Entrevistamos a

Satellite Stories

"Es genial ver que la gente ve la música como nosotros queremos y como también la vemos nosotros. Ahí se palpa la conexión, en cierta manera. "

Por -

El 2015 está siendo un gran año para los suecos Satellite Stories. Tras una enorme gira por la que han pasado por decenas de países, Esa y compañía se acercaron a Barcelona para actuar en la sala Razzmatazz para presentarnos su nuevo álbum Vagabonds. Frescos, alegres, jóvenes y brillantes, estos muchachos accedieron a respondernos unas cuantas preguntas aprovechando su estancia en la ciudad condal.

Vuestro último álbum se llama Vagabonds, porque como decís, habéis estado de gira demasiado tiempo. ¿Cómo nace Vagabonds?

Hemos intentado meter todo lo experimentado durante la intensa gira en el álbum. Los buenos momentos y los malos. Diría que así se creó Vagabonds.

¿Qué encontraremos de nuevo en Vagabonds que no tuvieran vuestros álbumes anteriores?

Hay pequeñas variaciones. Grabamos el álbum con Barny Barnicott en las afueras de Kent. Tenía una colección de sintetizadores analógicos genial y los usamos para reemplazar partes de guitarras y otros instrumentos. Fue realmente interesante. Pienso que aprendimos muchísimo de Barny. Porque los discos anteriores los hicimos prácticamente por nuestra cuenta. Estuvo muy bien tener a alguien "virgen" en nuestra música y que nos diera una opinión externa.

Entre los cuatro lo hacemos lo mejor que podemos, pero las opiniones ajenas son interesantes para saber qué mejorar.

Así, ¿fue fácil trabajar con él e incorporar estas novedades?

Sí, sí. Abajo teníamos el estudio y arriba era donde dormíamos. Subió un día y me dijo: "Esa, tocas el chelo?" Y le dije que podría intentarlo. Pero no soy el mejor violonchelista del mundo. Me pasé el día intentando tocar el chelo. Creo que dimos mucho dolor de cabeza. Practicaba todo el día. Hasta yo cogí dolor de cabeza. Pero al final, sí que hay algo de chelo en el álbum. Así que bien.

¿Qué tal trabajasteis con Barny Barnicott?

Estoy contento de haber contado con él. Es un tío muy creativo. Cuando llegamos al estudio había discos de oro en la pared y dijimos: "Haz hueco para Vagabonds, rompe esa pared". Es muy simpático y creativo.

Pasamos unas buenas seis semanas. Quería que hiciéramos algo muy personal, que llenáramos el álbum del sonido que a nosotros nos gusta. Estuvo muy bien. En la casa de campo del estudio, con solo caballos alrededor, teníamos mucha tranquilidad para pensar cómo iba a ser el álbum.

Hemos leído que grabásteis algunos temas durante la noche, ¿es así?

Sí, así es. Creo que algunas técnicas vocales suenan mejor por la noche, porque por la mañana, si es una buena mañana sonarás como Barry White, o suenas como Louis Armstrong si es una mala mañana. Pero fue muy divertido grabar canciones por la noche, en la oscuridad. Consigues una atmósfera que creo se ve en el álbum.

Estando tanto de gira como habéis estado. ¿Qué es lo que más se echa de menos?

Las personas por supuesto. Supongo que hay muchas otras cosas, como la naturaleza. A veces tienes la necesidad de ir al bosque y estar en silencio. Pero ir de gira para nosotros es como un premio, así que también lo disfrutamos.

¿Qué opináis del crecimiento que está habiendo de bandas indie en Escandinavia?

La escena musical escandinava es genial. Recuerdo el primer año que fuimos al Arenal Sound. Kakkmaddafakka nos invitaron a ver su actuación desde el backstage. Fue genial ver el entusiasmo del público ante otra banda escandinava. El año pasado actuamos la primera noche del Arenal Sound y también lo sentimos. También nos gustan muchos otros músicos escandinavos, como Cashmere Cat, y otros, sacamos muchas de nuestras influencias de estas bandas.

¿Alguna recomendación en concreto?

Desde luego, Cashmere Cat es genial. Hay muchas bandas pequeñas y mucha variedad en distintos géneros. Y buenos sellos, como Maltine o Pelican Fly.

Cashmere Cat - With Me (Official) from LuckyMe Studio on Vimeo.

Cada vez sois más conocidos y tenéis más fans. ¿Lo estáis disfrutando?

Es una de las mejores partes de tocar, el poder conocer a la gente. Mientras actuamos estamos en un escenario y ellos saben más sobre nosotros que nosotros sobre ellos. Pero cuando hablamos antes o después de actuar es muy agradable conversar con gente a la que le gusta nuestro grupo. Poder saber quiénes son y cómo están. Es como una recompensa por algo que has hecho, el poder tocar las canciones que has creado. Ayer en Madrid el público cantaba nuestros estribillos. Entre ellos, fue genial verlo. Solo ves cosas así cuando hay una conexión con el público. Es genial ver que la gente ve la música como nosotros queremos y como también la vemos nosotros.

Ahí se palpa la conexión, en cierta manera. Y además, no habría espectáculo sin el contacto con el público. Creo que si tocas únicamente para tu banda es divertido, pero eso ya lo hacemos cuando ensayamos. Lo que queremos es ver qué siente el público, estar en ambos lados
y experimentar lo que siente nuestro público.

Tocáis de nuevo en Razzmatazz esta noche, ¿Qué opináis de los fans de Barcelona?

Creo que son encantadores, nos encanta hablar de esta ciudad. La banda y yo hemos estado aquí antes y es como un pequeño paraíso, tienes el océano, luego la ciudad y acaba con las montañas. Barcelona es perfecta. Y la gente parece tan relajada, no sé qué ponéis en vuestra agua pero es algo que me fascina.

En todas las entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Me gustaría saber ¿Qué sabéis de Finlandia?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de The Growlers, dice así: ¿Crees en fantasmas?

De hecho, cuando empezamos a grabar Vagabonds, decían que por la zona había el fantasma de una chica.

En el estudio había distintos pisos. Estábamos con nuestro manager en el piso inferior y escuchamos unos pasos. Venían de arriba y pensamos que había alguien más. Pero fuimos y no había nadie. Será el fantasma... Cerca de donde estaba el estudio contaban la historia de un fantasma. Una chica que iba a casarse pero murió en un accidente de tráfico y va apareciéndose a la gente.

Seguro que allí sigue.

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *