Entrevistamos a

The Levitants

"Nos gusta contar las historias que de otra manera no podríamos expresar sin destrozarnos en el intento"

Por -

El trío vallisoletano acaba de regresar con un nuevo LP titulado Enola, continuando con su incansable búsqueda a la hora de explorar sonidos que parten del post punk menos clásico para alejarse hacia horizontes bien diferentes. Caracterizándose siempre por ser una banda de sonidos oscuros y amenazantes, esta entrega continúa por los mismos derroteros a la par de recrudecer alguna de sus partes e indagar en una exploración guitarrera relacionada con los ambientes enigmáticos. Está claro que ante todo estas canciones poseen un gran tesón a la hora de lograr melodías que huyan de lo brumoso para poder evidenciar que lo suyo también está relacionado con sacar un lado impulsivo. En definitiva, una propuesta mejorada y fortalecida con la que conquistar nuevos terrenos. Aprovechando lo reciente de esta nueva entrega entrevistamos a Sergio, vocalista  y guitarra del grupo.

Siempre habéis sido una banda de sonido oscuro y afilado, pero quizás en este Enola habéis ido incluso más allá en este apartado. ¿Consideráis que vuestro hábitat natural se encuentra dentro de un sonido que apela a lo tenebroso y enigmático?

Podría decirse que nos gusta jugar con los claroscuros, somos un grupo al que le gustan los contrastes. La oscuridad siempre nos ha atraído pero también tenemos momentos de mucha luminosidad. Con Enola hemos acentuado este juego.

 

En relación un poco con la pregunta anterior, vuestras canciones suelen explorar sucesos un tanto agónicos o que ponen al límite al individuo. ¿Creéis que las situaciones más amenazantes resultan ser vuestras mejores aliadas a la hora de escribir?

Nos gusta contar las historias que de otra manera no podríamos expresar sin destrozarnos en el intento. La música es un gran catalizador para poder asimilar ciertas cosas que escapan a nuestro control.

Más detalles de esta nueva entrega. Tengo la sensación de que estas canciones son quizás menos rígidas y con muchos más cambios de ritmo que en anteriores entregas. ¿Desde dentro sentís que habéis intentado revolucionar en cierta medida vuestra forma de estructurar los temas?

Totalmente. Con Coimbra creo que dimos un gran paso para encontrar nuestro sonido pero cuando lo compusimos aún estábamos definiendo el formato de trío sin bajo y con una sola guitarra. Después de la gira presentación de Coimbra estábamos mucho más rodados y eso ayudó a que Enola surgiese de una manera muy natural, no conocíamos el camino pero si la dirección que debíamos tomar.

"La oscuridad siempre nos ha atraído pero también tenemos momentos de mucha luminosidad. Con Enola hemos acentuado este juego. "

En esta ocasión el apartado sintético también parece de lo más variado que de costumbre. ¿Habéis dedicado mucho tiempo a la hora de explorar sonidos sintéticos que puedan contrastar bastante entre sí?

Levitants somos un trío de cabezotas con las cosas mucho más claras en cuanto a lo que no nos gusta que con respecto a lo que nos gusta. Eso nos lleva a experimentar mucho en busca del sonido perfecto para cada canción desde el principio. Además sentimos que nuestros temas son organismos vivos en constante evolución de ahí que canciones anteriores a Enola hayan evolucionado de la mano a las de Enola, y Enola ya está evolucionando casi con el nuevo material que estamos preparando.

‘Enola (M De Llorar)’ es el tema que da título al trabajo y quizás también es el que suena de una forma más nostálgica y lánguida. ¿Qué historia se esconde detrás de esta canción?

La letra de Enola cuenta una historia que soñé hace tiempo acerca del amor entre dos fantasmas en una ciudad que en mi sueño parecía una mezcla perfecta entre Fargo y Valladolid. La canción la compusimos un domingo de resaca y se nota.

‘Kolmanskop’ es una canción que me llama la atención especialmente por sus teclados telúricos y el estribillo tan desgarrador que presenta. ¿Sentís que este tema es de los más pasionales que habéis compuesto?

'Kolmanskop' fue el último tema que compusimos para el disco y seguramente el tema que menos hemos tardado en componer nunca, eso hace que sea uno de los temas más directos y desgarradores que hemos hecho.

No habéis querido dejar pasar la oportunidad de cerrar este disco con ‘Coimbra’, tema que dio título al anterior y que en cierta medida supone un punto álgido en vuestros directos. ¿Desde un primer momento tuvisteis claro que no podía faltar esta canción en este nuevo LP?

'Coimbra' es el tema que nos dio a conocer y propició de algún modo el nacimiento de Enola, por eso decidimos incluirlo al final del disco. Dudamos mucho de esta decisión pero al final apostamos por incluirlo y según parece ha sido un acierto ya que la gente que nos ha conocido ahora ha descubierto el tema que nos ha traído en parte hasta aquí. También a nuestros fans más fieles les ha parecido un acierto poner al tema en el lugar que se merecía dentro de un larga duración.

"La música es un gran catalizador para poder asimilar ciertas cosas que escapan a nuestro control. "

Leyendo un poco la nota de prensa de vuestro nuevo disco, llama mucho la atención la anécdota en Kirguistan de vuestro tema ‘On the Top’ perteneciente a vuestro disco Gravity for the Masses, obteniendo esta canción casi 70000 escuchas en Shazam. ¿Llegaron a contactaros desde este país explicando lo sucedido o tuvisteis que indagar bastante hasta dar con el motivo de tantas escuchas?

La verdad es que nos enteramos por casualidad cuando un colega nos dijo que había flipado con que tuviésemos tantos más shazams de ese tema que muchos grupos famosos de temas muchísimo más conocidos. En ese momento comenzamos a investigar y gracias a la plataforma de Shazam especial artistas nos dimos cuenta que el grueso de los shazams procedían de Kirguistán y sobre todo su capital. De hecho los shazams siguen aumentando día a día así que debe de seguir escuchándose por esa región. No descartamos hacer una parada dentro de alguna gira futura para investigar sobre el terreno (risas).

Siempre parece que si un grupo no proviene de las grandes ciudades al estilo de Barcelona o Madrid se minimizan las posibilidades de su alcance. Vosotros que habéis crecido y vivís en Valladolid, una ciudad que no resulta tan mediática, ¿habéis experimentado este sentimiento?

Preferimos ser la resistencia, desde siempre ha habido gente que nos ha dicho que nos mudemos pero siempre hemos creído en lo que hacemos y en nuestra forma de hacerlo. No somos un grupo más de una escena, somos The Levitants y hacemos las cosas a nuestra manera. Preferimos abrir nuestros propios caminos que seguir los que han abierto otros.

"Levitants somos un trío de cabezotas con las cosas mucho más claras en cuanto a lo que no nos gusta que con respecto a lo que nos gusta. Eso nos lleva a experimentar mucho en busca del sonido perfecto para cada canción desde el principio. "

Ya no solo con la gira que tenéis preparada de cara a la presentación de este nuevo disco, sino también con la que ofrecisteis presentando Coimbra. ¿Cómo de complicado es preparar una gira por vosotros mismos sin tener nadie detrás?

Hasta hace un año volamos solos y a pesar de lo duro de la autogestión nos ha ido siempre muy bien, el diciembre pasado firmamos con Subterfuge Records y ahora mismo son ellos y nuestro manager los que hacen el trabajo que antes hacíamos nosotros de booking y promo. Aun así seguimos controlando todo lo que rodea al grupo pero ahora nos podemos dedicar a tocar y componer con algo más de libertad.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejen una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Cuál es el lugar más extraño en el que has actuado?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Azniv de Bedouine, dice así: ¿Cómo te las apañas para empaquetar de forma eficiente todas las cosas que necesitas llevarte de gira?

Solemos llevar pocas cosas a parte del backline para poder viajar ligeros en una furgo no muy grande, al ser un trío nos apañamos bastante bien. Tenemos bastantes más problemas en cuanto al espacio con el tema camas ya que Dani mide aproximadamente 1’90, yo 2’02 y Juan necesita mucho espacio para su mundo interior.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *