Entrevistamos a

Hop Along

"Este disco es ciertamente una lucha contra esos sentimientos derivados de los roles de género. Esto deriva en mucho enfado con una misma, primero y ante todo, a raíz de haber comprendido estas falsedades sobre lo que es ser una mujer. "

Por -

Hop Along han regresado en este 2018 por todo lo alto con Bark Your Head Off, Dog, un trabajo que ponía fin a tres años de silencio en los que el grupo ha dado un notable salto en cuanto al contenido en sus letras y la forma de afrontar sus canciones. Lo que empezó siendo un proyecto en solitario de su vocalista Frances Quinlan, poco apoco fue sumando a Mark Quinlan, Tyler Long y Joe Reinhart hasta dar forma al grupo de Philadelphia, encontrándonos ante uno de esos grupos que hacen propia las expresiones del rock noventero norteamericano más musculoso suavizado  a través del dinamismo pop que aporta la propia voz de Frances. Una combinación de lo más particular que en esta nueva entrega ha acabado derivando hacia terrenos donde las guitarras tienen más expresividad que nunca, todo ello propiciado por la confianza extra de los miembros del grupo a la hora de expulsar un amplio abanico de inseguridades. Por todo ello estos nuevos temas se enredan en esa capacidad para no depender de nadie, de ser totalmente independiente al mismo tiempo de crear una lírica que refuerce todas estas ideas. Por ello canciones como ‘One That Suits Me’ o ‘Not Abel’ encajan a la perfección en un apartado de ideales claros y total libertada a la hora de tomar las elecciones vitales que se crean más convenientes. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento y el paso del grupo por el Primavera Club, tanto en su edición barcelonesa como madrileña, aprovechamos para entrevistar a Frances Quinlan.

Hola Frances, ¿qué tal va todo?

Genial. Justo te estoy respondiendo desde una cafetería de Philadelphia.

Estupendo. Allá vamos. Este nuevo álbum tiene un tema bastante diferente a vuestros trabajos anteriores. ¿Crees que estas nuevas canciones están más conectadas con tomar las riendas de tu vida?

Con respecto a las letras, diría que tienen más que ver con reconocer los distintos patrones de comportamiento negativos que se hacen cada vez más evidentes a medida que todos envejecemos. Muchos de esos patrones en estos casos se derivan de la incapacidad de uno para encontrar algún poder sustancial dentro de nosotros mismos. El poder es algo aterrador para algunas personas, incluyéndome a mí. No estoy segura de si alguna vez se consigue tomar las riendas de una misma, creo que es un proceso muy largo.

 

Al mismo tiempo, ¿crees que esta actitud, más positiva, que podemos ver en estas canciones proviene de tener más confianza contigo misma?

¡Me alegro de que parezcan positivas! Vocalmente no quería sonar tan descaradamente enfadada como hice en grabaciones anteriores. Creo que eso a veces puede interferir con las letras en sí. Como banda nos hemos cogido más confianza al componer juntos. Trabajamos estas canciones muy intensamente, pero también nos damos mucho tiempo para alejarnos de ellas. El tiempo puede ser una herramienta vital. Hemos mejorado en cosas como escucharnos unos a otros. Todos teníamos grandes ideas, y empezamos a escribir estas canciones con un enfoque más reservado, para dejar espacio a la posibilidad de cambiarlas a posteriori. Creo que esta moderación realmente ayudó a la totalidad del disco cuando fuimos al estudio. Nos dejó con más espacio para ser aventureros.

"El poder es algo aterrador para algunas personas, incluyéndome a mí. No estoy segura de si alguna vez se consigue tomar las riendas de una misma, creo que es un proceso muy largo."

En algunas canciones como ‘Not Abel’, la interpretación vocal es muy poderosa, remarcando algunas frases en concreto. ¿Crees que existen algunos puntos de la canción en la que la interpretación vocal debía resaltar o fue causalidad?

Dedico bastante tiempo a las letras en general. Siempre me han importado un poco más las letras que mi voz, aunque me encanta mucho cantar. A menudo trato de moldear mi voz con palabras que simplemente no suenan tan bien cuando las canto yo. En este disco comprometí un poco más ese impulso, traté de dar forma a las palabras un poco más en torno a mis capacidades vocales. No quería retener a la banda, todos estaban creando partes instrumentales tan hermosas, no quería que mi voz fuera el menor de los instrumentos. El lenguaje a menudo se interpone en el camino.

Con respecto a Painted Shut, este disco tal vez se está alejando un poco más del espíritu rock puro, apareciendo más melodías pop como 'The Fox in Motion'. ¿Intentasteis alejaros de un disco rock más clásico lleno de guitarras?

Dejamos de preocuparnos de que la grabación del disco fuera un documento de nuestros directos. Por encima de todo, queríamos ver qué se nos ocurría en el estudio. Headroom (en Philadelphia) es un gran espacio, hemos hecho 3 discos completos allí. Parecía tener sentido que usáramos todo el tiempo que teníamos para jugar con cada canción y ver hasta dónde llegaban. Y todas estas canciones parecían bastante diferentes a medida que trabajábamos en ellas, así que un tipo de enfoque general creo que las hubiera dañado.

Creo que las historias más narrativas en canciones como ‘Look of Love’ están llenas de letras con todos los aspectos sobre las escenas y el entorno de los protagonistas. ¿Crees que pones especial atención a obtener canciones más descriptivas?

Siempre me han atraído las historias. De hecho, durante un tiempo quise escribir historias cortas. Las canciones ofrecen un espacio más limitado que los cuentos cortos para decir todo lo que quieres decir. Me ayuda a crear puntos de claridad que uno puede sentir físicamente, creo que ayudan a afianzar el caos y te permiten quedarte en un momento por un segundo más.

"El tiempo puede ser una herramienta vital. Hemos mejorado en cosas como escucharnos unos a otros. Todos teníamos grandes ideas, y empezamos a escribir estas canciones con un enfoque más reservado, para dejar espacio a la posibilidad de cambiarlas a posteriori. "

En la nota de prensa de este nuevo álbum, dijiste que cuando eras más joven seguías pensando que algún día tendrías un compañero, y que esa persona te daría poder, algo que ha cambiado con el paso de los años. ¿Crees que en este trabajo también existe un componente sobre rechazar sentimientos que provienen de los roles de género?

La respuesta corta es sí. Este disco es ciertamente una lucha contra esos sentimientos derivados de los roles de género. Esto deriva en mucho enfado con una misma, primero y ante todo, a raíz de haber comprendido estas falsedades sobre lo que es ser una mujer. Luego, una irá hacia aquellos que prosperan y ganan poder en base a esas mentiras. Los hombres en el sistema y en nuestras vidas personales. Después de todo eso, me pregunto cómo amar a los demás en el futuro, y no solo en el sentido en el que lo hacen las parejas románticas. Creo que también hay esperanza, en algún lugar por ahí.

La frase "Strange to be shaped by such strange men" aparece en algunos puntos del álbum. ¿El hecho de incluirlo en más de una canción fue algo deliberado o fue casual?

Es solo una línea que realmente se quedó conmigo y pareció encajar bien en esas dos canciones. Me gusta la idea de un pensamiento recurrente en un álbum, recuerdo que sucedió en Aeroplane over the Sea de Neutral Milk Hotel, el “two-headed boy (niño de dos cabezas)” aparece dos veces en el disco. Me gusta dar vueltas sobre un mismo sentimiento o una imagen de este modo.

A lo largo del álbum aparecen diferentes tipos de animales, aparte del hecho de que la portada es algo similar a las ramas de algunos árboles. ¿De dónde viene toda esta inspiración en el mundo natural?

Creo que es bueno recordar que los seres humanos todavía forman parte del mundo natural, por mucho que nos apartemos de él. Es gracioso pensar que la naturaleza es simplemente un elemento, especialmente porque hay muy poco de ésta en comunidades como ciudades e incluso en áreas suburbanas. Eso refleja lo mucho que nos hemos distanciado del mundo en el que existimos.

 

Creo que ‘Not Abel’ es una canción realmente interesante debido a esta naturaleza musical más aislada del resto. ¿Desde el principio tenías en mente agregar este pizzicato representativo?

Cuando comenzamos a trabajar en ‘Not Abel’ sabía que quería cuerdas, y todos estábamos entusiasmados con la idea de tener instrumentos distintos a los que usamos en el escenario. Todos queríamos divertirnos en el estudio, ¿por qué no? Tardamos un poco en encontrar lo que buscábamos, pero los músicos de cuerdas que organizaron y tocaron todas esas partes en el disco, Sarah y Rachel, hicieron un excelente trabajo.

Mientras escribías el disco estabas leyendo A Time for Everything de Karl One. ¿Qué aspectos o características aporta eso al proceso compositivo?

Alguien muy cercano a mí me dio ese libro. Me han estado recomendando libros durante años. Tengo mucha suerte de tener una persona así en mi vida, creo que todos deberíamos. Mucho de "lo que el escritor quería decir" tiene que ver con esa relación, tratando de conectarse con un amigo cercano o un ser querido sobre temas temerosos.

Me gusta cómo ese libro profundiza en historias que, como sociedad, asumimos, ya están resumidas, como la historia de Caín y Abel. En el libro, Knausgaard se adentra en las partes más matizadas y humanas de las figuras de la Biblia. Me ha interesado la función de la parábola durante mucho tiempo, traté de construir mi tesis sobre esta idea en la universidad hace años. Así que el hecho de que A Time for Everything explore sin temor las posibles direcciones que pueden tomar las historias, incluso las que se supone que no debes cuestionarte, simplemente se quedó conmigo.

"Creo que es bueno recordar que los seres humanos todavía forman parte del mundo natural, por mucho que nos apartemos de él. "

Vuestra gira europea comienza en el Primavera Club de Barcelona. ¿Qué referencias tienes de la ciudad?

Tuve la suerte de pasar una semana sola en Barcelona el año pasado. Dibujé mucho, visité muchos lugares turísticos pero también vagaba y a veces caminaba por la playa. Intenté dibujar todos los días, a veces también pintar. También comí mucho. Un montón de café con leche y pan con tomate. Quimet y Quimet fue uno de mis lugares favoritos. El bar La Plata también fue maravilloso, no tenía idea de lo deliciosas que son las anchoas. Quiero volver por un tramo más largo si puedo algún día.

En todas nuestras entrevistas, nos gusta pedirles a nuestros entrevistados que dejen una pregunta para la próxima banda a entrevistar. ¿Cuál sería la tuya?

¿Cuál es el último lanzamiento reciente de un artista que realmente te impactó? También puede ser libro, película o cualquier otra cosa.

Como habrás adivinado por la última pregunta, tenemos una pregunta de Sen Morimoto: ¿Qué te pide tu música? ¿Qué pides a tu música?

A veces creo que pide demasiado, aunque en el fondo soy yo pidiéndome demasiado a mí misma.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *