Entrevistamos a

Sorry

"Siempre creo que hemos sido bastante reflexivos con los pasos que queríamos dar como grupo, al mismo tiempo de desechar ideas que al plantearlas nos abrumaban. "

Por -

La formación londinense comandada por Asha Lorenz y Louis O’Bryen nos ha entregado este año su LP debut 925 vía Domino Records, encontrándonos ante un trabajo de múltiples aristas e impregnado por el espíritu de las formaciones de rock alternativo más díscolas de principios de los 2000. De esta forma Sorry logran jugar en todo momento con ambientes muy amenazantes, echando mando de recursos como la buena dualidad vocal femenina/masculina junto con cambios de ritmo que lo guían todo hacia terrenos bastante imprevisibles. Solo así es posible lograr un conjunto de temas de una variedad considerable, logrando que los momentos de mayor intensidad casi siempre vayan asociados a letras más punzantes y estampas donde todo tiende hacia lo agónico. Logrando que el disco se encuentre plagado de referencias un tanto oscuras con las que configurar un imaginario marcado por lo atractivo de lo desconocido, está claro que Sorry han logrado reavivar el espíritu dosmilero donde las guitarras siempre se sitúan por encima de lo demás. Aprovechando lo reciente de este trabajo, entrevistamos a Asha.

En vuestras canciones se puede observar la influencia de las bandas indies de guitarras de principios de los 2000 al estilo de The Kills. ¿Crees que vuestra música que hacéis en conjunto está relacionada con los gustos musicales que tenéis en común?

Más bien te diría que no. Realmente no hemos escuchado mucho ni a The Kills, ni en general el tipo de bandas que pegaron fuerte en el rock a principios de los 2000. Sí que nos gustan influencias muy clásicas y obvias como los Beatles, pero por lo general todo lo que nos suele gusta y compartimos entre nosotros es muy contemporáneo. (sandy) Alex G podría ser una buena muestra de las cosas que nos emocionan ahora mismo.

 

Aunque este es vuestro primer LP, lleváis publicando canciones desde hace más de 3 años. ¿A la hora de escoger las canciones que estarían en el disco tuvisteis claro que también meteríais las canciones más antiguas?

Lo cierto es que sí. Nos gustaba la idea de no dejar fuera canciones que llevamos mucho tiempo tocando en directo. Por otra parte lo que buscábamos reflejar en este disco también era la forma en la que suele surgir nuestra música, todo más orientado hacia esa sensación de escuchar una demo. El disco lo mezclamos por nuestra cuenta porque sentimos que este proceso también es muy importante de todo lo que supone hacer música. De alguna forma, simplemente fuimos recogiendo canciones que habíamos ido haciendo a lo largo de los años y vimos como podían funcionar en su conjunto.

Hablando de vuestros procesos creativos, ¿soléis trabajar más bien por vuestra cuenta y compartir vuestras ideas entre vosotros o se trata más bien de un continuo proceso conjunto?

Realmente depende de la canción. A veces nos surge una idea y luego llega Louis y comienza a juguetear un poco con el ordenador para ver qué dirección puede tomar. Si no se da este caso, lo que suele ocurrir es que operamos como una banda al completo. Nos ponemos todos juntos a tocar a ver qué es lo que ocurre, aunque ya te digo que al final cada canción es un mundo.

"Lo que buscábamos reflejar en este disco también era la forma en la que suele surgir nuestra música, todo más orientado hacia esa sensación de escuchar una demo. "

En el tema ‘Perfect’, me gusta mucho como jugáis con las voces, apareciendo una bonita dualidad. ¿Normalmente pensáis mucho si una canción la vas a cantar tú o la va a cantar Louis?

Realmente en lo referente a esta canción, es tan antigua que realmente no me acuerdo si nos pusimos de acuerdo para ir intercalando nuestras voces. De hecho es una de las primeras canciones que compusimos hará unos cuatro años. Por lo general solemos notar en seguida cuando un tema pida que sea cantado por Louis o por mí.

En algunas de vuestras canciones aparece un imaginario muy oscuro formado por serpientes, lobos, pájaros muertos, demonios… ¿Crees que tus canciones tratas de trasmitir diversos significados a través de elementos de lo más oscuros?

Lo cierto es que sí. Nos gusta crear nuestro propio mundo y lograr que la gente pueda mirarlo desde perspectivas muy diferentes. Para ello empleamos estos elementos que mencionas. Tampoco es que a la hora de componer los temas pensemos mucho como la gente va a empatizar o entender las canciones, sino que más bien lo que buscamos es que nuestras propias ideas e imaginario puedan encajar con todo lo que suponga el oyente al escuchar el tema, y de esta forma sentirse parte de él.

 

En la otra cara a estos elementos un tanto tenebrosos, aparecen otros muy contrapuestos como los descritos en ‘As the Sun Sets’. ¿Sentís que vuestras canciones también esconden este tipo de contrastes?

Hemos tratado de hacer un disco bastante coherente y donde todo tenga su cierta lógica. Por ello, buscamos el equilibrio ideal entre luz y oscuridad, pero no de una forma muy premeditada. Ciento que al final forma parte de nuestra forma de ser y ello implica el no mostrar de forma directa todas las cosas como son, sino jugar con los matices.

En ‘Rock ‘n’ Roll Star’ aparece la figura del típico fantasma que se dedica a conquistar chicas en la noche. ¿Crees que resulta importante mostrar un mensaje crítico en vuestras canciones frente a actitudes de este tipo?

Realmente no veo la canción en un sentido muy crítico. Más bien creo que tratamos de burlarnos de este tipo de personas, arrojando un poco de luz acerca de los comportamientos que rigen a las personas en todo el mundo. Simplemente tratamos de mezclar un poco en las canciones todas las experiencias que vamos teniendo. Al final creo que en Sorry tiramos bastante de nuestras propias experiencias y emociones pero sin que se reflejen de una forma muy directa y explícita.

"Hemos tratado de hacer un disco bastante coherente y donde todo tenga su cierta lógica. Por ello, buscamos el equilibrio ideal entre luz y oscuridad, pero no de una forma muy premeditada. "

‘Ode to Boy’ quizás es la canción que se mueve en un ambiente más desnudo, siendo tú voz el elemento que más destaca. ¿Desde el principio tuvisteis claro que este tema tendría tan pocos elementos?

Sí, de hecho este tema apareció en nuestra primera mixtape y nos gustaba mucho la idea de que pudiese encajar dentro del LP. Siempre he pensado que las letras de esta canción podían ser interpretadas más o menos como un coro de una escuela o de una iglesia. Por lo tanto queríamos recrear un poco todo ese ambiente, un poco más inocente e infantil y a partir de ahí meter elementos muy electrizantes para que todo contrastase de buena forma.

‘More’ es una de las canciones más explícitas del disco, mostrándose más directa y con una lírica cargada de deseo. ¿Ves esta canción como la más agresiva del disco?

Quizás agresiva es demasiado, pero sí que se sale un poco de la línea del disco por ser precisamente más directa y de una única lectura posible. Además tiene una estructura más sencilla que el resto. Lo que ocurre con este tema es que no es tan reflexivo como el resto, simplificando todo bastante. No quiero decir que el hecho de que sea más simple implique que no nos la tomamos en serio, sino que más bien se trata de mostrar un mayor enfado.

 

Quizás agresiva es demasiado, pero sí que se sale un poco de la línea del disco por ser precisamente más directa y de una única lectura posible. Además tiene una estructura más sencilla que el resto. Lo que ocurre con este tema es que no es tan reflexivo como el resto, simplificando todo bastante. No quiero decir que el hecho de que sea más simple implique que no nos la tomamos en serio, sino que más bien se trata de mostrar un mayor enfado.

Siempre son personas inventadas a las que les solemos poner un nombre para que tomen vida y no sean simplemente una personalidad anónima. Se trata un poco de maquillar a los personajes, tomando rasgos de la gente real, de modo que construimos un personaje gracias a determinadas características que observamos en la gente con la que tenemos contacto.

Me gusta un montón el vídeo en el que aparecéis con una serpiente. ¿Al principio teníais un poco de miedo del animal?

Lo cierto es que sí, al principio la serpiente imponía bastante y nosotros nos mostrábamos bastante asustados a la cámara. En realidad la serpiente se comportó muy bien. Lo único que teníamos algo de miedo porque teníamos que repetir un montón de planos y claro, no sabíamos cuanto tiempo el animal iba a permanecer más o menos relajado.

"Al final creo que en Sorry tiramos bastante de nuestras propias experiencias y emociones pero sin que se reflejen de una forma muy directa y explícita."

Lo cierto es que sí, al principio la serpiente imponía bastante y nosotros nos mostrábamos bastante asustados a la cámara. En realidad la serpiente se comportó muy bien. Lo único que teníamos algo de miedo porque teníamos que repetir un montón de planos y claro, no sabíamos cuanto tiempo el animal iba a permanecer más o menos relajado.

Creo que todo ha ido bastante poco a poco. Me refiero que todo ha llevado su cierto tiempo, necesitando saber también cuando esperar. Tenemos que cruzar los dedos para que todo siga siendo así. Siempre creo que hemos sido bastante reflexivos con los pasos que queríamos dar como grupo, al mismo tiempo de desechar ideas que al plantearlas nos abrumaban. Por eso me siento muy cómoda con cómo nos están yendo las cosas hasta el momento, sintiendo bastante que tenemos el control sobre todo lo que envuelve nuestra carrera.

Sorry surgió en Londres, una ciudad donde la escena emergente es muy poderosa. ¿Desde dentro sentís que hay muchas bandas amigas y que os ayudáis unas a otras?

En cierto sentido sí, pero también es cierto que hay un montón de bandas y a veces todo toma un matiz más competitivo. Nada de llegar al extremo de hacerse la zancadilla, pero tampoco me he parado a pensar mucho si en ocasiones realmente nos movemos en un ambiente competitivo no muy saludable.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar, ¿cuál es la tuya?

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar, ¿cuál es la tuya?

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar, ¿cuál es la tuya?

De momento no lo se. Todavía sigo esperando que me suceda algo extraordinario antes de que acabe el día.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *