Entrevistamos a

Disco Las Palmeras!

"Antes en nuestras canciones nos movíamos más como espectadores de una realidad que analizábamos, ahora hay una cierta llamada a la acción, a revelarse contra la realidad y cambiarla."

Por -

La formación de origen gallego Disco Las Palmeras! ha logrado una auténtica reinvención en su cuarto trabajo titulado Cálida (Sonido Muchacho, 2018), situándose justamente en un nuevo apartado que permite reconocer los pasos dados a lo largo de su trayectoria pero que apuesta de lleno por  una cara mucho más pop. Si con su anterior trabajo Asfixia, se sumergieron de la mejor forma posible en un shoegaze voraz, que a su vez se superponía a toda la rutilancia exhibida en sus dos primeros discos, en esta ocasión han decidido que lo mejor es oxigenar los temas y mostrar nuevos contrastes entre ellos. Seguramente parte de este nuevo giro también tenga que ver con la grabación efectuada al lado del productor Erik Wofford (Explosions in the Sky, the Black Angels) el pasado verano en Austin, logrando sacar unos matices más precisos y haciendo que incluso las guitarras que apuntan en la dirección más resonante puedan tener un mayor protagonismo melódico. Dado que una cosa lleva a la otra, también aventuramos que este conjunto de temas trae consigo energías renovadas y un ambiente no tan hiriente en los temas, a pesar que el carácter crítico hace presencia en muchos momentos del trabajo, enlazando muy bien con los puñales lanzados a lo largo de su trayectoria. Aprovechando la publicación de este trabajo y sus próximos directos, entrevistamos a su vocalista y guitarra Diego Castro.

Cálida supone claramente un nuevo giro en vuestra carrera, lanzándoos a por un lado seguramente mucho más popero y con menos muros de sonidos de lo que acostumbrasteis. ¿Este giro llegó por el camino o fue algo más bien premeditado a la hora de poner a componer estos nuevos temas?

Fue totalmente premeditado, estuvimos discutiendo de hacia donde debería ir este disco, estábamos de acuerdo en que queríamos dar un giro, así que nos dimos un tiempo, tardamos un poco en encontrar el punto, pero en cuanto lo encontramos todo fue sobre ruedas.

 

¿En algún momento durante la grabación del trabajo pensasteis que estabais haciendo algo totalmente alejado a lo mostrado hasta el momento y la forma en la que esto encajaría con vuestros otros tres discos?

Sí, ya desde el primer momento, pero sobre todo pensando en el directo. Pensábamos que se haría raro mezclar los temas antiguos con los nuevos. Hemos hecho algunos cambios para adaptarlo todo bien y funciona todo como un tiro.

Imagino que el hecho de iros a Austin a grabar con Erik Wofford también tuvo que ver en este nuevo giro. ¿Sentís que él os empujó fuera de vuestra zona de confort?

En realidad ya íbamos nosotros con esa idea, habíamos grabado unas maquetas previas y se las habíamos hecho llegar a Erik. En un principio Erik sólo había escuchado nuestros discos anteriores, le explicamos que queríamos un cambio de rumbo y le mandamos las maquetas, le encantó la idea. Digamos que él no fue el artífice del cambio, pero lo apoyó al 100%

"Estábamos de acuerdo en que queríamos dar un giro, así que nos dimos un tiempo, tardamos un poco en encontrar el punto, pero en cuanto lo encontramos todo fue sobre ruedas."

Si no me equivoco ya estuvisteis anteriormente en Austin en una edición del SXSW. ¿Sentís que es una ciudad muy sumergida en un ambiente musical pese a ir esta vez en fechas del festival?

Sí, estuvimos hace 3 años. El festival es muy interesante, pero agota. A veces tienes la sensación de estar en un parque temático de la música, casi parece Disneylandia. Puedes ver cosas muy atractivas, pero satura un poco, por lo menos a nosotros.

Nos gustó más la ciudad en esta visita. Es una ciudad en la que ya hay cientos de conciertos cualquier semana del año, pero sin ese estrés del festival. Se ve mucha calidad de vida y mucho interés por la música. Es una ciudad muy preparada para ello, con infinidad de salas de conciertos con muy buenos equipos y profesionales.

Más o menos un año después de publicar Asfixia, grabasteis un tema llamado ‘Sección de Autoayuda’ en el que se intuían ya cambios respecto al LP. ¿Visteis este tema en cierto sentido como un punto de inflexión respecto a lo que podía venir más tarde?

Más que un punto de inflexión es un experimento, está a medio camino entre el anterior disco y este. La grabamos sin meter ninguna guitarra y el sonido es mucho más claro. Es un síntoma de que estábamos buscando algo fuera de lo que veníamos haciendo.

 

A pesar de todas las novedades que presenta este trabajo, creo que también habéis sabido conectarlo muy bien con vuestra trayectoria, sobre todo a la hora de estructurar los temas, siempre yendo a por lo incisivo y marcado. ¿En el fondo creéis que este cambio se debe más a una cuestión estilística que la forma en la que habéis venido trabajando hasta el momento?

Se debe sobre todo a que estábamos un poco cansados de lo que hacíamos, sentimos que ya habíamos explotado demasiado una cara y nos veíamos con fuerzas y con ganas de explorar otras cosas.

Producto de ello, cambiamos nuestra manera de trabajar, buscamos el hacer las cosas de otra manera también como camino a resultados distintos. Antes montábamos las canciones en el local y luego grabábamos maquetas. En esta ocasión grabé en el estudio de Julián guitarra acústica y voz y luego construimos las canciones sobre eso. Es una forma de trabajar mucho más cercana a como lo hace la gente de la música electrónica. Fue muy divertido y nos encantó hacerlo así, repetiremos seguro.

"Estábamos de acuerdo en que queríamos dar un giro, así que nos dimos un tiempo, tardamos un poco en encontrar el punto, pero en cuanto lo encontramos todo fue sobre ruedas."

Algo que está bastante presente es el tratamiento que le habéis dado a los teclados en estas canciones pasando por momentos a un plano casi igual de importante que las guitarras, como ocurre en ‘Ensalada de Planta Carnívora’. ¿Os resultó complicada la mayor integración de estos elementos en los temas?

En realidad no. Como te decía, empezamos por grabar las canciones con acústica y voz y luego nos dimos total libertad para meter lo que nos parecía bien, desde teclados, samplers, loops, baterías, cuerdas, vientos… Nos despojamos de la obligación de meter guitarras siempre, fue de una manera muy natural, tan solo pensando en lo que nos gustaba más en cada canción.

En realidad no. Como te decía, empezamos por grabar las canciones con acústica y voz y luego nos dimos total libertad para meter lo que nos parecía bien, desde teclados, samplers, loops, baterías, cuerdas, vientos… Nos despojamos de la obligación de meter guitarras siempre, fue de una manera muy natural, tan solo pensando en lo que nos gustaba más en cada canción.

Hay un poco (o un mucho) de todo en este disco, sigue habiendo crítica política y social, pero tenía ganas de escribir sobre otras cosas, hay temas sobre relaciones personales, amor… En gran parte por esa necesidad de ampliar temas y en otros casos por el carácter de las propias canciones.

Más temas que se mueven en este carácter pueden ser ‘Alegría’ o ‘Acción u Omisión’, saltando a un lado en el que parece que claudicáis con ciertas situaciones. ¿Creéis que habéis canalizado la rabia habitual de vuestros temas de una forma distinta?

Sí, antes en nuestras canciones nos movíamos más como espectadores de una realidad que analizábamos, ahora hay una cierta llamada a la acción, a revelarse contra la realidad y cambiarla.

"Nos despojamos de la obligación de meter guitarras siempre, fue de una manera muy natural, tan solo pensando en lo que nos gustaba más en cada canción. "

En la otra cara también nos encontramos con temas como ‘El Orden de las Cosas’, donde vuestro lenguaje es mucho más directo y apunta totalmente hacia la crítica del sistema en general. ¿Se podría decir que Cálida encierra dos caras bastante diferenciadas en este sentido?

Creo que encierra más de dos. Es ciertos que ‘El Orden de las Cosas’ es la más claramente crítica, en ella se trata mucho el tema del control y uso de la información partidista por parte de los medios, que es algo muy preocupante en este país. La derecha y las grandes corporaciones controlan la mayoría de los medios y están haciendo un juego sucio que debería tenernos a todos escandalizados. Es una muestra de esa estupefacción.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Dónde no tocarías ni aunque te pagaran 1.000.000€?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Triángulo de Amor Bizarro, dice así: ¿Qué opinas de la URSS?

Me encanta la URSS, de hecho vivo en el Madrid de Carmena, en el soviet de prosperidad y soy muy feliz.

Próximas fechas de Disco Las Palmeras! en directo

25 de mayo - Madrid (Festival Tomavistas)

26 de mayo - Málaga (Fiesta Al-Alandalus)

7 junio - Granada - Lemon Rock

8 Junio - Algeciras - Farándula

5 - 8 Julio - Menorca (CRANC 2018)

9 - 12 Agosto -Aranda de Duero (Sonorama Ribera)

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *