Entrevistamos a

L.A. Witch

"Llegó un momento en el que todo tipo de romances habían desaparecido de mi vida, por lo que no sabía sobre lo que iba a escribir. Por lo tanto me forcé a mirar a mí alrededor y encontrar nuevos personajes y temáticas, tratando al mismo tiempo de introducir parte de mis sentimientos en ellas."

Por -

L.A. Witch acaban de publicar hace escasos días su segundo LP Play With Fire (Suicide Squeeze Records, 2020), un disco donde siguen creciendo y demostrando todas sus virtudes a la hora de lograr unas canciones de lo más desafiantes. La banda integrada por Sade Sanchez, Irita Pai y Ellie English nos demuestran como lo suyo son las composiciones garage de sonido oscuro e impulsivo, todo ello guiado por la actitud más cruda del punk rock y la brillantez a la hora de lograr riffs con gran gancho. Todos estos elementos resultan de lo más importantes en esta nueva entrega, donde las temáticas de las canciones se abren más que nunca y nos dejan ante situaciones tan misteriosas como peliagudas. Así es como poco a poco van conformando un universo con el que abrir la puerta a pasajes furiosos y una forma de entender su sonido por momentos de lo más crispada. Aprovechando la publicación de este sobresaliente trabajo, aprovechamos para hacer un Zoom con las integrantes de la banda.

En la nota de prensa se menciona como escribisteis el núcleo de este trabajo en los meses de enero y febrero de este año, justo antes de que diese comienzo el confinamiento. ¿Desde dentro sentís que este proceso fue algo estresante y que incluso pudo llegar a ser hasta positivo porque os centrasteis solo en escribir canciones?

Sade: definitivamente fue muy estresante porque estábamos bastante limitadas en cuanto al tiempo del que disponíamos y éramos conscientes de que teníamos que asilarnos para centrarnos en nuestra tarea. Por suerte había una parte de las canciones que ya la teníamos compuesta de antes. Se podría decir que fue media parte del disco nuevo y la otra ya tenía más o menos forma. En cuanto a tener un tiempo limitado resultó beneficioso para saber en qué cosas nos debíamos centrar y en cuáles no. De esta forma todo el proceso resultó más instintivo porque evitamos darle muchas vueltas a las cosas.

 

En este nuevo disco creo que existe una gran variedad de canciones, moviéndoos desde el garage hasta el noise rock. ¿Sentís que en este disco hay un gran contraste en los temas y que habéis buscado reflejar el máximo abanico de posibilidades existente en vuestra música?

Ellie: realmente lo veo de esa forma, creo que hay un montón de estilos encerrados dentro del disco. Si sumamos lo que nos gusta a todas nosotras, siempre acabamos con un montón de ideas e influencias en la cabeza. Por ello este disco estaba pensado para divertirnos experimentando con todas ellas. Luego lo ocurre es que cuando nos ponemos a tocar todas juntas acabamos logrando que todas estas influencias al final acaben amoldándose y funcionando de buena forma en su conjunto.

Algo que me llama la atención en este disco es como habéis conseguido un sonido muy desafiante, sonando con mucho más volumen y ruidosas que en vuestro primer trabajo. ¿Cuándo entrasteis al estudio para grabar este disco teníais en mente sonar de esta forma?

Sade: siento que si escuchas el primer disco y luego este parece obvio que suena mucho más duro este segundo. También en el primero hay más presencia de reverb, algo que acaba otorgando siempre un aire más ensoñador y que quizás hace que todo suene un poco más espacial. En este segundo hay mucho menos de eso. No es que no quisiésemos añadirlo, sino que cuando estás trabajado junto al productor muchas veces se barajan diferentes opciones y creo que al final siempre es bueno probar cosas que si estuvieses sola nunca se te habrían ocurrido.

Por ejemplo, me hubiese gustado añadir más reverb a este disco, en cambio nuestro productor nos sugirió que no porque probablemente se alejaría del concepto que encerraban las canciones. Al final estoy muy feliz de que el sonido de este disco sea más crudo y tan arrojadizo, haciendo que todo tome más connotaciones afiladas.

"Tener un tiempo limitado resultó beneficioso para saber en qué cosas nos debíamos centrar y en cuáles no. De esta forma todo el proceso resultó más instintivo porque evitamos darle muchas vueltas a las cosas."
 

A la hora de lograr la gran variedad de sonidos que aparecen en el disco, ¿experimentasteis mucho con diferentes pedales o prefiriereis centraros en los que teníais a mano?

Sade: muchos de los pedales de los que emplee para grabar este disco no eran míos. Por ejemplo mi pedal de delay y fuzz sí que me acompañan siempre, pero el resto estaban en el estudio. Muchas veces los sonidos reflejados se consiguen de forma muy puntual trabajando con alguien concreto en un estudio concreto. Eso es lo bueno de todo esto, porque al final acabas saliendo de tu zona de confort y te encuentras con sonidos que no son nada familiares. Muchas veces obteníamos sonidos que podían ser hasta intimidantes, de ahí que volviésemos a tirar de instinto para saber qué es lo que mejor se podía adaptar. Luego cuando llegan los directos es algo muy diferente y te tienes que amoldar a lo que haya.

A lo largo de vuestros dos trabajos, siempre lográis muy buenos riffs como los que aparecen en ‘I Wanna Lose’ o los momentos instrumentales de ‘Sexorexia’. ¿Consideras que en tus canciones las partes instrumentales son tan importantes como las vocales?

Sade: desde luego que sí. Quizás se debe a que no aprendí inglés hasta el segundo curso de primaria. No era mi lengua materna, sino que fue mi segunda lengua por lo que siempre sentía que iba un poco por detrás de los demás a la hora de comunicarme. Esto puede que haya provocado que de forma inconsciente para mí que me venga siempre primero el sonido, porque siempre puedo transmitir cosas con ello independientemente de la lengua en la que hable. Luego ya está la parte de las letras que te ayuda a dirigir y concretar más lo que quieres hacer llegar al público. Por lo tanto creo que al final las partes instrumentales adquieren mucha importancia en nuestra música.

"Estoy muy feliz de que el sonido de este disco sea más crudo y tan arrojadizo, haciendo que todo tome más connotaciones afiladas."

Relacionado con el proceso de grabación del disco, ¿sentís que surgió bastante a través de improvisar a través de jam sessions o siempre soléis trabajar con las ideas bastante definidas?

Irita: lo cierto es que nuestra forma de trabajar es muy diferente según la canción que sea. Por ejemplo en ocasión a través de un riff poco a poco vamos articulando el tema hasta dar con una estructura mucho más definida. Sin embargo en otras ocasiones nos basamos más en ir probando cosas y cosas. Creo que nunca solemos trabajar de una forma muy concreta, sino que nos funcionan bien muchas cosas según la canción que sea.

En algunos momentos del trabajo como es el caso de ‘Dark Horse’, en mi mente aparecen grandes bandas que representan un poco el sonido de la Costa Oesta como las Vivian Girls, aunque ellas formasen el grupo en Nueva York. ¿Creéis que esta banda u otras similares son una gran influencia para vosotras?

Ellie: en mi caso por ejemplo no conocía a las Vivian Girls hasta que no las compararon una vez con nosotras. Por lo tanto no han sido una gran influencia. Claro, estoy hablando desde mi punto de vista. Siento que a mí me gustan grupos muy diversos que van más allá de las bandas de garage más representativas de este sonido. Realmente me resulta muy difícil decir que música me podría influenciar a la hora de tocar.

Sade: creo que lo que ocurre es que de una forma inconsciente hemos crecido en la Costa Oeste y al final todo este tipo de sonido se acaba metiendo en la cabeza aunque vayamos escuchando otras bandas más concretas. Al final influye mucho el hecho de haber formado el grupo en California, donde hay un montón de bandas de garage y prácticamente todas las bandas nacen tocando en un garaje. De hecho comenzamos tocando en el garaje de Ellie, cuando estábamos en el instituto. Quizás esta sean las auténtica vibras del sonido de California y de Los Ángeles. Probablemente al final haya elementos que sean comunes en bastantes bandas californianas porque todas hemos crecido viendo palmeras, playas y coches elegantes por las avenidas. Aparte de ello, también buceamos en unas raíces más punk rock. Por lo tanto cuando la gente nos dice que sonamos a alguna banda concreta de Los Ángeles seguramente tenga razón porque somos de la misma ciudad.

Creo que este disco por momentos contiene un cierto ambiente muy cercano a las películas western. ¿Creéis que hay algo de ello en vuestra música?

Ellie: realmente nunca me he parado a pensar en ello, pero creo que puedes estar en lo cierto. Personalmente me gustan mucho este tipo de películas.

Sade: sí que creo que puede haber alguna inspiración western más contemporánea. No es que provenga directamente de las películas que veamos, sino más bien de cuáles son nuestras inspiraciones visuales, que al final también tienen bastantes cosas en común con estas películas.

Y si tuviéseis que escoger una película para la cual vuestra música sería la banda sonora, ¿cuál sería?

Irita: a mí me gustaría que fuese alguna de Quentin Tarantino o alguna de David Lynch, del que también somos muy fans.

Sade: a mí me gustan las películas de estilo a cuando salen motoristas. No se si viste los pequeños tráilers que hicimos para introducir el disco. Tenían bastante de esta esencia.

"Probablemente al final haya elementos que sean comunes en bastantes bandas californianas porque todas hemos crecido viendo palmeras, playas y coches elegantes por las avenidas. "

A lo largo de vuestra carrera parece que vuestras canciones incluyen momentos en los que los personajes se encuentran al borde del abismo como en las canciones ‘Kill My Baby Tongith’ o ‘Get Lost’. ¿Creéis que en vuestras historias los personajes al límite son siempre una buena fuente de inspiración?

Sade: creo que hay una mezcla de todo. El primer disco sin lugar a dudas reflejaba situaciones muy personales. De hecho creo que todas las canciones estaban enfocadas desde experiencias personales. Dentro de ellas hablaba bastante del amor y de que te rompan el corazón porque me encontraba más o menos así en ese momento, de ahí que todo quizás resultase un poco de la forma en la que me comentas. Sin embargo cuando dejas de experimentar estas situaciones, no puedes escribir sobre ellas. Llegó un momento en el que todo tipo de romances habían desaparecido de mi vida, por lo que no sabía sobre lo que iba a escribir. Por lo tanto me forcé a mirar a mí alrededor y encontrar nuevos personajes y temáticas, tratando al mismo tiempo de introducir parte de mis sentimientos en ellas.

Hablemos sobre ‘I Wanna Lose’, el que fue el primer single del disco. Creo que posee un mensaje muy empoderante sobre como tomar el control de tu vida asumiendo todas las consecuencias. ¿Creéis que esta canción surge para transmitir un mensaje muy específico?

Sade: efectivamente. Todo surgió de ciertas situaciones personales que estaba atravesando. Me di cuenta de que seguramente otras personas estuviesen en un momento de sus vidas muy de ese estilo y necesitaban encontrar un punto de ruptura en el que fuese importante celebrar cualquier cosa por dolorosa que resultase. Solo así se puede encontrar una especie de nuevo comienzo, algo así como volver a surgir después de haberse sumergido en lo más profundo. Siempre tenemos la oportunidad de volver a empezar todo de nuevo sin importar lo que vaya a decir la gente de nosotras.

También me llama la atención el mensaje encerrado en ‘Gen-Z’ donde nos mostráis los peligros de estar extremadamente conectado a las nuevas tecnologías. ¿También buscáis con este tema crear un poco de conciencia sobre el asunto?

Ellie: creo que el mensaje de ‘Gen-Z’ es muy importante, de hecho está inspirado en todo lo que la gente tiene que hacer frente cuando está en las redes sociales, incluyendo cuando se filtran fotos personales que pueden llevar a al suicidio o situaciones de ese estilo. Por lo tanto creo que hay mucho que hablar sobre ello y por eso decidimos incluirlo en el tema.

Sade: todo el mundo tiene problemas con las redes sociales. De hecho ayer en una acción promocional en Instagram, dejamos nuestra cuenta en manos de otra persona y me empecé a sentir estresada pensando en lo que iba a publicar o hacer. Momentos de este estilo pero llevamos a un extremo mucho mayor son los que muestra la canción. También tuvo que ver un artículo que leí sobre las altas tasas de suicidio entre la generación Z provocada por estos asuntos. De hecho hay que tener en cuenta que todas las personas nacidas en esta generación ya no conocen otros tiempos anteriores sin teléfono móvil o redes sociales. Es imposible negar que las redes sociales no tienen importancia en nuestra vida, porque desde la forma en la que nos mostramos al mundo hasta cómo nos comunicamos con nuestros seguidores cuentan. Estamos obligadas a usar esa tecnología y esto genera ciertos problemas. Es algo de lo que hay que hablar de forma normalizada y luego ya estudiar cómo afecta a cada uno.

Centrándonos ahora en la portada del disco y todo lo mostrado en el vídeo de ‘I Wanna Loose’, aparece mucho de ese ambiente donde el peligro, el fuego, los rituales y la muerte están muy presentes. ¿Desde el principio teníais clara como sería toda la parte visual de este trabajo?

Sade: resulta bastante deliberada. Por supuesto que al mencionar el fuego en el título tenía que tener colores muy chillones que contrastasen con otros muy apagados como el negro, algo muy característico de nuestro anterior trabajo. Al final no creo que tengamos todos los elementos que mencionas muy en mente, sino que más bien queríamos contrastar todo su simbolismo, porque resulta muy fuerte y da mucho carácter al material que queríamos mostrar. Por ello poco a poco pensamos que quedarían muy bien unas llamas, unas calaveras y cosas de este estilo. Así podríamos transmitir una imagen más oscura de nuestras composiciones.

"Creo que puede haber alguna inspiración western más contemporánea. No es que provenga directamente de las películas que veamos, sino más bien de cuáles son nuestras inspiraciones visuales, que al final también tienen bastantes cosas en común con estas películas."

‘Maybe the Weather’ es una de las canciones más distintas al resto del trabajo, más orientada hacia un ambiente más calmado y misterioso. ¿Tuvisteis claro desde el principio que no se podría quedar fuera del disco?

Sade: me gusta que me preguntes por este tema, porque es una de las canciones que habíamos escrito hace mucho. De hecho tiene bastantes años. Por lo tanto surgió en una versión muy diferente a como era al principio. Sabíamos que teníamos que encajarla en cierta medida en lo que teníamos en el disco, y al mismo tiempo, como habla de la forma en la que cambia el tiempo, podía resultar interesante que en sí misma supusiese un cambio respecto al resto del disco. Como también hablamos bastante del fuego en el disco, pues podía también podía verse como uno de esos factores que alteran el clima. Resultó bastante curioso también ser conscientes de como el pasado del grupo podía tener cabida en este nuevo disco.

Otra canción que quizás se sale un poco más de la línea es ‘Dark Horse’ debido a que incluye más guitarras acústicas y un carácter más folk, apareciendo incluso algunas líneas de órgano. ¿Desde el principio supisteis hacia qué dirección queríais orientar este tema?

Irita: fue un poco cambiante. Estábamos en el estudio que teníamos que grabar el disco y teníamos allí un órgano. Resulta realmente asombroso como ese instrumento puede llegar a sonar, todo muy solemne y con esa sensación de aportar un sonido cercano a las cintas viejas. Aparte también encierra cierta oscuridad y nos sentíamos por lo tanto muy emocionadas de poder utilizar un órgano de verdad en una de nuestras canciones.

"Es imposible negar que las redes sociales no tienen importancia en nuestra vida, porque desde la forma en la que nos mostramos al mundo hasta cómo nos comunicamos con nuestros seguidores cuentan. "

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Ellie: ¿qué películas o series habéis estado viendo durante la cuarentena?

Del mismo modo tengo una para vosotras a cargo de Alicia de Bully, dice así: ¿cuál es vuestro snack favorito cuando estáis de gira y que siempre paráis a comprarlo?

Sade: frutos secos y fruta.

Irita: yo estoy bebiendo café a todas horas.

Ellie: a mí no me gusta nada la leche que venden en Estados Unidos, sin embargo cuando llego a Europa me encanta.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *