Entrevistamos a

Honey Harper

"La androginia que trato de mostrar en la portada del disco y en mis fotos resulta fundamental para cambiar la visión imperante acerca del músico country. "

Por -

William Fussell es un artista de Atlanta que lleva unos cuantos años transitando a través de unos terrenos country de una forma totalmente aperturista, intentando conectar la raíz del género por excelencia de la música americana a texturas fascinantes entre lo sintético y lo onírico. De esta forma en su EP debut Universal Country nos abrió su mundo de miedos y anhelos de una forma totalmente cálida y solemne, evidenciando como la combinación de su profunda voz junto con sentimientos reparadores resultaba de lo más acertada. Unos cuantos años más tarde ha llegado el momento en el que su LP debut Starmaker vea la luz a través de ATO Records, yendo más allá en su propuesta y trasladándonos de lleno a referencias totalmente espaciales pero con situaciones bastante reconocibles alrededor del amor, el intentar encontrarse a uno mismo o los temores que despierta el paso del tiempo. A través de su imagen andrógina con la que intenta romper todos los moldes sobre el formato de masculinidad imperante en la música country, Honey Harper resulta uno de esos músicos que abren nuevos caminos dentro de la tradición norteamericana. Aprovechando lo reciente de este trabajo, hemos tenido el placer de entrevistarlo.

Las letras de este trabajo fueron escritas junto a tu esposa Alana Pagnutti, revelando la gran conexión que hay entre vosotros. ¿En algún momento os encontrasteis alguna dificultad a la hora de trabajar en conjunto?

El proceso fue relativamente sencillo. Había algunos días en los que nos teníamos que distanciar un poco, más que nada para que Alana no se cansase de mí (risas). Sin embargo creo que por lo general disfrutamos mucho llevándolo a cabo. A lo largo de toda esta tarea descubrimos nuevas complicidades en nuestra relación que desconocíamos hasta el momento.

 

Tu primer, EP Universal Country, quizás tenía menos ornamentos y se centraba en sonidos de guitarra más clásicos. ¿Desde dentro crees que la dirección que ha tomado el LP ha sido bastante diferente que la del EP?

Realmente creo sí. Es algo que quizás no resultó muy premeditado, pero lo que sí que fui buscando básicamente fue crear un ambiente más etéreo, algo que en el EP no se percibía de forma tan clara.

Creo que la coherencia sonora alcanzada en el disco resulta bastante importante. ¿En todo momento tenías en la cabeza un ambiente muy definido con el que relacionar los temas?

Sin lugar a dudas traté de conectar las canciones de una forma lógica y sin lugar a dudas estoy muy contenta con el resultado. La verdad es que tardamos bastante en crear este trabajo, además que el proceso de grabación resultó un poco descoordinado y algunas cosas que tenía en la cabeza no las pude llevar a cabo. De todas formas creo que representa bastante bien los momentos que quería plasmar en el disco.

"A lo largo de toda esta tarea en la que escribí las letras del disco junto a mi esposa Alana Pagnutti, descubrimos nuevas complicidades en nuestra relación que desconocíamos hasta el momento."

‘In the Light of Us’ cantas acerca de cuándo te fuiste de casa a los 18 años a vivir con tus mejores amigos. ¿Cómo recuerdas esos días?

Si te soy sincero he rememorado todos esos días a través de las piezas con las que grabamos el vídeo del tema. Tengo los recuerdos un poco borrosos de esa etapa (risas).

Precisamente te iba a hablar sobre el vídeo que Joshua Gary puso a este tema. ¿Fue difícil recolectar todo este material?

Afortunadamente teníamos años y años guardados en grabaciones, por lo que realmente teníamos un montón de material y no fue difícil reunirlo todo. Claro está que el proceso de edición y revisión de todo ello le llevó mucho tiempo a Josh, algo que en la vida se lo podré agradecer. Al igual que te dije en la respuesta anterior, un montón de anécdotas y viajes de esa época estaban un poco confusos, pero afortunadamente volvieron a nuestras cabezas de una forma muy nítida.

Creo que mi canción favorita del disco es ‘Suzuki Dreams’ debido al ambiente tan entumecido en el que se presenta. ¿Cómo surgió este tema?

Muchas gracias por tu comentario. También es una de mis favoritas. De hecho fue una de las últimas que escribí para el disco. Todo comenzó cuando encontré un Suzuki Omnichord en Dean street Studios en Londres, donde grabamos el disco. Inicialmente tenía en mente hacer una canción de 10 minutos divagando un poco. Sin embargo cuando le metimos el arreglo de cuerda que aparece cambié por completo el plan inicial ya que sentía que quedaba de lo más completo de esta otra forma.

 

La portada del disco y la estética de las fotos promocionales se encuentran muy conectadas con la música country. Sin embargo también posee un brillante filtro con el que redefinir la clásica masculinidad que rodea al género. ¿Para ti resulta muy importante toda la estética que rodea al proyecto?

Efectivamente. Toda la parte visual que rodea el proyecto resulta muy importante y premeditada para mí. Mi esposa tiene un montón de experiencia dentro del mundo de las artes plásticas, por lo que me ayuda un montón con todo ello. Creo que la androginia que trato de mostrar en la portada del disco y en mis fotos resulta fundamental para cambiar la visión imperante acerca del músico country. Sabemos que todo esto está funcionando muy bien porque no paramos de recibir terribles insultos homofóbicos en las fotos que subimos a las redes.

Sin ninguna duda, a lo largo de este disco muestras una gran fascinación por la forma de crear atmósferas alrededor de sintetizadores. ¿Te pasaste muchas horas tratando de probar las posibilidades de estos instrumentos o fue todo muy intuitivo?

Para serte sincero, simplemente alquilé unos cuantos sintetizadores durante una semana y exploramos un poco con ellos. Llamamos al cuarto en los que los colocamos la estación espacial (risas). Cuando realmente me di cuenta de que no podía sacarles más partido, le pedí consejo al increíble John Carroll Kirby de Los Ángeles, que es un auténtico maestro de ellos. Él logró sacar un sonido que lo describiría como la mezcla perfecta entre Brian Eno y Beethoven.

"Toda la parte visual que rodea el proyecto resulta muy premeditada e importante para mí. "

Las letras de este trabajo resultan muy variadas, moviéndose desde las inseguridades hasta el sentimiento amoroso. ¿Creéis que realmente tratáis muchos temas en ellas?

La verdad es que en ningún momento nos sentamos a escribir de forma deliberada sobre temáticas en concreto. Simplemente cuando nos pusimos Alana y yo a ello fuimos encontrando puntos en común a través de los que desarrollar unos contenidos u otros.

Creo que Arbutus Records, el sello con el que lanzaste tu EP debut, tenía las características idóneas a pesar de que sus artistas quizás se mueven en terrenos más propios del soft pop ochentero. ¿Eres un gran admirador de la trayectoria del sello?

Totalmente. Siempre he sido un gran aficionado a las cosas que han ido sacando. Sebastian Cowan lleva haciendo muchos años una gran labor a la hora de dar a conocer la escena pop de Canadá y sobre todo de Montreal. Espero que en menos de veinte años tenga una calle con su nombre en Montreal. Algo así como Rue Cowan (risas). Creo que editar el primer EP con él fue muy importante porque nos ayudó a llevar la música country a una audiencia que normalmente no está acostumbrada a ello.

Siempre ha dado la impresión de que la música country ha sido un género muy relegado al pasado y lo tradicional. Sin embargo gracias a músicos como tú u Orville Peck, se están rompiendo todo tipo de prejuicios. ¿Crees que tus canciones tienen un claro propósito de alcanzar este objetivo?

Toda la vida he tenido la esperanza de contribuir algo con mi música. Empezando desde el nombre de Universal Country del EP en 2017, he tratado en todo momento de hacer música country para gente que no le gusta la música country y que no está familiarizada con el sur de los Estados Unidos. No tengo ningún miedo a la hora de incluir elementos propios de la tradición norteamericana, pero definitivamente hay que tratar de presentarlos de una forma atractiva y comprobar lo alegre que pueden hacernos la vida.

"He tratado en todo momento de hacer música country para gente que no le gusta la música country y que no está familiarizada con el sur de los Estados Unidos. "

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es tu canción country favorita?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de los suecos Steve Buscemi's Dreamy Eyes, dice así: Si solo pudieras comer una comida por el resto de tu vida, ¿cuál sería? ¿Querrías patatas fritas de acompañamiento con ello?

Alitas de pollo Hot Buffalo y con salsa ranchera. ¡Por supuesto que las acompañaría con patatas!

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *