Entrevistamos a

Sun June

"Hay momentos en los que tienes que ser consciente cuando estás sonando muy melodramática porque emocionalmente también puede resultar algo muy exhausto. "

Por -

Sun June acaban de publicar recientemente su segundo LP titulado Somewhere (Run For Cover / Keeled Scales), encontrándonos ante una cuidada colección de canciones donde las texturas mostradas resultan totalmente embriagadoras. Definiendo mejor que nunca su sonido a base de encararlo todo por una vía tenue y repleta de matices, Laura Colwell, Stephen Salisbury y compañía han sabido muy bien como cocinar estas nuevas canciones a fuego lento e imprimirles todo el corazón posible. A partir de ahí llega el turno de ofrecernos medios tiempos prolongados que van sumiéndolo todo en ambientes reflexivos, tratando de descifrar al mismo tiempo las acciones más comunes a todos los humanos. Por el camino, también hay tiempo para introducir más dosis de romanticismo y confesiones en el plano sentimental, evidenciando como ante todo estas canciones están construidas por los sentimientos más plenos que puede ocasionar el caer rendido a los pies de otra persona. Estamos por lo tanto ante un disco que apelando al preciosismo, el poder de las canciones calmadas y el desarrollo progresivo de narrativas con gran capacidad de emoción, logra embelesar al oyente de principio a fin. Aprovechando lo reciente de este trabajo, tuvimos el placer de hablar con Laura unas semanas antes de su lanzamiento.

Comencemos hablando del título del disco. ¿Cómo surgió y que querías expresar con él?

Interesante pregunta. No he pensado mucho en lo que quería expresar con él. Todo empezó por la letra salida de una canción, concretamente la última del disco donde dice “somewhere in the deep part of somewhere”. En ese caso quería cuestionar todo acerca del pasado de mí misma y la realidad. Algo similar a esa especie de lucha donde intentas saber cómo te encuentras ahora mismo. Sientes que ahora mismo eres moderadamente feliz, pero no sabes en qué momento de esa felicidad te encuentras si lo comparas con el pasado. Por lo tanto creo que se trata de descifrar en qué etapa y situación de tu vida te encuentras.

 

Sin ninguna duda, en este disco exploras el sentimiento de amor y como compartir momentos en común con otra persona. Cuándo comenzaste a componer estas canciones, ¿sentiste que estabas buceando en todo lo que provoca el amor?

Sí, o al menos eso creo. Me gusta que puedas ver el disco de esta forma. No es que a lo largo de todas las canciones hayan estado presentes estos sentimientos en mí, pero sin lugar a dudas los temas sí que contienen algo de esta esencia. Además me gusta pensar que esto ocurre en todas las relaciones y que la gente puede observarlo en su caso en particular, relacionándolo con el contenido de algunas de mis canciones.

En relación con lo anterior, ‘Bad With Time’, la canción que abre el disco, muestra una cara más oscura con frases como “But I wanted you to think I did.” ¿Con canciones como esta buscaste reflejar las diferentes caras del amor, incluidos sus momentos más duros?

Totalmente. Lo mismo que ocurre con ‘Singing’. Creo que hay una cierta unión entre estos dos temas. Ya sabes, las discusiones que surgen en el coche cuando lo único que quieres es conducir para llegar a casa. Es el típico momento de cualquier relación en el que sabes que te estás peleando pero que al mismo tiempo no quieres llegar a nada con esa situación. Sin embargo todos lo hacemos alguna vez el ser mala persona y no darnos cuenta de cuando actuamos así.

"El título del disco es algo similar a esa especie de lucha donde intentas saber cómo te encuentras ahora mismo. "

‘Real Thing’ es quizás la canción en la que exploras más en profundidad los sentimientos que causa el amor verdadero. ¿Consideras que quizás es la mayor declaración de amor encerrada en el disco?

Realmente no es la única canción en la que trato de llegar al fondo a la hora de hablar de amor, pero sí que considero que es una declaración total. Mucho más que el resto. No solo es afirmar algo y obtener una respuesta positiva, sino que también trato de formularme a mí misma una pregunta. Por lo tanto estoy jugando un poco con el hecho de mostrar mi amor y al mismo tiempo reafirmarme a mí misma en lo que siento. Me parece que crea una situación interesante.

A lo largo de este nuevo disco, considero que habéis alcanzado un sonido incluso más personal, apareciendo arreglos mucho más meticulosos que rodean a las melodías como las de ‘Everything I Had’. ¿Consideras que en este disco te has centrado más que en el pasado en la forma de introducir arreglos en los temas?

Sí, definitivamente. Todo esto creo que viene porque pasamos mucho más tiempo en esta ocasión en el estudio, tratando de arreglar las canciones y trabajando con el productor Danny Reisch para acentuar todos esos momentos donde las texturas tenían que ser muy importantes. De ahí que fuésemos construyendo más y más capas a lo largo del disco. Fue una decisión acertada tratar de irlas sumando de forma progresiva para lograr el resultado final.

 

Del mismo modo, ¿en algún momento fue difícil para vosotros saber si una canción estaba terminada o necesitaba algún otro arreglo o melodía extra?

Esto nos pasó todo el rato (risas). Todos creemos que este disco, en comparación al primero, escribimos muchos más momentos dentro del estudio. Por lo tanto durante días y días siempre tratábamos de recapitular sobre lo que hacíamos, yendo una y otra vez hacia adelante y hacia atrás. También grabamos mucho material en casa, porque sentimos que también está bien incluir partes quizás no tan pulidas. Sin embargo si lo comparamos con el primer disco, que prácticamente surgió grabándolo todos juntos en vivo, resulta gratificante comprobar cómo ha habido espacio para explorarlo todo en una habitación de forma tranquila.

Hablando de tu voz, en todo momento suena de lo más cálida y llena de matices, adaptándote también de buena forma a todos esos momentos en los que las canciones suenan más intensas. Para ti, ¿fue difícil encontrar la aproximación vocal en estas canciones?

Muchas gracias por preguntarme por estas cosas. Sí, que fue algo complicado. Siempre resulta bastante sencillo para los vocalistas exagerar en las canciones. En algunos momentos de hecho me vi así, en ese estado de ánimo en el que podía elevar mucho mi voz para expresar mejor lo que quería. Sin embargo hay momentos en los que tienes que ser consciente cuando estás sonando muy melodramática porque emocionalmente también puede resultar algo muy exhausto. Por lo tanto, siempre trato de mantener mi rango vocal de una forma delicada e ir sabiendo que es lo que voy buscando.

"Sinceramente cuando me pongo a escribir una canción, no se muy bien de lo que está tratando en ese momento"

A lo largo de tus canciones, en todo momento parece que tus historias resultan de lo más personales. ¿Tratas siempre de escribir desde la experiencia o a veces te basta con que se acerquen ligeramente a ella?

Sinceramente cuando me pongo a escribir una canción, no se muy bien de lo que está tratando en ese momento. Creo que es algo bastante interesante. Stephen también escribe canciones para Sun June y siento que le pasa algo parecido. Normalmente también la melodía que está en nuestras cabezas es la que marca un poco el camino, haciendo que las palabras acaben llegando desde un estado prácticamente de inconsciencia. Por lo tanto no todas las veces tengo claro acerca de lo que estoy hablando en mis temas.

Adentrándonos un poco más en el proceso de creación de las canciones de este disco, ¿consideras que suelen adoptar un formato narrativo, comenzando normalmente a describir ciertas acciones en lugar de un sentimiento específico?

Me encanta cuando la gente saca su propia interpretación de los temas y los lleva a su territorio, por lo que muchas veces seguro que se pueden ver mis canciones como una historia. Desde mi punto de vista, muchas veces se trata de describir ciertos momentos y los sentimientos que producen, creando una narrativa. Es curioso porque recientemente estaba hablando de esto con Stephen, acerca de cómo no sabemos exactamente si lo que describes es el momento es lo que has vivido o se asemeja más a tu diario de sueños ocasionados por ese momento. Además, siempre tienes que tratar de mantener vivo el recuerdo porque es muy fácil que se escape y lo distorsiones, de ahí que me fijo mucho la gente que viene del mundo visual, donde todo lo recopilan mediante pequeñas películas. Es algo que puedes disfrutar en todo momento y construir luego una gran historia sobre ello. Luego claro está, que en las películas también tienes que lograr conectar muchas cosas para imprimir el sentimiento deseado en tu obra.

 

Centrándonos en la canción ‘Everything I Had’, creo que es uno de los temas donde aparece un componente más nostálgico con frases como “Everything I had, I want it back”. ¿Crees que esta canción ha adoptado un significado muy diferente desde que comenzó la pandemia?

Absolutamente. Creo que cada canción va cambiando a lo largo del tiempo y evoluciona, precisando de la persona que la escucha para que pueda significar cosas importantes a medida que pasan los meses. De hecho, en este caso me parece incluso hasta algo conmovedor, que esta frase ahora traiga a mi cabeza muchas cosas emocionantes del pasado. Quizás suena algo pretencioso hablar así sobre una de mis letras, pero me gusta que haya encontrado esta conexión tan relevante con el presente.

Hablando sobre ‘Karen O’, creo que este tema captura muy bien como una noche puede hacerse muy larga si no puedes parar de pensar en todos los aspectos que rodean tu vida. ¿Crees que componer canciones de este estilo tiene un componente muy terapéutico y que ayuda a sobreponerte a situaciones complicadas?

Esta es muy buena pregunta. ‘Karen O’ en realidad fue escrita por Stephen Salisbury y creo que cada canción que escribimos nos ayuda de alguna forma. Además, me siento íntimamente conectada con esta canción. Pienso que en el tema está mi padre llamándome constantemente, tratando de que pueda hacer frente a una situación complicada. Esto provoca un dolor intenso que puede manifestarse de varias formas. Pero no creo que la más sana sea acumularlo todo dentro de mi, algo que a lo largo de nuestras vidas lo hacemos mucho. De ahí que escribir canciones e interpretarlas resulte muy necesario de vez en cuando. Sin ir más lejos, ver ‘Karen O’ de esta forma me hizo sentirme aliviada y además cuando te subes al escenario a interpretar algo así es como sentir de nuevo más alivio.

"Creo que cada canción va cambiando a lo largo del tiempo y evoluciona, precisando de la persona que la escucha para que pueda significar cosas importantes a medida que pasan los meses. "

Si hablamos de la figura de Karen O como artista. ¿Creéis que es una buena fuente de inspiración en vuestra música?

Stephen y yo somos muy fans de Karen. Bueno, en realidad toda la banda. Cuando sacó el disco Crush Songs instantáneamente caímos enamorados de él. Esa forma de sacar un sonido cálido y familiar, al mismo tiempo resultando muy pop. Es algo que difícilmente se va a repetir a lo largo del tiempo. Al mismo tiempo, en todo lo que colabora deja su huella y lo convierte en algo maravilloso, por lo que resulta muy inspirador para nosotros su música. Sin lugar a dudas nunca llegaremos a hacerlo también como ella pero eso al mismo tiempo nos motiva.

Acerca del video de esta canción, me gusta mucho como jugáis con diferentes luces e incluso capturáis un relámpago que encaja muy bien con el resto de contenido del vídeo. ¿Para filmar este vídeo tuvisteis en mente como tenía que ser o más bien se trató de ir explorando diferentes posibilidades?

Me encantaría poderte dar una respuesta mejor, pero creo que todos los vídeos que hemos sacado al final acaban estando plagados de cosas nuevas que nunca habríamos imaginado. Por supuesto que el momento que mencionas cuando todos vimos ese relámpago y quedó filmado tan bien ha sido algo totalmente inolvidable y que tenemos muy presente.

 

Sun June es un proyecto localizado en Austin, una ciudad que siempre ha tenido una cultura musical muy rica. ¿Desde dentro sentís que el circuito de la ciudad os ha proporcionado muchas facilidades a la hora de ofrecer conciertos?

En circunstancias normales, Austin es una ciudad que tiene un sinfín de posibilidades para las bandas, apareciendo un montón de combinaciones de gente diferente que te puede llevar a conocer a personas increíbles con las que hacer música. Es tremendo todo lo que puedes hacer cada noche de la semana. Antes había un montón de salas, pero me temo que después de la pandemia muchas ya no podrán reabrir nunca jamás, algo de lo más triste. Al mismo tiempo, una cosa que me gustó mucho de la ciudad, fue cuando salieron cosas importantes a la superficie gracias a Black Lives Matter, siendo muy conscientes de como el circuito musical se podía reorganizar y crear consciencia sobre la situación. Sirvió para que no ignoraran a ciertas personas y pudiesen encontrar una plataforma con la que alzar la voz. Por otra parte, South by Southwest también ha ayudado mucho a desarrollar el tejido de la ciudad, porque muchos bares han visto como podían contar con música 24 horas y así dar la oportunidad a un montón de artistas.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

Bien, siempre tengo un juego con mi banda al que nos encanta jugar cuando estamos de gira. Se llama “you're gonna hate this” y se trata de escoger una canción que crees que a ti te encanta pero que algún otro miembro de la banda odiará. Luego la ponemos hasta que ya no aguante más y la quite. Esto es un poco cruel, pero la verdad es que nos gusta muchos tipos de música y canciones, pero siempre hay algún resquicio que realmente no podemos soportar. Por lo tanto, mi pregunta sería: ¿qué canción te encanta y el resto de tus compañeros de banda la odian?

También tengo una pregunta para ti a cargo de Ani de Palberta, dice así: si pudieses construir el bocadillo más épico del mundo, ¿qué contendría?

Tengo raíces italianas por lo que tendría fijo queso entre el pan. Además sería de pan de masa madre tostado… Ojalá estuviese Stephen aquí porque él también tendría muy buenas ideas para el bocadillo. Más cosas que se le podrían añadir sería una base al estilo bagel. Luego algo de pavo y aguacate, aunque bueno, mejor tirarse a lo clásico y apostar por tomate, mostaza y quizás añadirle algo de berenjena. Todo bien tostado, por supuesto.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *