Entrevistamos a

Marcos y Molduras

"Creemos que no es necesario tirar de metáforas y temas más abstractos para expresar cuestiones profundas. "

Por -

Marta y Marcos afrontan su primer trabajo dejándonos ante un conjunto de historias que se adentran en los episodios de vida en pareja repletos de anécdotas, abriéndonos las puertas de momentos repletos de amor, pero tampoco dejando de lado otros episodios menos románticos relacionados con la convivencia. Así es como se presenta este Te Espero En Casa, un disco editado por Discos de Kirlian formado por 8 temas que bucean a través de influencias cercanas al twee pop. Desde identificativas escenas donde pasar la tarde en el sofá es la mayor fuente de placer hasta pensamientos sobre un futuro conjunto de lo más entusiasmante. Todo ello tiene cabida en un disco de tono sonriente donde la ironía y el humor también juegan su papel, demostrándonos como las canciones del dúo siempre pueden tener varias lecturas. Aprovechando la publicación de este debut, los entrevistamos.

Toda esta aventura empezó más o menos hace un par de navidades cuando publicasteis ‘La de Navidad’ y ‘La de Amor’. ¿Por aquel momento sentíais que el proyecto podía llegar a ser algo más profesional o no teníais ningún tipo de expectativas respecto a su futuro?

Cuando hicimos ‘Peor sería matar’ fue completamente sin expectativas. Teníamos un par de letras y melodías por ahí perdidas que habíamos sacado en ratos muertos y nos hizo gracia la idea de publicarlo. Pensábamos que iba a ser algo anecdótico que serviría para echarnos unas risas con nuestros amigos, pero poco a poco ha ido creciendo y la verdad es que no nos esperábamos para nada la respuesta tan positiva que ha tenido el proyecto.

 

Sin lugar a dudas las situaciones que surgen de la vida en pareja tienen gran protagonismo en vuestros temas, como bien lo reflejáis en ‘La de Parks’. ¿Creéis que las situaciones más cotidianas al final son la mayor fuente de inspiración de vuestros temas?

Sin duda, al final escribimos sobre lo que conocemos y vivimos. También influye un poco el hecho de no haberlo planeado. No teníamos un discurso o un mensaje que quisiéramos contar… simplemente las canciones se han ido construyendo con nuestras vivencias. La mayoría de las veces los temas han surgido estando en casa comentando alguna cosa y decir: “joe, deberíamos hacer una canción de esto que acaba de pasarnos”. Y así se ha ido haciendo prácticamente el disco.

Me gusta mucho cómo vuestras canciones en la mayoría de los casos no solo tratáis el amor en su sentido completamente romántico, sino que también mostráis los roces que pueden surgir en la vida de pareja. ¿Sentís que en vuestros temas en el fondo hay un equilibrio natural entre estas dos caras, tratando de escapar de la cara completamente feliz del sentimiento amoroso?

Sí, al final tampoco queríamos caer en mostrar solo el lado “pasteloso” de las relaciones, sino un poco la realidad: en el día a día de las parejas también surgen dudas, discusiones o sentimientos encontrados. Creemos que en nuestras canciones conviven bastante bien estas dos partes del amor que a priori son contrarias entre sí. De no existir este choque, tampoco sabemos si existirían muchas de las canciones que escuchamos a diario.

A la hora de escribir vuestras letras, ¿en algún momento sentisteis que quizás estabais exponiendo mucho de vuestras vidas debido al carácter personal de las letras o nunca sentisteis que esto podría pasar?

La verdad es que al empezar a componerlas nunca pensamos en eso, pero es verdad que, aunque nuestras canciones estén basadas en nuestra vida, siempre tienen parte de ficción o exageramos ciertas situaciones. Al final la mayoría de vivencias que contamos no distan tanto de cosas que pueden haber vivido otras personas, somos conscientes de que en muchas cosas que expresamos se encuentran lugares comunes y eso hace que nos dé menos vértigo hacerlo.

"No teníamos un discurso o un mensaje que quisiéramos contar… simplemente las canciones se han ido construyendo con nuestras vivencias. "

Me gusta mucho como ‘Antonio Grilo’ quizás abre una nueva narrativa en vuestros temas, más relacionados con encontrar un humor negro y ácido gracias a las escenas descritas. ¿Creéis que el tono cómico y divertido es algo que también arropáis y veis como importante en algunos puntos del disco?

Esta canción en concreto sale de una experiencia bastante surrealista que vivimos hace un tiempo mientras buscábamos piso, y la narración con su humor negro y cómico también está influida por las rayadas que tuvimos después de descubrir qué había pasado en esa calle (Antonio Grilo) y de atar cabos con cosas que pasaron durante nuestra visita al piso. Ahora nos reímos, pero en su momento nos dió bastante cosilla, jaja

En cualquier caso, creemos que este tono se puede aplicar a la mayoría de nuestras canciones, en unas más que otras, sobre todo para destensar las escenas “menos buenas”.

‘Te Puedes Morir’ me parece que es una de las mayores declaraciones de amor del disco, tanto de forma mutua pero también enfocada hacia el amor propio. ¿Intentasteis construir este tema contraponiendo un poco estas dos caras?

Sí, completamente. Cuando empezamos la letra era casi completamente una declaración de “amor romántico”, pero poco a poco fuimos dándole forma para traer al frente también el propio. Aunque también se puede ver como una forma de dotar de acidez y dar contraste a una canción que, de lo contrario, igual habría sido un poco coñazo.

‘Amigas’ creo que es la única canción del disco en la que habláis de una tercera persona en lugar de centraros en historias contadas en primera persona. ¿En algún momento sentisteis que quizás os pudiese romper un poco el planteamiento del disco?

Realmente el disco no cuenta una historia como tal. Lo llamamos Te Espero En Casa porque es una forma de invitar a la gente a nuestras vivencias del día a día. En esas vivencias tienen protagonismo las historias de pareja, pero también hay cabida a otros “personajes secundarios” como la familia o los amigos.

Nosotros vemos Te Espero En Casa como un conjunto de canciones que hablan de nosotros. Las canciones están ordenadas según la intensidad que hemos querido dar al disco y nuestra intención no es tanto mostrar un concepto –aunque creemos que lo hay– como que la gente las disfrute.

‘Nuevo Año’ me parece el tema quizás más nostálgico y visual del disco, pero al mismo tiempo llega también cargado de esperanzas de cara al futuro. ¿Creéis que el estado de ánimo que sugiere este tema es muy diferente al del resto del disco?

‘Un Nuevo Año’ creemos que templa el estado de ánimo, del mismo modo que lo hacen ‘Amigas’ o en parte ‘Desde que vivimos juntos’, dos temas también bastante nostálgicos. Sin embargo, sí que es el que tiene más progresión y nos gusta precisamente haberlo colocado en última posición en el disco porque deja la puerta abierta a lo que pueda llegar.

Del mismo modo, creo que ‘Nuevo Año’ es un tema ideal para cerrar el disco. ¿Desde el principio tuvisteis claro que iría en última posición en el tracklist?

Sí, es el tema más especial para ambos ya que fue el único que hemos escrito a dos manos. Lo hicimos el día uno de enero y justo fue el último tema que nos quedaba para cerrar el repertorio, así que cuando lo terminamos, tuvimos claro que queríamos cerrar con él.

Aun así, como nos gustaba tanto, no queríamos perder la oportunidad de presentarlo como single para que no se perdiera entre el resto de canciones del disco.

Algo que también me gusta mucho de cómo enfocáis las letras es el hecho de encontrar siempre un lenguaje muy directo, esquivando metáforas y frases abstractas. ¿A la hora de escribir vuestros temas intentáis siempre que se os pueda entender de la mejor forma posible o no le dais muchas vueltas a ello?

Honestamente, es porque no le damos muchas vueltas. Creemos que no es necesario tirar de metáforas y temas más abstractos para expresar cuestiones profundas.

"Creemos que en nuestras canciones conviven bastante bien estas dos partes del amor que a priori son contrarias entre sí. De no existir este choque, tampoco sabemos si existirían muchas de las canciones que escuchamos a diario."

Entrando en el apartado estilístico del disco, sin lugar a dudas llama la atención como la guitarra irrumpe en muchos momentos de una forma briosa para lograr momentos más ruidosos. ¿Sentís que debido a vuestras influencias este recurso acaba teniendo un protagonismo destacado en el disco?

Totalmente. La verdad es que, una vez publicamos ‘La de las flores’ y ‘La de amor’, teníamos claro que queríamos dar una especie de giro a lo que hacíamos para estar más a gusto con ello, y eso implicaba dar más protagonismo a la guitarra. Sin duda esta decisión está bastante marcada por nuestras influencias, aunque tampoco es que pensemos mucho en ellas.

Juan Pedrayes se ha encargado de la producción del trabajo. ¿Creéis que os ayudó bastante a encontrar un nuevo enfoque en vuestra música o más o menos teníais claro el sonido que queríais alcanzar con este disco?

Juan ha sido un actor muy importante en el sonido del disco porque ha entendido lo que queríamos desde el inicio. El sonido lo teníamos bastante claro y al final las pistas las hemos grabado mayormente desde nuestra casa, pero él ha sabido materializarlo y arreglarlo lo suficiente como para darlo forma, algo que creemos que es complicadísimo, ya que siempre nos ha dado total protagonismo y ha respetado siempre la idea inicial de los temas, haciendo que crezcan muchísimo más después de pasar por él. Estamos súper contentos de haber podido contar con él.

Ahora mismo en Madrid parece que están surgiendo un montón de buenos grupos jóvenes más o menos asociados a la escena pop. ¿Desde que formasteis el grupo sentís que ha habido gente de otras bandas de reciente formación que os ha ayudado para ir creciendo poco a poco?

Es verdad que desde que montamos Marcos y Molduras hemos ido conociendo a un montón de bandas y artistas que nos han tratado súper bien. Existe algo así como una “escena generacional” de gente haciendo muchas cosas con no-necesariamente muchos medios muy interesante y lo que de verdad mola es ver que poco a poco nos vamos conociendo y apoyando entre todos.

"Al final la mayoría de vivencias que contamos no distan tanto de cosas que pueden haber vivido otras personas, somos conscientes de que en muchas cosas que expresamos se encuentran lugares comunes y eso hace que nos dé menos vértigo hacerlo. "

Para ir terminando. ¿Alguna recomendación musical para estos días de cuarentena?

Marcos: Yo me estoy obsesionando un poco con Jockstrap, que van a sacar cosas nuevas ahora además. También he vuelto a P.S.Eliot, Elvis Depressedly y cosas de esas con esto de la nostalgia cuarentenal… y bueno, lo nuevo de Confeti de Odio que salió hace nada y lo habremos escuchado ya unas diez veces.

Marta: Yo llevo muchísimo tiempo sin escuchar música nueva… iba a ser mi tarea pendiente para este año, pero sigo igual. Últimamente estoy enganchada a un grupo de Murcia que se llama Perdón, el primer disco de Tigre Ulli e, igual que Marcos, lo nuevo de Confeti.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Si te dieran a elegir entre salir a la calle mañana pero no volver a pisar un concierto en tu vida u otros seis meses de cuarentena y luego libertad total, ¿qué escogerías?

Del mismo modo tengo una para vosotros a cargo de Lucas Delaiglesia, dice así: ¿anime o manga?

Marta: Estoy out. Soy más de cómic americano.

Marcos: Ídem. De pequeño estaba obsesionado con los cómics y mangas de Bola de Dragón, que tengo mazo en casa, y con Detective Conan igual, que ya ves, y veía algún anime pero nunca me puse a ello en serio. Si me quedo con uno, me quedo con anime porque hace años vi Ergo Proxy y me impactó muchísimo, incluso sin entender el 80%.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *