Entrevistamos a

The Dodos

"A veces pienso que cuando escribo canciones básicamente estoy tratando de darme a mí mismo consejos."

Por -

The Dodos son una banda de experiencias muy intensas reflejadas en sus temas. Sus seis trabajos publicados hasta la fecha los avalan, presentando un panorama en la mayoría de los casos oscuro pero necesario. Su último trabajo Individ rompe en cierta medida esta tónica en cuanto a sonoridad pero no en contenido. Recuperando una mayor energía e impulsándolos con rabia para desgranar las 9 canciones que contiene el trabajo, también nos encontramos un sonido cada vez más complejo a base de teclados y sintetizadores. La semana que viene llegan a nuestro país por lo que la ocasión es perfecta para preguntarle a Meric Long por cómo les van las cosas y que es lo que realmente entraña su música.

Hola, ¿qué tal va todo?

Todo genial, la gira sigue su curso y no tenemos ningún hueso roto de momento.

Hace poco editasteis vuestro nuevo trabajo Individ. ¿Estáis recibiendo buen feedback de vuestros fans?

Si por buen feedback te refieres a gente lanzándonos restos de pizza al escenario, la respuesta es sí.

Aunque Individ fue grabado inmediatamente después de las cenizas de Carrier, parece que no tienen muchas cosas en común. ¿Buscasteis un cambio rápido después de componer Carrier?

No, fue algo muy natural. En Individ pudimos enseñar todas las cosas que fuimos aprendiendo mientras hacíamos Carrier, aunque de una forma más confortable y también más rápida.

"En Individ pudimos enseñar todas las cosas que fuimos aprendiendo mientras hacíamos Carrier."

En Individ parece que recuperáis vuestra energía, tocado de una forma más incisiva y rápida que en Carrier. ¿Ha existido un cambio de actitud a la hora de encarar este último trabajo?

Teníamos muchísimas ganas de volver al estudio con Ian y Jay Pellicci, pero también teníamos la intención de hacer este disco lo más excitante posible. En la primera sesión grabamos 9 canciones y al menos la mitad de ellas eran bastante suaves. Cuando regresamos a rematar el disco, cambiamos esa delicadeza en temas más peleones, obteniendo canciones como ‘Competition’, ‘Retriver’ y ‘Precipitation’.

Generalmente la prensa dice que habéis regresado a vuestras raíces. Sin embargo, yo creo que os habéis adentrado en un sonido más complejo, obteniendo un disco muy completo. ¿Creéis que este disco es un punto de inflexión en vuestra carrera?

Bien, definitivamente sentimos que hemos traspasado alguna barrera, siendo muy meticulosos en cada detalle. ¿Me entiendes, no? Por ello, ahora sentimos que todo está más abierto en términos de dónde dirigirnos en el futuro. No hay ningún apego al pasado… quizás el próximo disco podría ser una polka. Conozco a un chico que me podría ayudar, jaja.

"Definitivamente sentimos que hemos traspasado alguna barrera, siendo muy meticulosos en cada detalle."

Las canciones más largas del trabajo aparecen en la primera y en la última posición. ¿Fue algo premeditado?

Teníamos claro que canción tenía que abrir y cual tenía que cerrar, pero fue difícil colocar el resto. ‘Pattern/Shadow’ fue la primera canción que grabamos, nuestro buque insignia y la dejamos bastante tiempo como la primera canción del trabajo. Para mí, es muy definitoria del disco y de algún modo la utilicé para obtener el resto de las canciones. Sin embargo, al final me cree algo de presión personal y admití que no tenía mucha idea de que cual es el mejor orden de temas a la hora de hacer un disco. He aprendido que mi sentido para las canciones es bastante estúpido y no muy popular. Por ejemplo, no quise incluir ‘Fools’ cuando grabamos Visiter.

‘Competition’ es la primera canción que conocimos del trabajo y probablemente la canción más inmediata que habéis hecho. ¿Teníais claro a la hora de componerla que sería la perfecta introducción al trabajo?

Está un peldaño por encima del resto en cuanto a carácter pop, por lo que fue la opción más obvia.

 

‘Pattern/Shadow’, el último tema del disco, contiene un gran espíritu de experimentación, cambiando su sonido en cada minuto. ¿Cuál crees que es la mejor forma de conseguir este tipo de canciones?

Esta canción fue una hipótesis no probada hasta el momento. Había escrito todas sus partes y no tenía idea de cómo construir un puente para unirlas, por lo que cuando me puse a grabarla y nos llegaron los petardazos que daba por monitores, ¡nos quedamos en shock! Hay una distorsión golpeando muy fuerte durante la segunda mitad del tema que cuando la escucho con los cascos adecuados creo que es lo más arrollador que he escuchado nunca… Cuando las cosas funcionan no hay mayor sentimiento de felicidad.

Siempre habéis incluido en vuestros temas letras muy reflexivas y en cierto sentido crípticas. La parte de ‘Darkness’ en la que dices “These are not my eyes /But I know how to close them” me llamó mucho la atención. ¿Crees que a veces una metáfora puede expresar mejor un sentimiento que mencionando explícitamente ese sentimiento?

Antes solía ser mucho más literal con mis letras, pero supongo que cuando uno se va haciendo mayor las cosas se vuelven más interesantes y resulta más difícil expresar todo lo que sentimos y que alcanza un cierto grado de complejidad. Por lo que sí, resulta mucho más preciso en términos de la experiencia humana ser menos directo, es decir, no sé exactamente a lo que se refiere cada una de las líneas de mis canciones, pero sé que en conjunto es algo honrado y preciso acorde a la experiencia que me provocó escribir el tema. Eso creo que es lo más importante.

"Resulta mucho más preciso en términos de la experiencia humana ser menos directo en las letras."

Hablando un poco más de vuestras letras, a menudo contienen situaciones oscuras y solitarias, afrontados con un tono muy calmado. ¿Crees que incluir todo esto en los temas ayuda a afrontar la situación real?

Sí, a veces pienso que cuando escribo canciones básicamente estoy tratando de darme a mí mismo consejos… Por ejemplo, hay muchas situaciones en las que no puedo soportar estar solo del todo y escribir canciones me saca de ese estado temporal, fingiendo que puedo soportar la situación mejor que lo que ocurre en realidad. Creo que es muy interesante experimentar ese punto de vista, pero no ayuda a la hora de afrontar la situación tal cual se presenta. Es una especie de engañar el camino en el que ocurren las cosas, algo así como decir “estoy aquí escribiendo esta canción por lo que de momento estoy conforme con lo que me pasa”, sin embargo es solo un pequeño descanso que me evade de mí mismo.

Algunas de vuestras señas de identidad son vuestra potente percusión y tu cruda forma de tocar la guitarra. ¿Resulta difícil para vosotros mantener estas señas de identidad sin perder los matices de los temas?

Todo sale de una forma natural y llegados a este punto resulta realmente difícil que las canciones no se muestren así… o al menos lograr la plenitud del tema sin estas señas de identidad. Estas son cosas que aprecio mucho encontrarme en otros músicos, no siempre por supuesto, pero me encanta tocar muy fuerte y dejarme llevar.

 

A lo largo de estos años podemos hablar de un sonido reconocible en vuestra música que resulta complicado de clasificar. Sin embargo, ¿cuáles son las influencias de las que partieron algún día The Dodos?

Resulta difícil comentar esto a estas alturas. Hay un montón de cosas que se han cruzado en nuestro camino, pero podría decirte que John Fahey y Tool están en nuestro top.

Ya de paso, ¿alguna buena banda actual que recomendarnos?

Hay un grupo increíble llamado Absolutely Free que nos encantan y en directo aún son más increíbles.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuándo llegaremos a conocer aliens?

Del mismo modo tenemos una para ti de Jackson Scott, dice así: ¿cuál es tu animal marino favorito?

¡Un Manatí!

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *