Entrevistamos a

RVG

"Creo que muchas de mis canciones tratan sobre tener en cuenta a personas que no se parecen en nada a ti. Para mí este simple hecho es algo muy político."

Por -

La formación australiana RVG ha publicado hace unas semanas su segundo LP Feral a través de Fire Records, comprobando de buena forma su garra y entrega a la hora de afrontar unos temas que se adentran en momentos vitales cabizbajos y cargados de infortunios. Con Romy Vager al frente de la formación, la banda encuentra en los sonidos rock setenteros más melodramáticos la mejor fuente de inspiración, logrando que sean el principal motor del trabajo a la par de imprimir un carácter de lo más revulsivo. A esto tenemos que sumarle el enorme sentimiento que Romy le pone a la interpretación, introduciéndonos de lleno en todas aquellas historias que comprenden temas sociales delicados como la marginación o la identidad de género. Canciones reivindicativas para tiempos reivindicativos, todo ello afrontado manteniendo la cabeza bien alta. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, entrevistamos a Romy.

Este nuevo disco llega tres años después de vuestro debut A Quality of Mercy. ¿Cuáles crees que son las principales novedades en esta entrega?

Creo que solo queríamos un álbum lleno de buenas canciones. Algo que mostrara cuánto hemos cambiado como grupo desde el primer disco, porque en el fondo siento que ha habido bastantes cambios que dentro de las canciones tenían que estar bien perfilados.

 

Me gusta un montón como en la mayoría de los casos los temas parecen construidos contando una historia. ¿Crees que sueles lograr tus temas con este enfoque?

Sí, me gusta jugar con situaciones reales. Cada canción comienza con eso, abordando situaciones a las que me he tenido que enfrentar, bien sea por mí misma o desafíos que se les han planteado a las personas cercanas a mí. A pesar de ello siempre me resulta difícil escribir letras oscuras.

Aunque la mayoría de los temas muestran momentos algo cabizbajos como puede ser el caso de ‘The Baby & the Bottle’, al final en tus canciones siempre aparece algo de esperanza. ¿Crees que tus temas tratan de balancear estas dos caras?

Sí, absolutamente. No me gustan las canciones que contienen un único lado. A lo largo de la vida siempre aparecen multitud de matices y de situaciones que se pueden ver desde perspectivas completamente diferentes. Por eso siento que siempre hay luz y oscuridad en todo, y por supuesto, en mis temas también.

 

Me gusta mucho como en ‘Asteroid’ tomas inspiración en el filósofo Ludwig Wittgenstein para escribir una canción donde el mismo se fuerza a revisar su obra. ¿Cómo apareció la idea de lograr un tema de estas características?

Realmente amo la película de Derek Jarman sobre él. Es una de mis favoritas. Siempre quise escribir sobre un momento en particular de su vida solo porque pensé que sería una forma divertida de enmarcar una canción. Siempre me ha llamado la atención que alguien llegue a arruinar su vida casi por su propia voluntad o por una acción que depende exclusivamente de él.

Sin ningún tipo de duda, ‘Help Somebody’ es la canción más política del disco, mostrando algunos sentimientos conectados con la impotencia que causa el funcionamiento del mundo. ¿Qué mensaje quieres transmitir con este tema?

Siento que con toda la mierda que ha estado sucediendo en el mundo en los últimos años, lo más inmediato que puedo hacer es tratar de conectar con las personas desde sus sentimientos más humanos. Siento que si todos nos comunicáramos entre nosotros y no intentáramos derribarnos los unos a los otros, tal vez no tendríamos a todas estas horribles personas a los mando del mundo. Interpreto la canción para mí misma porque a lo largo de los años siento que no he hecho lo suficiente. Ninguno de nosotros somos malas personas por naturaleza, lo que pasa es que por el camino nos olvidamos realmente de lo que importa.

"A lo largo de la vida siempre aparecen multitud de matices y de situaciones que se pueden ver desde perspectivas completamente diferentes. "

Del mismo modo, ¿crees que tus canciones por lo general tienen un componente político?

Algunas sí que lo tienen, pero trato de introducirlo de una forma más sutil. Creo que muchas de mis canciones tratan sobre tener en cuenta a personas que no se parecen en nada a ti. Para mí este simple hecho es algo muy político.

Para mí, vuestro sonido tiene un componente épico, al mismo tiempo de que tu interpretación vocal siempre resulta de lo más determinativa. ¿A la hora de componer los temas sueles tratar de acercarte a ellas a través de esta aproximación más épica?

Muchas veces las melodías no son definitivas. Por ejemplo ‘I used to love you’ y ‘Christian Neurosurgeon’ tienen un estilo garage de los 60 en mis demos, sin embargo en su versión final esto cambia bastante. Creo que está en la forma en la que tocamos como banda. Queríamos ser dramáticos desde el primer ensayo y que esto se pudiese sentir también en las canciones.

 

Hablando sobre influencias, resulta gratificante que vuestro sonido conecte con las bandas de rock más clásicas de los 70, al mismo tiempo de mostrar guitarras muy afiladas. ¿Crees que las bandas que más os inspiran son de épocas anteriores?

Sí, nos gustan las cosas de esa época, pero también nos gustan muchos sonidos modernos. Creo que estoy mucho más influenciada por las bandas contemporáneas que escucho en lugar de las bandas más antiguas. Al menos lo veo así en este momento, aunque sí que es cierto que hay un poso importante de esa época en nuestra música.

He leído que cuando publicasteis vuestro debut A Quality of Mercy, no hubo ni nota de prensa ni foto de la banda. ¿Al principio queríais guardar algo de misterio en torno al grupo?

Lo cierto es que enviamos una pequeña biografía de prensa y junto con algún disco a las estaciones de radio locales aquí, pero éramos solo una pequeña banda y no sabíamos cómo vendernos.

Tuvimos una foto durante el primer año y medio juntos, principalmente porque odio solo salga yo en la foto del grupo, así que lo que hice fue irla evitando todo el tiempo que pude. Sin embargo, me gustan las bandas con un poco de misterio, así que funcionó bien para nosotros.

"Siento que con toda la mierda que ha estado sucediendo en el mundo en los últimos años, lo más inmediato que puedo hacer es tratar de conectar con las personas desde sus sentimientos más humanos. "

Antes de tocar en RVG, tocaste en Sooky La La. ¿Crees que la experiencia obtenida gracias a este proyecto está muy presente en RVG?

En cierto sentido sí. Quiero decir que a través de esa banda es como conocí a muchos de mis amigos y comencé a tocar en Melbourne. Me encantó, pero al mismo tiempo ya no soy esa persona, así que es difícil para mí mirarlo y no avergonzarme.

Cuando hicimos RVG fue importante desde el principio hacer las cosas de manera diferente a nuestras anteriores bandas, como por ejemplo tener claro que preferíamos tocar una vez al mes en lugar de tres veces a la semana. Era importante hacer que todo pareciera más profesional. Había actuado las suficientes veces en salas vacías con Sooky La La para saber que había que escoger bien cuando dar un concierto.

Como banda que tiene una cierta popularidad, ¿sientes algún tipo de compromiso a la hora de dar visibilidad a la gente trans, no binaria y queer en el mundo del rock?

Supongo que principalmente lo hago visible tocando en conciertos y tratando de ser el tipo de persona trans que me hubiera gustado que existiera cuando tenía 13 años. Eso es importante para mí.

Definitivamente he comprometido mi salud mental con esta banda. La escena del rock en general no siempre es acogedora para las personas trans y siento que veces me sigue costando mucho hacer esto.

"La escena del rock en general no siempre es acogedora para las personas trans y siento que veces me sigue costando mucho hacer esto."

Me gusta mucho lo poderosos que son vuestros directos. ¿Crees que a la hora de tocar por tu cabeza se pasan todas las circunstancias que te llevaron a componer los temas?

Me gusta responder a cosas que me están sucediendo en ese momento e incorporarlo en mis actuaciones. Algunas de las canciones pueden adquirir nuevos significados mientras que otras tienen un significado incambiable. Esta es la parte divertida de la música.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar, ¿cuál es la tuya?

¿Algo que sea simple de cocinar en casa, rápido y tenga ingredientes mínimos? Puntos positivos si solo tienes que usar una sartén.

Del mismo modo tengo una para ti a cargo de Evans de Pinegrove: a la hora de componer tus temas, ¿cuánto de real y cuanto de imaginario hay en ellos?

Un poco de cada. Me gusta cantar sobre objetos y personas, pero también me gusta cantar sobre conceptos y cosas imaginarias.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *