Entrevistamos a

Hovvdy

"Descubrimos que a menudo es más intuitivo conectar con un estado de ánimo que con las letras. "

Por -

El dúo de Austin formado por Martin y Will sigue facturando trabajos impecables gracias a su reciente Heavy Lifter (Double Double Whammy, 2019). En él, la combinación entre pop de dormitorio, algún que otro momento de estética slowcore y el inconfundible poso de emo reconfortante y apagado hacen que los pilares de sus composiciones siempre resulten de lo más sólidos. En esta ocasión pocas cosas han cambiado respecto a su anterior Cranberry, quizás el hecho de haber logrado unas canciones aún más desnudas donde la brumosidad de fondo se ha desvanecido completamente para que prime más que nunca la clarividencia de sus melodías.

Lo que está claro es que la fórmula empleada para hacer brotar unos temas que en muchos casos ahondan en la soledad más contemplativa sigue resultando infalible, en buena parte gracias a ese pulso preciso para mezclar escenas visuales de lo más sugestivas junto con un amasijo de sentimientos rotos. A esto tenemos que unirle algún que otro momento de mayor empuje heredado del poso noise noventero más abatido como bien muestran en la certera ‘Ruin (my ride)’, sabiendo también como escapar de sí mismos para transmitir aliento hacia la otra parte. Aprovechando estos días de cuarentena, les preguntamos al dúo por todas esas cosas de su música que siempre hemos querido saber.

Hovvdy es un proyecto que nació en Austin, ciudad en la que seguís viviendo ambos. ¿Os sentís muy conectados a esta ciudad?

Charlie: En realidad ambos crecimos en Dallas, pero nos conocimos en Austin, y ambos hemos vivido aquí una década más o menos. Es ya como estar en casa. A lo largo de los años, en la música y otras escenas adyacentes, se ha formado una comunidad realmente bonita, colaborativa y solidaria. Tenemos muchos amigos aquí. Es muy agradable y nos sentimos muy afortunados.

 

En los últimos cuatro años habéis publicado tres LPs. ¿Os consideráis que sois una banda que siempre tiene en mente componer nuevos temas y que vuestros procesos creativos son muy productivos?

Charlie: Los dos estamos constantemente escribiendo independientemente. Para hacer un disco de Hovvdy, cada uno elige un puñado de canciones, tal vez 5 o 6 cada uno, las que nos entusiasman más; y lo reducimos a partir de ahí. Hacer un disco que suene bien no es fácil. Hay mucho fracaso involucrado, pero como ambos somos compositores, crear el material es bastante fácil.

Antes de conoceros, no sé si vuestros gustos musicales sería muy cercanos, del mismo modo que las formaciones en las que empezasteis a tocar. ¿Creéis que todo vuestro bagaje musical ayudó a crear Hovvdy?

Will: Cuando nos conocimos en 2014, recuerdo que Charlie y yo conectamos a través de la música que Orchid Tapes estaba lanzando en ese momento. Fue muy genuino, sincero y creativo. Esa fue la primera vez que escuché el término "bedroom pop". Hoy en día aún nos encantan muchos de esos artistas.

Desde el principio, la portada de este nuevo trabajo llamó mucho mi atención. ¿Qué queríais transmitir con ella?

Charlie: Es una foto de una pintura de Ben Johnson, un joven artista de Kansas City. Lo encontramos el día que terminamos el disco. Me encanta la profundidad emocional que tiene. Existe una fuerza clara y oscura, pero en última instancia es edificante y estimulante, que es algo que esperamos lograr con nuestra música.

"A veces las letras tienen poco significado cuando se escriben, y se vuelven muy significativas a medida que pasa el tiempo."

Normalmente soléis componer los temas en primera persona, sin embargo en ‘Mr. Lee’ habláis de un personaje específico. ¿Os inspirasteis en una persona real para crear este personaje?

Charlie: El señor Lee es un personaje ficticio. Me imaginé a un anciano viviendo solo en Gulfport, MS, donde viven mi padre y mis abuelos. Definitivamente se basa en elementos de mi vida, pero no en nada en concreto.

En ‘Cathedral’ mencionasteis que surgió de una visión cercana a ver a la abuela de Martin en una iglesia. ¿Crees que también que echar mano a estos recursos es algo que suele ocurrir en vuestros temas?

Charlie: Es verdad, pero no, rara vez encuentro inspiración para la música en sueños o visiones como esa. Esto más bien fue una excepción inexplicable.

¿Se podría decir entonces que vuestras letras son una conexión entre elementos fantásticos y reales?

Will: Ciertamente sí, es una mezcla. A veces las letras tienen poco significado cuando se escriben, y se vuelven muy significativas a medida que pasa el tiempo.

 

Os conocisteis en un partido de béisbol y ahora en vuestro nuevo tema ‘Sudbury’ incluís una referencia a este deporte. ¿Cómo de importante es el béisbol en vuestras vidas?

Charlie: Ambos tenemos un pasado donde el deporte fue muy importante. El béisbol fue el foco principal en mi vida durante muchos años, hasta que decidí dejarlo después de un año de partidos universitarios. La música siempre ha estado más cerca de mi corazón, así que me pareció correcto centrarme en eso.

Quizás en este disco tenéis más en mente que en otras ocasiones recuerdos de vuestra niñez como puede ser el caso de ‘Pixie’ o ‘Sudbury’. ¿Créeis que tuvisteis en mente un montón de recuerdos de este período de vuestras vidas a la hora de componer los temas del disco?

Will: Hay momentos en este disco que llegan directamente a través de nuestros recuerdos, pero creo que al final son un fiel reflejo de lo cómodos que nos resultan revisarlos a la hora de componer canciones. Además, reflexionar se ha vuelto cada vez más natural a medida que envejezco.

"Me siento bien expresando la oscuridad cuando aparece ante mí, pero generalmente también soy una persona esperanzada y estoy feliz de que eso aparezca en la música."

Me gusta mucho como en vuestros temas siempre es posible encontrar cierta esperanza, aunque incluyáis momentos más bien descorazonadores en temas como ‘Cathedral’ o ‘Lifted’. ¿Crees que en este disco la ambivalencia entre estas dos caras resulta más pronunciada que en otras ocasiones?

Charlie: Escribir canciones es definitivamente la manera en la que proceso todo en mi vida, todos mis altibajos. Me siento bien expresando la oscuridad cuando aparece ante mí, pero generalmente también soy una persona esperanzada y estoy feliz de que eso aparezca en la música.

Hablando un poco más sobre las situaciones que encierran los temas, ¿crees que muestran momentos complicados con el objetivo de superarlos?

Will: Estoy agradecido de poder escribir canciones para comunicar mis emociones con la esperanza de ayudar a otra persona a hacer lo mismo. También me gusta que la composición abstracta de canciones pueda significar algo diferente para cada oyente. En algunos casos, el hacer canciones ha sido útil para superar obstáculos, y otras veces ha sido fundamental para darte cuenta de ellos.

Creo que las canciones también tienen un gran poder para conducir a la persona que las escucha a un determinado estado de ánimo. ¿Cuándo compones canciones, ¿sueles pensar en ellas en términos del estado de ánimo que sugieren?

Will: Creo que nuestra música ha priorizado el estado de ánimo desde el principio, incluso más de lo previsto. A veces, concretamente en discos anteriores, es difícil escuchar letras o entender qué estamos cantando. Descubrimos que a menudo es más intuitivo conectar con un estado de ánimo que con las letras. A veces el estado de ánimo es feliz y la letra es triste. O al revés.

En ‘Tools’ es la primera vez que empleasteis el autotune. ¿Cómo resultó esta experiencia?

Will: Fue divertido. A menudo utilizo una aplicación de autotune en mi teléfono mientras escribo y grabo demos. Definitivamente quizás lo usemos más en el futuro. Creo que Charlie también ha usado esa aplicación un poco.

Con el paso de los discos, parece que habéis ido logrando cada vez ambientes guitarreros más cálidos y delicados. ¿Creéis que vuestra relación con los sonidos de guitarra ha ido cambiando en este nuevo disco?

Charlie: Para Heavy Lifter, trabajamos con nuestro amigo y productor Ben Little John. Abrió muchas nuevas posibilidades sonoramente. En cada álbum, diría que tratamos de ser un poco más experimentales.

"En algunos casos, el hacer canciones ha sido útil para superar obstáculos, y otras veces ha sido fundamental para darte cuenta de ellos."

Hablando sobre la música que soléis escuchar, ¿sentís que os gustan cosas muy diferentes?

Will: A Charlie y mi nos gusta todo tipo de música. Esperamos transmitir eso en nuestros discos. Harry Nilsson, Odunsi (The Engine) y Cehryl son algunos artistas que he estado escuchando últimamente. Hace poco, mi amigo me dio a conocer a Glenn Goins, un viejo artista de funk, que he estado escuchando en YouTube diariamente.

En todas las entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Charlie: Me encanta cómo en la música podemos darle la vuelta a nuestras "debilidades" y convertirlas en fortalezas. Por ejemplo, una buena pregunta sería: ¿qué limitaciones disfrutas en tu trabajo?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Channy de Poliça, dice así: ¿cómo de diferentes son tus rutinas cuando estás de gira respecto a cuando estás en casa?

Will: En casa me levanto a las 5:45 am para trabajar, y en el tour me acuesto a las 3 am después del trabajo.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *