Entrevistamos a

Fat White Family

"Este nuevo disco refleja la forma de no ser sensatos ante todas las dificultades que se te presentan cuando pasas de la juventud a lo que supone tu adultez. "

Por -

Fat White Family siempre han sido una banda que ha vivido al borde del abismo. Sus trabajos, aparte de sustentar la conciencia de clase y mostrarse de lo más voraz con todo atisbo de capitalismo, también recogen la angustia vivida en primera persona por los miembros del grupo. Esta característica parece agudizarse aún más en su más reciente referencia Serfs Up! Publicada el año pasado, encontrándonos ante una banda que en cierto modo ha sido capaz de renacer frente a sus propios vicios, encontrando un trabajo afrontado más en serio que nunca. Rompiendo el círculo de autodestrucción en el que se encontraban, Laurence Bell de Domino les ofreció mudarse a Sheffield para dar vida a este trabajo, encontrando una especie de renacimiento. Esta sensación se transmite en todo momento en base a como suenan de decididos, dejando atrás la capa de sonido más destartalada para lograr una profundidad no observada anteriormente. A pesar de ello el carácter díscolo que siempre han mostrado tanto en el apartado lírico como el sonoro sigue manteniéndose, aportando en todo momento la impresión de que cualquier tipo de peligro acaba acechando a las composiciones. Aprovechando la próxima gira del grupo por nuestro país, mantuvimos una charla con Lias, el líder del grupo.

Para componer vuestro más reciente trabajo os mudasteis a Sheffield, intentando apartaros de vuestra vida en Londres. ¿Al principio fue difícil adaptaros a una ciudad diferente a priori más tranquila?

Lo cierto es que sí. Nos vino bien porque estábamos en una ciudad nueva donde había por lo general menos distracciones. Además siempre está bien que te cuenten las cosas que pasan en otros lugares en vez de vivirlas tú porque así tuvimos tiempo para centrarnos en nuestro cometido. Teníamos que hacer buena la oportunidad que nos habían brindado de nuevo para hacer un disco, alejarnos de todo el ambiente de mierda en la que estábamos. Por eso tuvimos que tomarnos muy en serio el espacio que compartíamos en común, sentir que lo que estábamos haciendo era lo realmente importante.

 

A lo largo del proceso de composición de este disco, Saul Adamczewski dejó el grupo para después regresa después de un tiempo. ¿En algún momento creíste que el final de Fat White Family estaba cerca?

Desde luego que sí, pero al final en esta vida estas situaciones son normales. En algún momento siempre descubres que todo lo que te rodea está al borde del colapso. En cualquier etapa a lo largo de tu vida te encuentras con cómo dentro de tus relaciones o en tus grupos de amigos puede llegar el fin definitivo, algo que hay que ver con tanta naturalidad como ser consciente de que te vas a morir. Al final dentro de todas estas situaciones tienes que ser fuerte y estar dispuesto a volver a abrir los brazos cuando compruebas que la situación es reversible.

Cuando Saul volvió al grupo, comenzó a componer las letras junto a ti y tu hermano Nathan, siendo este hecho una gran novedad en la banda. ¿La forma de trabajar los tres juntos componiendo las letras fue bastante natural o apareció algún tipo de fricción?

Siempre se produce alguna fricción porque es complicado comenzar un trabajo así cuando no lo has hecho nunca en conjunto. Cuando Nathan se incorporó también a la labor todo resultó muy diferente de cómo lo estábamos enfocando. Al final desde mi punto de vista resultó una experiencia enriquecedora, porque no éramos más que un grupo disfuncional de personas, incluso inmaduras en algunos sentidos, que estaban luchando para sacar un disco hacia adelante. Piensas que estás haciendo cosas bien pero luego resulta que no es así. Luego también está bien comprobar como chocaban nuestras personalidades, siendo incluso esto algo favorable.

"Teníamos que hacer buena la oportunidad que nos habían brindado de nuevo para hacer un disco, alejarnos de todo el ambiente de mierda en la que estábamos. "

Me gusta mucho como algunos momentos del disco suenan de una forma muy decadente, como puede ser el caso de ‘Feet’ o ‘Rock Fishing’. ¿Crees que este disco muestra más bien los momentos tan difíciles antes de llegar a Sheffield o trata más bien sobre la especie de renacimiento que vivisteis allí?

Realmente no lo sé. Creo que más bien refleja la forma de no ser sensatos ante todas las dificultades que se te presentan cuando pasas de la juventud a lo que supone tu adultez. Es ese sentimiento extraño de moverte entre estos dos polos. Las preguntas que se te platean acerca de cómo sentirte útil en la vida, para que luego cuando intentas capturar tu voz interior trates de que todo no parezca un análisis narcisista.

Sin ningún tipo de dudas en este disco os habéis atrevido más que nunca a experimentar con más influencias, mostrando una gran variedad entre los temas. ¿Tratasteis de escapar a vuestras referencias musicales previos o el cambio vino de una forma más inesperada?

Creo que todo este tipo de procesos siempre llegan de una forma muy orgánica. Cuando estás dentro de un grupo no sabes realmente si te estás imitando a ti mismo, si estás reciclando las ideas sobre las que ya has tratado. En este punto de la historia de la música considero que es difícil destacar con algo nuevo totalmente deslumbrante. La forma en la que te acabas apropiando de sonidos ya vistos es algo que no acabas planeando nunca, simplemente ocurre. Luego llega alguien que te dice que esto le suena un montón a tal cosa, como lo que nos ha ocurrido cuando hemos metido algo más arábigo. Quizás nunca soy consciente del plan que tengo en la cabeza, todo me llega de forma accidental.

Me gusta mucho el poster que contiene el disco, diseñado por Neal Fox. En él aparecen unas escenas sangrientas con personajes como Boris Johnson y Theresa May. Creo que representa muy bien la parte política de vuestra música. ¿Le distéis alguna instrucción concreta para realizarlo?

Conozco a Neal desde hace mucho tiempo. Es un artista que admiro y me encanta su trabajo. Tienen un montón de material publicado, bastante en la línea del poster que nos hizo. Debido a que nos conoce muy bien como somos no hizo falta decirle nada, ya que nosotros también de antemano teníamos una cierta idea de hacia dónde podría estar orientado el resultado final.

"Cuando estás dentro de un grupo no sabes realmente si te estás imitando a ti mismo, si estás reciclando las ideas sobre las que ya has tratado. "

Más aspectos estéticos del disco. La portada recrea el cuadro The Eiger form the Wengernalp de Maximilien de Meuron, transmitiendo una imagen de la naturaleza en paz. ¿Cómo llegasteis a ella?

Simplemente nos la encontramos de forma casual. Creo que contiene ese poder con el que puedes reconocer rápidamente que es algo muy germánico. Los alemanes siempre tienden a que sus rasgos filosóficos se contrapongan un poco a los de su literatura clásica y este intento por plasmarlo creo que es muy bueno.

Entrando en el apartado de colaboraciones del disco, destaca la presencia de Baxter Dury en ‘Taste Good With the Money’. ¿Eres un gran seguidor de su trayectoria?

Me gustan un montón sus discos. Creo que mi disco favorito es Happy Soup. Lo he escuchado muchas veces y me parece un disco de esos que te abren los ojos. También creo que la canción que tiene titulada ‘Cocaine Man’ plasma muy bien la realidad. Su mundo interior siempre me ha resultado apasionante, unido a que él mismo es un buen tipo junto a su manager. Además no ha convertido su producto en lo que la gente podría esperar de él.

Entrando un poco en cómo ha cambiado tu vida recientemente, has comentado que vuestras giras siempre han sido muy agotadoras, llevándoos al límite y abusando de vuestros cuerpos. ¿Creéis que en esta nueva etapa del grupo esto ha cambiado?

Creo que a lo largo del pasado año hemos tratado de cambiar las cosas respecto a cómo las veníamos haciendo en el pasado, cuando metíamos a un montón de gente la furgoneta y no sabíamos que podía pasar. No somos las mismas personas que antes, tratando de enfocarlo en las letras y en la forma de resolver las situaciones que se te van abriendo paso. Siento que tengo mucho respecto a las cosas que hemos ido aprendiendo a lo largo de estos años, todas esas experiencias catárticas de gira que hemos vivido. A pesar de ello cuando te embarcas con un grupo de personas nunca sabes los problemas que podrán surgir dentro de él.

"Siento que tengo mucho respecto a las cosas que hemos ido aprendiendo a lo largo de estos años, todas esas experiencias catárticas de gira que hemos vivido. "

Para ir terminando, me gustaría preguntarte por tu devoción por Mark E Smith, algo que siempre has manifestado. ¿Crees que tu forma de entender la música punk no hubiese sido la misma si no hubieses escuchado a The Fall?

Por supuesto que mis pensamientos hubiesen sido muy diferentes, incluso no habría escrito una canción en la que lo menciono. Está claro que lo suyo era algo extraordinario. Tan pronto como escuchas uno de sus temas chocas frontalmente con la realidad y con la consistencia de su sonido. Siempre utilizó su grupo como un vehículo y no como una extensión de la forma de manejar su vida.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál crees que es la peor parte del suicidio?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Meg de Hand Habits, dice así: ¿cómo encuentras una forma de placer en tu proceso de escritura?

Seguramente sea tomándome un café cuando comienza la mañana. Así es como disfruto más haciendo letras.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *