Entrevistamos a

Brigid Mae Power

"Mis canciones a menudo resultan conversaciones con mi interior, no resultando muy diferentes de lo que podría escribir en mi día a día en un diario."

Por -

Brigid Mae Power ha regresado hace unos meses con Head Above The Water, su más reciente trabajo editado por Fire Records. En él nos encontramos ante una cuidada colección de canciones donde la artista es capaz de combinar sus raíces folklóricas junto con un abanico de posibilidades relacionado con el pop de cámara o la psicodelia más vintage. Así es como sus canciones resulta de lo más embriagadoras, siempre conduciéndonos hacia una cara relacionada con involucrarnos de lleno en paisajes donde dejar volar la imaginación y tratar de disolver los sentimientos más amargos de la mejor forma posible. Estamos por lo tanto ante un trabajo de lo más evolutivo, tratando de encontrar una forma de cantar que nos conduce hacia tiempos remotos pero que al mismo tiempo se integra a la perfección dentro de una paleta de posibilidades en todo lo relativo a las atmósferas que rodean los temas. Aprovechando lo reciente de esta publicación, entrevistarnos a Brigid.

Tu música siempre parece haber estado muy en contacto con las raíces folklóricas irlandesas. ¿Te sientes muy conectada a la tradición folk de tu país?

Lo cierto es que sí. Crecí tocando canciones tradicionales con un acordeón de botones, al mismo tiempo que mis abuelos cantaban canciones irlandesas. También a lo largo de mi familia ha habido bastantes músicos involucrados en la tradición irlandesa, del mismo modo que he estado en contacto con ellos en mi casa. Mucha gente también me ha dicho que mi forma de cantar se aproxima al estilo sean-nós, que es un cántico muy antigua de la cultura irlandesa. Lo cierto es que no tengo ninguna experiencia previa con este tipo de composiciones, pero a mi resulta muy natural cantar de esta forma. Por lo tanto, quizás esté impreso en mi memoria genética (risas).

 

Me gusta mucho como en este trabajo mezclas influencias de la música tradicional con otras como el chamber pop o la psicodélica. ¿Crees que en tu música existe un buen balance entre influencias más remotas en el tiempo y más actuales?

Me gustaría pensar que el equilibrio es tal como mencionas, pero lo cierto es que no pienso mucho en ello. Simplemente me dejo llevar tal cual lo que me sugieran las canciones en el momento en el que las compongo. Nunca he tenido formación previa en música clásica ni me he aproximado al pop de cámara, sin embargo me resulta fascinante que la gente me lo pregunte de vez en cuando. Para serte sincera, vivo bastante apegada a música del pasado, ya que raramente escucho bandas que pasen de los años 70.

Provienes de Galway, una ciudad en la costa oeste de Irlanda. ¿Crees que esta ciudad siempre ha tenido un importante movimiento musical?

Sí que es una ciudad bastante conocida por su actividad musical. Hay un montón de músicos callejeros y un montón de jam sessions en los bares. También hay una comunidad importante de músicos que se dedican al legado de las tradiciones existentes aquí como es el caso de Dolores Keane, Sean Keane, De Dannan etc. Siento que es una ciudad donde también tienen cabida artistas de otros países. Realmente no he profundizado mucho más allá en la historia musical de la ciudad, por lo que puede ser un buen momento de ponerme con ello.

"Vivo bastante apegada a música del pasado, ya que raramente escucho bandas que pasen de los años 70."

Tu nuevo trabajo fue grabado en el estudio analógico de The Green Door en Glasgow con Alasdair Roberts como coproductor junto a Peter Broderick. ¿Te dieron algún consejo a la hora de lograr una obra aún más personal?

Lo cierto es que no. Soy una de esas personas a las que les gusta hacer las cosas a su manera y no suelo pedir muchos consejos y opiniones acerca de llegar a sonar de una determinada manera. Lo cierto es que nunca busco encontrar una identidad propia en mi sonido, simplemente acaba llegando. En lo que sí que me ayudaron mucho fue cuando me encontraba en algún punto muerto o le faltaba algo al tema. Alasdair siempre tiene grandes ideas como por ejemplo en ‘Wearing Red That Eve’ donde me dijo que apagase mi guitarra y quitase todos los instrumentos a mayores. Al final resultó ser una de mis canciones favoritas en el disco.

A lo largo del trabajo aparecen un montón de diferentes instrumentos como el pedal steel, melotrón, violín… ¿Desde un primer momento tuviste claro los elementos que aparecerían en el disco o fue más irlos escogiendo según transcurrían las sesiones de grabación?

Desde el principio tenía claro que tenía que haber guitarra, bajo, violín, percusiones, piano y buzuki. Tan solo añadimos el pedal steel y el melotrón después de las sesiones de grabación, cuando ya volvimos a casa. Por lo tanto teníamos claros los instrumentos a utilizar, añadiendo estos dos cuando ya habíamos dejado el estudio y teníamos otra perspectiva diferente sobre lo que habíamos grabado.

 

Creo que el apartado vocal en este trabajo resulta muy importante, tratando de modular tu voz de muchas formas diferentes. ¿Tuviste claro cuál debía ser la aproximación vocal en este disco?

Lo cierto es que no le di muchas vueltas. Generalmente son las emociones las que me guían cuando canto un tema. Por lo tanto, nunca tengo ninguna idea preconcebida a la hora de interpretar las canciones, simplemente trato de trabajarlas de la forma más relajada posible y ciñéndome a lo que me sugieren. Así es como siempre creo me aproximo mejor a ellas.

En algunas canciones como ‘On A City Night’ o ‘Wearing Red The Eve’, creo que muestras una gran capacidad para describir las escenas, casi de una forma cinematográfica. ¿Normalmente sueles asociar las canciones a algún lugar específico o al menos crees que ciertos lugares influencias estas canciones?

Me encanta que me preguntes esto porque siento que ocurre bastante en mi música. Sin ir más lejos tengo bastantes sueños recurrentes con las vistas de los rascacielos de Nueva York. Esto ha hecho que estas imágenes me resulten familiares y se acaben colando.

Antes de realizar este trabajo, no había sentido que mis canciones se encontraban asociadas a lugares concretos. Sin embargo ahora acostumbro a sumergirme en una especie de sueño consciente con el que recordar detalles concretos de ciertos lugares y plasmarlos en las canciones.

"Generalmente son las emociones las que me guían cuando canto un tema. Por lo tanto, nunca tengo ninguna idea preconcebida a la hora de interpretar las canciones, simplemente trato de trabajarlas de la forma más relajada posible y ciñéndome a lo que me sugieren. "

En temas como ‘Not Yours to Own’, muestras una cara más relacionada con los sentimientos más duros. ¿Crees que mientras compones tus temas tratas de encontrar respuestas a situaciones de tu vida que son difíciles de explicar?

Sí que me ocurre esto alguna vez. Mis canciones a menudo resultan conversaciones con mi interior, no resultando muy diferentes de lo que podría escribir en mi día a día en un diario. Sin embargo al final siempre me resulta mucho más difícil transmitirlo todo a través de la música en lugar de la escritura o la pintura.

‘You Have A Quiet Power’ es una canción que llama mi atención por su ambiente místico y su atmósfera más calmada. ¿Cómo lograste la atmósfera que rodea a esta composición?

Siento que la atmósfera de este tema también resulta muy especial para mí. Todo lo que envuelve a esta canción apareció cuando me puse a tocarla con una guitarra buscando algunos efectos en ella. Creo que introducirme en la temática del tema contribuyó de buena forma a que quedase de esta forma, pensando en esas personas que quizás resultan muy calladas y que luego te sorprenden. Esa expresión de cómo una persona muy calmada puede mostrar siempre una gran autoridad.

 

En general, siento que las atmósferas del disco y todos los sonidos de su trasfondo resultan muy importantes en los temas. ¿Desde el principio buscaste que tuviesen este papel?

No es que sea muy consciente de ello, pero creo que al final acaba ocurriendo como me comentas. Intento trabajar sin muchas ideas previas, más bien a través de un proceso de eliminación de cosas que no me encajan. Un poco pensando en lo que no me gusta y darle una y otra vez vueltas a este planteamiento hasta que encuentro algo que me gusta. Mismamente creo que todos los sentimientos que se despiertan en ti cuando cantas o tocan un tema acaban configurando la atmósfera a su alrededor, aunque a veces esto solo no basta. Me encanta que las atmósferas resulten totalmente misteriosas y de forma sigilosa, como apareciendo de la nada, te pueda introducir de lleno en el disco.

También creo que en la canción ‘Head Abover the Water’ las letras resultan de lo más poéticas. ¿Consideras que a veces tus letras tienen un cierto componente poético?

Quizás estás en lo cierto. Me gusta que me digas que resultan poéticas. Realmente no intento que sean pero quizás tengo un lado poético que me empuja a hacerlas de esta forma. Sinceramente intenté escribir poesía de joven pero era bastante mala.

"Antes de realizar este trabajo, no había sentido que mis canciones se encontraban asociadas a lugares concretos. Sin embargo ahora acostumbro a sumergirme en una especie de sueño consciente con el que recordar detalles concretos de ciertos lugares y plasmarlos en las canciones."

Si no me equivoco, ‘The Blacksmith’ es una canción tradicional. ¿Cómo la descubriste y decidiste incluirla en el LP?

Sí, es una canción que una vez una persona que no recuerdo quien era me preguntó en Facebook que si la podría cantar porque la quería escuchar en mi propia voz. Pensé que no era mala idea y me la aprendí. Luego la interpreté en varios directos y la gente me preguntaba en la mesa de merchandasing qué disco aparecía grabada ‘The Blacksmith’, así que pensé que habría que grabarla. Ahora ya les puedo decir en cual se encuentra.

A lo largo de tus canciones, en tus letras normalmente muestras momentos misteriosos de forma que los oyentes puedan dejar su imaginación volar. ¿Crees que en tus temas te gusta combinar elementos que provienen de la experiencia con otros que son mucho más ficticios?

Sí que lo suelo hacer. La mayoría de mis canciones siempre comienza basándose en una experiencia real, pero luego llega el momento de unirlas con un apartado de ficción más imaginativo. Normalmente suelo crear en mi cabeza situaciones que me puedan conducir hacia el sentimiento que estoy tratando de describir en las canciones. Lo importante es que al final sean reales o imaginarias puedan recoger la esencia de lo que quiero transmitir.

Para mí la escucha de este trabajo me sumerge en un ambiente muy introspectivo debido a las historias que contiene. ¿Has pensado alguna vez en el efecto que te gustaría que tuviese escuchar este trabajo en el oyente?

Me encanta que te sugiera todo eso. Creo que me gustaría que las canciones tuviesen en el oyente el mismo efecto que tienen en mí, intentando que se desconecten de sus problemas por un momento o que les ayuden al menos a que las cosas mejores y no sean tan dolorosas.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Qué ha cambiado musicalmente para ti desde que comenzó la pandemia?

Tengo una para ti a cargo de Dylan de Cloud Nothings, ¿cuál es tu canción favorita?

Creo que resulta bastante cambiante, pero hoy siento que es ‘Portrait of Mahalia Jackson’ de Duke Ellington.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *