Entrevistamos a

Ortiga

"Creo que también se trata de ver el rollo humorístico, jocoso que hay detrás de lo que canto. Sí, es amor pero también hay mariscadas y tonterías. De esta forma también es muy bonito."

Por -

Manuel González dejó atrás su andadura en Esteban & Manuel, lanzándose a la aventura en solitario en Ortiga y publicando su primer LP Chicho y sus Chichas (Ernie, 2019). En él nos vamos a encontrar con un espíritu festivo con el que hacer frente a todo, logrando que el mal de amores se aleje a ritmo cumbiero. Llamando la atención lo exuberante de sus ritmos y la forma de conquistar ese apartado cercano al baile frenético con el que nos reconciliamos cada verano con las verbenas, sin lugar a dudas lo de Ortiga se enmarca dentro de una auténtica revolución de géneros clásicos latinos mezclado con celebraciones a la gallega. Toda una declaración de intenciones para provocar una reacción revitalizante y totalmente desinhibida. Aprovechando que Manuel se encontraba unos cuantos días en Madrid de promoción tras uno de sus conciertos, quedamos con él un rato para charlar y descubrir a fondo su filosofía de vida.

El domingo pasado ofreciste un concierto en horarios diurno dirigido para niños en La Casa Encendida. ¿Cómo surgió esta propuesta y cómo valoras la experiencia?

Fue un concierto que salió, que era interesante desde varios puntos de vista y lo hicimos. Supuestamente era sólo para niños, pero no da para que todo el mundo vaya con niños. Entonces se dio prioridad a esa gente pero al final sí que se podía ir sin niños.

Después de la experiencia dentro de Esteban & Manuel te embarcas en solitario en este trabajo. ¿Crees que tu actual proyecto tiene alguna influencia de tu anterior banda, es decir, lo ves cómo una evolución lógica o crees que es algo completamente diferente?

Hombre, para muchas cosas es totalmente nuevo y diferente porque claro, no es lo mismo trabajar con alguien que trabajar solo obviamente. Pero bueno, también la persona que hacía las canciones era yo, el que cantaba era yo, el que tocaba la guitarra era yo... Que eso es lo que hago aquí también. Entonces, estilísticamente es bastante similar en según qué cosas. Al final claro que es evolución pero más que nada porque hace dos años hacía eso y ahora hago esto. No es un rollo de “¡wow, voy a evolucionar!”

 

Sí, que surgió naturalmente.

Efectivamente, hay que adaptarse a las cosas que pasan, digo yo.

¿Y cómo te las apañas solo en el escenario?

Pues bastante bien. Todo tiene sus procesos, porque obviamente tienes que acostumbrarte a ello, pero me noto muy contento, siempre que actúo por ahí las cosas funcionan.

Me gusta como a la mínima te bajas por ahí a bailar entre la gente.

Sí. Además como a mí me gusta hacer el subnormal pues... También creo que es un rollo que está hecho para la fiesta por la fiesta. Yo tampoco voy a descubrirle América a nadie, voy a los sitios a pasarlo guay y a ganarme la vida, eso es todo.

¿Te da para ganarte de la vida?

Sí, llevo un par de años dedicándome a ello y la verdad que es un privilegio. No tengo otro trabajo ni pretendo tenerlo.

Creo que en tus composiciones hay mucho encerrado del espíritu festivo de las verbenas, incluso en la forma de afrontar el sonido de una forma brillante a través de los vientos en canciones como ‘Acostumbrao’. ¿Sientes que este disco se encuentra muy impregnado de todo aquello que transmiten las fiestas de los pueblos y las orquestas, de ir de verbena en verbena?

Yo creo que realmente una influencia a nivel idiosincrasia. Desde luego que la hay, porque yo soy de dónde soy, llevo viendo toda la vida a esa peña. Y realmente la vida de una orquesta es la vida de un grupo de rock: andar de gira, en carretera, montar, probar, tocar, recoger y vuelta a empezar. No hay tantas diferencias. Unos usan guitarras, otros saxofones. A nivel canciones, a mí me hace más gracia...

"Realmente la vida de una orquesta es la vida de un grupo de rock: andar de gira, en carretera, montar, probar, tocar, recoger y vuelta a empezar. No hay tantas diferencias. Unos usan guitarras, otros saxofones. A nivel canciones, a mí me hace más gracia..."

¿Ves tu proyecto un poco de esta forma?

Claro. Por la manera en la que soy no puedo hacer tampoco canciones serias, intensas. Yo no soy C Tangana, soy un chaval de Santiago que hace canciones y ya está. Tampoco me voy a poner aquí de gangsta, joder, si a mí me dan miedo los perros.

Quién sabe, igual dentro de unos años te vemos en los Grammy latinos.

Joder, ojalá. A todo el mundo le molaría, a todo el mundo le gusta que le reconozcan. Yo con hacer mis canciones en mi casa...

Por cierto, ¿te autoproduces? ¿Lo haces todo solo?

Sí, yo hago todo. Estoy solo y disfruto un montón así.

Las orquestas gallegas siempre han tenido fama de ser las mejores del país. ¿Crees que eso sigue en pie o se ha ido difuminando un poco?

Creo que depende de a qué nivel lo quieras analizar, a nivel técnico, show... ¿grandilocuencia? La puta hostia.

Yo no sé aquí en Madrid lo que ve la peña, pero es que el show que da Panorama no le tiene nada que envidiar a la Rosalía. Ya te digo, desde pantallas LED a cosas colgantes del techo... Es híper grandilocuente. Tocan todo de una manera práctica. Es decir, aquí vienes a pasarlo bien y es un rollo que tiene una finalidad concreta.

Hay que aprender lo que hay que aprender de quien lo hay que aprender. Si quieres que la Panorama te descubra la vanguardia de la música pues vas a salir muy decepcionado pero si quieres que te enseñe el rollo populista de la música pues seguramente sean los mejores profesores.

 

¿Cuál es tu orquesta favorita?

Yo que sé, las orquestas son más un momento concreto. Da igual si es una u otra, tú lo que tienes que estar es con tus colegas pasándotelo guay. Lo demás es una variable.

Sin duda, entre tus sonidos se reivindican muchos géneros latinos como el bolero, la cumbia o el chachachá. ¿Siempre te ha gustado mucho indagar en los músicos clásicos de estos géneros?

En Galicia estos géneros suenan de siempre. Antes de empezar con Esteban & Manuel veíamos que las cosas por ese camino funcionaban bastante guay. Además es algo que nos toca bastante cerca y por nuestra educación somos capaces de hacerlo. Joder, hay peña que puede hacerse una cumbia y no se puede hacer un tema de rap y al revés. Somos todos iguales de putos amos. Nosotros empezamos un camino que yo creo que resultó ser muy interesante y a tope con eso.

Algo que me llama la atención echas manos del autotune, pero se sigue reconociendo tu voz. ¿Cuánto tiempo le dedicas a esta parte del trabajo?

Yo, lo que es afinar y cantar pues... no ¿sabes? Pero bueno, como creo que soy generoso conmigo mismo y no intento ver cosas donde no las hay, me pongo autotune y así canto de puta madre. Lo que pasa es que hay mucha peña que cree que el autotune te hace las canciones y eso es como pensar que una sartén te hace la comida. La comida te la haces tú. El autotune es un añadido, un efecto más. La gente que dice que el autotune te hace las canciones es la que no lo ha probado. El autotune te pone la nota en el sitio pero si la letra o la melodía son una mierda, son una mierda.

Las letras de tus temas, en bastantes ocasiones apuntan a esas situaciones amorosas que resultan bastante desafiantes y que te mantienen en vilo, sin embargo el plano sonoro parece apuntar a lo contrario, hacia la desinhibición. ¿Crees que tus canciones encierran estas caras opuestas o crees que es algo aleatorio?

Yo voy contando lo que me pasa. No me considero un letrista muy bueno, entonces muchas veces pido ayuda. Toco en otro grupo, Boyanka Kostova, y el chico con el que toco es un letrista fantástico y muchas veces me ayuda.

Por ejemplo, la letra de ‘Pistolera’ la hizo casi toda él, ‘Acostumbrao’ la hizo Grande Amore, que es otro chico que tiene un montón de bandas en Galicia, un fenómeno de la hostia. No creo que esté mal eso tampoco. O sea, quiero decir, a mí lo que me importa es hacer una canción buena y si para eso tengo que pedir ayuda a alguien... ¿por qué no? Es como pedir una guitarra, yo creo.

"El show que da Panorama no le tiene nada que envidiar a la Rosalía. Tocan todo de una manera práctica. Es decir, aquí vienes a pasarlo bien y es un rollo que tiene una finalidad concreta. "

Al mismo tiempo, ¿te consideras una persona que sufre mucho por temas amorosos o sueles verlo todo siempre con cierto optimismo?

Pues no lo sé. Cada uno con lo suyo, yo veo las cosas así y las cuento así. Tampoco soy yo el que va a descubrir nada. Si tengo que contar una historia, la cuento como me pasa a mí. ¿Algo hay que cantar no? No sé, si quieres que te diga que soy un romántico, pues lo soy. Creo que también se trata de ver el rollo humorístico, jocoso que hay detrás de lo que canto. Sí, es amor pero también hay mariscadas y tonterías. De esta forma también es muy bonito.

Y costumbrista.

Sí, claro.

La versión que has hecho de ‘Motos de Agua’ de Cuchillo de Fuego me impresionó mucho cuando la escuché, resultaba difícil de reconocer, logrando que algo con guitarras tan pesadas, donde casi se puede mascar la tensión, se transforme en una canción mucho más placentera y casi narcótica. ¿Tuviste en todo momento muy clara la visión que aportar al tema?

No, de hecho esa canción quería que fuera uno de los grandes hits del disco porque me encanta Cuchillo de Fuego, me encanta el tema... Yo quería hacer un merengue pero no me salía ni pa Dios y al final probando y probando me salió ese formato de canción. No sé, no es un hit pero no todo es perfecto.

Prefiero quedarme con el rollo de que es un homenaje. Es más porque son amigos. Esa peña tiene el Liceo Mutante de Pontevedra, que es como una asociación cultural que hace muchos conciertos y realmente a nivel underground son muy guays porque dinamizan mucho los grupos, la escena, la ciudad... Yo vi ahí muchísimos conciertos buenísimos.

En un principio podría llamar la atención como has versionado a una banda punk como son Cuchillo de Fuego, encontrándonos ante un género totalmente opuesto al tuyo. ¿Qué sueles escuchar habitualmente? ¿Tus gustos musicales son muy variados? ¿Qué hay en una playlist tuya de Spotify?

Va mucho por temporadas. Por ejemplo, esta temporada estoy escuchando mucho Soto Asa, es un pavo que es Jesucristo. Es de Ceuta o algo así. Bueno, no sé, igual la estoy cagando que flipas. Es del sur eso seguro y tiene un rollo como de reguetón antiguo con muchos toques que... buah me encanta, la verdad. Después me gusta mucho el rollo grunge, los Smashing Pumpkins, los Héroes del Silencio...

¿Eres clásico entonces?

Sí, joder. Yo de Smashing Pumpkins me lo sé todo, de Metallica me lo sé todo, de Héroes del Silencio me lo sé todo... Es lo mismo todo al final. A muchos temas de Metallica les puedes hacer una versión cumbia que es lo mismo. Al final son acordes y letras en cuatro por cuatro. Yo lo veo así.

Algo que me encanta es cómo has colaborado con músicos de orígenes muy distintos como Pedro Ladroga, Nuno de Oh! Ayatolah o la versión de Cuchillo de Fuego. ¿Crees una de las cosas más importantes en el mundo de la música es liberarse de prejuicios a la hora de componer y de mezclar?

Yo siempre toqué en grupos punk y hasta metaleros. Y ahora que estoy solo, ¿qué voy a hacer, dejar de tocar? Pues tendré que hacer algo que pueda hacer solo. Y lo que puedo hacer solo son merengues, reguetón... Al mejor si tuviera un grupo de seis personas pues intentaría parecerme a Derby Motoreta. Pero estoy solo.

¿Y el proyecto va a continuar solo?

Sí, por lo menos a nivel ideológico. Me gusta tener la posibilidad de hacer las personajadas (canciones) que se me ocurran. También es tu expresión al final. Aun así, a mí me gusta tocar con gente, me gustaría tener diferentes formatos de Ortiga pero tampoco me va la vida en ello.

También las circunstancias vitales y económicas irán poniendo a cada uno en su sitio y serás capaz o no de hacer algunas cosas. Yo lo veo todo ir para arriba, que me llamen los findes para tocar.

Ahora mismo que por fin parece que se mira a géneros como el reggaetón con mejores ojos y se le tiene más en cuenta dentro del mundo puramente pop (sin ir más lejos se programa ya a Bad Bunny en festivales como el Primavera o el BBK). ¿Crees que ahora mismo hay una serie de artistas latinos que realmente han cambiado las cosas dignificando e innovando en sus géneros o ha sido más bien un giro de la industria de la música y su consumo?

Un poco todo. El reggaetón tumbó un gobierno en Puerto Rico y me gustaría saber cuántos rockeros tumbaron gobiernos en su país. Quiero decir, que el reguetón es una mierda lo dice peña que en la puta vida escuchó reggaetón y que en la puta vida se interesó por él.

Ahora va a parecer que soy un flipado y un pureta, pero yo que estuve también en la escena de heavys y metaleros, y ahora en esto... Si piensas eso es que eres tonto. Quiero decir, ¿por qué son mejores Los Ramones que Anuel AA?
Si los dos usan onomatopeyas en el estribillo, tres acordes por canción y una base rítmica que puede tocar incluso un niño de cuatro años.

De hecho hoy leí un rollo que decía algo así como “tu generación puede ser lo talentosa que quieras hasta que venga una nueva”. Entonces claro, la generación que era talentosa y se está viendo desplazada dice “buah, el autotune es el demonio, te hace las canciones solo”. A lo mejor lo que tienes que hacer es probarlo en vez de quejarte y entender las cosas desde dentro. Yo también dije alguna vez que el autotune era el demonio, lo probé y dije “¡hostia, si soy subnormal!”

Un poco lo que te decía antes, si tienes una letra de mierda el autotune no te va a hacer una letra. Al final la peña que hace reggaetón o metal es para pasarlo guay. ¿Por qué no dejas al puto chaval este, de donde sea, hacer reggaetón? Déjalo tranquilo.

Y el puto rollo de “no, es que no es músico” o “es súper básico”. Eso lo dice peña que en su puta vida cogió un ordenador o una caja de ritmos, porque producir música electrónica es un rollo híper complicado y requiere de un montón de conocimientos técnicos, como puede requerir tocar la guitarra. Me parece un poco ignorante pensar así.

El que dice que el ordenador hace la música sola, por favor que se compre un puto ordenador que haga música solo. Cuando a las dos horas vea que no sabe ni darle al play ya dirá “¡hostia!”. Entonces pues que le jodan a toda esa puta mierda de viejos. Que hay viejos de catorce años, ¿eh?

 

Sí, que siguen escuchando Led Zeppelin pensando que no hay nada más.

Sí. Que Led Zeppelin es la polla eh. Lo que pasa es que ya no es novedad. Hace poco también leía que en el 92 las nominaciones a los Grammy eran Metallica, Iron Maiden, Nirvana y U2. Ahora son Ozuna, Bad Bunny, Rosalía...

Y no creo que la peña de los Grammys hace veinte años fuera súper inteligente y ahora sean totalmente retrasados.

Me parece un poco loco afirmar eso. Adaptarse o morir. Si tú ves en el reggaetón un demonio, y ahora todo es reggaetón lo único que vas a hacer es estar en tu casa tirándote de los pelos. Cada uno toma su decisión, pero es un poco como los caballos que llevan las movidas estas en los ojos.

Yo creo que la estética que envuelve el proyecto es también una parte importante. Desde la misma portada hasta el videoclip de ‘O Solar’, con ese punto extravagante y reivindicando el mundo noventero de Internet Explorer y sus diseños gráficos. ¿En qué elementos te inspiras a la hora de conformar todo lo relacionado con tu estética?

La portada me la hizo Cristina Moirón, que es una chica que tiene unas aptitudes artísticas y laborales maravillosas, y entiende lo que necesito, lo que quiero y lo que me gusta. Sí que le dije que me gustaría que pareciera un juego de la Game Boy, pero es ella la que hace todo.

La estética tampoco es algo en lo que yo piense mucho porque me la pela un poco. Quiero decir, a todo el mundo le gusta ir combinado pero yo soy músico, no soy modelo. Se ve en los conciertos, que llego con mi mueble de casa, y pongo una lona y ya. La estética es importante en la justa medida, para que te identifiquen.

Al final tu proyecto es reconocible de alguna manera a nivel estético, con letras góticas, el tipo de fotografía, un rollo analógico... ¿Es algo premeditado?

Sí, bueno... Lo justo, lo que puede premeditar cualquiera. Si sacas una canción, pues te tienes que sacar una foto... Si la canción trata de una cosa, tú decides lo que hay que ponerle. Si te gusta el rollo minimalista, pulcro pues te inspiras en lo que hayan hecho otros que te gustan. Yo es que soy súper básico. Sí, letra gótica de malote, unas ortigas, y tampoco tiene mucho más. Así de simple, así de decepcionante.

"Yo siempre toqué en grupos punk y hasta metaleros. Y ahora que estoy solo, ¿qué voy a hacer, dejar de tocar? Pues tendré que hacer algo que pueda hacer solo. "

Tu otro proyecto Boyanka Kostova es algo bastante diferente a priori a lo que haces con Ortiga, pero también logras poner tu sello rítmico a una influencia trap. ¿Crees que lo que haces con Ortiga y Boyanka Kostova tiene más nexos de unión de los que parece?

Sí, porque las bases de ambas bandas las hago yo. Muchas veces estoy en casa, improviso algo y digo “bueno, pues si a esto le pongo el bombo en el 1 y la palma en el 3, es para Boyanka Kostova, y si le pongo el bombo en el 1, 2, 3 y 4 es para Ortiga”.

En realidad eso pasa poco, porque normalmente compongo todo con mi compañero. Aunque yo haga las bases, las hacemos en simbiosis, al igual que aunque él haga las letras, las hace conmigo. Vamos llegando a un acuerdo. Así de decepcionante.

En la actualidad parece que en Galicia hay una eclosión tremenda de bandas haciendo cosas súper interesantes y muy diferentes como puede ser el caso de Mundo Prestigio o Seda. ¿Consideras que ahora mismo hay una hornada interesante de músicos gallegos o al final son los de siempre con proyectos más interesantes?

En Galicia siempre hay proyectazos increíbles. Entiendo que aquí tampoco llegan muchos, llega una parte pequeña. Seda puede llegar, pero Malándromeda no llega tanto, y es el Jesucristo del rap en España.

O por ejemplo, Emilio José, que es el músico más polifacético que existe. Hay una escena muy potente artísticamente.

Y a nivel de repercusión, ¿piensas que fuera de Galicia no se sabe mucho de lo que pasa allí?

A nivel de repercusión nacional hay bandas que suenan mucho como Novedades Carminha, Baiuca... Y eso es la puta hostia.

Además son peña que lleva el espíritu por ahí, que si no parece que sólo la peña de las capitales tiene Internet.

 

Me ha sorprendido para bien cuando has dicho que vives de la música; hace no mucho se publicó un artículo de la situación precaria que viven muchas bandas nacionales e internacionales de la escena independiente, y la mayoría compaginaban la dinámica de la banda con otros trabajos más “convencionales”.

He de decir a mi favor que ser uno es más fácil, porque el caché es para ti entero. Aunque también es un trabajo titánico, porque yo hago las canciones solo. Y eso me destruye la vida personal. Si tengo que hacer una canción y tengo que hacer la batería, el bajo... Es mucho tiempo.

¿Cuánto te lleva hacer una canción?

Un mínimo de 20 horas no me las quita nadie. Lo que pasa que de esas 20 horas, se rentan 5 este mes, 8 el mes que viene... Realmente pasan meses hasta que las rentabilizas.

Eres autónomo al final.

Sí, pero bueno, yo vivo de la música pero no soy Felipe de Borbón. Pero estoy encantado de la vida, es mi puto sueño y sé que es un privilegio conseguirlo y aguantar aunque sea poco.

¿Te ves en la música para siempre? ¿Hay plan B?

Si fuera por mí, sí. No hay plan B, por eso espero que sea para siempre. Si hay un plan B, igual es que el plan A es menos A, ¿no? Si tienes un plan B, igual es que no confías tanto en el A, y eso es una mierda o al menos ese es mi punto de vista kamikaze. Ya te digo, soy súper simple y básico.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar, ¿cuál es la tuya?

Bueno, el próximo que diga cuánto dinero tiene, que yo creo que esto debería decirse más.

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Alex G, dice así: ¿cuál es tu comida favorita?

Es una pregunta muy jodida. A ver, a mí los callos a la gallega me puto flipan, la verdad. Son como los madrileños pero con una salsa como Dios manda, garbanzos y carne de cerdo. Eso es una delicia, pero hay que saber hacerla.

Entrevista realizada por Lucía Gónzalez Arboleya
Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *