Entrevistamos a

Kiwi Jr.

"Muchas veces nuestro propósito es lograr que nos podamos reír. Sin lugar a dudas, bastantes de las cosas encerradas en este disco resultan bastante ridículas vistas desde fuera."

Por -

Kiwi Jr. superan con creces la siempre difícil prueba de abordar el segundo LP, llegando ante nosotros su reciente Cooler Returns como una colección de canciones de coraza jangle pop, historias cargadas de anécdotas y una constante búsqueda de melodías que puedan significar grandes cosas. Tan solo un par de años después de que viese la luz Football Money, el grupo se reafirma como una de las mejores bandas de guitarras que miran hacia el garage más risueño, demostrando una vez más su capacidad de lograr unas canciones que tratan de encontrar buen cobijo en la vía de la aceleración. Al mismo tiempo, también logran que la mayor carga de guitarras contundentes y enfervorecidas acabe cediendo su protagonismo a un abanico más amplio de recursos relacionados con los arreglos de teclados. Toda una demostración de como hacer las cosas de una forma diferente para redondear aún más si cabe sus temas. De esta forma son capaces de capturar todo lo disparatado que nos encontramos en el mundo e introducirlo en uno de los discos más destacados de este primer mes del año. Aprovechando el lanzamiento, entrevistamos a Jeremy y Brian.

Creo que en este nuevo disco mostráis una mayor variedad de tipos de temas, habiendo momentos rock muy intensos, pero también una cara pop que destaca mucho en canciones como ‘Dodger’. ¿Sentís que en este disco habéis intentado hacer un esfuerzo por alejaros de vuestra zona de confort y explorar nuevos territorios?

Jeremy: sinceramente creo que justo hemos intentado lo contrario, ya que en este disco nos encontramos muy cómodos en nuestra zona de confort. La verdad es que no buscábamos arruinar las fórmulas seguidas en el primer disco. Lo que ocurre es que hay mucha más variedad en la instrumentación, algo que es debido a que estas canciones no las hemos tocado casi nada en directo. De ahí que hemos podido trabajarlas alejadas de su formato en concierto, lo que sin lugar a dudas fue un reto para nosotros.

 

Del mismo modo, en este disco quizás se destaque más la influencia del jangle pop y el Dunedin Sound. ¿Creéis que las bandas asociadas a estos géneros han resultado más prominentes en este disco?

Jeremy: no mucho, ya que estuvimos escuchando más bien rock setentero bastante clásico de artistas como Jackson Browne, Warren Zevon, Rolling Stones… un montón de bandas de este estilo. Lo que sí que incorporamos en esta ocasión fueron más guitarras acústicas, algo que es bastante característico de los sonidos “jangle”. De ahí que puedas encontrar algún parecido más razonable.

Aunque sois una banda de guitarras y este disco sin lugar a dudas está basado en ellas, aparecen un montón de arreglos de teclados y armónica, algo que proporciona nuevas e interesantes posibilidades en vuestra música. ¿Crees que en este disco le disteis muchas vueltas a todo lo relativo a los arreglos externos a las guitarras?

Brian: sí, queríamos incluir elementos más acústicos en este disco como pianos, armónicas y en definitiva, todo lo que se alejase de las guitarras eléctricas distorsionadas. De hecho intentamos que el disco tuviese unos cuantos temas sin guitarras eléctricas. Por lo tanto, ha tenido mucho protagonismo una guitarra acústica de 12 cuerdas fabricada en los 70 en Italia. Teníamos la opción de grabarla solo con un micrófono para que destacasen mejor los punteos, del mismo modo que casi todo el sonido lo amplificamos usando un Fender pequeñito.

"La verdad es que no buscábamos arruinar las fórmulas seguidas en el primer disco. Lo que ocurre es que hay mucha más variedad en la instrumentación, algo que es debido a que estas canciones no las hemos tocado casi nada en directo."

A lo largo de vuestras canciones siempre mostráis historias muy curiosas como en el pasado hicisteis con ‘Leslie’. En este nuevo también hay bastantes narrativas muy potentes como las de ‘Maid Marian’s Toast’ o ‘Omaha’. ¿Crees que a la hora de componer siempre buscáis un enfoque relacionado con contar historias en vuestros temas?

Jeremy: lo cierto es que depende bastante de la canción. En estas que tu mencionas, tanto la de ‘Maid Marian’s Toast’ como en la de ‘Omaha’, sí que teníamos unas ideas muy específicas que queríamos desarrollar. Sin embargo, muchas otras las escribimos de otra forma diferentes, tratando de no centrarnos en ningún objetivo ni historia particular, para después ir dando vueltas y obtener algo totalmente inesperado.

Hablando de ‘Maid Marian’s Toast’, en ella relatáis una historia completamente frenética. ¿A partir de qué suceso comenzasteis a escribir su letra?

Jeremy: en esta canción primero tenía el título y todo lo demás llegó después. En mi cabeza tenía la imagen de alguien bridando en un festejo medieval. Luego me vino a una línea que decía algo así como “eres el dueño de la colmena, así que tienes toda la miel”. Más tarde, no se cómo llegó a mi cabeza la escena de Los Sopranos cuando el restaurante de Artie se incendia y lo mucho que puedes ganar o perder cuando ocurre algo así. También lo paranoico y sospechoso que pueda resultar cualquiera que se vea involucrado en esta situación. Uní más o menos todos estos conceptos y salió esta canción.

 

Hablando un poco más sobre tus letras, ¿crees que siempre os encontráis atraídos por las anécdotas curiosas que tienen lugar en vuestro día a día como ocurre en ‘Guilty Party’?

Jeremy: lo cierto es que no. Muchas veces lo que hago es dejarme guiar por la forma en la que suenan las frases todas juntas o cómo pienso en mi cabeza como pueden entrelazarse en lo referido a sonoridad.

Atendiendo a las temáticas de vuestras canciones, ¿en algún momento habéis dejado fuera de vuestras canciones alguna en particular porque os ha resultado muy disparatada?

Jeremy: lo que ocurre es que cuando me llegan las ideas a la cabeza, directamente me resultan atractivas y empiezo a pensar en cómo podría hacer una canción a partir de ellas. Por eso siempre cuando desarrollo las letras soy consciente de que esa canción puede llegar a buen puerto. Creo que nunca me ha pasado aquello de ponerme a escribir un tema, sentir que no tiene mucho sentido de lo que va y desecharlo.

"Intentamos que el disco tuviese unos cuantos temas sin guitarras eléctricas. "

Creo que ‘Highlights of 100’ es la canción del disco que más me gusta por lo explosivo de su melodía y el cambio en sus ritmos. ¿Fue sencillo para ti componer este tema y expresar lo que querías transmitir con él?

Brian: esta fue la última canción que escribí para el disco. Antes de ir al estudio, pensamos que quizás necesitábamos otra demo donde la canción tuviese una velocidad más rápida. Una vez llegamos al estudio, Mike tuvo la idea de grabar las semicorcheas cogiendo directamente el tambor, colocarlo en el suelo y golpearlo, logrando así un sonido más potente. Por otra parte, podíamos haber hecho que Brohan tocase unos pocos compases, los grabásemos y los repitiésemos durante todo el tema. Sin embargo, todos le animamos a que no parase de tocar durante toda la canción, por lo que tuvo que sumergir sus manos en hielo en cuanto acabamos de grabarla.

Jeremy: la canción fue escrita súper rápida, casi de forma improvisada. Luego tardamos un poco en darle el sentido preciso para que sonase con banda completa. Fue el último tema de escribir para el disco porque sin lugar a dudas todos sentíamos que tenía que tener una canción más de las rápidas.

También considero que el sentido del humor y la ironía son importantes en vuestros temas como es el caso de la canción que le da título al disco. ¿Consideras que para vosotros es necesario darle un enfoque divertido a vuestra música?

Jeremy: sin lugar a dudas. Muchas veces nuestro propósito es lograr que nos podamos reír. Sin lugar a dudas, bastantes de las cosas encerradas en este disco resultan bastante ridículas vistas desde fuera. El mundo es un lugar muy aburrido si nos tomamos muy en serio a nosotros mismos.

 

Al mismo tiempo, siempre encontráis una forma muy ingeniosa de mostrar la realidad encerrada en ‘Undecided Voters’. ¿Crees que también el compromiso con vuestros ideales tiene que estar más presente que nunca?

Jeremy: lo cierto es que quizás nunca vuelva a escribir una canción política porque realmente trato de no involucrarme mucho en ella, así también no tengo que mostrar mis respuestas en los asuntos que la atañen. En el fondo somos una banda bastante egoísta que mira mucho hacia nuestro interior, no siendo las personas más adecuadas para dar voz a conflictos sociales.

Grabasteis en el estudio estas canciones en el primer tramo de la cuarentena, algo que imagino que os afectaría en el proceso. ¿Crees que mental y emocionalmente fue complicado grabar en una época tan dura?

Brian: para mí, hacer este disco fue bastante autárquico. El primer confinamiento en marzo fue muy difícil para todos porque nadie estaba preparado para algo así por primera vez. Cuando las restricciones se fuero rebajando, y pudimos juntarnos de nuevo para tocar las canciones, fue toda una liberación pasar el rato, hacer nuestras bromas y volvernos a divertir.

"En el fondo somos una banda bastante egoísta que mira mucho hacia nuestro interior, no siendo las personas más adecuadas para dar voz a conflictos sociales."

Cooler Returns será vuestro es vuestro primer disco editado por Sub Pop. ¿Para vosotros formar parte de este ilustre sello ha implicado un cambio en vuestra forma de trabajar y promocionar vuestra música?

Brian: fichar por Sub Pop no ha supuesto un gran cambio para nosotros a la hora de hacer música, pero sí que nos ha supuesto tener que estar más al tanto de todas las facetas no musicales que nos rodean. El hecho de tener un gran equipo de profesionales que trabajan para ti hace imposible que te dediques a hacer el vago e ignores ciertos mails.

Kiwi Jr. es una banda que ha crecido en Toronto, una ciudad repleta de bandas interesantes. ¿Crees que es una buena ciudad para desarrollar un grupo de guitarras como el vuestro, encontrándoos con facilidades a la hora de tocar en las salas?

Brian: lo cierto es que los comienzos de Kiwi Jr. tuvieron lugar en una pequeña isla llamada Prince Edward. Está más o menos a 18 horas conduciendo desde Toronto. Piensa en algo así como Mallorca pero con 20 grados menos en invierno y quitando cualquier tipo de exotismo posible. Nos mudamos a Toronto porque es la ciudad en la que tienes que estar cuando te quieres dedicar a la música en Canadá. Al ser un país tan extenso en lo geográfico, resulta muy complicado tener que conducir siempre 18 horas para empezar cualquier gira. Sin embargo viviendo aquí tenemos un montón de ciudades del este de Estados Unidos muy cerca cogiendo un vuelo internacional.

Aquí en Toronto hay un montón de cosas interesantes que hacer. Antes de la pandemia, solíamos quedar siempre una vez por semana en el apartamento de Mike para hablar con nuestro manager que vive en New Jersey. Después de eso, nos íbamos a un bar llamado InterSteer que se encuentra en un barrio bastante tranquilo. En este bar ponen los mejores nachos de la ciudad, tienen una mesa de billar bonita y también una de esas jukeboxes digitales donde puedes poner cualquier canción. Puede que te parezca que estoy describiendo cualquier bar genérico de cualquier ciudad, pero este sin lugar a dudas nos ha llegado al corazón.

 

Me gusta mucho el pez de colores que habéis escogido para vuestro merchandising. ¿Cómo llegasteis a él?

Brian: un buen amigo del grupo es un talentoso ilustrador. También hizo el cangrejo que aparece en el vídeo de ‘Cooler Returns’.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Jeremy: si alguien te ofrece cien mil dólares por cuidar de un chimpancé dentro de tu casa durante un año, ¿crees que aceptarías el trato?

También tengo una para vosotros a cargo de Drew Citron: Si pudieses comprarte cualquier sintetizador vintage, ¿cuál sería?

Brian: somos todo lo opuesto a una banda que use sintetizadores, pero creo que me compraría un Yamaha C86 porque es muy versátil. Si no un Mellotron original.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *