Entrevistamos a

Ruiseñora

"Creemos que formamos parte de un movimiento que va en la línea de recuperar la identidad propia a través de la tradición. "

Por -

La formación integrada por Elia Maqueda (Espíritusanto) y Atilio González (Matarse en la Castellana) están de regreso con su segunda referencia, llegando 3 años después de la publicación de su debut Siglo XX. En esta ocasión el formato escogido es un LP titulado Relente (Raso Estudio, 2019) donde profundizan en todas las conexiones posibles entre la canción popular española y la electrónica de múltiples formatos. Adentrándose en los cánticos más pasionales de géneros como la copla o las tonadillas, el dúo nos ofrece una visión contextualizada de sus raíces folklóricas de una forma totalmente experimental. Guiándose por letras atemporales donde dan rienda suelta a una catarsis de sentimientos que tienen que ver con el amor, la indecisión o el miedo, Ruiseñora logran imprimir un carácter combativo en todos sus temas. Sin olvidarnos como son capaces de transitar por los sonidos sintéticos de una forma comedida como bien reflejan en ‘No Sé Qué Hacer’ o girando hacia una vertiente totalmente rítmica como ‘La Poza en Llamas’, demuestran una gran versatilidad para que su abanico de posibilidades resulte casi ilimitado. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, entrevistamos al grupo.

Sin lugar a dudas Ruiseñora es un proyecto de lo más original, no encontrando bandas que se lleguen a mover en terrenos similares a los vuestros. ¿Vosotros mismos sentís un poco que estáis musicalmente en tierra de nadie?

No, de hecho creemos que formamos parte de un movimiento que va en la línea de recuperar la identidad propia a través de la tradición. Es cierto que las propuestas de esta “escena” no son todas iguales, pero sí que hay un poso ahí que resuena de unas en otras.

 

A través de la forma de cantar de Elia y los rasgos propios de la copla introducida en vuestros temas exploráis un formato de canción popular. ¿De dónde proviene vuestra pasión por los rasgos populares mostrados en vuestros temas?

La verdad es que todo surgió a partir, precisamente, de la voz de Elia y su potencial para cantar algo así, que fue lo que nos hizo explorar esa vía.

Aunque hemos mencionado que de una forma estilística os acercáis a sonidos populares, si nos detenemos en muchas de las letras no se ciñen al lenguaje propio de la copla, sino que resultan mucho más personales y totalmente atemporales. ¿Desde un primer momento tuvisteis claro que queríais desligar en la medida de lo posible el apartado lírico al tradicional de la copla?

Sí. La primera canción de Ruiseñora parte de un poema de Elia titulado ‘Ya nadie se acuerda del siglo XX’. Las letras van más en la línea de lo que a ella se le ocurre que de una temática tradicional; de hecho, intenta evitar o al menos reinventar esos tópicos.

"Creemos que en la música todo se puede combinar, reinventar y utilizar. Por supuesto que hay propuestas que pueden ser más puras, pero eso no quita que todo se pueda transgredir. "

Quizás ‘Érase Que Se Era’ sí que remite un poco más al formato de relato con más connotaciones folklóricas y de romance. ¿En qué os inspirasteis para componer este tema?

La melodía de la línea de voz que Atilio tarareaba como una nana a nuestra hija nos recordaba a una jota (de hecho, a esta canción al principio la llamábamos “la jota”), y Elia quiso contar un cuento, por eso quizá tiene una temática que se acerca más a esas connotaciones.

Seguramente en algún punto de vuestra carrera habrá llegado, bien sea de forma externa o interna, la cuestión relacionada sobre el equilibrio entre respeto e innovación dentro de la tradición folklórica. ¿Sentís que hay algún límite que no se puede traspasar cuando en la música actual se echa mano de géneros tradicionales?

Creemos que en la música todo se puede combinar, reinventar y utilizar. Por supuesto que hay propuestas que pueden ser más puras, pero eso no quita que todo se pueda transgredir. Eso no es nada nuevo, además, lleva siglos haciéndose.

 

También tengo mucha curiosidad por indagar un poco en el proceso de creación de los temas. ¿Componéis partiendo de las letras o más bien comenzáis a través del aparataje electrónico?

Todo parte del paisaje musical que inspira más tarde las letras, así que sí, la base electrónica y los sintes son lo que configura la canción final. Atilio desarrolla las canciones y la línea de voz es la última línea que compone, a la que luego Elia pone letra en función de lo que le inspira la canción.

"Todo parte del paisaje musical que inspira más tarde las letras, así que sí, la base electrónica y los sintes son lo que configura la canción final. "

Algo muy interesante que contienen vuestras canciones es la capacidad de crear estampas visuales muy potentes mediante las descripciones que realizáis. ¿Creéis que vuestros temas poseen de forma clara esta característica, logrando en todo momento huir del contenido más críptico?

Es la idea, sí. Elia siempre ha escrito, y una característica de su escritura es esa capacidad para componer imágenes potentes. En este proyecto, además, tira de recuerdos, de sueños o de estampas que imagina y que suelen hilar la letra completa. Además, la música es muy visual, los paisajes electrónicos siempre evocan imágenes, de las que luego surge todo lo demás.

Imagino que la poesía también será una de vuestras influencias directas, al menos atendiendo a todo lo evocador y bien cohesionado de las letras. ¿Os gusta mucho indagar en poemarios o escritos similares?

Sí, Elia es una loca de la poesía (Atilio es una persona más bien prosaica). Todas las letras son originales, pero por supuesto lo que se lee siempre influye en lo que escribe.

A parte de Ruiseñora, cada uno de vosotros estáis involucrados en proyectos diferentes como son Matarse en la Castellana o Espíritusanto. ¿Sentís que estos proyectos se encuentran muy alejados de lo que es Ruiseñora?

En el caso de Atilio, Matarse en la Castellana es un proyecto de composiciones propias, así que en lo musical están más cerca de lo que podría parecer en un primer momento, solo que temáticamente son muy distintos. En cuanto a Espíritusanto, Elia no participa en la composición, por lo que solo hay un hilo conector, que sería la voz, pese a que la forma de cantar es muy distinta. Los dos proyectos, no obstante, son formas de exploración del pop y están ligados entre sí (incluso dieron un concierto juntos), además de que Elia ha hecho algún cameo en MELC y Atilio masterizó un disco de Espíritusanto.

"Elia siempre ha escrito, y una característica de su escritura es esa capacidad para componer imágenes potentes. En este proyecto, además, tira de recuerdos, de sueños o de estampas que imagina y que suelen hilar la letra completa. "

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿A quién le haríais un homenaje póstumo con una versión?

Del mismo modo tenemos una pregunta para vosotros a cargo de Mike Caridi de The Glow, dice así: ¿Cuáles son vuestros consejos y trucos para manteneros saludables en la carretera?

Tener siempre licor café a mano.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *