Entrevistamos a

La Estrella de David

"Es bastante obvio que hacer un disco en este plan es un poco sacar la basura"

Por -

David Rodríguez siempre ha sido una de esas personas que ha renunciado a los focos, a pesar de que su historial debería darle para ello. Ya sea como productor, con proyectos como el que supuso Beef o acompañando a La Bien Querida, se ha volcado siempre en hacer sus canciones o mejorar la de los demás sin intentar acaparar ningún tipo de atención. Con su proyecto más personal como es La Estrella de David esto también se ha mantenido y se va a mantener, incluso aunque haya dado un gran salto fichando por Sonido Muchacho, la que seguramente sea la discográfica nacional que mejor sabe mover a sus artistas sin sacarlos de su hábitat natural. En este nuevo trabajo titulado Consagración, quizás nos encontramos con una envoltura más accesible que en anteriores entregas, pero esto no elimina para nada las múltiples peculiaridades que siempre nos ha dejado el de Sant Feliú de Llobregat. Por lo tanto estamos ante un tipo que siempre ha ido a lo suyo, encerrando en sus canciones muchos relatos costumbristas de aquellas cosas que pasan totalmente desapercibidas para el ciudadano de a pie. Una habilidad al alcance de muy pocos, donde precisamente si tuviésemos que nombrar a algún otro mencionaríamos a José de Primogénito López, otra de esas personas que coge cualquier suceso que parece de mierda e insignificante, convirtiéndolo en algo totalmente lacrimógeno con todos los motivos del mundo. Lo único es que David Rodríguez se encuentra instalado en una cara más positiva de los hechos, algo que sale a relucir en los momentos en los que sus canciones se lanzan, digamos, a por lo folclórico. Aprovechando la publicación de este nuevo trabajo, entrevistamos al músico.

En este trabajo has dado el salto con Sonido Muchacho, un sello con una proyección mucho mayor que en anteriores ocasiones. ¿Sientes que el nivel de repercusión de este disco en sus primeros días está siendo mucho mayor a los anteriores trabajos de La Estrella de David?

Es una co-edición de Sonido Muchacho con Hijauhusb y Terranova pero sí que es verdad que el que más lo está moviendo a nivel industrial es Sonido Muchacho. Yo, cuando Luis dijo de sacarme el disco, no pensaba que fuera un sello con mucha proyección. Pero sí, el tío ha caído en gracia y le hacen bastante caso. Eso y que tiene a grupos como La Plata y Carolina Durante, que no los componen señores de 90 años tocando la guitarra sino tíos de 20 contando cosas de 20, que es la gente que va a los conciertos.

Lo de la repercusión, está por ver. No me fío de las primeras impresiones porque ya contaba con que mis amigos me rieran las gracias y eso es lo que leo en mi timeline. Pero eso me mola, también, ojo. Es como volver a hacer la comunión. Hace mucha ilusión, esto es así.

 

La imagen de la portada tiene su punto de partida en una foto. ¿Esa foto fue premeditada o te cogieron a traición yendo a tirar la basura?

Eso se me ocurrió a mí porque es bastante obvio que hacer un disco en este plan es un poco sacar la basura. Después le pedí a mi amigo Albert Mollón que me sacara la foto. A mí la foto ya me molaba pero a Luis Cerveró, que es más de estar a la última, le hacía ilusión que repintara la foto Beatriz Lobo, que es una pintora que está bastante IN o en el camino de estarlo. Y también me mola con lo de Beatriz. Esa es la historia.

En este disco quizás se pueden apreciar más que nunca el peso de tus múltiples proyectos, como puede ser el inicio de ‘Maracaibo’ en relación a Junco y Diamante o ‘Aceite’ en relación a al tono más flamenco de algunas canciones de La Bien Querida. ¿Sientes que en estos nuevos temas se puede apreciar de forma clara tu trayectoria musical?

Es verdad que ‘Maracaibo’ es un poco Junco y Diamante, no lo había pensado. Me autoplagio bastante últimamente, a veces conscientemente y otras inconscientemente. Lo del tono flamenco: empecé a hacer las cosas en plan flamenquito cuando me planteé producir el primer disco de La Bien Querida, para diferenciarla un poco del resto de “los indis”, y se me quedó un poco el tic y lo uso de vez en cuando. A ver si se me pasa.

"Me autoplagio bastante últimamente, a veces conscientemente y otras inconscientemente. "

Al mismo tiempo, ¿entre Ana y tú soléis intercambiar impresiones entre las canciones que hacéis o preferís no mostrarlas entre sí hasta que no las consideráis bastante rematadas?

A Ana le preguntaba si le molaban las canciones, claro. Y Ana me preguntaba si me molaban las suyas. Es normal. Somos muy inseguros los dos.

Me gusta mucho como en ‘Erosky’ introduces los elementos de carácter industrial y urbano como es el centro comercial para darle un poco más de ubicación a la canción, recordándome esto a la misma forma en lo que lo hace Daniel Flamaradas en sus temas. ¿Crees que todo esto se lo debes a crecer en Sant Feliu de Llobregat?

No es mi canción favorita del disco y se quedó alguna fuera que me molaba más… pero me mola mucho que sí lo sea de otra gente. Sant Feliu ya no es lo que era pero supongo que sí, que uno habla de lo que conoce.

En ‘Cariño’ abres el tema recitando por lo bajo los nombres de Isabel San Sebastián, Curry Valenzuela y Pilar Rahola. ¿Citas a estas tres mujeres como ejemplos de algo inalcanzable o simplemente tratas de contraponerlas?

Creo que la letra y la melodía de esa canción me salieron bastante de un tirón y que grabé las voces bastante fumado. Empezar nombrando a esas tertulianas debe ser debido a algún tipo de residuo cerebral que ahora mismo no controlo.

"Empecé a hacer las cosas en plan flamenquito cuando me planteé producir el primer disco de La Bien Querida, para diferenciarla un poco del resto de “los indis”, y se me quedó un poco el tic y lo uso de vez en cuando. A ver si se me pasa."

Cierras el trabajo con ‘Amor Sin Fin’ y ese “Todos tenemos lo nuestro. Pero si me necesitas, yo siempre acudo al momento”. ¿Ves esto como un reflejo de anteponer en tu vida muchas veces a los demás por delante de ti?

Sí, eso me ha pasado mucho.

‘La Canción Protesta’ es el tema cuya temática rompe más con la línea del trabajo. ¿Crees que en la actualidad ponerse a hacer una canción con contenido político reivindicativo dentro del panorama de pop rock nacional es lo más hipócrita del mundo?

No lo considero hipócrita. Hay muchas canciones protesta que me gustan, incluidas algunas que vienen del “indi”. Pienso en ‘Madrid’ de Ornamento y Delito o en las canciones de Rajoy Division y Los Lagos de Hinault, que yo veo un poco de ese género.

La letra de esa canción la hizo Luis Troquel. Es verdad que queda un poco fuera de la temática del disco pero me mola porque, para mí, tiene otra lectura. Cuando la canté no pensaba en meterme con nadie, esto es así. Pensaba que, si hubiera tenido éxito, es posible que yo hubiera podido ser como el cantante del que habla la canción. Josep Pla decía que es muy difícil ser buena persona porque hay que serlo demasiado.

 

En ‘Consagración’, el tema que da título al trabajo, muestras la consagración hacia una persona de la forma más plena posible. ¿Qué cara del sentimiento amoroso crees que predomina a lo largo del trabajo? ¿La que produce los mayores desvelos o la más feliz y plácida?

Pues las dos un poco, ¿no? Es lo que tiene el amor. Que es una jodienda muy bonita.

Algo que me gusta mucho de este trabajo es la forma en la que rondas todas estas situaciones amorosas sin caer en la cursilería. ¿Tenías la preocupación de que en algún momento te podrías estar pasando de cursi en las letras que hablan del amor más feliz?

Tanto como preocupación… Pero sí que me dan rabia muchos versos de otras canciones que he hecho porque es fácil escribir como un “poeta” cuando haces canciones de amor. De este disco ya hay algún verso al que le tengo tirria pero intento siempre que sean los menos posibles aunque, a veces, por pereza, dejo cosas que tenía que haber cambiado. No sé.

"Hay muchas canciones protesta que me gustan, incluidas algunas que vienen del “indi”. Pienso en ‘Madrid’ de Ornamento y Delito o en las canciones de Rajoy Division y Los Lagos de Hinault, que yo veo un poco de ese género."

Nunca te has prodigado dando muchos conciertos con La Estrella de David. ¿Crees que esto va a cambiar ahora o pasas bastante de ofrecer más directos de los necesarios con este proyecto?

Yo, si la gente me quiere ver y me sale a cuenta económicamente, me muevo. Dentro de unos límites. No me va la vida de rockero. Pero no he dado muchos conciertos de la Estrella porque no ha despertado nunca demasiado interés y, claro, a los promotores no les gusta perder dinero.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Por qué hacéis canciones?

Del mismo modo tenemos una pregunta para ti a cargo de Frances Quinlan de Hop Along: ¿Cuál es el último lanzamiento reciente de un artista que realmente te impactó? También puede ser libro, película o cualquier otra cosa.

El 26 de octubre sale un libro Yo, el Fram, de Javier Cacho, al que le tengo muchas ganas. Es un experto en expediciones polares que escribe muy guay y sus tres anteriores libros sobre el tema me encantaron.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *