Entrevistamos a

Toy

"Creo que todo lo que ocurre detrás de las partes más melódicas es lo que marca el camino y la esencia del grupo. "

Por -

Toy siguen mostrando un gran afán por no facturar dos trabajos iguales. Desde sus inicios donde las canciones con estructura clara y guitarras que miraban hacia momentos de ruptura noise, han ido avanzando amoldándose a un sonido claramente shoegaze pero de matices muy bien diferenciados según el disco correspondiente. Esto los ha llevado a una nueva referencia titulada Happy in the Hollow donde han sabido como recrearse en los medios tiempos, afrontando una nueva forma de hacer canciones prácticamente desde cero para primar más que nunca el apartado atmosférico. Todo esto ha desembocado en un trabajo que conserva en todo momento buenas dosis de misterio, todo ello entremezclado con un espectro de sentimientos sombríos y solitarios que se mantienen más o menos constantes a lo largo de sus referencias. A través de temas como ‘Last Warmth of the Day’ podemos comprobar esa mirada hacia los sonidos más hipnóticos pero al mismo tiempo conservando una extraña calidez, propia de saber cómo acomodar a la perfección su torrente guitarrero apartándose del brío al que nos tenían acostumbrados. Sin ir más lejos, ‘You Make Me Forget Myself’ ejemplifica a la perfección la buena integración de todos los instrumentos que han sido capaces de lograr en esta nueva etapa, consiguiendo conquistarnos desde un lado muy diferente a lo que nos mostraron en su debut. Aprovechando lo reciente de este nuevo lanzamiento y la gira que el grupo ofrecerá por nuestro país, entrevistamos a su teclista Max Oscarnold, también miembro de The Proper Ornaments.

Escuchando el disco, quizás lo primero que uno observa es como por lo general habéis conseguido unas canciones más serenas, con menos revoluciones por segundo. ¿Crees que vuestro estado de ánimo a la hora de componer estos nuevos temas os apartó del lado guitarrero más intenso de vuestra música?

Recuerdo que volvimos de dos largas giras cuando comenzamos a reunirnos de nuevo para componer lo que acabaría siendo este disco. Probablemente nos encontrábamos en una situación de gran cansancio, al mismo tiempo que sentíamos el letargo del verano. De pronto nos vimos tocando nuestras guitarras españolas en el jardín, por lo que creo que todo llegó de una forma muy natural e inconsciente acerca de cómo nos estaban quedando estas canciones.

 

Es curioso como en este disco no hay un single muy claro, quizás funcionando mejor que nunca como conjunto. ¿Crees que esta idea ha estado en cierta medida presente a la hora de trabajar el disco?

En realidad creo que no. Trabajamos cada canción de forma concienzuda, tratando de situar cada elemento en los temas en el lugar correcto. Sin embargo también éramos conscientes de que en el fondo teníamos que sacar un disco hacia adelante, por lo que hubo momentos en los que necesitamos tomar una perspectiva diferente para ver cómo encajaban las canciones entre sí. Un poco como hacen los sastres cuando observan como combinan las piezas que van logrando.

También me gusta mucho el ambiente que habéis logrado en estas canciones, mostrando un lado atmosférico más marcado que nunca. ¿Crees que en estas nuevas canciones todo lo que ocurre detrás de la melodía es más importante que antes?

Creo que todo lo que ocurre detrás de las partes más melódicas es lo que marca el camino y la esencia del grupo. Esto es algo de lo que también he ido siendo cada vez más consciente en otras bandas. A pesar de ello, si le quitas toda la ambientación tiene que haber una melodía clara. Básicamente es necesario que si tú tocas una canción solo con una guitarra acústica, tiene que sonar de forma decidida.

"Trabajamos cada canción de forma concienzuda, tratando de situar cada elemento en los temas en el lugar correcto."

He leído que en este nuevo disco fue producido y mezclado sólo por vosotros. ¿Crees que esta experiencia incluso provocó que vuestra capacidad de experimentación fuese más allá para conseguir el disco más diferente respecto a los anteriores?

Sin lugar a dudas. Esta fue la primera vez que llevamos a cabo estos procesos por nuestra cuenta, exigiéndonos más que nunca a nosotros mismos. Fue un trabajo relacionado con ver hasta donde podíamos llegar, teniendo que aprender cómo las cosas se pueden sacar adelante sin nadie a nuestro alrededor que aporte su experiencia.

Relacionado con esto, ¿la parte técnica de estos procesos fue un gran inconveniente para vosotros?

Al final resultó ser un inconveniente que poco a poco se ha ido transformando en algo así como uno de nuestros puntos fuertes. Todo lo que hemos aprendido a la hora de facturar este disco nos será muy útil para el futuro, siendo un proceso de aprendizaje bastante liberador y al final una de las cosas con las que más hemos disfrutado como banda.

Entonces, ¿crees que el siguiente disco de Toy será producido por vosotros mismo de nuevo?

Dependerá bastante de como sean las próximas canciones que tengamos. Ahora mismo estamos muy convencidos de volver a hacerlo todo por nuestra cuenta si logramos unas canciones que estén orientadas en una dirección muy determinada. Esto no implica que no estemos abiertos a colaborar con otras personas, claro.

"Cuando nos ponemos alguna banda sonora de artistas como John Barry o Bernard Herrmann nos acabamos dando cuenta del lado cinematográfico que tienen nuestras propias canciones."

Canciones como ‘The Willo’, parecen tomar inspiración de alguna banda sonora. ¿Sentís que este tipo de composiciones han formado parte de vuestras influencias?

Creo que es algo que siempre ha estado ahí. Cuando nos ponemos alguna banda sonora de artistas como John Barry o Bernard Herrmann nos acabamos dando cuenta del lado cinematográfico que tienen nuestras propias canciones.

Otro aspecto de vuestra trayectoria que me parece interesante es como el sonido de vuestras guitarras ha ido cambiando desde que comenzasteis. ¿En cada disco empleáis mucho tiempo probando nuevos efectos y pedales en vuestras guitarras hasta conseguir un sonido concreto?

Lo cierto es que sí. En nuestra música siempre hay un componente de experimentación entorno al sonido de las guitarras. Este hecho no siempre implica que utilicemos muchos pedales, sino más bien una simple guitarra conectada a un amplificador y saber cómo poder combinar entre nosotros los sonidos que logramos. Por ejemplo Dom lo que hace muchas veces es investigar un montón de acordes diferentes, lo que hace que todo parezca más armonioso.

 

Mi canción favorita del disco es ‘You Make Me Forget Myself’, conteniendo un ambiente de lo más comedido y progresivo. ¿Cómo surgió este tema?

Esta canción principalmente surgió alrededor de una guitarra acústica con cuerdas metálicas, algo que parece bastante peculiar, ya que a través de ahí conseguimos crear un ambiente de lo más interesante. Al final para conseguir situaciones más atmosféricas resulta casi recurrir a los elementos más simples.

Vuestras letras siempre contienen un lado bastante reflexivo y en cierta medida bastante infeliz. ¿Crees que estos sentimientos se han acentuado incluso más en este disco?

Quizás pueda ser, pero lo cierto es que muchas veces un sentimiento melancólico puede desencadenar una visión más relajada sobre ello, logrando que a lo largo de la canción incluso tenga un efecto de lo más curativo. Creo que al final este ejercicio es una buena forma de emplear la música con una finalidad.

"Muchas veces un sentimiento melancólico puede desencadenar una visión más relajada sobre ello, logrando que a lo largo de la canción incluso tenga un efecto de lo más curativo"

A lo largo de este disco destaca más que nunca tú papel en los teclados y en general en el ambiente del disco que podría conectar con algunos momentos de tu otra banda The Proper Ornaments. ¿Crees que tu trabajo en el grupo ha aportado muchas cosas nuevas?

Me parece que esta pregunta tendría una mejor respuesta si te respondiesen el resto. Lo que siento es que nuestras personalidades en el fondo son bastante diferentes y cada uno aportamos cada vez más un toque propio a las composiciones.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál fue la primera canción que recuerdas haber escuchado?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Katie de Free Cake for Every Creature, dice así: ¿cuál fue el primer directo que disteis y que tal fue?

Nuestro primer directo fue en The Lexington al final del 2010. Tan solo se lo dijimos a 5 amigos, por lo que el resto de la audiencia había ido a ver a otro grupo. Tengo todos los recuerdos muy borrosos de ese día, tampoco me acuerdo de mucho más.

Toy actuarán en nuestro país en Bilbao (13/03, Kafé Antzokia Club), Madrid (13/03, Siroco), Zaragoza (14/03, Las Armas) y Barcelona (15/03, Sidecar).
Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *