Entrevistamos a

Lomelda

"Siento que la mayoría de las veces que me pongo a escribir una canción me acabo sorprendiendo a mí misma. "

Por -

Hannah Read publicará este mismo viernes su próximo trabajo con su proyecto Lomelda, dejándonos ante una nueva colección de canciones de intimidad compartida e historias cargadas de emociones de lo más identificativas y narradas en su máxima intensidad. En este nuevo Hannah (Double Double Whammy, 2020) comprobaremos como la artista apuesta de lleno por hacer crecer su sonido hacia esos terrenos donde el poder de los cortes semi acústicos se ve respaldado por una banda rock al completo, procurando en todo momento que los temas no pierdan su cálida aura y tono confesional. Solo de esta forma es posible emocionar desde los primeros instantes de la inicial ‘Kisses’, desgranando poco a poco situaciones que parten de la cotidianeidad y desembocan en los recuerdos que poco a poco han ido forjando la personalidad de la artista. A través de pequeñas dosis donde se desata todo lo fuerte que suscita la interpretación de temas como ‘Reach’, nos encontramos ante una expresión vivaz y comprometida a la hora de explicar los momentos que pueden llegar a paralizar nuestras vidas, todo ello con la voluntad de poder emerger a la superficie lo antes posible. Aprovechando el inminente lanzamiento de este sobresaliente trabajo, entrevistamos a su autora.

Este disco fue grabado hasta en tres ocasiones antes de que lo dieses por finalizado. ¿Crees que las canciones de este trabajo sufrieron muchos cambios por el camino?

Creo que mientras grababa las canciones aún estaba buscando que es lo que quería transmitir y cómo me sentía interpretándolas, por lo que me llevó unos cuantos intentos encontrar el camino correcto. Resulta un poco difícil describir de mejor forma esta sensación, ya que no percibí el disco como finalizado hasta que no encontré el momento preciso de conexión con mis propios temas.

"Creo que mientras grababa las canciones aún estaba buscando que es lo que quería transmitir y cómo me sentía interpretándolas, por lo que me llevó unos cuantos intentos encontrar el camino correcto. "

A lo largo de tu carrera has trabajado mucho con tu hermano Tommy, habiendo sido este álbum producido en su estudio. ¿Crees que con el paso de los años has desarrollado una forma muy intuitiva de trabajar en la que os resulta muy sencillo intercambiar vuestras ideas?

Sí, totalmente. Llevamos trabajando juntos desde hace mucho tiempo. Solo de esta forma podemos conocer lo que quiere el uno del otro sin necesidad de hablar mucho. Además siempre me resulta fascinante como me propone nuevos retos, entendiendo al mismo tiempo muy bien hasta donde podemos llegar cada una de las partes. Por todas estas cosas al final siempre creo que conseguimos resultados con los que ambos quedamos muy contentos.

Algo que me llama la atención en este disco es como usas tu voz, sonando más fuerte que antes, sobre todo en canciones como ‘Kisses’, ‘Reach’ o ‘It’s Lomelda’. ¿Crees que en estos nuevos temas has encontrado un nuevo acercamiento a tu voz?

No he pensado mucho en ello pero creo que estás en lo cierto. Puede que me haya adentrado definitivamente en una dinámica más cerca a mis directos, donde hay un rango vocal mucho más amplio. Capturar todo esto en una grabación en un estudio es bastante desafiante, pero al final en esta ocasión parece que me he acabado acercando más a ello que nunca. Sin lugar a dudas estoy muy feliz con el resultado, no solo en este aspecto sino en muchos otros también.

 

Más novedades de este disco. Tengo la impresión de que muchas de las canciones de este trabajo se acercan a un formato de banda al completo, existiendo pocos momentos puramente acústicos. ¿Sientes que diseñaste este disco para que fuese más colaborativo que el anterior M for Empathy?

Es mucho más colaborativo sí, dando la sensación de que es mucho más que un collage de diferentes partes desarrolladas por mí. En esta ocasión nos dividimos más que nunca las tareas a la hora de grabar el disco, definiendo mejor el trabajo de cada uno. A pesar de que el núcleo central lo desarrollamos mi hermano y yo como en otras ocasiones, contamos con un pequeño equipo de ocho personas que aparecen en el disco y nos proporcionaron elementos diferenciales y de esta forma sentir que nos encontrábamos bien respaldados. Aspectos de este estilo son los que hacen que vea todo el camino que me ha conducido hasta este trabajo bastante diferente al del pasado.

En la canción ‘It’s Lomelda’ mencionas a bandas como Low, Yo La Tengo o Frankie Cosmos, aparte de incluir alguna escena un poco nostálgica en la que extrañas tu hogar en Texas. ¿Incluiste estas bandas porque son grandes influencias para ti y tienes muy buenos recuerdos asociados a sus temas?

Es una canción que trata totalmente sobre recuerdos que tengo basados en la música de estas bandas. Más o menos aborda un montón de recuerdos que me vinieron a la cabeza en mitad de una llamada con mi hermano mientras él llevaba a sus hijos a jugar un partido de futbol un sábado. Los niños querían que les pusiese música para animarse antes y mí me vino esa sensación de querer escuchar a las bandas que menciono en la canción. No es que esté tratando de glorificar a la bandas que aparecen, ni que mi hermano y yo digamos que son algo así como la trinidad del rock, sino que me han acompañado durante mi vida y su música está fuertemente ligada a momentos que hemos vivido los dos juntos.

"Puede que me haya adentrado definitivamente en una dinámica más cerca a mis directos, donde hay un rango vocal mucho más amplio. Capturar todo esto en una grabación en un estudio es bastante desafiante, pero al final en esta ocasión parece que me he acabado acercando más a ello que nunca. "

Sobre el tema ‘Wonder’, el primer single del disco, incluyes un mensaje de lo más empoderante que te anima a trabajar duro. ¿Crees que esta canción la escribiste más bien para animarte a ti misma o más bien para animar a la gente que te rodea?

Comenzó como una especie de ánimo para mí misma, sin lugar a dudas. Sin embargo en algún momento sabía que iba a tener que compartir el tema, teniendo la esperanza de que el público en general pudiese encontrarle también un significado potente para ellos. Por eso al final me gusta la dualidad que ha podido acabar tomando, pudiendo alentar tanto a la gente como a mí misma.

Para esta canción creaste un vídeo de lo más divertido en el que aparecías disfrazada de diferentes ángeles como los de la portada del disco. ¿Cómo surgió la idea de hacer el vídeo de esta forma?

Lo cierto es que no se cuál fue la inspiración real a la hora de llevarlo a cabo de esta forma. Simplemente me resultó divertido reunir dos vestidos diferentes de ángeles y ponérmelos. A partir de ahí la idea era un poco la de escenificar la extensión de la bondad a través de los ángeles, sin importar si todo parecía un poco ridículo o no. No se si realmente plasmamos de buena forma esto en el vídeo, pero cuando lo terminamos sí que nos dejó muy buen sabor de boca.

 

A lo largo del disco aparece tu nombre en varias canciones como ‘Hannah Sun’, ‘Hannah Happiest’ o ‘Hannah Please’, incluso se titula con tu propio nombre. ¿Desde el principio comenzaste a articular el disco a través de tu nombre?

Creo que todo esto fue una idea que surgió antes de que incluso las canciones fuesen compuestas. Básicamente pensé que quería hacer visible la forma en la que me responsabilizo de mis propios temas, al mismo tiempo de definir de la manera más sencilla posible de lo que tratan y que acciones estoy reflejando en ellos.

Creo que este es tu primer disco que compones al completo en Los Ángeles. ¿Sientes que vivir en una ciudad muy grande y diferente de lo que es Silsbee te ha influenciado de alguna forma diferente en este disco?

Curiosamente aunque viva en Los Ángeles ahora, la mayoría de estas canciones no fueron compuestas aquí. Sin embargo el llevar viviendo ya dos años y medio en esta ciudad ha cambiado totalmente la forma en la que veo el mundo. El vivir aquí es muy intenso a todas horas, con problemas importantes como una gran crisis inmobiliaria de la que no te puedes hacer una idea hasta que no la sufres por ti misma. Luego tienes a tu alrededor un montón de casas enormes, un montón de gente y ese espíritu de estar rodeada por un ambiente de celebridades presumiendo de su riqueza. Mientras tanto está la gente como yo, que entra y sale de la dinámica de la ciudad, proviniendo de zonas más rurales imaginándose como será la vida en la gran ciudad, todo ello tratando al mismo tiempo de perseguir sus sueños hasta que descubres que la estampa creada en tu cabeza es totalmente falsa. Hasta que realmente no me pude asentar aquí de forma definitiva no he tenido tiempo a pensar como todo este proceso ha afectado en este disco en particular, aunque realmente soy consciente de que ha tenido un papel destacado.

"El vivir en Los Ángeles es muy intenso a todas horas, con problemas importantes como una gran crisis inmobiliaria de la que no te puedes hacer una idea hasta que no la sufres por ti misma. "

Hablando de la canción ‘Reach’, en ella expresas lo confusa que estás sobre quién has sido y quién no. ¿A veces sientes que componer canciones te permite reflexionar sobre los aspectos más extraños y difíciles de explicar en tu vida?

Escribir canciones es la forma más sencilla en la que puedo realizar estas reflexiones. La sensación que muestro en este tema es la de no entenderse a una misma, especialmente dentro de una relación, y como las personas que te rodean tratan de saber quién eres al mismo tiempo de intentarte amar tal cual te muestras. Esta situación puede ser complicada, pero es necesaria afrontarla porque es importante ser buena con tus amigos y vecinos, sin ir más lejos. Lo esencial resulta entender que el mundo en el que vives no solo está conformado por tus experiencias.

Creo que en tus letras expresas de buena forma situaciones muy personales. ¿Crees que a veces puedes estar exponiendo demasiado de ti misma y que quizás tienes que considerar lo que incluyes en tus temas cambiando su contenido?

Sí que le doy vueltas a ello, porque en mis canciones hay experiencias bastante íntimas. Siempre me planteo un debate interno sobre lo que debería compartir con el mundo y lo que únicamente tiene que quedar para mí. Al final lo que ocurre es que me tengo que acostumbrar a todo este tipo de cuestiones que me planteo, porque lo que comparto en un tema, a lo mejor al día siguiente se me ocurre que a lo mejor no tenía que haberlo hecho. Siento que este aspecto resulta muy cambiante de un día para otro, por lo que al final me tengo que acostumbrar a que cada disco que publico o cada noche que estoy de gira estas contradicciones en mi música me acaben abordando.

 

Hablando un poco más sobre el contenido de las canciones, siempre muestras muchos tipos de historias, tratando asuntos de lo más variados. ¿Crees que todo lo que ocurre a tu alrededor en tu día a día es una buena fuente de inspiración y que este es el motivo por el que tus canciones encierran historias y sentimientos tan dispares?

Siento que la mayoría de las veces que me pongo a escribir una canción me acabo sorprendiendo a mí misma. Puede sonar divertido pero creo que introducir mis experiencias o pensamientos en melodías tarareables, que se vuelven en canciones, es algo que nunca me fuerzo a hacer. Siempre ocurre todo de forma muy espontánea, por lo que la diversidad de todo lo que trato llega también lo más inesperadamente posible.

Creo que ‘Tommy Dread’ es una de las canciones en cuyo final parece que tus emociones son llevadas al límite, con una interpretación de lo más apasionada de esa frase en la que dices “all you got”. ¿Crees que este es un momento muy especial del disco y que te dejaste llevar cantando este tema debido a las emociones incluidas en él?

Sí, sin lugar a dudas. Esta canción representa mucho para mí. Fue la última que finalizamos de hecho durante nuestro último día en el estudio. Cuando estuvo lista pensamos que ahora sí que el álbum estaba rematado. Nos sentíamos como si estuviésemos borrachos o hubiésemos fumado hierba debido a la emoción que suscitaba la canción y el sentimiento de que teníamos un buen disco listo para que viese la luz.

"Lo esencial resulta entender que el mundo en el que vives no solo está conformado por tus experiencias."

Ahora que vas a publicar este nuevo trabajo, reflexionando algo sobre tu carrera musical, ¿para ti hubo algún momento en particular en el que te diste cuenta de que este proyecto era una parte esencial de ti y que te dedicarías a ello?

Sin lugar a dudas Lomelda es una parte de lo más especial en mi vida. Siento que el momento por el que me preguntas se produjo cuando me mudé a Los Ángeles, ya que comencé a motivarme a mí misma sintiendo que mi música podía llegar lejos, al mismo tiempo de vender camisetas. Sinceramente hasta ahora que no puedo estar de gira, no me había dado cuenta de que voy a seguir haciendo música aunque no me de para subsistir solo de ello. De cara al futuro no quiero entrar en ese juego de promocionar mis trabajos de forma excesiva y no parar de hacer dinero. No me veo formando parte de todo ello, sino simplemente compartir de la mejor forma posible mi música. Por todo esto estoy muy tranquila a la hora de tratar de convertir este proyecto en una gran carrera personal como quizás antes sí pensaba.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejes una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es la mejor historia de su primera vez que alguien te haya contado?

Tengo también una pregunta para ti de L.A. Witch: ¿cuál son tus películas favoritas que has visto durante la cuarentena?

La primera que me viene a la cabeza es Interstellar, que es una película del espacio bastante extraña pero también entretenida de ver.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *