Entrevistamos a

Terrier

"Claramente el humor, la ironía o el cinismo ocupan mucho espacio en nuestras letras. Al final nosotros hacemos esto para divertirnos. No pretendemos cambiar el mundo, solo queremos divertiros."

Por -

Terrier son de esas bandas que siempre son capaces de crear unas canciones destinadas a corearlas sin ningún tipo de complejo, partiendo siempre de pequeñas dosis de rabia. Así es como poco a poco han ido moldeando un estilo de lo más reconocible a estas alturas, entrelazando sus voces de forma alegre y echando mano a momentos de garage latiente donde la vena pop es la que acaba marcando las diferencias. De este modo en este nuevo Algo para Romper es el disco que mejor funciona como conjunto en la trayectoria de la banda afincada en Madrid. Reafirmándose en su forma de hacer canciones, consiguen llevarlas por momentos a ese límite donde lo lírico parece que va a colapsar, sin embargo el apartado instrumental siempre sabe cómo reconducirlo todo hacia una parte más aliviadora. Estamos por lo tanto ante un conjunto de canciones de lo más impulsivas, generosas en las múltiples melodías que conviven en cada tema y con momentos líricos de doble filo con los que dinamitarlo todo. Aprovechando su reciente lanzamiento los entrevistamos.

A lo largo de vuestros tres LPs parece que habéis alcanzado un sonido de lo más identificativo, apostando siempre por una vena pop muy bien enmascarada en el apartado guitarrero. ¿Desde dentro sentís que con el paso de los discos habéis alcanzado un estilo muy propio?

Sí, es algo bastante particular. No se nos ocurre otro grupo que haga lo mismo aquí. Aunque no es nada deliberado, nosotros queríamos sonar como Sonny and the Sunsets o como los Fresh and Onlys y acabamos aquí… qué vamos a hacerle.

Vuestras canciones siempre me han sonado de lo más eufóricas incluso cuando la letra apunta en una dirección muy diferente. En esta ocasión este sentimiento vuelve a estar de lo más presente desde la inicial ‘Cómo un Volcán’. ¿Intentáis siempre que vuestras canciones se muevan en este espíritu eufórico por encima de todo?

No lo intentamos, todo lo que se hace aquí es bastante espontáneo. Es cierto que hay muchas canciones que van siempre para arriba. Puede tener que ver con que nos guste huir un poco de las estructuras tradicionales para los temas; o puede que tenga que ver con que somos una gente bastante eufórica (risas).

Relacionado con este sentimiento mostrado en vuestras canciones, ¿a la hora de componer los temas sois muy impulsivos? Es decir, ¿os soléis dejar guiar por una primera idea o sois más bien de darles muchas vueltas a las canciones?

Bueno hay de todo. Al final lo más importante de todo esto son las canciones. Ellas mandan. Algunas surgen como terminadas, no necesitan nada. Alguna parte seguro que no te acaba de convencer pero no lo tocas porque es como un bloque. Luego hay otras ocasiones en que la canción que terminas grabando no se parece en nada a la original.

"Nosotros queríamos sonar como Sonny and the Sunsets o como los Fresh and Onlys y acabamos aquí… qué vamos a hacerle."

También llama mucho la atención la intensidad mostrada a lo largo del disco. Quizás solo ‘Cuando Llegue el Momento’ y ‘El Vendaval’ se mueven en menos revoluciones. ¿Siempre tenéis en la cabeza la idea de lograr un trabajo que funcione bien en conjunto y se pueda escuchar del tirón?

¿Y las que son entre fuerte y flojo? Tu solo distingues dos velocidades. Rápida y lenta. Pero yo creo que hay una velocidad intermedia. ‘Oro y Marfil’ y ‘Postales de Muertos’ pertenecen a ese intermedio.

Teníamos 16 canciones para hacer el disco, grabamos 12 y finalmente salen 11 en el disco. En este proceso a parte de valorar cuál son las mejores canciones, tienes en cuenta otras cosas. Y una de ellas si es el que el disco quede proporcionado, bajo tu punto de vista claro. Y ese porcentaje (60 por ciento acelerado, 20 por ciento intermedio y 20 por ciento lento) nos representa bastante.

En cada disco que pasa parece que se acentúa más y más vuestra cara más pop bien representada en las melodías. ¿Pensáis que con cada trabajo que habéis ido publicando se ha ido acentuando esta característica?

Puede ser y la melodía es algo que hemos ido aprendiendo a trabajar y a querer. Hemos aprendido a juguetear un poco más con las voces, a evolucionar las melodías.

De todas formas nos parece que en el disco hay varias canciones que se alejan del pop como pueden ser ‘Estupendo’ o incluso ‘Cuando llegue el momento’. Hay bastante rock también.

Seguramente ‘La Constitución’ se pueda interpretar como la canción más política de vuestra carrera. ¿Llevabais tiempo buscando lograr una canción con un mensaje tan claro en este sentido?

Todo lo contrario. Para nosotros fue un poco extraño tratar un tema político o social. Siempre hemos encaminado nuestra música por otros derroteros.

Particularmente cada uno somos bastante activos en ese tema. Es decir votamos, vamos a manifestaciones y tenemos una postura definida. Pero nunca habíamos tratado eso en las canciones, es algo muy delicado y exige mucha exactitud. Respetamos mucho a quien lo hace ojo, pero no nos vemos capacitados.

Pero la situación actual es tremenda, vivimos momentos en los que nuestras libertades cada vez se ven más y más menguadas. Da bastante miedo el punto en el que tenemos la libertad de expresión por ejemplo. Así que ‘La Constitución’ irrumpió y estamos muy contentos con habernos quejado un poco.

Más canciones que llaman mi atención sobremanera en este trabajo. ‘Vegana (Entre Semana)’ me parece de lo más ingeniosa y con un punto de ironía realmente irresistible. ¿Sentís que en los discos de Terrier siempre tiene que haber espacio para canciones con una vocación menos seria y más divertida?

Esto entronca mucho con lo anterior. Claramente el humor, la ironía o el cinismo ocupan mucho espacio en nuestras letras. Al final nosotros hacemos esto para divertirnos. No pretendemos cambiar el mundo, solo queremos divertiros.

En cuanto a ‘Vegana entre Semana’ contarte que está basada en hechos reales (risas). Lili nuestra teclista tiene una lucha constante con el hecho de comer carne. Es algo horrible en muchos sentidos aunque la mayoría no tenemos el valor de hacer nada al respecto. Ella tomó la decisión de no comer carne entre semana. Nos hizo mucha gracia y surgió el tema.

"Hay muchas canciones que van siempre para arriba. Puede tener que ver con que nos guste huir un poco de las estructuras tradicionales para los temas; o puede que tenga que ver con que somos una gente bastante eufórica."

Del mismo modo, ¿creéis que las temáticas que incluís en vuestros temas siempre resultan de lo más variadas o intentáis tirar de vez en cuando de algún elemento recurrente?

No hay elementos recurrentes, cada canción cuenta su historia.

Sinceramente creo que ‘Río Dorado’ es una de mis canciones favoritas de toda vuestra, trayectoria, representando muy lo directo de vuestra música y lo redondas que pueden resultar vuestras melodías. ¿A la hora de sacar este tema adelante notasteis en seguida su potencial?

Es un tema de David y quizás sea la segunda que estuvo hecha del disco. Y bueno, algunos la veían como tú dices muy poderosa, pero otros no. Esto es así. Incluso en el proceso de descartar temas fue una que casi se queda fuera.

Ahora estamos todos de acuerdo en que es un tema bastante cañón y en directo sale tremenda.

"Para nosotros fue un poco extraño tratar un tema político o social. Siempre hemos encaminado nuestra música por otros derroteros. "

El vídeo que hicisteis para ‘La Constitución’ lo grabasteis en Estados Unidos, mientras que el que pusisteis para ‘Évoli’ hace unos años tuvo lugar en Indonesia. ¿Siempre que os vais de vacaciones tenéis claro que vais a volver con un nuevo vídeo?

Somos gente viajera y que trabajamos en el sector audiovisual, así que si va a salir un disco aprovechamos y lo hacemos.

El hecho de viajar a un sitio nuevo es un estímulo tremendo para grabar. Los paisajes y las personas son totalmente distintos para ti, y el grabar se convierte en algo mucho más entretenido de lo normal. Debe ser algo muy parecido a si grabas una serie en un plató durante 8 temporadas y en la novena te dejan salir a grabar a exteriores. Te vuelves loco.

Estos videos al final son como un recuerdo del viaje también. Hay quien te enseñará las fotos de su viaje, nosotros ponemos el videoclip. Es más llevadero.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Como grupo, ¿cuál es la peor decisión que habéis tomado?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Katie de Free Cake for Every Creature, dice así: ¿Cuál fue el primer directo que disteis y que tal fue?

Nuestro primero directo fue en Wurlitzer Ballroom que es una sala muy amiga de Madrid, donde habíamos tocado antes con otros proyectos así que estábamos como en casa. ¡Recuerdo que Lili y Manoli llevaban unas orejas de gato! Y que a la gente le gustó mucho y eso nos animó a continuar. También recuerdo que no recuerdo mucho por la fiesta que nos pegamos después.

Terrier actuarán el próximo 11 de enero en el Dabadaba de Donostia con His Majesty the King and Magic y The Bloody Magic Nails y al día siguiente harán lo propio junto a His Majesty the King en La Salvaje de Oviedo.
Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *