Entrevistamos a

El Club Audiovisual

"Nuestras letras suelen ser muy intuitivas y genuinas. Escribimos sobre lo que sentimos en el momento. "

Por -

La formación de Buenos Aires debuta con un LP donde demuestran todo lo incontrolable de su sonido, equilibrando de muy buena forma las guitarras más crudas asociadas a su cara shoegaze junto a un espíritu pop que siempre resulta de lo más liberador. Así es como este Ya No Estamos Tan Solos (Casa del Puente Discos, 2020) recoge toda una declaración de intenciones a la hora de contextualizar historias pasadas y poder construir un futuro en común junto a las personas queridas, siempre acompañados por lo excitante de un viaje desconocido y cargado de melodías tan impulsivas como inspiradoras. Solo así es posible lograr un disco que funciona muy bien en sus múltiples caras, desde los momentos en los que se dejan llevar por un espíritu más synth pop y evasivo como es el caso de ‘El Ritmo’, hasta las situaciones en las que apuestan por un torrente guitarrero implacable con el que firmar años de juventud dorados como los de ‘Quietud’. Una bonita forma de capturar detalles precisos sin perder el brillo en sus ojos, siendo capaces de encontrar siempre ese punto de efusividad y emoción que requieren las buenas canciones que hablan de amistad y encontrar tu sitio en el mundo. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, hemos tenido el placer de entrevistar a la banda argentina.

Después de haber publicado dos EPs, llegó el momento de publicar vuestro LP debut. ¿Desde dentro sentís que este trabajo recoge muchas facetas nuevas que anteriormente no habíais mostrado en las otras referencias?

Creemos que este disco es la culminación de todo lo que estuvimos gestando desde hace años. Es un retrato fiel de las cosas que nos gustan y a comparación con los EPs anteriores es un trabajo mucho más refinado por así decirlo. Si hay algo nuevo que mostramos en Ya No Estamos Tan Solos es una faceta mucho más prolija y pulida. También buscamos hacer algo un poco más pop pero a nuestra manera.

 

A lo largo de vuestra carrera se observa una evolución estilística bastante interesante, pasando de noise pop bastante jovial de Cinco Días en El Planeta Azul a nuevos matices incluso relacionados con el synth pop y power pop en este Ya No Estamos Tan Solos. ¿A lo largo de todo este tiempo que lleváis como banda creéis que vuestros referentes musicales y estilos encerrados en vuestras canciones han ido cambiando?

Nuestros referentes musicales principales se mantuvieron bastante durante todo este tiempo. Obviamente algunos van variando dependiendo de lo que estemos escuchando en el momento, pero a la hora de hacer canciones y definir un estilo siempre volvemos a nuestros clásicos, como Slowdive y Pixies. En esta ocasión hubo mucha influencia de Cerati, Soda Stereo y Cocteau Twins, por ejemplo, influencias que quizás en otros trabajos no estuvieron tan presentes.

En los últimos años el pop argentino está teniendo una repercusión internacional de lo más importante gracias a bandas como Las Ligas Menores, Bestia Bebé, 107 Faunos o Tigre Ulli. ¿Sentís que todas estas bandas os han marcado musical y personalmente o más bien creéis que pertenecen a una escena bastante diferente a lo que hacéis vosotros?

Definitivamente, nos marcaron personal y musicalmente. Crecimos yendo a ver a El Mató a los Festi Laptras. Para nosotros fueron un punto de encuentro súper importante. Sin toda esa movida El Club probablemente no existiría o no sería lo que es hoy en día. Tuvimos la suerte de haber compartido fechas con Bestia Bebé y 107 Faunos con quienes hoy en día tenemos una muy linda relación. Creemos que somos parte de una nueva generación de bandas que comparten un poco nuestra historia. Además nos parecemos muchísimo en la forma autogestiva que tenemos de hacer las cosas y compartimos el mismo espíritu.

"Si hay algo nuevo que mostramos en Ya No Estamos Tan Solos es una faceta mucho más prolija y pulida. También buscamos hacer algo un poco más pop pero a nuestra manera."

Siendo cinco miembros en el grupo, imagino que habrá bandas que os gusten a todos y otras que sean más específicas de tan solo algún miembro del grupo. ¿Consideráis que os gustan bandas muy dispares entre vosotros y que eso enriquece la propuesta del grupo?

Tenemos ciertas bandas de cabecera que nos encantan a todos que bueno, son las influencias que un poco fuimos mencionando anteriormente, y a la hora de componer tenemos bastante en claro para dónde queremos ir. Pero sin dudas la banda es la suma de las sensibilidades de todos y por fuera de ella escuchamos cosas bastante diferentes. Por ejemplo, Pela es muy fan de Pearl Jam desde siempre, o bueno, Mati es muy fanático de Blur y Deafheaven, cosas que quizás no tienen tanto que ver con nuestro sonido pero que sin dudas inconscientemente terminan teniendo influencias en la forma de tocar que tiene cada uno y terminan enriqueciendo la propuesta desde ya.

Acerca del período de composición de estas nuevas canciones, ¿surgieron después de los dos EPs o hay alguna que la tuvieseis de antes y creéis que tenía más sentido que viese la luz en este momento?

Todos los temas de este nuevo disco surgieron a partir del 2019, junto con la llegada de Mati y Fran. Sumarlos a los chicos al grupo fue como empezar una banda nueva en cierto sentido, ya que fuimos descubriendo nuevas dinámicas de trabajo y nuevos sonidos. Todas estas canciones nuevas no se podrían haber dado en otro contexto. Los temas viejos retratan otras épocas de la banda, quizás una época más inmadura e inocente (no desde un lugar negativo sino todo lo contrario) por lo que entonces no sentíamos que esas canciones tuvieran lugar en este nuevo universo que estamos creando.

"Crecimos yendo a ver a El Mató a los Festi Laptras. Para nosotros fueron un punto de encuentro súper importante. Sin toda esa movida El Club probablemente no existiría o no sería lo que es hoy en día. "

En lo relativo a la grabación de este trabajo al lado de Estanislao López, se nota el salto de calidad respecto a vuestras anteriores grabaciones. ¿Teníais bastante claro que queríais desprenderos definitivamente de la etiqueta Lo-Fi de vuestro sonido y que la producción se alejase bastante de cualquier cosa que se acercase a ella?

La etiqueta Lo-Fi en su momento no era algo que buscábamos intencionalmente, sino más bien el resultado que podíamos conseguir grabando con las herramientas que teníamos a nuestro alcance. Cuando empezamos a componer este LP nos dimos cuenta que eran canciones que necesitaban una producción acorde al nuevo sonido y decidimos hacer el salto calidad. Intentamos buscar un sonido más pulido y prolijo porque estas canciones nos lo pedían, nos pusimos muy detallistas con cada una de ellas y de otro modo estos detalles se hubiesen perdido en una producción más Lo-Fi. Trabajar con Estanislao López y grabar en estudios hizo que el disco termine sonando aún mejor de lo que nos imaginamos.

Si no me equivoco, este LP fue grabado en enero de este mismo año. ¿Cómo recordáis los días de grabación en el estudio?

¡Fue un verano hermoso! Lo recordamos con mucho cariño. La grabación del disco fue una experiencia muy linda, la pasamos increíble entre todos. Fue la mejor manera en la cual podríamos haber pasado nuestro verano y esta primera parte del año pre COVID 19 y por suerte pudimos recopilar todo en video. Pronto podrán verlo ustedes también ya que estamos preparando una sorpresa con ese material.

 

Sois una banda a la que le gusta introducir el ruido y la distorsión en sus composiciones. ¿A la hora de escribir y grabar este trabajo experimentasteis mucho con las posibilidades que os ofrecían los pedales de vuestras guitarras?

Sí, definitivamente hubo un momento de experimentación con respecto a los pedales y los sonidos que les podíamos sacar. Somos bastante nerds y nos gusta mucho experimentar y probar pedales y sonidos nuevos todo el tiempo. Después de ensayar tanto y de ponernos tan quisquillosos y detallistas con cada canción, al momento de grabar el disco fuimos al estudio con una idea bastante clara sobre cómo queríamos que suenen las guitarras. Después todo eso se terminó de refinar en el estudio gracias a la gran variedad de pedales que tuvimos a nuestra disposición. Igualmente a pesar de que nos encanten tanto los pedales, las canciones siempre las escribimos desde otro lado, es decir el tema siempre viene primero y después los efectos quedan a su disposición, herramientas para sacar lo mejor del tema.

Hablando de la parte más sintética del trabajo, como pueden ser los teclados de ‘En Viaje’, la integración con vuestro apartado guitarrero ha sido total. ¿Cómo habéis vivido el lograr una mayor presencia de los teclados en vuestras canciones y alcanzar el equilibrio con las guitarras?

Cuando llamamos a Fran para que toque el teclado en la banda él admitió que no veía como podrían llegar a adaptarse los teclados a una banda como El Club, donde las guitarras siempre tienen una presencia muy importante. Pero con el tiempo y los ensayos todo se fue unificando y fue fluyendo perfecto. Además Fran no tenía mucha experiencia como tecladista en bandas del estilo así que tuvo que ponerse a escuchar muchos discos emblemáticos del género como Souvlaki por ejemplo. Haberlo llamado a Fran para agregar sintes tiene que ver con el refinamiento que estábamos buscando, buscar más texturas y trabajar en pos de la canción.

‘Ya no estamos tan solos’ es un título que se puede tomar en cierta medida como esperanzador, estando relacionado con el tema ‘Quietud’ que es donde aparece en la frase final. ¿Creéis que este disco encierra algo similar a una línea argumental relacionada con abandonar la soledad o no tuvisteis ninguna especie de hilo argumental a la hora de ir componer el disco?

Definitivamente hay un hilo argumental que rige el disco, lo curioso es que se dió muy naturalmente todo. Cuando quisimos darnos cuenta todas las canciones hablaban más o menos de las mismas temáticas y todo fue cayendo en su lugar. La letra de ‘Quietud’ es la última que escribimos a pesar de que la canción estaba terminada hace rato, es como la culminación de todos estos conceptos que estuvimos trabajando durante el 2019. El disco en general es bastante autorreferencial. El orden de las canciones en el álbum es también el orden real en el que fueron surgiendo, porque también hablan mucho de cómo fuimos viviendo cronológicamente el año pasado. Todas de cierta manera hablan de un sentimiento de pertenencia y de compartir el viaje juntos. De hacer lo que nos gusta con la gente que queremos. El sentido de comunidad. El disco es muy honesto porque retrata fielmente todos los procesos que fuimos pasando juntos durante su creación.

A lo largo de tus trabajos habéis tratado temáticas relacionadas con una cierta sensación de infelicidad e incluso nostalgia como en las preciosas ‘Tus Pecas’ o ‘Fotos’. Sin embargo en este nuevo LP, parece que buscáis escapar completamente a ello con canciones que buscan una evolución personal como es el caso de ‘Trascender’. ¿Sentís que en este trabajo habéis abandonado la cara más triste de vuestra música?

No se si necesariamente abandonamos la cara más triste de nuestra música, sino que como un poco te contaba anteriormente, estas canciones son el retrato de un año muy lindo que compartimos juntos entonces no había mucho lugar para otras temáticas. Siempre somos muy honestos en nuestras letras, somos muy transparentes, y genuinamente estábamos pasando un lindo momento haciendo el disco así que también es lo que terminamos transmitiendo en las letras del disco. También en parte creemos que estas son letras más maduras. Al haber empezado a hacer música de tan chicos nuestras canciones anteriores estaban cargadas de una cuota bastante grande de teenage angst, cosa con la cual ya no nos sentimos tan identificados. Cada EP que hicimos es un retrato fiel a esa época de la banda. Seguramente si volvemos a hacer canciones tristes tendrán también un nivel de madurez mayor o una búsqueda artística diferente. Hoy como dice la letra de ‘Trascender’ estamos muy esperanzados por el futuro ¡Y con ganas de comernos el mundo!

"Todas estas nuevas canciones de cierta manera hablan de un sentimiento de pertenencia y de compartir el viaje juntos. De hacer lo que nos gusta con la gente que queremos. El sentido de comunidad. "

Hablando de ‘Trascender’ creo que es un tema esencial en el trabajo, mostrando una gran energía y evidenciando esa forma de ir encontrándose a uno mismo. ¿Veis este tema como un punto de inflexión dentro del trabajo?

Totalmente. ‘Trascender’ marcó un norte importante para este trabajo. Nos estábamos sintiendo muy enérgicos y con ganas de transmitir todas estas sensaciones positivas desde la música también. Cuando tocamos ‘Trascender’ por primera vez en la sala de ensayo fue increíble, una hermosa descarga de adrenalina que nos contagió a todos de una energía zarpada y nos dio la manija que necesitábamos para terminar de cerrar conceptualmente todo el disco.

Entrando en el apartado lírico de este trabajo, parece que las letras quizás no resultan tan directas como en los EPs, jugando un poco más con los simbolismos como es el caso de ‘Portal’. ¿Sentís que en estas ocasiones las letras resultan un poco más abstractas respecto a las de los anteriores EPs?

Nuestras letras suelen ser muy intuitivas y genuinas. Escribimos sobre lo que sentimos en el momento. Esta vez intentamos transmitir estas sensaciones de otra manera, sin perder esto de lo intuitivo y honesto intentamos ser menos concretos. Estas letras más abstractas también nos parece que pegan bien con la estética sonora del disco por momentos más dreamy y onírica.

"Al haber empezado a hacer música de tan chicos nuestras canciones anteriores estaban cargadas de una cuota bastante grande de teenage angst, cosa con la cual ya no nos sentimos tan identificados. "

También creo que en esta ocasión está bastante presente el reflejar momentos muy descriptivos, donde las sensaciones son poderosas como es el caso de ‘En Viaje’ o ‘Trascender’ con frases como “Solo hay ruido y los sonidos entran por mi cuerpo.” ¿Sentís que plasmar estas situaciones sensoriales bastante difíciles de verbalizar con palabras es algo muy presente en el disco?

Sí, totalmente. Otro hilo conductor que hay entre todas las canciones es esta necesidad por verbalizar sensaciones constantemente. Todos los temas nacieron de sensaciones y sentimientos y eso es un poco lo que tratamos de retratar en YNETS.

‘Solo un momento’, el tema que cierra el disco, suena de lo más catártico gracias a su riff final y las forma en la que se entrelazan las guitarras. ¿Visteis de forma clara que esta canción era la que tenía que cerrar el disco?

100%. ‘Solo un Momento’ se sintió como el fin del viaje, el fin del proceso. Fue como el clímax total para nosotros. Supimos ni bien la tocamos que era el tema que tenía que cerrar el disco. También fue el último que compusimos, todo tuvo mucho sentido.

 

La presentación de vuestro anterior EP Siempre Ahora tuvo lugar en La Confitería con un show 3D. ¿Cómo surgió esta idea y que tal resultó la experiencia en directo?

Desde que arrancamos el proyecto siempre supimos que lo que queríamos hacer (además de música) era proponer shows interesantes, que venir a ver la banda sea también una experiencia artística en otros sentidos. A Pela una vez escuchando a los Atrás Hay Truenos en vivo se le ocurrió la idea de poner visuales en frente de la banda en vez de proyectarlas atrás como se hace normalmente, y de ahí surgió la idea principal del show 3D. Lo que hicimos en este show fue poner una pantalla gigante en frente nuestro para proyectar un corto que nosotros filmamos en 3D. Es decir la banda quedaba en segundo plano tocando detrás de una pantalla mientras la gente miraba el corto. Para lograr esto tuvimos que construir una pantalla enorme, filmar el corto, comprar los anteojos 3D que después le entramos a la gente... Nos lo tomamos muy en serio, nos arriesgamos y hubo mucha organización detrás. Fue un proyecto super ambicioso para nosotros que apenas teníamos 19 años pero la verdad que valió la pena y salió todo super bien.

Del mismo modo, ¿tenéis pensado realizar algún tipo de acción similar para presentar este nuevo trabajo aunque sea al otro lado de la pantalla debido a la crisis sanitaria?

¡Definitivamente! El COVID 19 nos puso bastantes trabas pero muy pronto vamos a anunciar un proyecto muy lindo en el que estuvimos trabajando en conjunto con Casa del Puente Discos y Estani para presentar este disco.

 

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejen una canción para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Hay un montón de canciones que les podríamos recomendar ¡Que difícil! Les dejamos “Paranormal” uno de nuestros temas preferidos de los Buenos Vampiros que nos encantan.

También tengo una para vosotros a cargo de Ela Minus: ¿Cuál es el último chiste con el que os reísteis a carcajadas?

¡Qué buena pregunta! Nos gusta mucho bromear sobre nuestro propio contenido y somos muy de hacer nuestros propios memes de música, así que probablemente de lo último que nos hayamos reído a carcajadas es de algún meme que haya hecho Mati.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *