco tienen significado o se ha ido revelando y cambiando a medida que teníais las canciones compuestas y ha ido pasando el tiempo?

A veces hay desde el principio un significado claro que orienta la composición de la letra. Otras veces, es al revés: los versos de entrada no nos remiten a nada en particular y sin embargo, tras un tiempo, terminamos extrayendo de ellos sentidos e impresiones inesperadas. Sobre esto no hay nada escrito (nunca mejor dicho).

En el 2018 ganasteis el concurso de maquetas del Autoplacer, algo que os ha servido como empujón para publicar este primer LP. ¿Visteis el ganar el concurso como un punto de inflexión en la carrera de Tulip?

Lo cierto es que es muy probable que si no hubiésemos ganado este concurso, no se nos hubiese pasado por la cabeza lanzarnos a la aventura de producir y costear la edición de un LP... Este acontecimiento nos sirvió como impulso decisivo para seguir apostando por la banda y conducirla a un nivel un poco más serio.

"A veces hay desde el principio un significado claro que orienta la composición de la letra. Otras veces, es al revés: los versos de entrada no nos remiten a nada en particular y sin embargo, tras un tiempo, terminamos extrayendo de ellos sentidos e impresiones inesperadas. "

Óscar, aparte de Tulip, también formas parte de Dois y Seda. ¿Sientes que cada proyecto de los que formas parte se encuentra muy bien delimitado o en algún momento hay ideas que has probado en alguna de tus bandas y has sentido que encajan mejor en otra?

Casi siempre tengo claro cuando compongo qué es lo que encaja en una y otra banda. Aunque alguna vez me ha pasado que no tengo muy claro dónde colar una guitarra o melodía en particular (sobre todo en Dois y Tulip, que son grupos de guitarras con muchos rasgos en común) y he terminado por escoger un poco a ciegas, de un modo más bien intuitivo.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta a la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Nuestra pregunta, a tenor de las turbulencias de nuestro panorama patrio, es: ¿Socialismo o libertad?

Del mismo modo tengo una para vosotros a cargo de Ian Sweet, dice así: si pudieses ser un animal, ¿cuál serías?

Una gaviota de las que roba bocadillos a los turistas en las Cíes.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *