Entrevistamos a

Cave Story

"En cierta medida, la subcultura punk está anticuada, ya no es tan relevante ahora como lo fue en el pasado, incluso aunque sus canciones actuales suenen como las de las bandas del pasado que nos gustan. "

Por -

Resulta de lo más interesante encontrarse con grupos que aportan cosas nuevas al mismo tiempo de seguir sentando las bases dentro del sonido de matices noventeros más enraizado al rock punk estadounidense. Este es el caso de los portugueses Cave Story, una de esas formaciones que desde el primer momento demuestra cómo son capaces de guiarse por el sentimiento melódico sin perder en ningún momento la intrínseca aspereza de sus composiciones y todos esos matices que se pueden encontrar dentro del ruido. Por todo ello Punk Academics, su segundo LP, es la reafirmación definitiva del talento que encierran los de Caldas Da Rainha a la hora de encontrar el balance entre el vértigo de las emociones más estresantes y lo implacable de sus muros de sonido. Una explosiva combinación que sustenta en todo momento estas nuevas composiciones, jugando con los cambios de ritmo para lograr lo más parecido a unos Pavement de lo más cabreados y haciendo zumbar sus guitarras al máximo.

Del mismo modo son capaces de mostrar también el mayor nervio posible en las distancias cortas, encontrándonos temas como ‘Special Diners’ donde la vorágine punk se acrecienta aún más, acercándose a ese griterío totalmente opuesto a lo agónico. Balanceando esta cara más puntiaguda con ese otro lado más relacionado con mantener las atmósferas entumecidas de fondo, muy al estilo de su LP debut West, nos encontramos con canciones de gran valor como ocurre en ‘Hill so White’, una canción más pausada pero repleta de unas guitarras escurridizas que apuntan más alto que nunca. Una nueva muestra más de cómo lo logrado por Cave Story tiene mucho mérito, deseando con muchas ganas que su propuesta llegue cada día más y más lejos. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento y sus fechas por nuestro país, entrevistamos a su vocalista y guitarra Gonçalo Formiga.

Este Segundo LP fue grabado en vuestro estudio localizado vuestra ciudad natal Caldas da Rainha. ¿Escogisteis este lugar para tener el proceso de grabación más bajo vuestro control?

Todas nuestras grabaciones, a excepción de unas pocas canciones, han sido grabadas en nuestro propio estudio en Caldas da Rainha. Realmente no es un estudio, es más bien como un salón donde ensayamos y grabamos. El equipo de grabación es de lo más básico con unos cuantos micros y un interfaz de audio, todo ideado para que suene como el directo. Después solemos mezclar las voces y algunos que otros extras. En esta casi los extras han sido los teclados, el violín y las percusiones con objetos realmente aleatorios, junto con alguna muestra grabada en un cassette. Nos gusta hacer esto por varias razones como es el caso de buscar siempre el énfasis en la grabación, encontrar siempre el mejor momento para hacerlo y sí, tener también el control sobre lo que hacemos. Todavía estoy intentando saber cómo podría haber dejado en manos de otra persona algunas partes de este disco.

 

El nombre del disco tiene su origen en la canción ‘Punk Rock Academy’ de Atom & his Package. ¿Cómo descubristeis la figura de Adam Goren y decidisteis titular el disco de esta forma?

Pedro, nuestro bajista, llegó un día cualquiera con esa canción y sentí que era algo sobre lo que podía seguir escribiendo. No de la forma en la que lo hizo Adam, pero sí algo que sirviese como continuación. Adam escribe en este tema sobre una academia de punk rock desde la perspectiva de estar en el instituto, algo que incluso podíamos relacionar con nuestras experiencias en la adolescencia, pero no es sobre lo que quería escribir. Nuestra academia de punk rock trata más bien sobre los valores y el modus operandi del punk y la música independiente que nos inspira.

‘Punk Rock Academy’ es una canción en la que Adam habla de una institución privada en el nombre del punk rock además de hacer una mención a que le punk rock se ha vendido. ¿Crees que en nuestros días hablar de música punk está más conectado con un tipo de sonido que con una actitud o estilo de vida?

Creo que este es un tema bastante interesante y discutible, algo que sentimos que está muy conectado con lo que tratamos en el disco. La gente espera un cierto cliché en el sonido al leer el título del disco, algo que no es nuestra intención. En cierta medida, la subcultura punk está anticuada, ya no es tan relevante ahora como lo fue en el pasado, incluso aunque sus canciones actuales suenen como las de las bandas del pasado que nos gustan. Sin embargo esta es parte de nuestra “academia”, estudiando eventos pasados, arte y cultura para adquirir conocimientos sobre ella. Este disco es un objeto de admiración, reflexión y materialización de este fenómeno.

"Nuestra academia de punk rock trata más bien sobre los valores y el modus operandi del punk y la música independiente que nos inspira. "

Escuchando vuestros dos LPs, podemos imaginarnos que sentís una gran admiración por las bandas de rock americanas que aparecieron en los 90s más asociadas a la escena DIY. Para ti, ¿cuál es el movimiento musical de la historia o el que más te haya gustado?

Sí que admiramos un montón esa etapa musical, pero más que un movimiento específico en la historia de la música, lo que más aprecio es la idea de que puedes utilizar la música fácilmente como una herramienta de expresión. Con esto me refiero a escribir canciones, ofrecer directos, grabar y crear bajo la idea de formar parte de un grupo o tener un alter ego como artista. Esto es lo que realmente me emociona y me hace sentir bien. Quizás es por lo que la escena americana independiente de los años 90 resulta tan apreciada para nosotros.

Habéis estado tocando juntos toda vuestra vida, y por supuesto, desde que comenzasteis en el grupo. ¿Creéis que todos tenéis unas influencias musicales similares y lo que hacéis con Cave Story es poner en común estas influencias?

Entre nosotros tenemos ligeramente gustos musicales distintos. Más bien se trata de que a cada uno le gustan diferentes tipos de música en un grado diferente. Casi nunca odiamos nunca nada que le guste a otro miembro del grupo. Por lo que si a uno de nosotros le gusta algo, probablemente lo llevemos a cabo. Del mismo modo que si a uno no le gusta algo, probablemente tampoco lo llevemos a cabo.

Hablando un poco más sobre crecer en una ciudad como es Caldas da Rainha. ¿Cómo recordáis vuestros primeros años de descubrir nueva música y comenzar a tocar juntos?

Recuerdo que Ricardo quería ser batería desde que tenía 9 ó 10 años. Mi interés no se centraba mucho en la música a aquellas edades, aunque él me pasaba algún disco. A Pedro lo conocí en el instituto y le gustaba un montón New Order y Joy Division, cuyos discos dio la casualidad que fueron los que primero compré. José lo conocimos cuando ya teníamos la banda montada. Es algo más joven que nosotros, por lo que lo recuerdo como un chaval de 16 años que le gustaba el skate e ir a conciertos de hardcore punk. Así fue de hecho como nos conocimos.

"Más que un movimiento específico en la historia de la música, lo que más aprecio es la idea de que puedes utilizar la música fácilmente como una herramienta de expresión. Quizás es por lo que la escena americana independiente de los años 90 resulta tan apreciada para nosotros."

Entremos ahora en el disco en sí. Lo primero que me llamó la atención es como habéis logrado un ambiente más agresivo en canciones como ‘Offered Forms of Escape’, ‘Special Dinners’ o ‘Real Racing’. ¿Hay una intención en este disco de explorar un lado más directo y crudo?

Sí. No diría tanto como agresivo pero sí afilado. Se trata más bien sobre ser preciso en la estructura de los temas, marcando bien el inicio y el final de ellos para así poder albergar una canción en menos de dos minutos. Económico y conciso.

Escuchando canciones como ‘Some More Bodies’, un sentimiento de urgencia parece bien representado por ese ritmo tan persistente de batería. ¿Tratasteis de introducir en vuestras canciones las cosas que os generan ansiedad?

La ansiedad es algo de lo más aterrador y muy real. Se manifiesta en diferentes grados, y somos muy conscientes de ella, tanto en nosotros mismos como en las personas que nos rodean. Odio romantizar cualquier tipo de desorden mental como mucha gente en el mundo de las artes hace, aunque tengo que reconocer que nuestras canciones tienen algunas características obsesivas y compulsivas. Es algo consciente pero no deliberado.

 

Otra gran cosa de este disco es como lográis cambiar el ambiente por completo en algunos de los temas del disco. Por ejemplo en ‘Hill so White’ aparece un estado de ánimo más abatido. ¿Crees que este disco se mueve entre estados de ánimo bastante opuestos?

Sí, tenemos unos cuantos lugares en los que las canciones se acomodan. Creo que lo que las une a todas ellas es el enfoque. Las características de las canciones de las que hablamos antes se encuentran en la estructura de todos los temas, desde ‘Special Diners’ hasta ‘Punk Academics’.

Con dos LPs publicados, ¿consideras Cave Story más que un hobby? Es decir, ¿formar parte del grupo es algo muy identificativo de vuestras vidas?

Claro está que tenemos otros trabajos y ocupaciones ahora mismo, pero si alguien me pregunta a que me dedico, sin lugar a dudas la banda es lo primero que me salta a la cabeza. Tenlo por seguro.

"Odio romantizar cualquier tipo de desorden mental como mucha gente en el mundo de las artes hace, aunque tengo que reconocer que nuestras canciones tienen algunas características obsesivas y compulsivas. Es algo consciente pero no deliberado."

Sobre las expectativas internacionales de este trabajo. ¿Crees que con este disco vais a poder tener más repercusión y directos en otros países?

Creemos eso. Queremos tocar en cualquier lugar que la gente tenga un mínimo interés en ello, del mismo modo que hacer crecer el proyecto tocando y grabando más. Soy consciente de que esto no se trata de tocar y sacar disco, lo DIY significa que siempre tenemos que estar contactando gente por el camino, y quizás tener un poco de suerte en ello. No puedo intervenir mucho en la suerte, pero sí en lo otro.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál ha sido vuestro peor directo? ¿Qué ocurrió?

Del mismo modo tengo una para ti a cargo de Hop Along, dice así: ¿cuál es el último lanzamiento reciente de un artista que realmente te impactó? También puede ser libro, película o cualquier otra cosa.

Antes de que anunciasen su nuevo disco para 2019, Deerhunter publicaron una edición limitada, principalmente de canciones instrumentales que solamente vendieron de forma física en un tour por Estados Unidos. Pude encontrar afortunadamente una copia online y he estado últimamente muy metido en estos temas. A veces suena desastroso pero al mismo tiempo es intricado y hermoso.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *