Entrevistamos a

Río Arga

"Nos inspiran las canciones de tres acordes hechas con algo de sensibilidad, supongo que dentro de ese esquema tan sencillo entran muchos grupos."

Por -

Río Arga son claramente un grupo pop pero que es capaz de mezclar muchas cosas, mirando tanto a bandas rock nacionales de los 70 como dejándose seducir por clásicos de guitarras foráneos como The Feelies. En su primer LP homónimo publicado a través de Caballito Records nos encontramos buenamente esta esencia, intentando que las referencias externan tenga su peso específico pero sin pasarse. “Nos inspiran las canciones de tres acordes hechas con algo de sensibilidad, supongo que dentro de ese esquema tan sencillo entran muchos grupos.” Sin lugar a dudas lo pamplonicas siguen sin cerrar ninguna puerta a la hora de exprimir sus sonidos, encontrándonos también con más características distinguidas como puede ser el énfasis por sacar melodías “felices” y llenas de brío, aunque el contenido lírico mire más bien hacia otro lado. Esta dualidad sin lugar a dudas ha ido evolucionando, algo que ellos mismos reconocen. “Las melodías empezaron siendo bastante pesadas y algo tristes pero poco a poco han ido derivando a acordes mayores mucho más clásicos que pueden sonar más felices pero sí. La dualidad nos pone bastante.”

Ya que hemos entrado en el terreno de lo que sugieren los temas, también parece que sus canciones tienen un cierto lado liberador en la interpretación, como puede ser el caso de ‘Una Canción’. Todo esto parece aún acentuarse más cuando llega ese momento de ajustar cuentas pendientes y sentirse bien soltando todo que llevan en el interior. “Yo no diría tanto, no se trata de ajustar cuentas con nadie, es algo liberador, una catarsis o como quieras llamarlo.” Del mismo modo, llegado el momento también se enfrentan a estados de ánimo como la apatía junto con ese sentimiento de no querer dar la turra, expresándolo a las mil maravillas en ‘No Quiero Aburrir’. Lo directo del mensaje y el no andarse con rodeos de nuevo vuelve a estar presente, huyendo totalmente de lo críptico. “Eso es algo que cualquiera que se dedique a esto siente en el algún momento, y si no lo siente es que desayuna egos revueltos.”

Continuando con las peculiaridades de esta puesta de largo, llama la atención como al leer de un tirón el tracklist, los títulos tienen bastantes palabras en común. ¿Estamos acaso ante una especie de mensaje o simplemente es pura vagancia a la hora de buscar nombres a las canciones? Ellos sin lugar a dudas tienen la respuesta precisa. “Somos un grupo auto referente y del “no”. No lo podemos evitar.” Una vez descifrado el objetivo de titular los temas de esta forma, también llama bastante la atención como han optado por imprimir una mayor contundencia y solos de guitarra más impulsivos respecto a otras ocasiones, demostrando como el grupo sigue avanzando en la búsqueda de una identidad clara. “Poco a poco vamos funcionando mejor como grupo y eso nos hace sonar más y mejor”

Más peculiaridades de este trabajo las podemos encontrar en la contraportada del mismo, apareciendo fotografías de aves muertas. Por ello no podíamos dejar pasar la ocasión de indagar de lleno en el origen de estas imágenes. “No fue decisión nuestra. Delegamos en la portada y en la contra en Kinki Stinky, una chica que nos mola mucho lo que hace y no nos decepcionó. Hay que conocer un poco su trabajo y a ella para entenderlo, hacednos caso. Mola.” Apoyándose de esta forma en influencias externas, queda claro que las decisiones tomadas por Río Arga en torno a todo lo que rodea sus composiciones resultan bastante premeditadas a pesar de mantener un ritmo compositivo bastante alto a lo largo de estos últimos años. Sin embargo, ellos mismos no lo ven así. “Descartamos poco y tampoco producimos tanto, vamos tranqui.”

Si nos fijamos en el lugar de procedencia de la formación, nos encontraremos ante la enésima banda de una Pamplona que sigue encaramada a las píldoras pop guitarreras más efectivas, compartiendo en la mayoría de los casos miembros o montando nuevas bandas tras el fin de otras. Ante esto siempre cabe preguntarse si de verdad los lazos que unen a sus miembros son realmente fuertes. “Se podría decir que no follamos todos con todos pero sí, básicamente es sexo.” Este hecho también se acaba mezclando con la realidad de vivir en una ciudad no muy grande,  provocando que al final siempre estén las mismas personas involucradas y se conozcan muy bien. “A nosotros nos gusta vivir en Pamplona, pero es que tampoco somos objetivos.”

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *