Entrevistamos a

Kiko Sumillera

"Creo que la naturalidad, la espontaneidad y la honestidad son valores importantes en la música, y eso lo mantengo. "

Por -

Kiko Sumillera es uno de los músicos más talentosos que ha dado la escena vallisoletana en los últimos tiempos. Miembro de los garageros Los Lolas, en 2014 publicó su primera referencia titulada Montañas de Sangre. En este EP nos encontramos con tres canciones cargadas de sentimentalidad, muy buen pulso lírico y un componente de cantautor cercano al de figuras como Nacho Vegas o Antonio Luque. No tardando llegará su primer LP, motivo más que suficiente para indagar un poco más en su carrera y de paso conocer todo lo que está por llegar a través de esta entrevista.

Tu primer EP titulado Montañas de Sangre vio la luz en junio del 2014. ¿En qué momento decidiste dar el salto en solitario?

Tenía escritas algunas canciones y decidí grabar las tres que componen el EP Montañas de Sangre; para dejarlas registradas de algún modo, que no se perdieran.

Menciono lo del salto en solitario porque formas parte de Los Lolas (antiguamente conocidos como Woodpecker & Co), grupo vallisoletano que se mueve en terrenos del garage. ¿Te resultó un poco extraño el cambio de registro?

La verdad es que siempre he escuchado todo tipo de música y cuando me pongo a escribir una canción no pienso de antemano qué registro va a tener. Creo que la naturalidad, la espontaneidad y la honestidad son valores importantes en la música, y eso lo mantengo. De todas formas el día menos pensado Los Lolas sacamos nuevas canciones; somos un poco como una enfermedad de transmisión sexual, nunca sabes cuándo va a volver.

   

En tu primer EP aparecen canciones propias de cantautor, viniéndome a la cabeza figuras como Nacho Vegas o Sr. Chinarro, sobre todo este último en el tema ‘Intento Ser Compresivo’. ¿Estas dos figuras son influencias representativas para ti en este proyecto?

Sí. Tanto ellos como Lorena Álvarez, Fee Reega, Daniel Johnston... me gustan mucho. Y muchos otros. Evidentemente trato de encontrar un estilo propio pero las influencias son inevitables, negarlo sería mentirte.

"Creo que la naturalidad, la espontaneidad y la honestidad son valores importantes en la música, y eso lo mantengo."

Curiosamente la portada del Depression Cherry que Beach House sacaron más o menos un año después se asemeja mucho a la de tu EP. ¿Hubo por casualidad alguna visita en tu bandcamp registrada desde Baltimore?

Es uno de mis grupos favoritos. No, no ceo que sepan de mi existencia. De todas formas me gusta más pensar que siguieron el mismo proceso al elegir su portada que yo. Es decir, que introdujeron las palabras “rojo sangre” en Google y fueron a parar al mismo catálogo de baldosas de Talavera de la Reina dónde encontré yo la mía. Imaginarme a Victoria Legrand viendo un catálogo de baldosas de Talavera de la Reina me reconcilia con el mundo.

Algo que me resulta muy interesante de las letras de tus temas es que se muestran muy cercanas a lo poético como es el caso de ‘Montañas de Sangre’. ¿Existe alguna relación entre los temas y algún escrito de carácter poético que hubieses realizado previamente?

Sí, los marcos de expresión son distintos pero la temática, el lenguaje, etc, es el mismo. Todo está relacionado.

   

Has participado en la Proyectería, un laboratorio creativo en el que desarrollaste un poemario centrado en la ciudad y sus partes. ¿Consideras que tanto este poemario como otras obras escritas que puedas realizar tienen una incidencia directa en tu proyecto musical y viceversa?

Por supuesto, como te he dicho antes todo está conectado. Se escribe una canción o un poema para transmitir una idea, una sensación; un malestar, una alegría… El objetivo es el mismo. Cada forma de hacerlo ofrece posibilidades distintas y hay que aprovecharlas.

"Evidentemente trato de encontrar un estilo propio pero las influencias son inevitables, negarlo sería mentirte."

Hablando un poco sobre la ciudad y más concretamente Valladolid, que es la que nos toca, uno de tus temas titulado ‘Los Santos’ hace referencia a las grandes dificultades que tiene la música en vivo en la ciudad. ¿Consideras que en algún momento se podrá volver a vivir el bullicio musical que tuvo la ciudad en su día?

Creo que el bullicio se mantiene pero por desgracia sigue siendo inexplicablemente difícil compartirlo con el público en Valladolid, y esto resulta un freno muy importante para las bandas locales y para la cultura en general. Siempre he dicho y siempre defenderé que en Valladolid hay algunas de las mejores bandas nacionales, y que por este impedimento permanecen desconocidas para el gran público. De todas formas este problema acabará aplastado por la lógica y se tomarán las medidas políticas que permitan la música en vivo tal y como se disfrutaba antaño. Y es ahí cuando se verá el verdadero problema: la falta física de público.

En Valladolid, lamentablemente, están permitidos muy pocos conciertos, pero el que se lleva a cabo es muy difícil que sea rentable, por no decir imposible. Es necesario protestar y terminar con las restricciones legales de los conciertos, por supuesto. Pero también mucha gente que protesta por esta situación debería hacer un poco de introspectiva y calcular el dinero que se ha gastado en entradas de conciertos en Valladolid durante el año 2015, por ejemplo, y ver si esa cantidad es coherente con la necesidad de música en directo en nuestra ciudad.

Al principio tus apariciones en directo solían ser más bien en solitario, sin embargo últimamente también es frecuente encontrarte arropado por tu banda entre la que aparecen figuras como David Hernández o Juan Díez. ¿Consideras fundamental la presencia de más músicos sobre el escenario para que tus canciones tengan mayor alcance?

La presencia de músicos de la talla de David Hernández, Juan Díez, Ángel Román, Alex Izquierdo… No solo es fundamental sino que es en sí misma una razón de que estas canciones existan. Disfruto tocando con ellos, en los ensayos y en los conciertos. Cada uno de ellos es mucho mejor músico que yo, y eso hace que las canciones lleguen a otro nivel. Su apoyo y que quieran acompañarme es algo por lo que siempre les estaré agradecido, porque les admiro muchísimo, como músicos y como personas.

"Imaginarme a Victoria Legrand viendo un catálogo de baldosas de Talavera de la Reina me reconcilia con el mundo."

Hace más o menos un año que te fuiste a vivir a Madrid. ¿Estar en contacto con una escena mucho más abundante que la vallisoletana te ha servido de ayuda para crecer como músico?

En realidad no he estado muy conectado con la escena de Madrid. Sí que he visto muchos conciertos y he entablado relación con músicos que no conocía y que ahora admiro, como me pasa con Samu del Río; o he tenido la oportunidad de coincidir más con algunos otros que ya conocía y admiraba, como Luis Brea o David T Ginzo. Se podría decir que lo más cerca que he estado de la escena es una vez que me presentaron a algún miembro de la banda Second, a altas horas de la noche. Tuvimos nuestras diferencias acerca de la calidad de su música y casi llegamos a las manos. La reyerta terminó porque me acabaron echando del bar donde estábamos. Mis palabras fueron desafortunadas, soy insoportable cuando bebo. No creo que ni siquiera se acuerden de mí, ni de esto que estoy diciendo, pero aprovecho esta entrevista para pedirles disculpas.

   

En breves entrarás al estudio a grabar tu primer LP. ¿Irá enfocado en una dirección similar a la del EP?

Las nuevas canciones de este LP, que se llamará Hasta que acaben los campos, están un poco más arraigadas a la tradición y a la tierra de Valladolid, de Castilla, como su propio nombre indica. Tienen más raíces, dentro de que la dirección es más o menos similar.

"En Valladolid, lamentablemente, están permitidos muy pocos conciertos, pero el que se lleva a cabo es muy difícil que sea rentable, por no decir imposible. "

Montañas de Sangre fue grabado en el Estudio La Leñera con Pablo Giral a los mandos. ¿Repetirás la experiencia en estos estudios?

Sí, estamos muy contentos del resultado que consiguió Pablo en el EP Montañas de Sangre y vamos a repetir con él en La Leñera.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de los temas? ¿Consideras que el LP llega en el mejor momento posible ahora que el EP ya tiene trayectoria?

Esta vez he tenido la oportunidad de ensayar más con la banda y las canciones están mejor trabajadas. Tengo muchas ganas de grabarlas y enseñarlas a todo aquel que quiera escuchar.

"Las nuevas canciones de este LP, que se llamará Hasta que acaben los campos, están un poco más arraigadas a la tradición y a la tierra de Valladolid"

Supongo que los músicos que han formado parte de tus últimos directos estarán presentes en la grabación, sin embargo me gustaría preguntarte si habrá algún cambio.

El único cambio con respecto al anterior EP es a la batería, que esta vez estará Ángel Román. El resto igual: Juan Díez a la guitarra, David Hernández al teclado y Alex Izquierdo como bajista. Un lujo, como te dije antes.

Para ir finalizando. Participaste en un acto de cierre de campaña de Podemos en Valladolid, ofreciendo un directo junto a otros grupos locales. ¿Consideras que el posicionamiento político en el mundo musical es un inconveniente a la hora de que valoren tu trabajo?

Considero que el posicionamiento político, y más en este momento, es necesario. A partir de aquí, si alguien quiere hacer juicios de valor al respecto es problema suyo. No me preocupa lo más mínimo.

"Considero que el posicionamiento político, y más en este momento, es necesario. "

En todas las entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente artista a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Quién es tu personaje favorito en The Office?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Alberto Montero, dice así: ¿Qué pretendes alcanzar mediante la música?

Simplemente ser honesto. En realidad nada.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *