Entrevistamos a

Hazte Lapón

"Las conceptos más hermosos suelen encerrar un pequeño núcleo de horror. Mantener viva la pelea puede ser una forma de no caer en la indiferencia. "

Por -

Todo se acaba y la carrera de Hazte Lapón no es una excepción. El que probablemente haya sido el grupo de pop nacional que mejor ha actuado de psicoanalista dice adiós de forma permanente con La Vida Adulta, un doble LP publicado en dos partes. La primera de ellas llegó con la llamada de la primavera, encontrándonos ante un grupo que ya no deja ningún cabo suelto en sus canciones, alcanzando de este modo el perfeccionismo en los arreglos, algo que ya vimos venir en su anterior LP No Son Tu Marido, pero que ahora ya destaca sobremanera. Ahora en esta segunda entrega, la que a la postre será la definitiva, llega de una forma ligeramente optimista, o mejor dicho poco pesimista frente al asentamiento en la vida adulta. El tira y afloja mostrado en la primera parte, entre alcanzar esa etapa en la vida de madurez y encontrar la estabilidad, parece que se evapora en estas nuevas canciones, ofreciendo una perspectiva narrativa más serena. Tampoco es que la dirección emprendida sea la de contar batallitas acumuladas con los años, sino más bien se trata de transmitir esas cosas que se comparten y se disfrutan en pareja, viniendo acompañada con alguna que otra reflexión de lo más romántica. De este modo es como el dúo formado por Lolo y Saray firman lo que es un  disco de exposición a la honestidad total, todo ello ejecutado como siempre con esa lírica que sin resultar retorcida logra los giros de guion deseados.

El doble LP que acabáis de culminar con la publicación de su segunda parte será el último de vuestra carrera. ¿La decisión de poner fin al grupo en parte tiene que ver con sentir que habéis dado lo mejor vosotros como compositores de canciones?

Eso no lo sé. No descarto hacer más canciones algún día, tampoco lo puedo asegurar. Y de hacerlas, no sé si serán mejores o peores que estas; desde luego, no serán con las reglas y coordenadas que me autoimpuse sin querer bajo el nombre de Hazte Lapón. Pero es posible que haya dado lo mejor de mí ya, sí, por qué no.

 

Si analizamos vuestra progresión en cada disco, parece que cada vez habéis ido buscando perfeccionar más y más todos los detalles en cuanto a arreglos y producción, dejando al mismo tiempo de lado vuestros momentos de mayor frenesí por decirlo de alguna forma. ¿Sientes que el grupo cada vez ha tendido más hacia una especia de profesionalización con el paso de los años?

No sé si profesionalización, pero sí cierto orden compositivo. Un orden que a veces ha venido de retirar elementos en vez de sumarlos, aunque no necesariamente de simplificar las canciones. En cualquier caso, he ido haciendo canciones y se han ido arreglando siguiendo la línea de evolución de mi propio gusto.

Me gusta mucho como en todos vuestros trabajos siempre han convivido canciones estilísticamente de lo más distantes. ¿Crees que una de vuestras motivaciones siempre ha sido lograr temas bastantes separados entre sí en cuanto a su estilo?

Esa ha sido siempre una de mis motivaciones, sí.

"He ido haciendo canciones y se han ido arreglando siguiendo la línea de evolución de mi propio gusto."

Parece que en vuestros trabajos siempre os acercabais al amor de una forma un poco desconfiada. Sin embargo en este último trabajo el aproximamiento ha girado bastante hacia algo mucho más pleno. ¿Percibís que el papel del sentimiento amoroso en este disco es muy diferente a los anteriores?

El amor es una constante en todos los discos, diría yo, solo que en este ha sido expresado quizá con más claridad. Recuerda que los discos anteriores acababan con ‘Encantadora’ y ‘El Cielo Protestó’, que son declaraciones de amor bastante explícitas. “Siempre fuimos islas, siempre islas, y siempre ha sido así” es la frase con la que acababa el anterior. Pero sí, el amor, igual que el conflicto, son dos temas que siempre salen a relucir.

Incidiendo un poco más en este apartado. Parece que la primera parte del trabajo encierra un tono quizás más infeliz que la segunda, dedicando esta segunda a ambientes más apacibles. ¿Decidisteis separar los temas aplicando este criterio u otro parecido?

Las dos partes de los lanzamientos en digital están separados por motivos musicales, sí, con una primera parte más eléctrica y tortuosa, y una segunda más luminosa, acústica o pop, podríamos decir. En la edición física, sin embargo, el orden de las veintidós canciones cambia, se mezcla, y en ese caso, está ordenado más por lo que las canciones dicen, por lo que cuentan. De una forma ligeramente velada cuentan la historia de una despedida. Y aunque hay capítulos siniestros, creo que tiene un final feliz. Creo…

En ‘Vida de los Santos’ me gusta mucho como pasáis de lo que puede ser un suplicio a percibirlo desde el punto de vista del vicio. ¿Veis que la temática de esta canción es quizás la más alejada respecto al resto del trabajo?

No si se entiende como una parábola. La vida de los Santos y la hagiografía, que exalta el sufrimiento en nombre de la Fe, guarda cierta analogía con la vida del músico underground, su obstinación por el malditismo y su recreación en el sufrimiento y el infortunio, que sin embargo, nunca les aparta de su misión. En este caso, la canción habla, como en otras ocasiones, en voz de Saray: dice que no quiere permanecer en el caldero, quemada viva, que tiene mejores cosas que hacer; que no tiene vocación de mártir, en definitiva. Dice no al indie.

"El amor es una constante en todos los discos, diría yo, solo que en este ha sido expresado quizá con más claridad. "

En ‘La Paz Mundial’ hay una frase de lo más reveladora como es “¿Quién nos va a salvar de la paz?” ¿Cómo surgió cerrar el tema con esta curiosa y aparentemente contradicción?

Las conceptos más hermosos suelen encerrar un pequeño núcleo de horror. Mantener viva la pelea puede ser una forma de no caer en la indiferencia. Da miedo la paz.

Creo que más que nunca el arranque del trabajo con ‘Maravillas de la Insuficiencia’ y ‘Trompe–l’oeil’ me viene a la cabeza algún momento de la discografía de Astrud. ¿Sentís que Astrud han tenido alguna influencia en vuestra carrera?

Astrud han sido una gran influencia, claro que sí.

Quizás en esta segunda parte hay algún momento que pueden tirar más hacia la nostalgia de ser el último trabajo como es la bonita ‘Catalizadores del Amor’ o ‘Tu Siempre Ganas’. ¿En algún momento creéis que se han colado en las canciones ciertos sentimientos propios de lo que implican las despedidas?

‘Catalizadores del amor’ es una canción que no habla de nosotros, sino de nuestros amigos Marta y Jesús – nuestro antiguo bajista -. Habla de cómo Saray y yo nos conjuramos para juntarlos antes de que se conocieran. Ahora acaban de tener su segundo hijo. Esta canción fue un regalo de bodas y habla más bien de lo estimulante que es ser un alcahuete, que mueve los hilos para hacer surgir el amor. ‘Tú Siempre Ganas’ si es una canción de despedida, habla de una rendición por amor. Esa es la temática de este disco, en resumen.

"De una forma ligeramente velada cuentan la historia de una despedida. Y aunque hay capítulos siniestros, creo que tiene un final feliz. Creo…"

Para acompañar a este último trabajo habéis creado un juego más o menos de cartas. ¿Cómo apareció esta idea?

Empezó como una tontería y lo hemos llevado hasta el final. Pero es un juego muy divertido, la verdad, que ayuda a entender y ampliar el imaginario del disco y que también me sirve para hablar de algunos de mis personajes reales y de ficción favoritos. Ya está bien de hablar de mí, hablemos de todos los demás.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Tienes un máster?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de los asturianos HUIAS. ¿Cuánto dinero tienes en el banco?

Suficiente, pero desde luego, no se lo debo al indie.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *