Entrevistamos a

Salina

"Básicamente el disco es una divagación entre emociones y reflexiones vitales como el destino, las dudas, la incertidumbre de la propia existencia y de las relaciones e interacciones entre personas. Construirse y derrumbarse."

Por -

Salina han culminado todas las buenas sensaciones que nos había dejado en estos últimos años publicando su LP debut Lava (Beauty Fool, 2020), un disco donde encuentran el perfecto equilibrio entre la cara rock noventera más impetuosa y elementos heredados del post hardcore. De esta forma articulan unas canciones donde los cambios de intensidad y lo liberador del sonido saturado son los grandes protagonismos, intentando siempre encontrar un apartado clarificador a la hora de expresar sentimientos envalentonados. Todo ello se puede comprobar en cortes tan certeros como el inicial ‘Una Resposta Correcta’ o ‘Sorra Negra’, donde lo encaran todo a través de la vía de la urgencia y esa forma de tratar de romper con cualquier atisbo de nostalgia. Aprovechando lo reciente de este trabajo, los entrevistamos.

Salina es una formación que podríamos decir que bebe de los sonidos rock más melódicos de los 90. ¿Consideráis que hay alguna etapa o época musical que os haya marcado especialmente y que resulte importante para el grupo?

Definitivamente, has dado en el clavo. Podríamos decir que nuestras influencias vienen de los diferentes géneros independientes de los 90, desde el punk o el hardcore, pasando por etapas emo, el grunge, power pop y todo lo que sale de esto en distintas direcciones, es una época que, sin lugar a duda, ha influenciado en nuestro sonido. Pero también bebemos de muchas referencias actuales, que, probablemente también hayan sido influenciadas por sonidos de esa época, y nos inspiran mucho.

Otro detalle importante es mencionar que Ernest es del 75…. con decirte que se vio a Weezer presentando el Blue Album, entre otras lindeces, te lo digo todo. Así que, ¡90s a tope! (Ernest no sabe que hemos puesto esto en la entrevista, no se lo digáis).

 

Si nos centramos en vuestros gustos musicales en común, ¿sentís que lo que hacéis con Salina más bien surge a la hora de poner en común las bandas que más os gustan o no está nada relacionado con ello?

Sí, totalmente, está relacionado y creemos que inconscientemente es lo que hacemos al tocar. Lo que intentamos hacer en este disco en concreto fue componerlo juntos, partiendo de ideas de uno u otro, con sus influencias o ideas individuales, no necesariamente coincidiendo con artistas que nos gusten a los tres, aunque en su mayoría siempre hablábamos de artistas que nos gustaban a los tres. Al incorporar a Carles, decidimos que el proceso tendría que salir así, de manera natural y dejándonos llevar “a ver qué sale”. En el futuro, ya conociéndonos mejor musicalmente, es posible que tomemos otras planteamientos a la hora de componer. Nos gusta dinamizar y experimentar con los procesos de composición, instrumentos y sonidos en cada nuevo trabajo.

A lo largo de este trabajo parece que os estáis moviendo constantemente entre esa fina línea que separa lo que podría ser post hardcore de un sonido más punk rock. ¿Sentís que vuestra música se mueve un poco en estos territorios?

Sí, al final por alguna razón u otra, hemos acabado tirando hacia esa zona en la que nos sentimos cómodos y en la que hemos estado “navegando” por muchos años de nuestras vidas (con nuestros proyectos anteriores), y que nos ha ido saliendo de manera natural, por habernos dejado llevar, más que por pensar en hacer algo concreto. Así que, hoy en día, sí, nuestra música se mueve en estos territorios, aunque no necesariamente estemos escuchando música de estos géneros musicales, pero sí relacionados.

"Podríamos decir que nuestras influencias vienen de los diferentes géneros independientes de los 90, desde el punk o el hardcore, pasando por etapas emo, el grunge, power pop y todo lo que sale de esto en distintas direcciones, es una época que, sin lugar a duda, ha influenciado en nuestro sonido. "

Vuestro bagaje en formaciones como Wann o L’Hereu Escampa imagino que también habrá sido muy importante desde que comenzasteis vuestra andadura con Salina. ¿En todo momento buscasteis más bien tratar de separar lo que habíais hecho anteriormente con estas bandas para que lo de Salina mirase hacia otra dirección bien distinta?

Creemos que esa era la idea, y más o menos lo hemos conseguido, al menos ya hemos dejado de meter gritos, y nuestras gargantas lo agradecen (risas). Con la incorporación de Carles la intención fue un poco dejamos llevar en todos los sentidos. Sí que teníamos claro que la identidad de Carles se iba a hacer notar, sobre todo con su voz, su participación en el proceso compositivo y, obviamente, en las canciones en las que cantamos en catalán. Sí que para futuras composiciones es posible que seamos un poco más analíticos y comentemos hacia qué sonido queremos llegar, creemos que estamos en un periodo transitorio. Aún no teniendo claro hacia dónde vamos a nivel sonoro, “LAVA” ha plasmado perfectamente el periodo en el que nos encontrábamos durante su composición. Ahora que ya tenemos esto y nos conocemos mejor musicalmente, es probable que decidamos experimentar un poco más en el futuro.

Sin lugar a dudas llama mucho la atención el buen dominio que realizáis de las intensidades en los temas, mostrándonos de lo más explosivos pero también sabiendo cuando hay que poner el pie en el freno. ¿Desde dentro sentís que las canciones de Lava os pedían siempre una marcha más y ha sido importante saber cuándo introducirla?

Cuando empezamos a componer, hicimos varias canciones, con distintas dinámicas e intensidades, y al final nos sentamos a seleccionar las que considerábamos encajaban mejor con la idea que teníamos, que al final era reflejar lo que era la banda en ese preciso momento. Por ejemplo, las canciones que sacamos con Citrus Clouds, eran parte de esta lista, muy distintas entre sí, pero que nos movían por dentro y aprovechamos la oportunidad del split para incluirlas en el mismo.

Eventualmente, nos encontramos con varias canciones que tenían sus diferencias pero que compartían la misma identidad, y el resultado es un disco dinámico, donde puedes pasar por varias etapas, que es exactamente lo que estábamos sintiendo a nivel emocional. La variación en la intensidad y dinámica de las canciones es un reflejo de nuestro estado emocional en la época en la que el disco fue compuesto.

 

Me interesa bastante conocer cómo surgió el concepto de Lava a la hora de titular el trabajo, ya que en la nota de prensa lo identificáis como un disco que explota como un río de lava y al mismo presenta otra cara más relacionada con los sentimientos que van por dentro. ¿Cómo surgió toda esta dualidad?

Surgió de la relación entre nuestro estado emocional y la conexión con las Islas Canarias, donde estuvimos grabando el disco. También buscábamos un título que funcionase bien en inglés y en catalán, siempre respetando la dualidad y dando a entender que el idioma daba un poco igual si al final transmites algo. “Lava” se escribe igual en los dos idiomas y significa lo mismo, y no solo cumplía la función que mencionamos anteriormente, sino que expresaba exactamente la conexión natural con el entorno en el que grabamos y el estado emocional en el que nos encontrábamos.

En este trabajo también llama la atención como la mitad de los temas están interpretados en catalán, algo que anteriormente no habíais explorado. ¿Llevabais tiempo buscando escribir canciones en catalán?

La idea empezó a partir de la incorporación de Carles a la banda, viniendo de bandas en las que ya cantaba en catalán (Turnstile, L’hereu escampa) nos pareció normal probar a cantar en catalán a ver cómo nos sentíamos. Estábamos abiertos a lo que pudiera aportar a la banda y una de esas cosas fue la de cantar en catalán. Seguramente Salina en un principio nunca se habría planteado cantar en catalán. Al fin y al cabo lo bonito es dejar que la banda esté viva y se adapte al momento y a las aportaciones de cada miembro. Fue algo fruto de la situación que tuvimos que poner sobre la mesa a la hora de ponerle letra a las ideas de melodía.

"En futuras composiciones es posible que seamos un poco más analíticos y comentemos hacia qué sonido queremos llegar, creemos que estamos en un periodo transitorio."

Justo de las 10 canciones 5 son en catalán y las otras 5 en inglés. ¿Esta paridad fue premeditada o surgió sin daros cuenta?

Pasaron creo, las dos cosas. Fuimos decidiendo quién cantaba cada canción o bien quién de los dos tenía letra para una u otra canción y así nos fuimos repartiendo. Para Carles lo más natural era cantar en catalán, así que las canciones “adjudicadas” a él directamente eran en catalán. Cuando nos quedaban un par de temas para poner voz, vimos que ya que estábamos en ello, hacíamos un tema en cada lengua y así quedaba bien repartido el orden lingüístico. Lo bonito fue mezclar los dos idiomas en “Volcanic” como unión y colofón de todo el disco.

Este disco fue grabado en las Islas Canarias, tierra de la que es procedente Dani. ¿Creéis que la experiencia de viajar a un lugar más cálido y climáticamente más benévolo se coló de alguna forma en las canciones o en la actitud a la hora de interpretarlas?

Totalmente. El paisaje y el entorno es siempre una parte más del proceso de creación. Todo lo que genera, transmite y aporta el paisaje, influencia directamente en el carácter de cada uno. Creo que los tres nos dejamos llevar por esa fuerza magnética que tienen las islas. Dejamos que entrara toda esa fuerza palpable del clima, la tierra y el paisaje para redondear el disco y su aura general.

También tengo la sensación de que algunos momentos del trabajo apelan también hacia un lado más cercano a la euforia en lo melódico como es el caso de ‘Sorra Negra’, aunque en realidad el tema encierre un apartado bastante nostálgico. ¿Buscáis también tratar de romper el peso de ciertos recuerdos a través de un apartado más eufórico en lo musical?

Al final a la hora de hacer una canción o a la hora de tocarla, resulta como una especie de catarsis en que los sentimientos salen a flor de piel y recorren todo el cuerpo de manera que uno se funde con el instrumento y con la canción en sí misma generando toda esta energía. Nos pareció bonito el contraste de la contundencia de guitarras y distorsión tan pesada con, una voz y letra alejadas y etéreas. No se trata quizá de quitarle peso a emociones o de querer expresarlas de algún modo sino de conseguir que los temas sean una emoción por sí misma y con vida propia.

Buceando un poco en las letras del trabajo, da la impresión que también le dais bastante protagonismo a un cierto apartado reflexivo bien encerrado en temas como ‘Sense ombra’. ¿Desde dentro sentís que bastantes de las letras surgen de reflexionar sobre ciertos episodios de vuestras vidas?

Si, básicamente el disco es una divagación entre emociones y reflexiones vitales como el destino, las dudas, la incertidumbre de la propia existencia y de las relaciones e interacciones entre personas. Construirse y derrumbarse.

"La variación en la intensidad y dinámica de las canciones es un reflejo de nuestro estado emocional en la época en la que el disco fue compuesto."

‘Volcanic’, el tema que cierra el trabajo, juega un poco tomando elementos de la naturaleza y los relaciona con historias más personales. ¿Para vosotros resultan muy importantes todos los escenarios o lugares que rodean a vuestros temas?

Ligado a la anterior pregunta, todas estas emociones las podemos vincular a la creación por ejemplo, de una isla, de una tierra firme. Un sustento donde anclarse y estar a salvo y seguro hasta que en cualquier momento puede estallar y dejar que la lava salga a la luz cambiando así el paisaje.

Al final el entorno en el que vivimos forma parte de nuestra vida, los elementos que nos rodean no dejan de influenciarnos aunque sea inconscientemente. Al fin y al cabo es donde nos desarrollamos como seres y es donde generamos recuerdos. Escenarios que existen y que también creamos a nuestra medida para poder dar sentido y a veces extraernos para en cierto modo, liberarnos.

Esta última pregunta me lleva a que vuestra música quizás también podría tener un cierto componente cinematográfico. ¿Alguna vez habéis pensado en qué película os gustaría que sonasen vuestras canciones?

En alguna road movie tipo Thelma & Louise creo que encajaría bien. Puestos a pedir que fuera por cualquiera de las islas de Canarias.

"Creo que los tres nos dejamos llevar por esa fuerza magnética que tienen las islas. Dejamos que entrara toda esa fuerza palpable del clima, la tierra y el paisaje para redondear el disco y su aura general."

Sin lugar a dudas toda la estética y arte que rodea a la edición física está muy relacionada con el título de la misma. ¿Le disteis alguna pauta a Capi Cabrera para realizar todo este diseño?

La colaboración con Capi viene de un encuentro que tuvimos al participar en el festival Lava Circular el año pasado en la isla de El Hierro. Allí él expuso una instalación de làminas cromàticas en un enclave de ensueño cerca del mar. Justo en ese momento nosotros estábamos enfrascados con las ideas del artwork del disco y al ver la instalación de Capi inmediatamente pensamos en él para el diseño del disco. Lo que le pedimos para la portada fué plasmar esa obra para nuestro disco por que nos pareció que reflejaba justo lo que queríamos transmitir.

Viajando un poco más atrás en el tiempo, resultó toda una grata sorpresa descubrir a una banda tan buena como Citrus Clouds gracias al split que publicasteis. ¿Cómo surgió vuestra relación con la banda de Phoneix?

Nuestra primera demo fue editada por un sello estadounidense llamado Custom Made Music. Fue una edición en cassette que salió justo a la vez que otro cassette de Citrus Clouds. Nos mandaron un saludo vía Facebook y nos fijamos que eran de Phoenix. Justamente unos meses más tarde, Dani pasaría unos meses en Tucson (que está a 1h de Phoenix) por motivos laborales. Dani se puso en contacto con ellos, fue a un concierto suyo en el salón de una casa de alguien (cosas que solo pasan en USA) y entablaron una buena amistad. Dani acabó yendo varias veces más a Tucson y siempre que podía visitaba a Citrus Clouds, iba a sus ensayos, conciertos, etc. y empezaron a comentar que deberíamos hacer un split juntos. Justo teníamos unas canciones que habíamos compuesto con Carles, que eran distintas entre sí, pero que nos apetecía sacar, y aprovechamos la ocasión para incluirlas en el split.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar, ¿cuál es la vuestra?

¿Cuál es el disco que suena por lo menos una vez en la furgo estando de gira?

Del mismo modo tengo una para vosotros a cargo de Tadhg de Ultimate Frisbee: ¿cómo debería titularse la biografía póstuma de vuestra banda?

Petites píndoles de grans ànimes.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *