Entrevistamos a

Monteperdido

"Simplemente digo lo que siento y lo que me pasa tal cual es, no me gusta filtrar, ni tapar. La violencia me interesa mucho, se nos tiene muy prohibida a las chicas. "

Por -

Monteperdido nos entregaron su LP debut a finales del año pasado, llegando en este debut homónimo un disco cargado de furia donde el cruce entre los momentos más asociados a las guitarras post hardcore y la búsqueda continua de elementos pop nos dejaba con muy buen sabor de boca. Encontrándonos con nombres ilustres como Bego y Tomás de Ordesa o Dani de Descubriendo a Mr.Mime, descubrimos a una formación capaz de apostar siempre por melodías ejecutadas desde el corazón, estando muy bien acompañadas por un apartado lírico entregado a afrontar los momentos cruciales en la vida por muy buenos o críticos que sean. Estamos por lo tanto ante unas canciones donde no se ocultan situaciones relacionadas con dejar atrás las etapas de añoranza adolescente, momentos de tensión a la hora de hacer frente a recuerdos o incluso hablar de episodios tan graves como violaciones sufridas por un ex. Un cúmulo de historias contadas manteniéndose firmes a sus ideales personales, algo que siempre es de agradecer a la hora de poder sentir de lleno como estos temas impactan de lleno en nuestra diana emocional. Aprovechando lo vigente de este lanzamiento, hemos tenido el placer de charlar con la banda.

Bego y Tomás, decidisteis poner el nombre de Ordesa a vuestro primer grupo, y ahora escogéis Monteperdido para este nuevo. ¿Sentís el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido tiene un gran simbolismo y os suscita muchas emociones o simplemente os gusta el nombre de estos dos accidentes geográficos?

La verdad, todxs lo pensábamos hasta que Dani se atrevió a decirlo. Lo pusimos un poco para hacer la gracia y también porque no se nos ocurría nada mejor y queríamos tener un nombre para formalizar la situación de algún modo. ¡Al final se quedó así! Aparte, en alguna entrevista de Ordesa ya lo comentábamos, para Tomás son los recuerdos de la infancia.

 

Aunque la experiencia musical de las personsa que integráis el grupo en es de lo más amplia en otras bandas, seguramente en Monteperdido hay una mayor vocación por las melodías pop que en vuestros otros proyectos. ¿Sentís que al formar el grupo teníais en mente potenciar esta faceta en vuestras canciones?

Cuando nos juntamos queríamos hacer ruido, la Bego quería volver gritar, etc. Pero poco a poco vimos que nos salían y nos quedaban mejor otras cosas más suaves, quizá más pop, sí.

Al mismo tiempo, no dejáis tampoco de lado un sonido muy robusto que conecta de buena forma con una cara más relacionada con los punteos post hardcore y muros de sonido destacados. ¿Consideráis que vuestro sonido también tiene mucho de estos elementos?

Totalmente. A todxs nos ha gustado todo eso desde siempre y hemos tocado en bandas de esos estilos. Aunque quieras hacer algo súper indie o súper pop, no puedes quitarte la mochila. Tus gustos, tu edad y tus vivencias están ahí y se te notan.

"Cuando nos juntamos queríamos hacer ruido, la Bego quería volver gritar, etc. Pero poco a poco vimos que nos salían y nos quedaban mejor otras cosas más suaves, quizá más pop, sí."

Hablando un poco más de las coordenadas musicales del grupo, ¿sentís que lo que hacéis con Monteperdido representa los gustos en común que tenéis dentro del grupo o es más bien lo que sale cuando os ponéis a tocar juntos?

Es un poco lo que se le ha ocurrido a todxs en nuestras casas y cómo lo hemos adaptado en el local. Hemos hecho muchas playlists para ver puntos en común y para sacar ideas. Hemos hecho homework y lo hemos puesto en común en el local para pulirlo todo más rápido. Así hemos podido fluir sin miedo a irnos por las ramas, porque teníamos las ideas claras. También porque antes del covid ya era complicado juntarnos y había que aprovechar el tiempo. Diego venía desde Salamanca cada mil y no solo lo era un subidón porque traía arreglitos y pedales por un tubo, sino que era ahí cuando realmente podíamos rematar los temas, grabarlos regular y mirarlos con lupa para ver qué quitar, qué poner, etc.

Las temáticas encerradas en el disco resultan de lo más variadas, intentando siempre mostrar un lado de lo más pasional e intenso en todas las historias mostradas. ¿Teníais bastante en mente el tipo de contenido que queríais reflejar en los temas?

Bego: he escrito las letras para que se entiendan bien porque en Ordesa era todo muy críptico y ya me cansé. Soy mala, rompo cosas y tengo sentimientos bajos. También soy buena, nostálgica y me gusta el romance, las fiestas y chillar mucho. He dicho lo que he sentido al cumplir los 30 y seguir queriendo tener 20. Ahora tengo 32, ¡tic, tac!

"Aunque quieras hacer algo súper indie o súper pop, no puedes quitarte la mochila. Tus gustos, tu edad y tus vivencias están ahí y se te notan."

Sin lugar a dudas vuestras letras recogen buenas dosis de enfado, mostrando situaciones cargadas de ira y frustración como es el caso de ‘Odio La Música’. ¿Sentís que buena parte de vuestro proceso compositivo está orientado a alcanzar un apartado liberador dando salida a situaciones bastante amargas?

Bego: no lo pienso tanto, simplemente digo lo que siento y lo que me pasa tal cual es, no me gusta filtrar, ni tapar. La violencia me interesa mucho, se nos tiene muy prohibida a las chicas. Discutir conmigo es difícil, pero cuando me atraviesa la violencia, como no puedo pegar a gente porque estoy chikita, pues me gusta decir cosas y recrearme. Alivia mucho y además me hace gracia.

Me gusta mucho como a lo largo de vuestras canciones recogéis historias que suenan bastante reconocibles e identificativas, como puede ser el caso de ‘Edad de Oro’ y la cierta nostalgia de los años estudiantiles. ¿Creéis que ante todo en los temas priorizáis historias donde lo críptico y enrevesado no tiene mucha cabida?

Para Tomás, Diego y Bego, el 13 Monos ha sido nuestra casa y los años que pasamos allí han sido los más bonitos que hemos vivido en nuestra vida. Nuestra identidad musical, moral y política es la que es porque vivimos aquello. Ahora ya no existe y el mundo es demasiado distinto y frío. Estamos tristes pero también felices por haberlo catao. Lo mejor del mundo: el DIY, dormir con una manta con pelos de burra en una nave de polígono y lxs buenxs amigxs que te apoyan y te quieren aunque seas loser. Dani y Willy hemos tocado allí una vez y en pocos sitios en España se respiraba esa energía. Podían venir 40 personas al bolo, ¡pero parecían 400!

"He escrito las letras para que se entiendan bien porque en Ordesa era todo muy críptico y ya me cansé. "

Os distéis a conocer con ‘El Balcón’, un tema que desde la primera escucha resulta adictivo y en todo momento tiene ganchos melódicos estupendos. Además en esta canción se denuncian episodios de violación, todo ello encontrando siempre un apartado con el que hacerles frente. ¿Os costó mucho encontrarle el enfoque al tema para plasmar de una forma tan clara y directa una situación tan dura?

Bego: nos gustó como single cuando ya estaban todas grabadas. Nos pareció la más animada y cantable. La canción habla de lo que le deseo a un ex que me maltrató durante dos años y me violó cuando rompí la relación y encima tuvo los cojones de vandalizar mi coche. Pasó hace más de 10 años ya, yo era un cría. No denuncié porque me disuadieron las mismas autoridades, cosa que realmente agradezco porque habría sido peor. Luego fui a terapia y ahora tengo un single y sigo con el mismo coche (que te jodan). La melodía se me ocurrió en el gim cuando escuchaba 'Trae tu cara y decórala bien' de Cuello (saluditos). Luego estos hicieron su magia y la dejaron así de flama.

El proceso de grabación de estas canciones tuvo lugar en Cal Pau Recordings junto a Borja Pérez, quién se encargó también de tocar el bajo. ¿Qué recuerdos tenéis de esos días de grabación?

Borja es el mejor <3. Fueron días que recordamos con mucho cariño. Era Navidad, pasamos el cumple de Bego y la Nochevieja. Hacía una temperatura agradable, una luz preciosa. Estábamos en el campo, con caballitos y nos hacía mucha ilusión todo. Borja hizo groove con el bajo y con todo lo demás. Muy agradecidxs, un curro impecable. En vista de que después de aquello necesitábamos bajista, gracias a dios se ofreció Willy y el rock pudo continuar.

"Para Tomás, Diego y Bego, el 13 Monos ha sido nuestra casa y los años que pasamos allí han sido los más bonitos que hemos vivido en nuestra vida. Nuestra identidad musical, moral y política es la que es porque vivimos aquello. "

Una vez publicado este debut y aunque ahora mismo la situación para tocar en directo es complicada, ¿tenéis en mente grabar próximamente nuevos temas y presentarlos en directo junto a los de este trabajo?

De momento, este año iremos componiendo como podamos, telemáticamente, y viendo qué surge, porque estamos entre Madrid y las dos Castillas. Queremos seguir activxs dentro de las posibilidades que tenemos. Ojalá podamos juntarnos, tocar y grabar lo antes posible.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Queremos que dibujen los escudos de sus comunidades autónomas a ciegas/pedo con el paint y que nos los envíen. Pero si tiene que ser pregunta, ¿qué color/es representarían su proyecto y por qué?

Del mismo modo tenemos una que os han dejado de parte de Palberta: si pudieseis preparar el bocadillo más épico del mundo, ¿qué contendría?

Literalmente, entre esos dos panes, que por cierto, deberían ser donuts, meteríamos una pizza enrollada, unos espaguetis bolognesa o un bloque de helado de pistacho. Insuperable.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *