Entrevistamos a

Bully

"Al componer este disco por fin he sentido que no me estaba sometiendo a ningún filtro sobre lo que pudiese leer en reseñas o lo que me preguntarían en las entrevistas. Me senté y conseguí silenciar las voces en mi cabeza y así vencer mis inseguridades. "

Por -

Alicia Bognanno ha publicado hoy su tercer trabajo con su proyecto Bully, dejándonos en este SUGAREGG (Sub Pop, 2020) el álbum  más sólido y combativo de su carrera. Partiendo de una base consolidada en unos sonidos que saltaban desde el plano grunge más melódico hasta una vertiente de noise punk siempre acelerada, en esta ocasión ha dado un paso más allá a la hora de no bajar ante nada las revoluciones encerradas en sus temas. Solo así ha sido capaz de lograr que cada una de estas canciones golpee de forma certera en todo aquello que implica tomar las riendas de su vida y hacer frente a los momentos críticos mediante una combinación de furia y entrega. Pivotando alrededor de una idea de composiciones descarnadas, viscerales y con la vista puesta en como el rendirse nunca es una opción, Alicia nos entrega un revulsivo y motivador trabajo. Aprovechando su lanzamiento, hemos tenido el placer de poder charlar con la artista.

La sensación que deja este disco al escucharlo al completo es que es el más intenso de tu carrera, conteniendo la mayoría de los temas ambientes muy dinámicos y alcanzando el estruendo fácilmente. ¿Sientes que desde un primer momento concebiste este disco sin mucho lugar para momentos más o menos calmados?

Sí, también pienso lo mismo, no hay mucho espacio para el sosiego en estas canciones. Este es mi disco favorito hasta la fecha y lo cierto es que nunca acostumbro a decir cosas de este estilo. En mi opinión, que siempre puede ser muy sesgada, siento que en esta ocasión tenía más claro que nunca los pasos que quería dar para conseguir este disco. Creo que me he esforzado mucho por escribir mejores canciones y que supera el resultado de los dos anteriores. He estado trabajando de una forma muy intensa durante estos tres últimos años y creo que al final se pueden apreciar las diferencias.

 

En esta ocasión has trabajado por primera vez con un productor como ha sido John Congleton. ¿Cómo ha sido trabar con una persona externa después de haber sido tú misma la que se encargó de todos los procesos de mezcla y masterización en tus anteriores referencias?

Lo cierto es que trabajamos muy bien. Estaba bastante nerviosa y al principio era bastante reacia a confiar estos procesos en otra persona. Al final lo que ocurría un poco es que creo que tenía muy interiorizado que todos los procesos de tratamiento del sonido realizados por mi cuenta formaban una parte importante de lo que es Bully y no tenía muy claro que alguien se introdujese en ellos. Por suerte me di cuenta de que necesitaba crecer y evolucionar hacia algo nuevo metiendo a otra persona. La ingenería del sonido requiere de muchísima dedicación y al tener que componer un disco y encargarme también de esto otro, al final no podía centrarme en lo que realmente era la música. Así que descargar todo este peso de mis hombres al final fue un alivio y una forma de dar un paso hacia adelante a la hora de saber como sacar todo hacia adelante.

He leído que el proceso de grabación de este trabajo en Pachyderm Studios resultó bastante relajado, teniendo tiempo en esta ocasión incluso para pasear con tu perro y disfrutar un poco del verano. ¿Crees que en esta ocasión el proceso de grabación fue bastante diferente al pasado y resultó ejecutado con menos presión?

Totalmente. Sinceramente creo que ponerse a grabar un disco en Chicago en pleno mes de enero, tal y como hice los dos anteriores, no es una buena opción. Era prácticamente meterse en el estudio durante unos cuantos días, algo que también es bueno porque te centras de lleno en tu tarea, pero al final desgasta mucho. Sin embargo en esta ocasión hemos estado prácticamente en mitad del bosque. No me gustan mucho las distracciones cuando tenemos que grabar un disco, pero en esta ocasión aprendí a apreciar todo lo que me ofrecía el lugar. Incluso encontrarse un arroyo con agua corriendo alegremente resultaba una forma perfecta de resetear tu cabeza y tu estado de ánimo, por muy cursi que suene. También que el estudio estuviese en otra estancia separada al lugar en el que nos quedamos ayudó bastante, porque cuando quería tomarme un descanso, podía dejar físicamente el lugar donde estaba y cambiar de actividad. Luego lo que comentas de poder llevarme a mi perra al estudio también fue algo muy agradecido para mí. Fue un gran apoyo emocional. Todos los días planeaba ir con ella a pasear un rato y lo disfrutaba mucho. Resulta increíble todo lo bueno que pueden resultar los animales para la salud mental, más aún cuando te pasas unas once horas al día dedicada a una tarea muy concreta y necesitas acabar desconectando dando un abrazo a tu perra y llevándotela a pasear.

"Tenía muy interiorizado que todos los procesos de tratamiento del sonido realizados por mi cuenta formaban una parte importante de lo que es Bully y no tenía muy claro que alguien se introdujese en ellos. Por suerte me di cuenta de que necesitaba crecer y evolucionar hacia algo nuevo metiendo a otra persona. "

Después de esta primera parte de la grabación del disco, viajaste a los Palace Studio en Toronto unos cuantos meses después para grabar dos canciones que a la postre resultan muy importantes en este disco como son ‘Where to Start’ y ‘Let You’. ¿Desde el principio tuviste claro que estas dos canciones conectaban muy bien con las que ya tenías y que debían estar sí o sí en este disco?

Realmente no sabía que iba acabar escribiendo otras dos canciones más para este trabajo. Cuando salimos de Pachyderm Studios teníamos 14 canciones grabadas, pensando que iba a dejar además tres de ellas fuera del disco. Hablé con mi manager para pedirle consejo y llegamos a la conclusión de que quizás el disco era muy bueno pero se podía redondear aún más. Así que cuando volví a casa, empecé a escribir en una dirección ligeramente diferente llegando estas dos canciones. Considero que las canciones del disco resultan bastante diversas entre sí, encontrando un espectro bastante balanceado entre los diferentes tipos de temas. Por lo que sentí de lleno que estos dos nuevos temas no podían faltar. Al final la idea fue correcta porque ‘Where to Start’ fue el primer single y tuvo buena acogida.

A la hora de lograr la gran variedad de sonidos que aparecen en este trabajo, ¿experimentaste mucho con los diferentes pedales que tenías a mano o buscaste otros nuevos para exprimir al máximo sus posibilidades?

Me gusta experimentar mucho con los diferentes pedales que están disponibles, siempre acabo obteniendo buenos ratos. Se podría decir que también forma una parte importante de lo que es escribir canciones para mí. De esta forma es como al final surgen cosas interesantes como lo que se muestra en ‘Hours and Hours’. Mucho de lo que hay en esta canción se logró a base de ir probando un montón de pedales diferentes e ir ajustando el ruido que podía obtener de ellos. Lo que hice básicamente fue procesar mi voz y emplear un pedal Chorus en algunas partes, por lo que fue un tema muy entretenido de escribir. También siento que todo este componente tiene un peso importante en este disco, el sentarme y de forma tranquila ir logrando capas de sonido que pudiesen aportar un mayor carácter al disco.

 

Creo que la actitud mostrada en este disco a la hora de hacer frente a los temas respecto a tu anterior Losing parece muy diferente, encontrando unas letras más combativas y orientadas a vencer situaciones complicadas que aparecen en tu camino. ¿Sientes que en este disco ha habido un gran cambio de actitud a la hora de componer tus letras y transmitir nuevos mensajes en ellas?

Sin lugar a dudas. En Loosing lo que me ocurrió es que había terminado la gira y no sabía muy bien cuanto tiempo tenía que dedicarme a componer los temas, aparte de sentirme nerviosa por no tener las canciones publicadas de forma inmediata. No me sentía tampoco una persona tan decidida como ahora y constantemente en mi cabeza oía voces acerca de lo que la gente pensaba sobre si hacía los temas de una forma y otra. Por lo tanto había una parte limitadora en mi a la hora de escribir las canciones. Sin embargo a la hora de afrontar este tercer disco me sentí mucho mejor. Por fin estaba en tratamiento con mi trastorno bipolar que había cambiado mi vida por completo, recuperando mi confianza y sintiendo que este disco iba a ser 100% personal sin pensar en cualquier opinión ajena. Por fin no me estaba sometiendo a ningún filtro sobre lo que pudiese leer en reseñas o lo que me preguntarían en las entrevistas. Me senté y conseguí silenciar las voces en mi cabeza y así vencer mis inseguridades. Por todo ello estoy súper feliz con todo lo alcanzado en este disco.

Hablando un poco sobre las letras de este disco, creo que resultan en todo momento muy directas y viscerales, sobre todo las de canciones como ‘Prism’. ¿Sientes que ha sido totalmente importante no haberlas sometido a ninguna autocensura?

Eso es. Resulta bastante extraño componer canciones cuando te intentas ganar la vida con ello, porque sabes que la gente te va a preguntar en todo momento por lo que hay encerradas en ellas. En ciertos momentos te puedes encontrar en un espacio en el que no estás del todo cómoda ya que quizás ciertos aspectos no te atreves a incluirlos en los temas, ya que al final va a existir una cierta presión por transmitir las ideas encerradas en el disco y la forma en la que llegaste a ellas. Sin embargo por otra parte la labor de músico siempre implica ser lo más creativa posible y tirar de recursos que a veces nos sabes ni de donde salen. A parte de todo ello, para mí lo más importante es ser transparente en mis temas porque se que los acabaré tocando cada noche cuando esté de gira. Si tuviese que escribir acerca de situaciones que me resultan ajenas no podría, porque al final tienes que estar comprometida con lo que estás haciendo. Todo esto te lleva a que a veces las canciones surcan temáticas un tanto rubias, pero es lo que tienes que hacer como artista.

"Para mí lo más importante es ser transparente en mis temas porque se que los acabaré tocando cada noche cuando esté de gira. Si tuviese que escribir acerca de situaciones que me resultan ajenas no podría, porque al final tienes que estar comprometida con lo que estás haciendo. "

‘Every Tradition’ es una de las canciones que muestra momentos muy empoderantes con frases como “If you're gonna shame me / Turn around, bite your tongue 'til it bleeds”. ¿Le sueles das vueltas a como los mensajes encerrados en tus temas pueden ayudar a otras personas y tener un cierto componente más universal?

Hay veces que sí que le doy vueltas. Centrándome en esta canción, desde que era más joven siempre he tenido bastante claro que preferiría adoptar a un niño antes que tenerlo. Hablando del tema con mucha gente, simplemente me decían que eso ocurría porque todavía no había conocido a la persona adecuada para tener un hijo con ella. Ahora que he crecido, esos comentarios me siguen resultando frustrantes porque nadie puede decidir lo que quieres hacer con tu cuerpo. Tengo amigos que tienen la misma opinión que yo y creo que era hora de expresar todo ello en una canción porque es algo de lo que considero que no se habla lo suficiente. Con ello no quiero decir que dar a luz no sea algo maravilloso, simplemente pienso que no todo el mundo lo ve igual y que en mi razonamiento no tiene por qué influir que sea una mujer joven. Por lo tanto, retomando lo que preguntabas, siento que canciones como esta puedan servir para que las personas puedan reflexionar sobre el tema.

Escuchando algunas de las canciones de este disco como ‘Let You’, creo que muestras de una buena forma lo importante que es tomar las riendas de tu propia vida. ¿Sientes que esta idea ronda bastante el disco?

Sin lugar a dudas. En esta canción resulta bastante evidente como la gente tiene que tomar sus propias decisiones con todo lo que conlleva, tanto para bien como para mal. Al final el disco sí que tiene ese componente de nadie te puede apartar del camino que quieres tomar.

 

Acerca de más canciones de este trabajo, parece que incluso los momentos más cabizbajos representados en canciones como ‘Like Fire’ o ‘Come Down’, al final resultan bastante esperanzadores. ¿Crees que incluso los momentos más duros del disco resultan afrontados de una forma más esperanzada que en el pasado?

Es algo que le estado dando vueltas y considero que sí. Canciones como ‘Where to Start’ y ‘Let You’ incluyen historias que a bien seguro no habrían tenido cabida en los anteriores trabajos, sintiendo como son temas muy disfrutables porque creo que reflejan un espacio de mi cabeza en el que no me tomo a mí misma tan en serio. Esto también me lleva a que he podido introducir más líneas armónicas con o sin bajo, incluyendo también esbozos melódicos más ligeros. Al final incluso en las canciones más duras como las que me comentas se acaban impregnando de este cierto sentimiento y sonando en una dirección muy opuesta a la del pasado.

Hace un par de años compusiste la música para la película Her Smell, algo que creo que fue una experiencia bastante nueva para ti. ¿Crees que el proceso de escribir estas canciones sabiendo que te tenías que adaptar a un cierto guion resultó bastante útil para ti?

Me encantó todo lo que implicó escribir estas canciones. El poder escribir desde un punto de vista diferente fue una gran oportunidad para mí, pudiendo hablar de otras situaciones que ya me han sido mostradas de antemano. También saber que podía meterme en otra piel y finalizar el ciclo de Losing con algo muy diferente resultó muy satisfactorio. Cuando acabé toda esta música, me di cuenta de que estaba muy abierta a poder hacer algo de este estilo en el futuro, porque requiere cosas muy diferentes de mí que cuando mis propios discos.

 

Hablando de los días de confinamiento, me gustó mucho como versionaste ‘About a Girl’ de Nirvana y ‘Turn to Hate’ de Orville Peck. ¿A lo largo de esos días te centraste específicamente en estos dos temas o versionaste más?

Me gusta bastante curiosear canciones muy pop, por lo que hice una lista y acabé escogiendo estas dos para pasármelo bien. Es como quitarles toda la perspectiva que doy a mis canciones de Bully y buscar nuevas posibilidades. Por ejemplo creo que la línea vocal de ‘Turn to Hate’ es increíble de interpretar y que no podía dejar pasar la ocasión. Sobre la canción de Nirvana resultó muy entretenido diseccionar la parte del bajo. No se si realmente soy muy buena haciendo canciones más suaves y calmadas con Bully, por lo que tengo que aprovechar la ocasión de hacerlas con la música de otros.

Ahora que estás muy cerca de publicar tu tercer LP y que has desarrollado una importante carrera musical, ¿crees que tus motivaciones con este proyecto siguen siendo las mismas o han cambiado enormemente desde que publicaste tu primer EP en 2014?

Para mí siempre creo que el objetivo ha sido hacerlo lo suficientemente bien como para ganarme la vida, porque es la forma de la que me la quiero ganar. Sin lugar a dudas no me habría imaginado nunca lo bien que han ido estos seis años. He sentido que mi pasión podía llevarme muy lejos, valorándolo aún más cuando desde los 14 años trabajé en trabajos como dependienta den una tienda de deportes, en una gasolinera o de camarera. Se podría decir que al final he podido comprobar que mi sueño se ha cumplido.

"Para mí siempre creo que el objetivo ha sido hacerlo lo suficientemente bien como para ganarme la vida, porque es la forma de la que me la quiero ganar. "

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es vuestro snack favorito cuando estáis de gira y que siempre paráis a comprarlo?

Del mismo modo tengo una para ti a cargo de Salina, ¿cuál es vuestro disco favorito para poner en la furgoneta cuando estáis de gira?

Hay una canción que siempre acaba saliendo. Es una broma que acaba siendo recurrente. Se trata de ‘Turned Up On The Weekend’ de Big Wet. Siempre acabamos riéndonos un montón y así podemos soltar todo el estrés de los directos. No es un disco pero nos aporta todo lo que buscamos cuando el viaje se hace un poco duro.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *