Entrevistamos a

Amnesia

"Cuando uno escribe, siempre suele ser egoísta; escribe sobre lo que le pasa, y de forma consciente o inconsciente siempre reflejas en tus letras tu forma de ser y tus vivencias"

Por -

Hablamos con Rafa Castañeda (Vocalista), Álvaro González (Guitarra) y Dani (batería), integrantes del grupo Amnesia. Tras lanzar su doble EP Paralelo Yin/Paralelo Yang, nos cuentan su historia, inquietudes, y anécdotas:

¿Cómo se crea el grupo?

Álvaro: Empezamos a finales de 2008, cuando conocí a Rafa. Yo venía de un grupo con Dani, pero ese grupo se disolvió al igual que el grupo de Rafa. Así que empezamos a finales de 2008, principios de 2009, aunque Dani entró un poco más tarde. A partir de ahí empezamos el proyecto de Amnesia con otro integrante que ya no está, Miguel Ángel, llevando un rollo más diferente del que llevábamos hasta ahora. Empezamos a reunirnos los fines de semana, a sacar temas nuevos, a intentar buscar bolos… vamos, lo típico. 

Rafa: Nos conocimos básicamente por Internet. Yo conocí a Iván que era nuestro bajista y casi a la vez lo conocí a él (a Álvaro), que buscaban un cantante. Como no estaba contento con el proyecto que tenía hasta ahora, nos acabamos uniendo los tres primeros integrantes, y a través de Álvaro llegó Dani al grupo.

Dani: Yo llegué… después de unos días me echaron (risas) y luego volví a entrar otra vez al grupo. Fue porque tenía unos problemas personales, no podía quedar para ensayar y me invitaron a irme.

A: Hombre, es que teníamos un concierto que cubrir, así que nos buscamos otro batería, pero luego Dani volvió.

R: Siempre que tenemos una entrevista nos lo recuerda.

D: Si, el rencor sigue en mi corazón (risas).

¿Cuáles son vuestras influencias?

A: Hay muchos grupos que nos gustan. Manolo Escobar, por ejemplo (risas)

R: Dentro del pop alternativo nacional nos gustan grupos como Los Niños Mutantes, Lori Meyers, Sidonie… más o menos tiramos a lo que más se escucha por aquí. Respecto a los grupos extranjeros nos gustan The Macabees, Two Door Cinema Club y The XX, que me gustan muchísimo personalmente. Grupos de ese llamado Indie Rock, que tan de moda está ahora.

¿Y os influyen mucho a la hora de elaborar los temas?

A: Hombre, al principio sí nos influían bastante e intentábamos parecernos a ellos. Sin embargo, según nos íbamos conociendo, hemos ido desarrollando un estilo propio.

R: O al menos intentándolo…

A: Claro, y ya lo que intentamos es ir más o menos dentro de esa línea.

R: Lo que intentamos es no quedarnos en las mismas estructuras de siempre  -digamos “estrofa, puente, estribillo”- y entre los tres siempre intentamos dar una vuelta de tuerca a la cuestión y que suene distinto, original. Ahora que hay tantos grupos, debemos intentar destacar por algo, ya sea por estructuras, en el esfuerzo que le ponemos o en lo que sea.

¿Cuál es vuestra dinámica a la hora de componer?

R: Pues la dinámica en estos tres años y pico ha cambiado. Al principio yo traía un tema que estaba ya prácticamente terminado, con su estructura y demás; y entre todos íbamos haciendo pequeños arreglos. Sin embargo al final se acababa pareciendo muchísimo a lo que yo traía de casa. Ahora la dinámica ha cambiado. Por ejemplo él trae un tema y yo le pongo la letra, o luego la canción toma vida en el ensayo porque a Dani se le ocurre un ritmo que para nada estaba en nuestras cabezas. Digamos que ahora es en el ensayo donde la canción toma vida.

Y a la hora de componer las letras, ¿en qué te inspiras?

R: Cuando uno escribe, siempre suele ser egoísta; escribe sobre lo que le pasa, y de forma consciente o inconsciente siempre reflejas en tus letras tu forma de ser y tus vivencias. Otras veces ves algo en la tele que te impacta y de alguna forma te hace crear algo. También es cierto que hay períodos de tiempo en los que estoy totalmente inactivo, que digo ¿y mi musa donde está? (risas), me despierto de pronto en mitad de la noche y apunto un par de frases que se me ocurren que me pueden servir a la hora de crear un tema. Lo que intento es nunca escribir algo demasiado básico para que puedas hacer de la canción algo tuyo, darle su connotación.

¿Donde ensayáis?

R: Ensayábamos en Chiclana, en un local propio, pero un día se inundó completamente y se nos estropeó todo (incluidos los amplis…). Así que ahora estamos empezando a hacer un local nuevo que está casi terminado y de momento ensayamos en el salón de nuestra casa, lo llamamos “ensayos de salón” (risas). Nos vamos adaptando a la situación, tenemos que ir montando y desmontando todo cada vez que ensayamos. Y aunque a veces nos quejemos, tenemos suerte de tener un techo donde tocar.

¿Antes de ser una banda teníais tan claro que queríais que vuestro estilo de vida fuera este? 

A: Yo personalmente no, pero con el paso del tiempo vas entrando en este mundo y al final me he dado cuenta de que esto es lo que quiero hacer en mi vida. Costará más o menos, llegaré o no llegaré, pero al menos quiero intentarlo.

R: Nosotros lo que buscamos sobre todo es reconocimiento. Que se reconozca nuestra labor, nuestro esfuerzo, que llegue a los oídos de todas las personas posibles y que haya una valoración de tu trabajo. Creo que eso es a lo mínimo a lo que aspiramos: a que nos escuchen, valoren nuestro esfuerzo y la gente disfrute con nuestra música. No sé si Dani querrá aportar algo…

D: ¿Yo? No sé, ¿qué aporto? (risas) A mí personalmente sí, siempre me ha gustado y he querido vivir de esto. Lo que pasa es que a veces no tienes capacidad para hacerlo. En mi caso necesitas una batería, que vale MUY cara, demasiado cara, y hasta que tuve 16 años no pude comprarme una.

R: De hecho ha tocado con un cubo de pintura alguna que otra vez…

D: Es cierto, toco también cubos de pintura, así que si alguien quiere un concierto privado con cubos de pintura, que me contraten (risas).

R: Eso pasó en el concierto con Mucho, el grupo formado por los ex-integrantes de los Sunday Drivers.

A: Sí, los notas flipaban con Dani tocando cubos de pintura (risas).

¿Y como llegásteis a tocar con Mucho?

R: Pues nos llamó el programador de la Supersonic, Pablo Magallanes, y nos comentó que creía que encajaríamos con su estilo y que sería un concierto doble interesante. Nos pareció perfecto, aunque nos hicimos un poco los difíciles en plan “voy a consultar mi agenda” (risas). La cuestión es que aquí en Cádiz es posible tocar con grupos punteros, pero requiere un trabajo y un esfuerzo muy grande, y siempre por amor al arte. Al principio lo coges con ilusión porque está guay aparecer en los carteles junto a esos grupos -es genial- pero luego vas dosificando y analizando cuando te merece la pena y cuándo no. Por ejemplo el concierto con Neuman que dimos en La Gramola (Algeciras), nos ha proporcionado toda la gira de conciertos que vamos a hacer ahora por Murcia. Sin embargo hemos tenido otros conciertos con otros grupos que no nos han reportado nada. Todo depende.

¿Cual es vuestra principal dificultad para daros a conocer como grupo emergente?

A: La visibilidad. La visibilidad es fundamental.

R: Además el problema es que hoy día la visibilidad se paga. Pagas a Sol música o a la MTV y tu vídeo sale allí. Entonces nos encontramos con el hándicap de que si quieres tener visibilidad a corto plazo, tienes que invertir mucho dinero. Si quieres que te estrenen un videoclip en Radio 3, tienes que pagar tío; esto hay gente que no lo sabe. Nosotros ahora mismo estamos en el camino largo: tenemos que currarnos los conciertos, conseguir buenas críticas, no dejar nada al azar, conseguir un buen sonido… en definitiva, hacer buenos conciertos para fomentar el “boca a boca”. Si surgiera alguna propuesta interesante, una agencia de promoción o de management que quisieran promocionarnos… pues podría analizarse, pero en principio no es nuestro modus operandi para darnos a conocer.

De todas formas, ahora con el tema de internet y las redes sociales tenéis más fácil llegar a la gente a coste cero, ¿verdad?

R: Claro, todo el tema de las redes sociales nos facilitan el llegar a más personas; cuelgas una foto y al instante lo ven todas las personas que te siguen.

A: Lo que nos está sorprendiendo es como el número de gente que nos escucha y nos sigue está creciendo más rápido que antes. Llegará un momento en el que explote todo esto, espero (risas). Lo cierto es que cada vez lo vemos más cerca, aún queda muchísimo pero no tiene nada que ver con la situación hace dos o tres años, que no éramos nadie. Seguimos siendo nadie, pero ya hay gente por ahí que nos escucha.

D: Somos nadie, pero con clase. Nadie pero con corbata (risas).

Hace poco habéis fichado por el sello Taliban Music ¿Cómo surgió esta colaboración?

R: Todo fue porque conocíamos a Jaime -que lleva Taliban Music- desde hace mucho tiempo, habíamos colaborado con él muchas veces y siempre estábamos con el “tejemaneje”, siguiendo la amistad pero con un poco de barrera. Entonces en el Festival Panorámicos nos dijo que quería contar con nosotros y que le gustó mucho nuestro concierto, pero todo quedó un poco en el aire. Finalmente coincidimos en el Monkey Week, cenamos juntos y allí dejamos todo atado. Ellos se van a encargar de la edición del doble EP Paralelo Yin/Paralelo Yan, que saldió a principios de enero en su edición física.

¿Qué tal la experiencia de tocar en el Festival Panorámicos y en la Monkey Week?

P: Muy bien. Tocas, te ven, disfrutas, hablas con gente… muy bien todo.

A: En el Panorámicos fue una pena que no viniera toda la gente que se esperaba porque el sonido fue espectacular. Los chavales de Oudry que lo organizaron estaban muy preocupados diciendo que no estaba saliendo bien y para mí salió genial.

R: Y respecto al Monkey Week, pues ya sabes, todo estaba más masificado y demás, tocábamos el domingo en la fiesta de clausura, no nos dieron mucha bola… pese a todo, llenamos la sala.

P: La verdad, eso fue toda una sorpresa, porque nos esperábamos a tres familiares y dos colegas (risas)

R: Es que fue in extremis, a última hora nos dijeron que actuaríamos en la fiesta de clausura y además por la falta de tiempo no aparecimos en los carteles.  Todo nos llevaba a pensar que la gente se iba a ir antes de que tocáramos, pero al final la sala Milwaukee se llenó para ver a Detergente Líquido y a nosotros. Estuvo muy guay.

Después de estos dos Eps, ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos? 

R: Nuestra máxima es “siempre un paso adelante, nunca hacia atrás”, así que nuestro objetivo de este año es sacar un disco en septiembre. 

A: La idea es promocionar el EP a tope, y mientras hacemos los conciertos, ir componiendo los nuevos temas.

¿Y estáis presentando ya en directo los nuevos temas?

A: Ese es un debate que tenemos. Lo que hacemos de momento es tocar los temas que ya tenemos, porque creo que encajan con nuestro estilo y cuando tengamos los nuevos temas grabados, ya los presentaremos en directo.

R: Además así se crea más expectación, porque si la gente ya ha escuchado el disco en directo no los coge por sorpresa. En todo caso tocaremos uno o dos temas de vez en cuando.

Vuestro doble EP Paralelo Yin/Paralelo Yan son dos partes diferentes del mismo grupo. ¿También corresponden a dos momentos diferentes en vuestra historia como formación?

R: Claro, son elementos totalmente contrapuestos; el Yin es mucho más oscuro, más pausado y Yan son todo canciones muy rítmicas que recogen muy bien la etapa en la que nos encontramos ahora mismo.
Contadnos vuestra mejor anécdota.

R: Fuimos a tocar a Villalba del Rey para tocar en un festival de música eléctronica en el que había también un grupo de batukada y uno de pop- nosotros vamos- (risas)

P: El pueblo era una calle de un kilómetro y 900 metros eran la discoteca donde se hacía el festival, era inmensa (risas)

A: Y mientras tocaban los grupos de música electrónica, nosotros tocábamos en la planta de arriba con la gente sentada en mesas viendo el Portugal-Suiza en una pantalla gigante (risas).

P: Y el culmen llegó cuando Álvaro dijo “y ahora vamos a tocar una versión de los Beatles” y se escucha de fondo “¡LOS BEATLES SON UNA MIERDA!” (risas). Al final la tocamos igual (risas).

A: Teníamos la idea de quedarnos a dormir después de tocar pero acabamos yéndonos en cuanto terminamos (risas).

Enrique

Amante de la música y el buen cine. Me gustan las películas que cuentan una historia a través de pequeños detalles. Hay mil formas en las que un director expresa una idea; yo trato de averiguarlas para contártela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *