Entrevistamos a

Juvenilia

"La industria musical nos da bastante igual. No tenemos ninguna pretensión más allá de hacer las mejores canciones que podamos y solo los conciertos que nos apetezcan. "

Por -

El LP debut de Juvenilia seguramente sea la mejor cosa que le ha pasado al pop nacional en este 2016. Canciones de enorme ligereza, de espíritu entusiasta sea cual sea el contenido de sus letras e influencias bastante inusuales por estas tierras cómo The Clean o The Feelies. A través de estos 10 temas que componen el trabajo, nos vamos a encontrar con escenas que parte de elementos identificables para adentrarse de una forma muy espontánea en mundos donde conviven la muerte y lo inexplicable. Un trabajo brillante lo mires por donde los mires, capaz de ganarte en la primera escucha y mantener la sensación de continua sorpresa en el rumbo de las melodías. Pasadas ya unas semanas de su publicación, aprovechamos para entrevistarlos.

En vuestras canciones encontramos bastante de ese kiwi-pop que tan poca trascendencia ha tenido por aquí, pero también creo que hay algo de bandas como Teenage Fanclub. ¿Sentís que estáis creando unas canciones pop bastante inusuales en el panorama nacional?

Sí pero no. Alguien a quien nuestras influencias le parezcan obvias quizás piense eso pero en realidad son canciones pop con estructuras clásicas que no inventan nada. Es como cuando te das cuenta de que Teenage Fanclub copiaban a Big Star. Es cierto que en nuestro país la mayoría de grupos de nuestro estilo tienen influencias comunes que nosotros no compartimos (toda la herencia Elefant, sin ir más lejos) pero en los últimos años se están empezando a escuchar cosas nuevas, como por ejemplo Juventud Juché, que la gente hubiera rechazado fuera de circuitos más underground. Hay que empezar a romper definitivamente con los años noventa.

 

Ya que estamos un poco con las influencias musicales. ¿Existe algún grupo por el que tengáis mucha admiración y haya influido en Juvenilia?

Más allá de los obvios como Teenage Fanclub, Big Star, The Clean o los Feelies, ha habido grupos y personajes que nos han marcado a algunos de nosotros y han determinado como es nuestra relación con la música y su industria. Embrace o Rites of Spring serían buenos ejemplos.

Es curioso como en todas o casi todas las canciones del disco, introducís la muerte como quien no quiere la cosa y sin sonar nada dramático. ¿Caísteis en este apartado sin daros cuenta o fue algo bastante premeditado?

Preocupantemente, no ha sido algo premeditado. No nos sentimos totalmente cómodos con ese sentimiento naïf pop que a primera vista puede inundar nuestras canciones, así que a lo mejor ha sido un mecanismo inconsciente para paliar eso y dotar a nuestra música de un punto de vista más crudo y real. La muerte es atrayente, no somos los primeros en reivindicarla, y tomársela a broma es la única manera de tomársela bien.

"No nos sentimos totalmente cómodos con ese sentimiento naïf pop que a primera vista puede inundar nuestras canciones, así que a lo mejor ha sido un mecanismo inconsciente para paliar eso y dotar a nuestra música de un punto de vista más crudo y real. "

En la mayoría de los temas resulta curioso como el apartado musical suena entusiasta y luminoso, mientras que la letra lleva la dirección totalmente opuesta. ¿Os gusta jugar siempre con esta ambivalencia?

Justo es lo que decíamos antes. Creo que intentamos balancear el asunto y las letras salen así, macabras y con ese toque de humor negro, porque en realidad no somos las personas más luminosas del planeta, aunque nuestras influencias musicales quizás vayan por otro camino. Como cuando de The Clean cantaban contentos y felices aquello de ‘can't you see I'm not having any fun’.

‘Bambú’ quizás sea la canción más distante en el trabajo debido a su temática, recordándome un poco a esa conexión total con la naturaleza y su rebelión que muestran Solletico. A la hora de escribir este tema, ¿la inspiración llegó de algo muy lejano a los desencadenantes del resto de letras del trabajo?

Nuestro proceso creativo en cuanto a las letras es un poco caótico. Nos vamos turnando, a veces solos y a veces en parejas o entre todos, para ir escribiendo las letras. No hay una manera definida de hacerlo pero si es cierto que hemos acabado llegando a un pacto silencioso y todos sabemos cómo tiene que ser la letra de una canción de Juvenilia. Cuando Manel trajo la letra de ‘Tu Esqueleto’ la primera impresión es que la letra no casaba con la música. Hablaba de la muerte de un amigo mientras la música transmitía alegría y alborozo, era todo un poco raro. Luego ya vino ‘Bambú’ y más tarde ‘Extraños’. Incluso en ‘Atrapados’, una típica canción de amor, la destrucción campa a sus anchas y a los protagonistas les importa bien poco.

Cerráis el trabajo con ‘La Reina del Sol’, una original adaptación del ‘Queen of Eyes’ de The Soft Boys. ¿Cómo surgió la idea de llevar el tema al castellano? ¿Os resultó complejo cuadrar la letra traducida con la música?

Queríamos hacer una versión con la que acabar nuestros directos y que nos diese un poco de cuartel y al final decidimos hacer ‘Queen of Eyes’ porque nos encanta Robyn Hitchcock y esa canción cuadraba mucho con nuestro estilo. También hablamos de Flamin' Groovies, Galaxie 500, Dead Moon, Wipers y un largo etcétera. En cuanto a la letra, no queríamos cantar en inglés así que Mauri adaptó la letra al castellano y, aunque a veces alguna cosa suena un poco rara, la verdad es que cuadró bastante bien.

Vuestras letras siempre tienen mucho de narrativo. ¿Os gusta enfocar los temas de una forma similar a una historia?

No es algo deliberado, supongo que depende de quién escriba la letra lo hace de una manera o de otra.

"Las letras salen así, macabras y con ese toque de humor negro, porque en realidad no somos las personas más luminosas del planeta, aunque nuestras influencias musicales quizás vayan por otro camino."

Publicasteis vuestro primer EP en junio del año pasado. ¿Las canciones del LP las veis parte del mismo proceso de composición o las asociáis a etapas diferentes?

Hay una diferencia en el proceso creativo entre las primeras y las últimas canciones pero eso es debido a que tocamos los cinco juntos desde hace un par de años así que nos ha llevado un tiempo encontrar nuestra propia manera de hacer las cosas. Nuestra música se ha homogeneizado un poco, para lo bueno y para lo malo, y eso es algo que no queremos dejar totalmente al azar. Ahora es cuando vamos a empezar la segunda etapa.

A la hora de escoger los temas que integrarían el LP, ¿habéis descartado alguno que pueda ver la luz en ocasiones futuras?

No hay descarte alguno. Las 10 canciones grabadas son las 10 canciones que tenemos. Y ‘Solaris’, claro. Somos muy cabezones y si una canción no nos convence le damos todas las vueltas que haga falta para que acabe gustándonos. ‘Tu esqueleto’, por ejemplo, era totalmente diferente cuando la sacamos y nos costó mucho tiempo llevarla hasta donde está ahora. Por eso no hay descarte posible. Ni descanso.

 

Una de las cosas que más me llama la atención es lo claro y reconocible que mostráis cada uno de los sonidos que presentáis en los temas. ¿Este aspecto creéis que está más relacionado con la forma de crear los temas o tiene más que ver con la producción del trabajo?

Es más bien una cuestión de influencias y de propuesta estética. Juvenilia es un grupo de guitarras luminosas y limpias mientras que Disciplina Atlántico (el otro grupo de Mauri) utiliza distorsión y mil y un efectos para procesar su sonido. Los grupos que influyen a Juvenilia son Go-Betweens o Felt pero a Mauri también le gustan mucho Sonic Youth, por ejemplo.

Otro aspecto importante de vuestros temas son todas las melodías instrumentales que lográis en canciones como ‘Bambú’ o ‘La Oscuridad’. ¿Soléis construir los temas a partir de estos motivos melódicos?

No, más bien los construimos desde una idea melódica de voz y guitarra acústica y vamos añadiendo arreglos que nos cuadran. Cada uno de nosotros aporta lo que puede en ese caos inicial y las canciones terminan tomando forma.

"Nuestra música se ha homogeneizado un poco, para lo bueno y para lo malo, y eso es algo que no queremos dejar totalmente al azar. Ahora es cuando vamos a empezar la segunda etapa."

Con el LP a la venta, ¿tenéis intenciones de conseguir el máximo número de directos posibles u os vais a reservar un poco?

Pues por causas mayores vamos a tener que pasar una buena temporada sin directos. Nos da un poco de pena, pero es lo que hay. Nos dedicaremos a componer y arreglar nuevas canciones para lo que nos gustaría que fuera nuestro segundo LP.
Del mismo modo, todas las buenas bandas pop nacionales parece que siempre se encuentran con una barrera insuperable a la hora de acceder a un circuito de conciertos y mediático mayor.

Me imagino que a vosotros eso os dará totalmente igual. Sin embargo, quiero preguntaros si creéis que no tardando se va a ir a pique la forma de repartir el pastel en la industria musical.

Como bien dices la industria musical nos da bastante igual. No tenemos ninguna pretensión más allá de hacer las mejores canciones que podamos y solo los conciertos que nos apetezcan. Tenemos alergia a los festivales, como banda y como espectadores. Así que tampoco aspiramos a entrar en ese circuito. Y del mainstream, pues ya ni hablamos. Hacemos música minoritaria. Y estamos muy a gusto en esa posición.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar, ¿cuál es la vuestra?

¿Qué es lo que más echaríais de menos si no pudierais volver a hacer música nunca más?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de los Kokoshca, dice así: ¿Qué grupo español no te gusta la música que hace? ¡Tienes que decir uno!

Son tantos que es muy difícil decir uno solo. Pero si hay que mojarse, León Benavente.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *