Entrevistamos a

Cut Worms

"Últimamente intento evitar la ironía en mis canciones porque estamos viviendo unos tiempos tan duros que parece que lo irónico ya no tiene cabida nunca más."

Por -

Max Clarke continúa al frente de Cut Worms dejándonos ante su emocionante visión de la canción americana contemporánea, publicando el próximo viernes su nuevo doble disco Nobody Lives Here Anymore (Jagjaguwar, 2020). En él vamos a encontrarnos ante temas cargados de historias ingeniosas con las que reflexionar sobre todos aquellos lugares venidos a menos pero que aún perduran en la memoria de una forma nítida. Al mismo tiempo a través de temáticas de lo más variadas con las que intentar desentrañar la nostalgia que nos producen los recuerdos más emocionantes, Max es capaz de encontrar ese espacio totalmente imaginativo con el que sentir como su música es la propia de todo un clásico contemporáneo. Revoloteando siempre a través de melodías embriagadoras, capaces de quedarse en la cabeza a la primera, los recursos exhibidos en cuanto a los arreglos de estos temas resultan de lo más variados, todo ello tratando de conservar toda la calidez propia del sonido sureño más intrínseco. Así nos muestra una vez más su gran instinto a la hora de seguir su intuición para que las canciones resulten lo más plácidas posibles e introducirnos dentro de su mundo personajes pintorescos. Aprovechando lo inminente de este lanzamiento, hemos tenido el placer de charlar con Max.

Dos años después de publicar tu LP debut llega este nuevo doble álbum. ¿Desde el principio creíste que este disco iba a ser doble?

Lo cierto es que surgió todo una forma muy natural. Mientras estaba terminando la gira de presentación de Hollow Ground, comencé a escribir las pequeñas ideas que tenía en mi cabeza con el objetivo de ir creando poco a poco nuevas canciones. Posteriormente cuando terminé definitivamente de dar conciertos me puse más en serio para acabar unos cuantos de ellos. Más tarde conocí a Matt Ross-Spang y nos fuimos a Memphis para tratar de terminar el trabajo. Como tenía bastantes canciones casi terminadas, decidimos tirar hacia adelante con todas ellas y al final obtuvimos un disco doble.

 

Teniendo en cuenta tu gran producción en estos últimos tres años, ¿te consideras un músico muy prolífico o crees que te mueves más bien por rachas compositivas?

Realmente no se. El terminar estas nuevas canciones me costó bastante. Siempre trato de componer lo máximo posible, pero no me considero una persona prolífica. Se podría decir que es algo a lo que hay que aspirar pero que no me obsesiona. Todos los discos que he sacado hasta el momento han visto la luz a su debido tiempo por lo que estoy muy conforme con ello.

Entrando en tu forma de componer, creo que siempre las melodías de tus temas son la parte más importante y arrebatadora. ¿Normalmente te dejas llevar por las primeras intuiciones a la hora de escribirlas?

Sí, efectivamente, creo que es lo que me ocurre la mayoría de las veces. Sin lugar a dudas para mí lo más importante en las canciones siempre es la melodía. Muchas veces me entra mucha emoción cuando siento que he logrado un conjunto de notas que resulta sencillo y tarareable. A partir de ahí poco a poco voy dejándome llevar y ya doy con las letras, siempre y cuando la parte musical me ha convencido de forma completa.

"Siempre trato de componer lo máximo posible, pero no me considero una persona prolífica. Se podría decir que es algo a lo que hay que aspirar pero que no me obsesiona."

Adentrándonos en este nuevo trabajo, parece que los escenarios y lugares que incluyes en las canciones resultan de lo más importante, siendo de lo más destacados en ‘All the Roads’. ¿Crees que en este nuevo disco los lugares que transitas resultan esenciales?

Sí, que lo veo así. Muchas de estas canciones tienen que ver con transitar determinados lugares, incidiendo en lo que ocurre en ellos en un tiempo determinado. No es que considere este trabajo un disco conceptual, sino que tan solo se repiten ciertas características relacionadas con recuperar ciertas historias vividas en lugares determinados. Nunca he sido muy bueno a la hora de escribir sobre una idea muy determinada y particular. Por otra parte, también me veo más interesado siempre en sentir que los temas de forma individual son buenos, sin importarme mucho como luego funcionarán todos en conjunto.

Ya que hemos hablado de los lugares que aparecen en los temas, ¿sientes que esta inspiración proviene de lugares muy particulares de Estados Unidos o más bien has pensado en ellos de una forma más general?

Realmente los lugares que se muestran en los temas más bien son en los que he vivido o transitado tanto cuando era más joven como en la actualidad. También hay una parte en que trato que estos estos lugares posean unas características más reconocibles, añadiendo detalles que a lo mejor no se corresponden totalmente con los sitios en los que realmente estuvo. Sin ir más lejos, ahora vivo en Nueva York, una ciudad con un montón de sitios históricos que me proporcionan múltiples posibilidades. Me gusta indagar en ellos y a partir de ahí construir nuevas narrativas.

 

El título del disco quizás puede dar la sensación de que esconder cierta nostalgia. ¿Sientes que realmente incluye este sentimiento o tratas más bien escapar de él?

Probablemente contiene las dos caras que comentas. Desde luego que en este título y en el trabajo hay elementos bastante nostálgicos, pero al mismo tiempo soy una persona a la que no le gusta vivir en el pasado. Quizás todo esto provenga de como a lo largo de mi vida siempre estoy mirando al pasado y al futuro, tratando de descifrar de donde vengo y hacia donde me dirijo. Esta forma de ver la vida también se acaba colando en los temas.

Si nos acercamos a las historias encerradas en el disco, ¿crees que se encuentran muy inspirado por la cultura norteamericana y toda la tradición del país?

Totalmente. Siento que un poco el disco se mueve a través de como la cultura más reciente de este país. Pongámosle que todo lo ocurrido desde hace unos 100 años en adelante nos ha llevado a una situación donde todas esas ideas sobre el consumismo, que se presumían brillantes, han fracasado y no han podido arreglar todo lo que pretendían. Al final muchas de estas canciones no acaban siendo un diario tan personal como se podrían presuponer, sino que aparecen historias muy influenciadas por sucesos que han marcado lo que es este país. Por ejemplo ‘Veteran’s Day’ es una buena muestra.

"Ahora vivo en Nueva York, una ciudad con un montón de sitios históricos que me proporcionan múltiples posibilidades. Me gusta indagar en ellos y a partir de ahí construir nuevas narrativas."

Hablando ahora de los arreglos de este disco, creo que contribuyen de buena forma a que las canciones aun resulten más pegadizas, incluyendo elementos como el pedal steel o el honkytonk piano. ¿Crees que tenías en mente de una forma bastante clara como querías que fuesen los arreglos de este disco o más bien fueron surgiendo según lo grababas?

Tenía una ligera idea de cómo podía mejorar estas canciones, pero lo cierto es que no sabía muy bien como ejecutarla. Al final hasta que no entramos en el estudio no valoramos las posibilidades que teníamos delante de nosotros, intentando que lo que añadiésemos a cada canción sonase lo más natural posible. Fuimos probando muchas cosas como doblar ciertas melodías, tratar de crear coros o pensar en acordes de piano que sentasen bien a los temas. Sin lugar a dudas el resultado logrado me dejó muy satisfecho.

‘Unnatural Disaster’ quizás es la canción en la que la muerte está presente de una forma más clara, mostrando un contenido más desesperado también. ¿Te inspiraste en una historia en particular para componerla?

No me inspiré en ninguna historia en particular. De hecho esta es una de esas canciones que me costó bastante terminarla. La tenía más o menos escrita desde hace un par de años y la había ido cambiando a lo largo del tiempo. Aquí siempre estás escuchando un montón de historias sobre muerte y destrucción, siendo frecuentes en las noticias. Siempre se repiten todas estas situaciones en los Estados Unidos, acumulando sucesivos desastres como tiroteos masivos una semana tras otra. Llega un momento en el que parece que todo esto es algo periódico, que se repite sin cesar una y otra vez, resultando muy frustrante.

 

Acerca de ‘Cave of Phantoms’, la canción que cierra el disco, ¿crees que es un buen resumen de todo lo que podemos encontrarnos en él?

Sí, la situé la última canción pero guarda bastante de la esencia del disco. De hecho es una de mis favoritas. Recoge esa calma y forma ligera de estructurar los temas, al mismo tiempo de mostrar de nuevo ciudades transitadas, cómo no todo es definitivo y reflexionar un poco sobre ello pensando en el futuro.

‘Sold my Soul’ es una canción que incluye grandes momentos de ironía a la hora de reflejar ciertas escenas capitalistas. ¿Consideras que esta es la canción más política del disco?

Realmente no la consideraría como política. Pero sí que probablemente encierra una mayor carga irónica. Al mismo tiempo creo que últimamente intento evitar la ironía en mis canciones porque estamos viviendo unos tiempos tan duros que parece que lo irónico ya no tiene cabida nunca más. Sin embargo se me vino a la cabeza esta frase como título y pensé que podría quedar muy bien.

"A lo largo de mi vida siempre estoy mirando al pasado y al futuro, tratando de descifrar de donde vengo y hacia donde me dirijo. "

Aparte de ser músico, también eres ilustrador, diseñando algunas imágenes que acompañan a los singles de este disco. ¿Crees que te resulta sencillo conectar el contenido de tus canciones con tus imágenes?

No se si realmente es sencillo, pero sí que se trata de autoimponerse un reto a la hora de expandir el contenido de los temas e incorporar un componente visual que no desentone. Por lo tanto también tengo que concederme cierta libertad para que lo que dibuje no necesariamente conecte con el significado profundo del tema. Es algo que disfruto bastante haciendo.

Sobre estas imágenes que has ido mostrando a lo largo de estos meses en Instagram, me llama la atención la del toro y el caballo que ilustra ‘Every Once in a While’, afirmando que procede de un sueño. ¿Le sueles dar bastante importancia a tus sueños o este fue un caso aislado?

Hay veces que mis sueños son tan extraños o tan simples que no puedo extraer nada de ellos, como por ejemplo cuando sueño que estoy comiendo un sándwich de queso muy rico. Sin embargo en esta ocasión se me apareció el que recojo en esta imagen y me pareció que era muy potente como para incluirlo en una ilustración. Era una idea bastante extravagante pero al final creo que encajaba bien con esa forma en la que algunas cosas solo pasan una vez en la vida.

"Todo lo ocurrido desde hace unos 100 años en adelante en Estados Unidos nos ha llevado a una situación donde todas esas ideas sobre el consumismo, que se presumían brillantes, han fracasado y no han podido arreglar todo lo que pretendían. "

Hablando de la música que quizás te haya influenciado en este disco, ¿crees que las referencias del álbum conectan muy bien con las décadas pasadas de la canción americana o hay estilos y bandas más actuales que también te han inspirado?

Hay bandas actuales que me gustan, pero sinceramente estoy mucho más interesado en música de décadas pasadas. Sin lugar a dudas es algo que se puede apreciar en mi música. Tampoco es que tenga una razón para que bucee en décadas pasadas en lugar de hacerlo entre las novedades que salen cada semana. Tan solo me llena más escuchar canciones clásicas en lugar de todo lo que tiene más atisbos de contemporáneo.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es el momento musical de tu vida que más te ha emocionado hasta ahora?

Tengo una para ti a cargo de la banda mexicana Mint Field, ¿cuál es el disco que más te impresionó en tu adolescencia y que no podías parar de escuchar?

Déjame pensar. Creo que fue uno en el que se recogían todos los singles de Los Beatles. Me lo regaló mi tío en un CD, descubriendo también por primera vez al grupo. Recuerdo que lo escuchaba una y otra vez.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *