Entrevistamos a

The KVB

"Nuestra intención es crear una hipnótica, cinemática e inmersiva atmósfera."

Por -

El dúo británico ha demostrado a lo largo de sus dos trabajos lo bien que se les da eso de lograr el shoegaze más inquietante y con un cierto toque espacial. Recogiendo lo mejor del post punk británico ochentero de grupos como The Chameleons, The KVB basan lo especial de propuesta en sonidos asfixiantes donde los sintetizadores entran mucho en juego. Manteniendo un ritmo compositivo espectacular con seis referencias en poco más de tres años, su último trabajo Out of Body ha centrado todos los focos de la forma debida. Un sonido más condensado, en el que las referencias a Jesus and Mary Chain se vuelven más evidentes pero al mismo tiempo encuentran el manto de grises perfecto. Temas como ‘Heavy Eyes’ te atrapan en su misterio y consiguen el efecto hipnótico perfecto. Aprovechando que el grupo forma parte de la programación del Primavera Sound, hemos aprovechado para entrevistarlos.

Vuestra música tiene la elegancia propia del shoegaze influyendo un fuerte efecto de los sintetizadores. ¿Crees que este hecho es algo distintivo de vuestra música?

Nuestra intención es crear una hipnótica, cinemática e inmersiva atómsfera, nómbralo como quieras.

Parece que la máxima popularidad del shoegaze se vivió en los 90 con bandas como Mojave 3 o Slowdive. ¿Crees que cada vez que la gente habla sobre el shoegaze implica mirar hacia los 90?

No del todo, había buenas bandas de este género antes de eso y desde luego ha habido muchas más desde los 90. Personalmente, no he escuchado demasiado de las bandas que has mencionado, y aunque aprecio su estética de su música, no diría que tienen demasiada influencia sobre nosotros.

Vuestras primeras referencias como The KVB, llegaron con The Black Sun casette e Into the Night EP, pareciendo que desde vuestros inicios teníais muy claro el tipo de música que queríais hacer. ¿Siempre habíais tenido en mente montar una banda de estas características?

Quería crear el tipo de música que yo quería escuchar, nunca hubo un plan sobre qué características tener, tan sólo experimentamos con música.

La mayor parte de vuestro material fue grabado en vuestro propio estudio. ¿Fue difícil para vosotros o resultó ser en el fondo algo muy positivo?

Las limitaciones que te encuentras cuando grabas un disco en tu propia casa nos ayudaron a desarrollar nuestra propia estética. Te ves obligado a experimentar con las restricciones que el hecho de trabajar así te impone, te ayuda de algún modo a encontrar tu estilo a la hora de trabajar.

   

Vuestro último EP Out of Body fue el primero que grabasteis fuera de vuestro estudio casero, concretamente con Anton Newcombe en Berlín. ¿Cómo fue la experiencia?

Se grabó en el estudio de Anton, pero él no estaba allí. Grabamos el EP con su ingeniero Fab juntamente con Joe Dilworth, que contribuye con la batería. Fue un proceso distinto al que estamos acostumbrados, lo cual es interesante y aprendimos mucho.

Vuestro primer LP Always Then, contiene profundos sonidos y ambientes oscuros, incluyendo guitarras afiladas en canciones como ‘Here it Comes’. ¿Bajo qué circunstancias crees que es ideal escuchar este disco?

Bien alto, en algún lugar lejos de todo, y preferiblemente con wishky.

Creo que este LP refleja el gran espectro de canciones que podéis obtener, mostrando un sonido muy distintivo. ¿Cómo fue el proceso de composición de este trabajo?

Fue todo compuesto en casa con una máquina Fostex DAT, durante varios momentos de 2011. Nada fue grabado con la idea preconcebida de hacer un álbum, la idea de hacerlo salió a finales de ese año y escogimos una selección de las mejores canciones que habíaoms grabado, mezclando la base del material con sintetizadores con algo de garage y guitarra.

   

Después de este LP, llegó Immaterial Vision, mostrando un sonido un poco más recrudecido. ¿Os gusta explorar con las asfixiantes atmósferas propias del post-rock?

Siempre intentamos explorar nuevos sonidos y atmósferas en cada lanzamiento. Immaterial Visions tiene una visión más electrónica y claustrofóbica.

Aunque lanzasteis Immaterial Visions y Minus One en 2013, las canciones de estos trabajos fueron escritas en 2011 y 2012. ¿Por qué decidisteis editarlas estos meses después de que fueron creadas?

El material de Minus One, se grabó originalmente durante un fin de semana durante las mismas sesiones que Always Then, pero sentí que allí había una peculiar vibración que no encajaba con las otras cosas que estaba grabando entonces, así que me guardé esas canciones juntas. La decisión de relanzarlo en 2013 vino después cuando una productora nos ofreció darle el completo lanzamiento que se merecía.

Hace unos días habéis publicado vuestro último LP hasta la fecha llamado Mirror Being in June. Este disco contiene una colección de rarezas instrumentales y experimentos análogos que habéis hecho a lo largo de estos años. ¿Teníais en mente lanzar algún día este material instrumental o fue algo más bien inesperado?

No era algo que hubiéramos pensado nunca, pero estamos muy influenciados por bandas sonoras de películas y nos encantaría conseguir hacer una algún día. Originalmente, Mirror Being iba a estar solamente en una edición limitada en cassette, pero después de recibir tan buena acogida y del interés de Inavada, naturalmente se relanzó en vinilo y CD.

Esta semana actuaréis en el Primavera Sound. ¿Qué grupos no os vais a perder?

¡Hay muchos! Por nombrar algunos Panda Bear, Pharmakon, Einsturzende Neubauten.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Cuál fue tu peor concierto y por qué?

Del mismo modo tenemos una para vosotros de Les Marinellis, dice así: ¿cuál es vuestro color favorito y por qué?

Azul Klein, es sofocantemente hermoso.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *