Entrevistamos a

Jess Williamson

"Me gusta pensar que me estoy adentrando en una dimensión más pop, porque este tipo de música es muy abierta y siento que me puede aportar muchas cosas interesantes."

Por -

Jess Williamson está de regreso con el que será su cuarto trabajo, un disco que llevará por título Sorceress, viendo la luz el próximo 15 de mayo  a través de Mexican Summer. Con una carrera de lo más sólida donde siempre ha sabido como encontrar nuevas formas de expresión dentro de unos sonidos propiamente asociados a la canción americana, lo de Jess se basa siempre en encontrar un espacio íntimo donde reflejar sus anhelos y analizar todo lo que la rodea. En esta nueva entrega, concretamente se centra en encontrar una nueva voz interior con la que reafirmar sus decisiones, flotando alrededor de la necesidad de ser ella misma la que toma el control sobre su vida. Apostando por una cara más cercana al dream pop, podemos comprobar una nueva dirección en lo artístico que se traduce en unos temas más ornamentales, al mismo tiempo de melodías cálidas muy bien definidas. Aprovechando lo inminente de esta publicación, hablamos una mañana de cuarentena con la artista.

En tus inicios musicales comenzaste a tocar el banjo, un instrumento muy asociado a la música country. ¿Crees que este tipo de música ha sido siempre una gran fuente de inspiración para ti o con el paso de los años ha ido perdiendo el interés por ella?

Es algo que siempre ha estado ahí para mí. Crecí escuchando mucha música country, pero realmente creo que no sabía valorarla. No fue hasta el final de mi adolescencia, cuando más o menos tenía 20 años y estaba en la universidad en Texas. Allí fue cuando me di cuenta realmente de lo rica y emocionante que podía resultar este tipo de música. Mis nuevos amigos me mostraban un montón de bandas de la ciudad, por lo que empecé a prestarle más atención. Entonces me di cuenta de que el country siempre ha estado en mi sangre… y en mi teléfono (risas), ya que siempre trato de estar al día de las novedades del género. De hecho en mi primer disco decididamente aposté por unos sonidos cercanos al country, porque sentía que formaban una parte importante de todo mi bagaje musical.

 

Tus primeros trabajos fueron lanzados a través de tu propio sello Brutal Honest, del mismo modo que también formaste una parte importante de la industria musical de Austin organizando conciertos. ¿Crees que este período dirigiendo un sello musical fue esencial para saber cómo querías desarrollar tu propia carrera musical?

Muchas gracias por preguntarme esto. En ese momento estaba publicando mi primer disco y realmente lo hacía todo por mi cuenta. Me buscaba mis propias giras y yo misma ejercía como mi manager. Luego ya cuando fiché por un sello sabía de antemano como funcionaban todas las cosas. Por ejemplo, dirigir un sello anteriormente me ayudó un montón a entender y planificar los plazos dentro de los lanzamientos. Saber que el fabricar vinilos puede tardar unos cuantos meses y la importancia que tiene todo ese tiempo a la hora de prepararlo todo para el lanzamiento de una forma adecuada.

También de estas primeras etapas en el mundo de la música aprendí a apreciar todo el esfuerzo que se pone a la hora de sacar adelante los discos. Cuando fiché por Mexican Summer también me sentí muy agradecida porque tenía un equipo detrás de mí que me hacían todo mucho más sencillo. Creo que los artistas que en su juventud logran que realmente un sello les apoye y les ayude son muy afortunados. Siempre se pueden dar esas situaciones en las que un sello tiene las expectativas muy altas sobre un artista y realmente no son considerados con él. En mi caso siempre he tenido un grupo de personas muy cercanas a mí que me han comprendido siempre al máximo.

"En mi primer disco decididamente aposté por unos sonidos cercanos al country, porque sentía que formaban una parte importante de todo mi bagaje musical."

Este nuevo disco lo compusiste en Los Ángeles, los grabaste en Nueva York y lo terminaste definitivamente en Texas. ¿Desde el principio tuviste claro cómo se desarrollaría este proceso o exploraste las diferentes posibilidades que había sobre la mesa cuando tuviste compuestos los temas?

Lo cierto es que no. Traté de seguir mi intuición a lo largo de todo el proceso. No planifiqué para nada que el disco surgiese en tres ciudades diferentes, pero al final descubrí que fue algo necesario. Vivo en Los Ángeles y al principio quería que todo ocurriese aquí. Ya sabes, eso de estar rodeada de mis amigos durante todo el proceso. Sin embargo no encontramos un lugar adecuado para grabarlo. Luego apareció la posibilidad de grabar en Nueva York gracias a un estudio que tiene Mexican Summer allí, dentro de una casa. Fuimos y la verdad es que fue fantástico el ambiente que se respiraba. Pasamos unas cuantas semanas en Nueva York, disfrutando mucho de la ciudad. De hecho ya había vivido allí una pequeña temporada antes, por lo que fue un reencuentro bonito. Además fue maravilloso reunir a unos cuantos instrumentistas excepcionales con la excusa de que estaba trabajando en mi disco. Al final la rutina me gustaba mucho, todo aquello de coger el metro, desayunar un bagel y poder luego pasar los findes en Manhattan, disfrutando de sus tiendas de libros y cafeterías.

Cuando acabó mi estancia en Nueva York y parecía que el disco estaba listo, sentía realmente que le faltaba algo. Entonces revisamos las mezclas de nuevo y había alguna cosa que quería volver sobre ella. Sentía que tenía que volver a trabajar en un par de canciones, tomar una cierta distancia de los días de Nueva York y encontrar otra perspectiva. Por ello decidí que para rematar mi disco iría a Dripping Springs, donde Dan Duszynski me ayudaría a ello. Este lugar fue donde grabé mi anterior Cosmic Wink, así que ya lo conocía bien. Dan es una de esas personas que sabe muy bien como seguir tus ideas. Además él vive en mitad del bosque, en unas cuantas hectáreas, así que la experiencia resultó muy diferente a lo que había sido Nueva York.

 

Este es el segundo disco que compones desde que vives en Los Ángeles. ¿Crees que has encontrado el lugar perfecto para vivir y seguir creciendo como artista?

Me costó un poco acostumbrarme a la vida en Los Ángeles, porque es una ciudad muy grande y nunca había vivido antes aquí. Sin embargo ahora mismo me encuentro muy feliz aquí, siento que hay un ambiente muy bueno donde estar en contacto con la naturaleza y haber forjado buenas amistades ayuda mucho. La gente de la que me he rodeado aquí me ayuda siempre a expandir mi curiosidad y tratar de aprender cosas nuevas. En estos días de cuarentena lo estamos pasando un poco mal, porque aunque nos comunicamos por teléfono no es lo mismo.

Encontrar aquí un grupo de personas con las que sentirme cómoda me ha ayudado a tener una perspectiva real sobre mi crecimiento, porque realmente me he dado cuenta de que no todo resulta ambición ni seguir tus impulsos, sino replantearte las cosas que realmente te importan. El hacerme preguntas acerca de los motivos por los que hago canciones es algo que no me había plateado hasta hace muy poco tiempo. Tengo muchas ganas de que pase la cuarentena y comprobar como todos mis amigos siguen esperanzados y con ganas de seguir mirando hacia el futuro.

Algo que me llama la atención de este disco es como has expandido el rango de instrumentos, apareciendo sonidos muy diferentes a las guitarras. ¿Crees que en estas canciones has tratado de alejarte en parte del sonido de las guitarras?

Lo cierto es que en esta ocasión quería trabajar con elementos con los que no había trabajado antes, como por ejemplo percusiones programables o ciertas texturas que solo se podían lograr por ordenador. Tampoco había introducido anteriormente un pedal steel en mis canciones. Quería abrirme a nuevas ideas que posibilitasen un disco más variado, por lo que también escribí la mayoría de las canciones a través del piano, algo que ante no había hecho. No se muy bien como tocar el piano, por lo que tomé unas cuantas lecciones y fui tratando de dejar la guitarra de lado, empezando a aproximarme a las canciones desde un lienzo en blanco que ir rellenando con el piano.

"El hacerme preguntas acerca de los motivos por los que hago canciones es algo que no me había plateado hasta hace muy poco tiempo. "

Tu disco anterior Cosmic Wink, trataba de los diferentes tipos de amor, algo que lo comentaste cuando vio la luz. ¿En esta ocasión has planteado estos temas centrándote en algún sentimiento o concepto en concreto o crees que son muy abiertas?

En esta ocasión todo resulta bastante curioso, porque creo que había logrado unas letras más claras y específicas, pero sin embargo la gente más cercana que ha escuchado el disco cree que son más misteriosas y abstractas. Al final creo que esto es algo positivo. La gente le da su propio significado a las canciones. Centrándome un poco en lo que me preguntas, quizás ahora todavía siento que estoy en algo así como la luna de miel, como si estuviese aún fascinada por todas las cosas nuevas que he introducido en este nuevo disco y no tengo una perspectiva muy clara sobre él. Quizás te diría que estas canciones giran más bien hacia esos momentos donde la vida se vuelve muy real, viviendo muy de cerca el día a día.

‘Infinite Scroll’ me sorprendió al principio porque sonaba en una dirección más popera, con una melodía instrumental inicial muy diferente a todo lo que habías hecho hasta la fecha. ¿Crees que en este disco también has tomado una dirección pop más clara?

Lo cierto es que sí, aunque no estaba muy planeado desde el principio. Creo que el hecho de lo que te comentaba antes, de lo de escribir al piano, me ayudó a ello. ‘Infinite Scroll’ surgió de una melodía que hice al piano y luego apareció el resto del tema mientras iba cantando. La demo de la canción es bastante graciosa porque salgo yo cantando la canción y de repente algunas parte de piano. Luego ya poco a poco le fui encontrando el sonido definitivo a la canción, pero no fue porque estuviese escuchando mucha música pop. No suelo prestar mucha atención a lo que escucho a la hora de que pueda meterlo en mis temas. SÍ que es cierto que en estos últimos años he escuchado mucha música pop más que antes, porque me parece que se están haciendo cosas muy interesantes. Me gusta pensar que me estoy adentrando en una dimensión más pop, porque este tipo de música es muy abierta y siento que me puede aportar muchas cosas interesantes.

‘Ponies in Town’ es la canción más acústica del disco, sin apenas arreglos. ¿Desde el principio decidiste que este tema se incorporaría al disco de esta forma?

Quería asegurarme que el disco tenía al menos una canción donde tan solo estábamos el oyente y yo. Me gustan mucho los discos que recogen estos momentos. Fue aquí cuando a esta canción y a otra les quité toda la instrumentación para cantarlas de una forma más íntima sola en mi habitación. Así pude sentir realmente si sonaba como el momento de perfecto descanso en el trabajo. Fue de esta forma como esta canción apareció así en el disco, volcándolo todo a la letra y la voz.

En este disco incluyes una canción titulada ‘As The Birds Are’, del mismo modo que en tu trabajo anterior incluiste otra titulada ‘White Bird’. ¿Crees que estos animales te inspiran mucho a la hora de escribir?

Muchas gracias por fijarte en este tipo de conexiones. Ya sabes, son cosas muy simbólicas que se asemejan también un poco a ‘Ponies in Town’. En esta ocasión, ambas canciones se están refiriendo a un pájaro enjaulado, transmitiendo esa sensación que tenía el primer día que llegué a Los Ángeles y extrañaba Texas. Esta especie de anhelo que sentía mientras estaba visitando sitios tan bonitos como Echo Park y veía a los pájaros cruzando el cielo. Fue la primera vez que empecé a pensar sobre esa metáfora. Como la libertad es todo lo contrario a lo que supone un pájaro encerrado en una jaula, pensé que podía ser una metáfora muy bonita para reflejar mis sentimientos, tratando de que el pájaro definitivamente saliese de la jaula.

"Me gustan mucho los discos que recogen canciones donde tan solo están el oyente y el intérprete."

Hablando sobre las letras del disco, en algunas muestras historias externas y en otras cantas en primera persona. ¿Crees que a lo largo del disco has logrado un buen balance entre temas más centrados en observar lo que te rodea y mirar hacia tu interior?

Muchas de las canciones hablan de mi experiencia o cosas que me pasan, pero algunas de las canciones no tratan sobre mi completamente, aunque las siga cantando en primera persona. Esto me ocurre porque hay veces que cantando en primera persona siento casi que esas historias me hubiesen ocurrido a mí. Me gusta adentrarme en las experiencias de una forma más emocional, pero por lo general incluso las cosas que vivo yo misma u observo a mi alrededor. Se podría decir que hay una mezcla entre lo autobiográfico y lo que no lo es.

En estos días de cuarentena creaste el vídeo de tu más reciente single ‘Smoke’. ¿Le diste muchas vueltas a la idea del vídeo o lo tenías bastante claro desde el inicio?

No fue nada planeado. Simplemente estaba en casa viendo Netflix y de repente pensé que podría hacer un vídeo para ‘Smoke’. Pensé que podría ser algo que me hiciese sentir bien en estos días. Tenía por casa unas cuantas varillas de incienso que un amigo me envió y comencé a jugar con esa idea de que se quemasen poco a poco. Después envié la idea a mi sello y a mi maganer y les gustó. La idea de que fuese un lyric vídeo junto con alguna otra animación extra fue algo que al principio quizás me creo cierto nerviosismo, pero al final salió adelante. Siempre sueleo ser muy perfeccionista y darle muchas vueltas a las cosas, por lo que esto fue un buen ejercicio acerca de cómo hacer algo y que salga adelante tal cual.

 

Hablando un poco sobre ‘Smoke’, parece que en él hablas de una relación en la cual una de las dos partes no muestra verdadero amor hacia la otra. Sin embargo me encanta como cierras la canción con la frase “It’s up to me now”. ¿Sientes que tus temas al final tratan de alcanzar una posición de confianza en ti misma y tomar las riendas de tu vida?

Esta canción viene a mostrar un poco ese hecho de que siempre podemos culpar a los demás por cómo nos están haciendo sentir o como nos tratan. Sin embargo siempre depende de ti las cosas por las que estás dispuesta a pasar y por las que no. Solo tú eliges si quieres permanecer en una situación que no es buena para ti. Por eso veo esta canción como un recordatorio de que al final tenemos el poder nosotros mismos y no tenemos que forzarnos a soportar ciertas cosas que al final son perjudiciales.

Me gusta mucho como cierras el disco con ‘Gulf of Mexico’. ¿Tienes muchos recuerdos asociados a este lugar o más bien dejaste volar tu fantasía en este tema?

Me encanta esta canción, y creo que hasta el momento no he dicho en ninguna entrevista que quizás para mí es la más importante del disco. Líricamente creo que es un buen resumen del disco. Crecí en el estado de Texas, yendo al Golfo de México unas cuantas veces cada año. Íbamos a South Padre, un lugar muy turístico. Honestamente, las playas de Texas no es que sean muy bonitas, pero es lo que tenemos y a mí me encantan. No es que sean tan exuberantes como las que podáis tener en España o las que hay aquí en California. Además allí se celebra un tipo de fiesta universitaria, que aunque no asistiese nunca, la tuve en mente cuando escribí este tema. Ese impresión de que las playas en Texas son sucias pero al mismo tiempo un lugar bonito se encuentra muy presente en mí. Por lo que esta canción al final se refiere a un lugar muy real que va tomando connotaciones metafóricas, como casi todo en este mundo.

 

Ahora que vas a publicar el que será tu cuarto LP, ¿crees que eres más consciente que nunca de tu labor como artista y cómo es posible vivir directamente de tu música?

Estoy bastante expectante de todo lo que va a pasar a partir de ahora. Tenía unos cuantos directos de presentación del disco cerrados, pero no se cuando se van a poder llevar a cabo. Quizás he pensado que será más fácil desarrollarlos sin banda en algún punto más próximo. Lo más importante es no poner a la gente en peligro. Tampoco se si los conciertos europeos del otoño se van a poder hacer, por lo que espero que toda esta situación al final no ponga las carreras de los músicos en peligro debido al tema económico. Siento que la respuesta de los fans ahora mismo está siendo más fuerte que nunca, encontrando apoyo en mucha gente que está comprando merchan y haciendo donaciones a las bandas a través de canales como Patreon, algo que quizás me estoy planteando hacer, aunque no lo veo del todo claro. Puede ser una buena forma de acercarse a tu público ahora mismo, ofreciendo un contenido más próximo, por lo que no queda ahora otra que reinventarse como artista.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

Me gustaría preguntar, ¿qué es lo que haces para mantenerte saludable mientras estás de gira? Algo así como las prácticas para mantener una buena salud física y mental, incluso si te llevas algo en concreto que te pueda ayudar a ello.

Del mismo modo tenemos una pregunta para ti a cargo de Anna Burch, dice así: ¿cuál es tu actividad favorita en estos días de cuarentena?

Seguramente sea poder pasear por el barrio, recoger flores en un ramo y ponerlas en mi casa

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *