Entrevistamos a

Ramper

"Nosotros vemos las canciones desde dentro, y las sentimos canciones simples, de base, pero esa simpleza ha pasado por muchas fases de descarte y de borrar cosas que lo único que hacían era crear ruido. "

Por -

Ramper son Álvaro, Antonio, Ángel y Joserto. Cuatro chavales de Granada que, según nos contaron, se conocieron un poco por casualidad. Su debut Nuestros Mejores Deseos se trata de uno de los discos más convincentes que hemos escuchado en mucho tiempo, y no sólo dentro de nuestras fronteras. Hace un par de episodios estuvimos analizando el álbum de marras en un episodio del Ministerio del Ruido y charlando con la banda, y hoy toca hacer lo propio para los lectores de Mindies con la transcripción de aquella entrevista.

Ramper son un grupo bastante especial, parten del post rock de bandas como Swans o GodSpeed You! Black Emperor y el minimalismo slowcore de Bedhead o Low para mezclarlo con melodías pop difuminadas en atmósferas shoegaze de gente como Slowdive a través de estructuras complejas pero que, sorprendentemente, entran con bastante facilidad en tu oído. Lo que más llama la atención de primeras es que, partiendo del post rock, no hagan un copia pega evidente de los años noventa, como hacen hoy la mayoría de los grupos del género. También es reseñable que  siendo tan jóvenes manejen unas referencias tan variadas y cómo han sabido coger todos esos nombres para hacer algo propio y que no resulta un engendro indigesto. Hemos hablado con ellos y esto es lo que nos han contado al respecto.

Mirando un poco por encima las listas de Spotify colgadas en vuestro perfil, uno ve cantidad de nombres diferentes que parecen, en principio, no casan del todo bien, y sin embargo en vuestro disco conviven perfectamente. ¿Os ha costado mucho decidir por dónde tirar?

Antonio: Pues la verdad es que ha habido varias cabezas que han rodado por el camino. Hemos intentado hacerlo más o menos cohesivo pero hemos tocado de todo, en el local ha salido de todo.

Ángel: Hay por ahí un par de canciones que no han llegado a ver la luz, que son de las primeras que compusimos, una de ellas es una especie de Idles-mal y otra un poco Cult-of-Luna-regular...Al final los cuatro somos personas que veníamos de no tener grupo, hemos tenido grupos en la adolescencia pero ninguno habíamos tenido una banda a través de la cual expresarnos y soltar lo que tenemos dentro después de unos cuantos años escuchando música de una forma más madura, o más consciente.

Para nosotros unirnos era un poco ‘queremos hacer ahora todo lo que llevamos todos estos año escuchando’ y esas listas de Spotify son un poco eso. Desde luego no ha sido fácil ponernos de acuerdo, ¿tiras por este grupo que te gusta mucho ahora mismo o por este otro género que descubriste el año pasado y te estaba flipando? Quieres hacerlo todo y eso es un problema. A Álvaro, por ejemplo le gusta mucho Shellac y el post-hardcore de los noventa y yo soy algo más rítmico y eso al principio nos llevó a pegarnos de hostias…

Álvaro: De hecho la primeras veces que nos reunimos nos obligábamos a escribir en una pizarra para decidir por dónde iba a ir el disco y tratar de dejar fuera la influencia externa de todas las cosas que íbamos escuchando. Aunque bueno, eso al final lo dejamos de lado.

 

Pues os ha quedado muy natural, como si llevarais haciéndolo toda la vida. Está guay que lo digáis porque a menudo entrevistas a artistas y te dicen que ‘ha sido todo un proceso bastante espontáneo’…

Angel: (Risas). A ver, nosotros las canciones las vemos desde dentro, y las sentimos canciones simples, de base, pero esa simpleza ha pasado por muchas fases de descarte y de borrar cosas que lo único que hacían era crear ruido. Desde luego no ha sido sencillo, no era llegar al estudio con una idea y tenerlo ya casi resuelto. Por ejemplo ‘Pánico en las calles’, si bien es la que con más rapidez se dedujo cómo iba a ser, el conseguir que suene como lo hace fue un proceso muy complejo. Para Joserto, el batería, que es una persona muy fan del progresivo, pasar a hacer algo tan escueto fue complicado porque sentía la necesidad de recargarlo constantemente y nosotros sentíamos que la canción tenía que despojarse de casi todo.

Bueno, han pasado ya un par de meses desde que lanzasteis el disco, es verdad que os ha pillado justo la pandemia y demás, pero ¿cómo estáis viviendo la acogida del disco?

Antonio: Buena, ¿no? Estamos viendo como las reproducciones suben, leemos comentarios...Tampoco es una locura, no ha sido el éxito del año pero recibimos buenas sensaciones. Es verdad que nos ha tocado algunos conciertos que hubieran podido ser un empujoncillo para el disco y ahora tenemos un montón de merchan acumulado…

Ángel: Desde luego no ha tenido la acogida del disco de Triángulo de Amor Bizarro pero tampoco lo esperábamos, no tenemos ninguna trayectoria. Ahora mismo somos un grupo de nicho, de underground, del que pueden presumir cuatro colgados cuando quieren hablar de un grupo nuevo que no conoce mucha gente.

Antonio: Así que aprovechad ahora (risas).

Ángel: Pero cada mensaje que nos llega es para nosotros un pequeño éxito. Por ejemplo, una cosa tan nimia como el hecho de que estemos en el top 100 de rateyourmusic…. Para nosotros significa muchísimo que siendo unos don nadie gente de Canadá nos puntúe, o de Reino Unido nos escriban para decirnos que les ha gustado el disco, un señor de Austria que se molesta en escribirnos y nos pide merch o un japonés que nos compró el disco en Bandcamp…

"Hemos intentado hacerlo más o menos cohesivo pero hemos tocado de todo, en el local ha salido de todo."

Lo de rateyourmusic pensaba comentároslo. Estáis en el puesto sesenta y algo, creo… El otro día en el Ministerio del Ruido hablamos de Kairon; IRSE! que empezaron un poco como un hype de rateyourmusic y luego poco a poco se han ido consolidando.

Antonio: Tampoco tenemos esas expectativas…

Angel: Desde luego ha sido toda una sorpresa, que gente nos escuche desde tal lejos… Pero no vamos a ser KAIRON; Irse!...

Álvaro: Hombre, nuestras expectativas han estado desde el principio más o menos claras: Que haya gente que nos escuche, poder tocar por toda España, eso nos haría mucha ilusión. Nos fijamos en grupos como Cuchillo de Fuego o Somos la Herencia que nos gustaría llegar a ese nivel, quizá…

Entrando ya en el disco, la primera canción arranca con una intro bastante disonante, atronadora, casi free jazz...Es el momento más difícil del disco, por decirlo de alguna manera. Me ha sorprendido que en un debut se coloque la parte que más puede ‘asustar’ como una bienvenida, parece que colocáis una barrera nada más empezar.

Antonio: La pretensión tampoco era empezar con una barrera. Se nos ocurrió hacer eso, un poco como ocurre en los conciertos de música clásica...

Álvaro: Es que hace cosa de un año estuve trabajando en una empresa de sonido que se encargaba de la sonorización de conciertos de música de orquesta y empecé a escuchar conciertos de orquesta y estos conciertos generalmente empiezan con los músicos calentando y fue algo que nos gustó a todos bastante, casi más que el propio concierto (risas).

Ángel: También, otra referencia clave para entender este inicio es Julia Holter: ese inicio del ‘Aviary’ que es pura cacofonía preciosista y melódica…

Antonio: De hecho, nos dimos cuenta de que suponía una barrera a posteriori, cuando nos lo empezó a comentar la gente. Ya luego comentamos en broma de que esos primeros segundos son una criba: si no eres digno del disco, lo abandonas ahí. Pero no lo planteamos con esa intención.

Siguiendo con las canciones, otra que también me ha llamado la atención es ‘Murga’. Todas muestran sentimientos de duda, miedo fragilidad, pero esta me parece un poco más optimista o asertiva, al menos. ¿La habéis puesto al final por eso?

Ángel: ‘Murga’ funciona como canción final y habla de finales, era imposible no colocarla ahí. Y sí, tienes razón, su letra es completamente asertiva. Para mí habla de fracasar, de no conseguir tu objetivo y haber perdido pero asimilarlo y dejarlo ir sin hacer drama.

También me ha llamado la atención que vuestras letras sean en castellano. Sobre todo porque en post-rock y shoegaze es más normal usar el inglés, o incluso prescindir de las letras...

Álvaro: Tampoco le dimos muchas vueltas, decidimos hacerlo en español porque pensamos que quizá no es sincero del todo intentar comunicarnos en inglés sobre temas tan personales...Encima nuestros oyentes van a ser españoles en su gran mayoría.

Ángel: Hay grupos más o menos cercanos a nuestro sonido que utilizan el inglés, no sé si aspirando a un público más internacional. Nosotros tampoco hemos pensado en el más allá, asumimos que tampoco vamos a llegar a tanto. Pero bueno, como hemos comentado, nos han escrito desde otros países como Canadá o el Reino Unido. Si nosotros disfrutamos escuchando grupos que cantan en inglés o en noruego sin entender muchas veces ni papa de lo que dicen, pues ellos también pueden disfrutarlo aún sin saber qué dice la letra. Para nosotros la comunicación más importante la tratamos de establecer a través de lo instrumental, las letras serían un poco el broche de eso.

"Para nosotros la comunicación más importante la tratamos de establecer a través de lo instrumental, las letras serían un poco el broche de eso."

Incluso en algún momento las letras están un poco en segundo plano, ¿no? No sé si era en ‘Oxígeno’ que la voz está bastante tapada. Es como si la voz fuera un instrumento más...

Álvaro: Es que al principio no me sentía demasiado cómodo con mi voz y estaba algo obsesionado con que la voz no tomara demasiado protagonismo y estuviera integrada como un instrumento más, como dices. Esto ha sido una decisión deliberada para este disco. Pero conforme ha avanzado el tiempo cada vez somos menos partidarios de que la voz ocupe un papel secundario. A lo mejor en algún caso concreto, en una canción concreta, volveremos a eso, pero no queremos estandarizarlo de manera que la voz quede siempre en un segundo plano.

Ángel: También es que ‘Oxígeno’ es la canción más shoegaze, entonces ha sido un poco una decisión estética acorde con lo que es la canción…

¿Y habéis pensado cómo llevar todo esto al directo?

Antonio: Nunca hemos tenido una decisión concreta sobre la puesta en escena…Siempre ha sido todo bastante espontáneo y natural.

Ángel: No tenemos ningún show (risas). Simplemente interpretamos nuestros temas, es verdad que luego siempre hay espacio para la improvisación, por ejemplo en ‘Murga’ con las trompetas, no vamos contando los compases, y según como esté siendo el concierto dejamos que las canciones vayan un poco por uno u otro camino…

Antonio: También supongo que lo dirás por el tema de cambiar de guitarra, utilizar algún sonido...Pero es que también tenemos la suerte de que todos los músicos que han participado en el álbum son buenos amigos y suelen venir siempre que se puede. No es raro que nos juntemos nueve personas en el escenario.

Ángel: Además es que el disco suena bastante a nuestro directo, también por cómo ha sido grabado. Entonces, al final no nos resulta difícil ser fieles al disco cuando lo interpretamos...Lo que sí intentamos es que el concierto se oxigene haciendo algún parón cambiando la configuración de los pedales, cogiendo este cacharro...Pero el ritmo del directo viene muy marcado por el ritmo del tracklist del disco.

Para terminar, tenéis el álbum en Bandcamp en cassette y como ‘Name Your Price’ en digital… No sé si habéis pensado y si os haría ilusión sacarlo en vinilo.

Antonio: El cassette básicamente lo hicimos porque era rápido, barato y bonito.

Ángel: A día de hoy comprar un formato físico es algo un poco fetichista y que tiene un poco la finalidad de apoyar a las bandas. Así que el cassette es como un pequeño juguete para las estanterías, pero sabemos que la gente recurre a los formatos digitales. Y vamos, nos encantaría editar este álbum o los siguientes en vinilo. No es que estemos buscando un sello activamente, pero claro que nos gustaría poder lanzarlo en vinilo, sin duda.

Entrevista a cargo de José Sanz Gil-Cepeda

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *