Entrevistamos a

Delorentos

"La gente tiene derecho a bailar, por supuesto, pero también tienen que ser conscientes de la importancia de su propia existencia cuando están en ello."

Por -

Los irlandeses Delorentos han regresado cuatro años después de la publicación de su último trabajo con su entrega más dificultosa de conseguir hasta la fecha. The Surrender supone un trabajo más pausado, con momentos destinados a ser disfrutados en una mayor intimidad que en ocasiones anteriores, todo ello guiado por esos momentos donde acaban encontrando la épica a partir de emerger de lo más devastador. El componente emocional y reflexivo que siempre tienen sus canciones, parece que se ve más enfatizado que nunca, encontrando ese balance entre los sonidos tenues y la capacidad de levantar la voz permaneciendo sinceros consigo mismos. Estamos por lo tanto ante un trabajo de esos que suponen un paso adelante en la evolución de la banda, rechazando mantenerse en la fórmula que tanto les ha proporcionado hasta el momento. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, los entrevistamos.

Comenzasteis a componer este nuevo trabajo en el norte de España. Sin embargo descartasteis los temas compuestos durante este periodo. ¿Cómo os distéis cuenta de que estabais un enfoque diferente en vuestra música?

Con cada trabajo, nunca sabemos muy bien cómo queremos sonar, o cómo será el formato final de las canciones hasta que no nos vamos encontrando con ellas por el camino. Cuando volvimos de esta estancia en España, simplemente estábamos insatisfechos con la colección de temas que teníamos, no nos parecían del todo buenos. No es que cogiésemos esas canciones y las tirásemos a la basura. Hubo un proceso gradual donde simplemente remplazamos esos temas por otras canciones con las que conectábamos mejor.

 

Si comparas el resultado de este disco con cómo estaba destinado a ser en un principio (con las canciones compuestas en nuestro país). ¿Crees que existe una gran diferencia en cuanto al sonido o es más una cuestión de sentimientos?

Sin lugar a dudas es una cuestión de sentimientos. Pudimos comprobar como la canción ‘In Darkness We Feel Our Way’ sí que encajaba bien, sintiendo muy de cerca toda la ansiedad que se presentaba en ese momento en nuestras vidas. Por eso fue la única que sobrevivió de las que compusimos en tu país. Esta canción nos mostró una dirección en la que nos sentíamos más fuertes, introduciendo un poco más de teclados. Es realmente difícil mostrar giros en nuestros sonidos, especialmente cuando ya llevamos unos cuantos discos, pero sentimos que de forma inconsciente acabamos haciéndolo.

A lo largo de estos años en vuestras vidas personales han pasado un montón de cosas como tener hijos o vivir bajo los límites de la presión y ansiedad que acarrea el trabajo. ¿Todas estas cosas han provocado una nueva percepción acerca de lo importante y liberador que resulta pertenecer a Delorentos?

Creo que sí. Al principio la banda era simplemente nuestro sueño. Escribir canciones como nuestros héroes musicales, tocar por todas las partes del mundo, que la gente disfrutase… pero poco a poco se fue convirtiendo mucho más en una forma de expresarnos nosotros mismos, llegando a ser una parte más de nuestras vidas. Esto significa que nuestra música ha crecido con nosotros y que no nos interesan las letras vacías o los sonidos genéricos, simplemente porque hacer ese tipo de música nos parece aburrido. La gente tiene derecho a bailar, por supuesto, pero también tienen que ser conscientes de la importancia de su propia existencia cuando están en ello.

"Al principio la banda era simplemente nuestro sueño. Escribir canciones como nuestros héroes musicales, tocar por todas las partes del mundo, que la gente disfrutase… pero poco a poco se fue convirtiendo mucho más en una forma de expresarnos nosotros mismos, llegando a ser una parte más de nuestras vidas. "

Creo que vuestro anterior trabajo Night Becomes Light tenía un componente optimista, algo que en este record creo que ha ido desapareciendo. ¿Crees que este disco ha capturado momentos más difíciles?

Todavía creo que este nuevo disco conserva optimismo jaja. Es definitivamente realista, pero el sentimiento global es algo así como decirnos que el camino puede ser duro pero también hermoso, simplemente hay que comprobarlo. Cuando estábamos escribiendo los temas, ese sentimiento de realismo era algo que no decidimos explícitamente, sino que fue cobrando sentido poco a poco hasta darnos cuenta de que estas eras las canciones que realmente estábamos buscando.

Hay momento en el disco como los presentes en ‘SOS’ en los que encontráis una forma muy pasional de expresar vuestras letras. ¿Creéis que en este trabajo habéis dado un paso adelante en este aspecto?

Creo que siempre estamos tratando de dar pasos hacia adelante, pero sí, creo que el apartado vocal desarrollado por Ro resulta de lo más honesto y pasional en esta canción. Creo que la letra puede ser malinterpretada si no la ofreces al público de una forma honesta, por lo que lo clava.

A lo largo de vuestra carrera musical siempre habéis incluido reflexiones profundas sobre cómo explicar diferentes sentimientos de forma profunda. En este disco, por ejemplo, este hecho aparece en canciones como ‘Sometines’. Para ti, ¿hacer canciones implicar sacar a relucir tu lado más reflexivo?

Tratamos de escribir un amplio rango de canciones. A veces felices y divertidas, en cambio en otros casos nos salen tristes y reflexivas. Cuando se trata de lograr una canción entre los cuatro tenemos que enfocarla bien y cuanto más personal queda por lo general le gusta más la gente. Si coges otro de nuestros discos, te encontrarás con un rango de canciones diferentes, pero al final acabará siendo un trabajo que plantee reflexiones. ‘Sometimes’ es una canción que habla sobre mi juventud. Cuando comencé a escribirla traté de pensar en mis padres y lo que tuvieron que soportar cuando era adolescente. Estamos viviendo tiempos de lo más locos en Irlanda, donde hay un montón de gente sin techo y casas con alquileres elevadísimos. La gente tiene que trabajar duro para vivir y encima tratas a tus padres como a una mierda.

"Es definitivamente realista, pero el sentimiento global es algo así como decirnos que el camino puede ser duro pero también hermoso, simplemente hay que comprobarlo. "

En todos vuestros discos siempre habéis mostrado un buen balance entre guitarras y sintetizadores, a pesar de dejar claro que sois una banda de guitarras. ¿Creéis que vuestro lado más sintético ha tomado más protagonismo en este trabajo respecto a anteriores discos?

Tratamos de desarrollar mucho esta línea y realmente los sintetizadores para nosotros son una de esas cosas que sin saber muy bien como tocarlos, nos creemos auténticos magos. Muchas veces solo hace falta un dedo jaja.

‘A Im Done?’ creo que es una de las canciones más especiales y valientes del disco. ¿A la hora de componerla sentisteis que estabais ante algo especial?

No, realmente surgió en un momento de gran ansiedad, trasladada al lado musical. Si no fuese por mis compañeros que insistieron bastante en ella, por mí no hubiese seguido adelante. Creo que tiene algo capaz de conectar con el público a la primera y además siempre hay que confiar en tus compañeros.

También creo que el disco contiene muchos singles potenciales. ¿Cómo habéis escogido los tres que habéis mostrado hasta el momento?

Realmente apostamos cada uno por una y luchamos en el jardín hasta que solo quedó uno. Todos los métodos anteriores fracasaron.

"Si coges otro de nuestros discos, te encontrarás con un rango de canciones diferentes, pero al final acabará siendo un trabajo que plantee reflexiones. "

Desde vuestros inicios, siempre habéis sido una banda bastante exitosa en nuestro país. ¿A qué creéis que se debe esto?

No lo sabemos muy bien. Desde el principio observamos como venía bastante gente a nuestros conciertos aquí. La música es universal, por lo que puede llegar a muchos sitios, y si es buena, la gente tratará de buscarle un significado en sus vidas, dando igual si son de Alemania, Irlanda o Japón. Tenemos mucha suerte de conocer granes personas que trabajan con nosotros cuando venimos a vuestros país y le ponen mucha pasión en lo que hacen.

En todas las entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistas. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es la vez que más borracho has ofrecido un directo?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Superorganism. Dice así: ¿Alguna vez experimentas algo de una forma objetiva?

Claro. La semana pasada dos de los miembros de la banda se enzarzaron en el jardín por el setlist. Me pregunté si era la mejor forma de gastar el tiempo. Realmente lo era.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *