Entrevistamos a

Sylvan Esso

"El hecho de que puedas quererte más porque otra persona te ama es algo que muestra una cara muy desnuda de ti. "

Por -

Amelia Meath y Nick Sanborn han regresado al frente de Sylvan Esso con un disco que replantea todos los cimientos de su música y al mismo tiempo muestra una cara de lo más liberadora. A lo largo de este Free Love (Loma Vista, 2020) vamos a encontrarnos con un punto más de calma en su música, acercándose a su concepción de canciones para ser bailadas de una forma muy diferente a lo que nos mostraron en su anterior What Now (Loma Vista, 2017). Sintiendo como en esta ocasión este trabajo está confeccionado desde la forma de amar más íntima, no solo entre ellos, sino también a las personas de su entorno, resulta de lo más gratificante encontrarnos ante reflexiones tan profundas pero ejecutadas de una forma tan sutil como las presentes en ‘Free’. De esta forma son capaces de lograr que sus composiciones sigan poseyendo esos ritmos pegajosos y beats con los que dejarse llevar a pesar de rebajar las revoluciones. Por ello no es de extrañar que todas las caras de esta obra resulten fascinantes tanto en su conjunto como analizadas de forma individual, transmitiendo nuevas energías a la hora de conducirlo todo hacia un lado desinhibido pero no agitado. Aprovechando lo reciente de este trabajo, hemos tenido el placer de realizar un Zoom con Amelia y Nick.

En los últimos años habéis construido un estudio en el bosque a las afueras de Durham. ¿Creéis que este nuevo espacio ha sido determinante a la hora de trabajar de una forma muy diferente en vuestras canciones a cómo lo veníais haciendo hasta ahora?

Nick: creo que cada vez que cambias el espacio donde haces las canciones afecta mucho. Somos una banda a la que le encanta incluir todo el ambiente y entorno donde los discos han sido grabados. Por lo tanto es una gran parte inherente de este nuevo disco. Todo el tiempo que trabajamos en este estudio estuvo marcado por una curiosa dualidad entre tratar de sentir que estábamos en la naturaleza, pero al mismo tiempo siendo conscientes de la claustrofobia que produce estar encerrado en un lugar como este, ya que la propia sala de grabación no es muy grande. A continuación de ella, estábamos construyendo una más amplia, por lo que constantemente teníamos que desafiar el sonido de martillos y taladros (risas).

Amelia: exactamente. El estudio tal y como lo conocemos ahora se finalizó más o menos al mismo tiempo que este disco. De hecho en ‘Rooftop Dacing’ se puede escuchar algún taladro.

 

Parece que vuestro anterior disco en vivo With fue muy importante a la hora de encontrar una nueva forma en la que crear este Free Love. ¿Cómo ayudaron los conciertos que ofrecisteis interpretando With a la hora de obtener nuevas ideas para este reciente Free Love?

Nick: siento que lo que más nos aportó el tocar With fue el proporcionarnos esa seguridad de que nuestra banda podría ser tal y como quisiéramos. Cuando nos involucramos en este proyecto estábamos muy dubitativos porque se percibiese muy frágil en cuanto a la música que hacemos. Seguramente hemos estado preocupados bastante por ello, teniendo la sensación de que cualquier cambio básico que hiciésemos en el grupo tendría un efecto radical en nuestra música. Sin embargo este disco en directo nos demostró que no importaba lo que hiciésemos porque la esencia de Sylvan Esso iba a seguir ahí. Por lo tanto cuando finalizamos With, fuimos conscientes de que íbamos a tomar decisiones más libres, como por ejemplo realizar las cosas con más tiempo y de una forma más tranquila. También en cuanto al sonido, comprendimos como podríamos hacer canciones más reposadas, más alejadas de nuestra zona de confort, y al mismo tiempo se percibirían como una parte integral y destacada del grupo.

En este nuevo disco, Nick, has estado experimentando mucho con sintetizadores modulares, encontrando nuevas posibilidades en tu música. ¿Crees que este proceso de aprendizaje resultó muy importante a la hora de encontrar un nuevo enfoque en los temas?

Nick: cuando comencé a trabajar en este disco, compositivamente me sentía un poco anclado. Una de las cosas más bonitas sobre los sintetizadores modulares es como la inspiración puede llegar tan solo con una idea conceptual. Simplemente comprobando que ocurriría si conecto esta cosa a esta otra ya puedes hacerte una idea de los cambios que has logrado. ¿Qué ocurre si hago que la voz de Amelia pase por este dispositivo que he montado? Cosas de este estilo te pueden sorprender mucho más rápido que cualquier experimento con otro instrumento, por lo que tienes un abanico de posibilidades mucho más amplio a la hora de tomar decisiones. Cuestiones de este estilo hicieron que nos pudiésemos liberar aún más y sentirnos completamente libres a la hora de comenzar a crear una canción de una forma totalmente electrónica.

"Cuando nos involucramos en Sylvan Esso estábamos muy dubitativos porque se percibiese muy frágil en cuanto a la música que hacemos."

Acerca del el proceso de composición de este disco, creo que los temas conviven de una forma muy natural un montón de melodías y detalles diferentes. ¿En algún momento os resultó complicado saber si una canción estaba terminada o teníais que añadirle más detalles?

Amelia: normalmente comenzamos a escribir una canción cuando tenemos algunos versos o un pequeño estribillo y sentimos que pueda tener el suficiente potencial como para seguir adelante con ella. Por eso siempre me encargo de escribir todas las letras y dibujar las melodías, porque sé que luego Nick va a poder trabajar en ellas de la mejor forma posible. Hasta que no tengo ese sentimiento de que lo que he hecho se podrá mejorar, creo que no me siento con el suficiente potencial como para hacer esa canción. Siempre trato de ir guiando poco a poco los temas para sentir que cualquier paso que realicemos tendrá una gran libertad.

Nick: sí. Siento que la forma en la que creamos las canciones y la rematamos muchas veces se parece a cuando te adentras en el océano y vas caminando poco a poco. Al principio con cada pequeño paso sientes que el agua no te cubre nada, pero luego a un pequeño paso a lo mejor te llega el nivel del agua a la cabeza. Ahí es donde nos damos cuenta de que hemos llegado muy lejos y hay que recapitular. Es una bonita sensación darse cuenta de ello.

Amelia: eso es. También se parece a como cuando estás cocinando y te pasas horneando algo, sin embargo ahí muchas veces la solución es volver a empezar (risas).

Hablando sobre la producción de este disco, creo que en esta ocasión resulta muy importante porque sirve para cohesionar las canciones de una forma muy clara. ¿Sentís que en esta ocasión la producción ha aportado una gran coherencia al disco?

Amelia: creo que esto ocurre porque en esta ocasión no necesitamos tener percusiones o ritmos de baile muy fuertes en cada uno de los temas. A esta conclusión llegamos tocando With en vivo, intentando que la gente disfrutase y se moviese en todo momento, incluso cuando tocábamos lo más cercano a baladas que tenemos. Sentimos que podríamos hacerlo y que lo único que nos faltaba era confianza, por lo que tomamos un riesgo mayor a la hora de rebajar las revoluciones enfocándolo todo a través de la producción.

Nick: sí, creo que el inclinarnos hacia la tranquilidad y la vulnerabilidad nos permitió ver todas las opciones de producción de la misma manera que elegiríamos una letra o un determinado ritmo. Esto también nos abrió un camino en el que la toma de decisiones en la producción ya no solo estaba influenciada por decir que esto suena simplemente bien, sino también por el dinero que queríamos invertir en ella o razones propiamente meta artísticas. Luego también hay cosas que la mayoría de oyentes seguramente no notan porque son detalles mínimos, pero siento que para nosotros llevarlas a cabo supone una especie de conexión emocional que al final repercute en lo que acabamos transmitiendo en los temas a otros niveles.

 

De todo lo que habéis comentado hasta el momento en las presentaciones de los singles de este disco, me llamó la atención la frase de “estamos tratando hacer canciones pop que no estarán en la radio porque resultan muy extrañas”. ¿Desde dentro sentís como este disco os ha alejado de la radio más que el anterior What Now?

Amelia: creo que de alguna forma este disco nos acerca en algunos aspectos a la radio y en otros nos aleja mucho más. Por ejemplo ‘Ferris Wheel’ es la canción de pop más cercana a la radio fórmula que hemos hecho nunca. Pero también otras como ‘Make It Easy’ o ‘What If’ es mucho más experimental y es impensable que eso suene en una radio.

Nick: nos seduce mucho la idea de poder combinar todo este tipo de canciones en un tracklist y que estén en armonía. Algo así como que todos estos temas pueden representar una misma cara de la moneda aunque no lo parezca. Siento que aunque los temas son muy diversos no esconden ideas disparatadas, sino que a todos ellos forman parte de un mismo círculo.

"Creo que el inclinarnos hacia la tranquilidad y la vulnerabilidad nos permitió ver todas las opciones de producción de la misma manera que elegiríamos una letra o un determinado ritmo. "

Entrando en otro tipo de cuestiones, imagino que el hecho de formar parte de la misma banda y vivir juntos tendrá sus ventajas y sus desventajas. ¿Consideras que en el período en el que estáis centrados escribiendo nuevas canciones os resulta muy complicado liberar vuestra mente y desconectar o que no ocurra esto es bueno para intercambiar ideas de forma constante?

Amelia: siempre que estamos escribiendo canciones, que estamos hablando simplemente sobre nuevas ideas, o incluso charlando sobre las cosas del día a día, el truco consiste en defender lo que cada uno creemos y manifestar las cosas que nos molestan. Por ejemplo sí hemos tenido una mañana dura en nuestra convivencia, la tendencia es no desechar de forma clara ese ritmo porque a uno de los dos no nos convence. Así que mejor que desayunemos y cuando hemos tomado cierta distancia, volvemos a ponernos a ello, comprobando como quizás lo que habíamos creado no estaba tan mal. Lo importante ante todo es identificar las cosas que nos provocan que no estemos cómodos.

Nick: es totalmente lo que dices. Manifestar por lo que estás molesto es siempre la mejor decisión.

Hablando ahora sobre la hermosa e íntima ‘Free’, el tema que quizás mejor resume este trabajo, ¿sientes que es quizás la mayor confesión de amor y al mismo tiempo la canción más vulnerable que has hecho?

Amelia: sin lugar a dudas es la cara más vulnerable de Sylvan Esso, porque admite algunas cosas que realmente son muy embarazosas a la hora de hablar del amor hacia otras personas y el amor hacia una misma. El hecho de que puedas quererte más porque otra persona te ama es algo que muestra una cara muy desnuda de ti. También pienso que a medida que te haces mayor, tu vulnerabilidad es lo más fuerte y bravo que puedes compartir con los demás.

"De alguna forma este disco nos acerca en algunos aspectos a la radio y en otros nos aleja mucho más. "

Indagando sobre el título del disco, cuando mencionáis free love, ¿consideráis que tienes en mente todas las formas posibles del amor u os centráis más en el amor romántico?

Nick: creo que refleja muchos tipos de amor diferente, centrándose sobre todo en la forma en la que podemos amar a otras personas. Es importante poder amar de forma libre y poder desbloquear tu interior especialmente cuando te convences a ti mismo de que tienes que cerrarte al amor debido a experiencias pasadas. Creo que tuve muy en cuenta toda la naturaleza que pueden tener las relaciones sentimentales que nos rodean y esa forma de saberlas ubicar en tu vida para que pueda fluir de una forma más libre tu amor.

Creo que este disco contiene un montón de singles potenciales, desde lo que habéis mostrado hasta el momento hasta otros como ‘Numb’, ‘Runaway’ o ‘Ring’. ¿En esta ocasión os resultó más complicado escoger los singles del disco?

Amelia: lo que teníamos muy claro es que ‘Ferris Wheel’ era el single más claro del disco, por lo que fue la primera canción con la que lo presentamos. En lugar de enseñar quizás los singles más divertidos, queríamos mostrar el espectro emocional que esconde el trabajo, algo que esta canción refleja muy bien. Luego ‘Rooftop Dancing’, ‘Frequency’ y ‘Free’ muestran un montón de variantes encerradas en el disco. Con ellas te puedes hacer una buena idea de todas las piezas de baile con las que te vas a encontrar luego.

Nick: creo que es muy importante hacer ver a la gente que canciones como ‘Ferris Wheel’ o ‘Train’, aunque las escuches fuera de contexto, sirven para mostrar el amplio espectro emocional que hay en el disco. Algunas de esas canciones suenan incluso mucho más profundas para mí fuera de contexto que pensando en él.

Amelia: tampoco queríamos mostrar a la gente solo la cara más luminosa del disco. También queríamos que se diesen cuenta de cómo pueden conectar con él espiritualmente.

 

Me gusta mucho como en este disco también continuáis explorando la vía de la música de baile pero de una forma muy diferente a What Now. ¿Creéis que cuando estabais componiendo este disco teníais en mente que fuese muy bailable o es algo que llegó de una forma muy natural?

Amelia: siempre creo que estamos tratando de logar canciones de baile bastante divertidas y que se perciban las unas de las otras de una forma muy diferente. Por ejemplo cuando estaba escribiendo ‘Train’ sabía que iba ser una canción mucho más bailable que ‘Numb’. Sin lugar a dudas quería que ‘Train’ fuese esa canción de baile con la que sacar fuera de ti cualquier tipo de depresión.

Adentrándonos un poco más de las referencias que tuvisteis en mente a la hora de lograr canciones bailables, ¿creéis que cambiaron mucho respecto a lo que os inspiró en What Now?

Nick: con What Now siento que éramos mucho más dispersos a nivel emocional y artístico. Esto no quiera decir que no me guste mucho como quedó el trabajo. Sin lugar a dudas cuando lo compusimos escuchábamos música de baile de una forma muy compulsiva. No podemos negar que este tipo de música es una parte importante de nosotros y que ha tenido gran efecto en nuestras composiciones. Pienso que la música de baile siempre tiene algo muy liberador que es lo que te provoca que intentes romper todas las ataduras y puedas liberarte del estrés de tu día a día. Todo esto también es lo que intentamos lograr en nuestra música y que le llega a la gente de la mejor forma posible.

"A medida que te haces mayor, tu vulnerabilidad es lo más fuerte y bravo que puedes compartir con los demás."

También me encanta como en ‘Rooftop Dancing’ mostráis acciones espontáneas que tienen lugar en la ciudad. ¿Creéis que esta es la canción del disco en el que muestras un contenido más diferente a la hora de mirar más hacia fuera que hacia dentro de vosotros?

Amelia: no lo había pensado nunca así pero tienes mucha razón, es lo que realmente ocurre. Quería que fuese una canción en la que me pudiese sentir miembro de una comunidad y ver como mi vida es muy pequeña en el contexto del resto del mundo. Para mi este concepto resulta bastante reconfortante. Me encanta la idea. Es como ese sentimiento hermoso de que estás en la ciudad y puedes ver todo lo que ocurre en el confort de los apartamentos. Toda la vida que tienen los sitios. Me apetecía mucho escribir una canción sobre ello.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

Amelia: me gustaría saber cuando la gente descubrió Tik Tok, pero me voy a inclinar más por una pregunta del estilo a ¿qué aperitivos sueles comprar cuando estás de gira y paras en una gasolinera?

También tengo a vosotros una de John de Surfer Blood: ¿normalmente compones primero las letras o la música en tus canciones?

Nick: se pueden dar las dos situaciones. No tenemos una forma muy definida de hacer las cosas. Nos gusta estar abiertos a nuevas posibilidades e inspiraciones en nuestra música, porque siempre está bien forzarse a sí mismo a explorar nuevos puntos de vista y mostrarlos de formas diferentes.

Amelia: muchas veces hay canciones que solo tenemos su música, y en otras solo alguna letra y melodías. Lo más habitual es que tengamos una pequeña melodía sobre la que revolotea lo demás.

Nick: siempre está bien que de un pequeño grano de arena podamos hacer una montaña, lo mismo que de una pequeña melodía se forme una canción.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *