Entrevistamos a

Martha

"Siempre nos ha interesado lo agridulce, y ese tipo de alegría frente a la adversidad siempre nos emociona en las historias, por lo que tratamos de mostrarla en las canciones. "

Por -

La formación de Durham lleva unos cuantos años ofreciéndonos melodías de lo más espléndidas en torno a un power pop siempre vitalista y que trata de hacer frente a los momentos más apesadumbrados. Esto fue lo que ocurrió en su más reciente Love Keeps Kicking, su mejor trabajo hasta la fecha donde reflejan esa agradable sensación que se presenta cuando un corazón roto comienza a sanar. A través de riffs totalmente huidizos y el empuje que caracteriza al grupo, Martha son capaces de darle la vuelta a esas situaciones que suponen auténticos quebraderos de la cabeza alrededor de las relaciones sentimentales. Sin olvidar tampoco sus coordenadas más punk, nos ofrecen también una buena dosis de pequeños cortes hipervitaminados como es el caso de ‘Wrestlemania VIII’, reflejando su permanente estado de inspiración a la hora de lograr temas que enganchen a la primera. Aprovechando la publicación de este disco, nos ponemos en contacto con el grupo para preguntarle por todas las  cosas que nos interesan de su trayectoria.

Sois una banda que representa perfectamente cómo el punk puede coexistir con brillantes melodías pop. ¿Os veis más como una banda de punk que como una banda de pop o viceversa?

Creo que nos vemos como una banda de punk pop, en el sentido de que escribimos música pop pero siempre sale un poco punk, porque eso es principalmente lo que crecimos escuchando. Siempre nos han gustado los ideales del punk: sin jerarquía, sin dioses, sin necesidad de alcanzar la perfección… pero al mismo tiempo con un amor por la música pop.

 

Sin ninguna duda, vuestras canciones siempre exploran y provocan emociones realmente poderosas. ¿Sientes que vuestro proceso a la hora de componer canciones está guiado por las emociones?

Creo que sí. No es muy guay cantar sobre las emociones, pero creo que la música es un medio inherentemente emocional en muchos sentidos. Es sorprendente cómo una pieza musical puede emocionar e invocar emociones sin palabras ni letras. Es mágico casi. Pero siempre nos ha interesado lo agridulce, y ese tipo de alegría frente a la adversidad siempre nos emociona en las historias, por lo que tratamos de mostrarla en las canciones. Se trata de ser auténtico la mayor parte del tiempo y de ser fiel a ti mismo exponiendo tus emociones.

Para mí es increíble cómo obtenéis melodías realmente instantáneas y memorables, lo que hace que cada canción en vuestro disco pueda considerarse como un single. ¿Sois una banda que siempre sigue sus primeras ideas o intentáis reflexionar y trabajar mucho las melodías?

Trabajamos duro en todos los aspectos de la composición. No tenemos una fórmula específica. Solo tratamos de hacer que las canciones suenen lo más frescas e interesantes posible y obtener inspiración de una amplia gama de influencias. Creo que eso ayuda mucho. Escuchamos todo tipo de música diferente y aprendemos a base de ello.

"Siempre nos han gustado los ideales del punk: sin jerarquía, sin dioses, sin necesidad de alcanzar la perfección… pero al mismo tiempo con un amor por la música pop."

Hablemos de vuestro nuevo disco Love Keeps Kicking. Me gusta mucho cómo concentráis muchas historias y fases diferentes sobre el amor. Al principio, ¿teníais claro que todas las causas y consecuencias que el sentimiento de amor tiene, tendría tanta importancia en el disco?

En el pasado, hemos escrito conscientemente un tema específico, pero esta vez el tema surgió mientras estábamos diseñando los temas. Los dos álbumes anteriores trataban sobre punks que crecían y crecían tratando de seguir siendo punk, mientras que este es mucho más amplio tratando sobre sobre el amor y aferrarse a la esperanza. Puede sonar cursi, pero sentirse desconsolado es algo con lo que la mayoría de la gente puede identificarse y une mucho en la música pop.

Al mismo tiempo, creo que habláis de manera muy precisa sobre situaciones agridulces, como podrían ser las que aparecen en ‘Heart is Healing’ cuando comienzas a recuperarte de una ruptura. Al final, ¿crees que reavivar estos momentos difíciles para incluirlos en una canción ayuda a superarlos?

Creo que escribir sobre la angustia puede ser parte de un proceso de curación, pero en el caso de esa canción, creo que se trata más de sentimientos perpetuos de angustia y la sensación de saber que incluso si lo superas esta vez, sucederá de nuevo probablemente de una forma u otra. En cierto modo, la canción trata sobre no querer superar una ruptura y querer permanecer en lo más profundo de la desesperación, porque allí te sientes más seguro. Cuando las cosas van todo lo mal que pueden ir, no pueden empeorar, y una vez que comienzas a sanar te vuelves vulnerable. Pero mejorará y empeorará. Así es la vida.

 

Relacionado con esta última pregunta, la mayoría de las canciones de este disco incluyen momentos realmente devastadores y abatidos, pero siempre transmites una sensación de gran fuerza. ¿Crees que tus canciones contienen mucha resistencia y enseñan la importancia de amarse a uno mismo?

No sé sobre lo de amarse a uno mismo, porque es un sentimiento con el que realmente no puedo relacionarme muchas veces. Entiendo el discurso, y sobre el cuidado personal y el amor propio y cosas así, pero nunca me he sentido de esta forma hacia mí mismo. Todavía me cuesta mirarme en el espejo. Creo que para mí, se trata más bien de dejarte llevar por las personas que tienes alrededor y aceptar que ellas te cuidarán.

Tal vez la canción que más rompa con este ambiente valiente podría ser ‘Orange Juice’, relatando esta sensación de no saber qué hacer. ¿Percibes esta canción como algo aún más especial en el disco que te separa de tu lado más reconocible?

Creo que esa canción es la más indulgente y la más cercana al cliché "el hombre canta sobre el prototipo de un corazón roto", que habíamos evitado conscientemente durante mucho tiempo. Sabíamos que si alguna vez íbamos a tener una canción así, al menos tenía que ser honesto y bueno, y todos estamos de acuerdo en que la canción es buena, en parte porque musicalmente tiene influencias de The Weakerthans y John K Sampson, a quienes amamos. Esperemos que las canciones de "triste bastardo" no se conviertan en una característica del próximo álbum.

"Sentirse desconsolado es algo con lo que la mayoría de la gente puede identificarse y une mucho en la música pop."

A lo largo del álbum aparecen diferentes menciones a personas como Isabelle Eberhardt, Maya Angelou o Rowdy Roddy Piper. ¿Con frecuencia tienes en mente a las celebridades que muestras en tus canciones?

No es realmente una cosa consciente. Roddy Piper y Maya Angelou realmente aparecieron en sueños que JC tuvo, así que por eso los pusimos. Creo que como personas entendemos nuestras vidas a través de la cultura pop, y es natural que aparezcan figuras de la cultura pop. ¡Sin embargo, no tenemos una lista de la que tachamos a personas! ¡Lo prometo!

Una de las principales características de vuestra música es cómo tenéis diferentes vocalistas en la banda, siendo en algunas ocasiones la voz de Naomi o J.C. Cairns las más destacadas. ¿Cómo decidís qué voz se adapta mejor a una canción?

De nuevo, no hay fórmula. A veces es porque alguien escribió la canción. Otras veces es porque la voz de alguien se adapta mejor a ella. Tratamos de ser democráticos y pasamos mucho tiempo pensando en el "equilibrio" musical y en el álbum. Sería fácil para una banda como la nuestra perder el equilibrio.

"Cuando las cosas van todo lo mal que pueden ir, no pueden empeorar, y una vez que comienzas a sanar te vuelves vulnerable. Pero mejorará y empeorará. Así es la vida."

En ‘Brutalism by the River (Arrhythmia)’ aparecen algunos lugares de Durham, la ciudad en la que naciste. ¿Crees que Durham tiene muchos lugares que son importantes en tus canciones, aunque no se mencionan de manera tan clara como en esta canción?

Creo que escribes sobre lo que sabes, así que escribimos sobre el pequeño, aburrido y extraño pueblo en el que crecimos, que es Durham. Una de las cosas buenas de Durham es el río y la arquitectura brutalista del sindicato de estudiantes, por lo que parecía apropiado incluirlo en una canción de amor. El brutalismo como movimiento arquitectónico no se presta necesariamente al "romance", pero es por eso que parecía aún más apropiado. El amor es raro y no tiene sentido.

En todas nuestras entrevistas nos gusta pedirles a nuestros entrevistados que dejen una pregunta para que la próxima banda a entrevistar. ¿Cuál sería la tuya?

¿Cuál es el mejor cómic que has leído y por qué?

Como habrás adivinado por la última pregunta, tenemos una de Penélope Isles: ¿Cuál es tu olor o sonido nostálgico favorito?

El olor a curry de Tandoori Center en Framwellgate Moor.

 
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *