Entrevistamos a

Shout Out Louds

"Nos gusta crear conceptos visuales y mundos cinematográficos en lo que hacemos"

Por -

Parece que fue ayer pero Shout Out Louds ya llevan más de una década en activo. En su haber cuentan con cuatro discos. El último de ellos y el más bailable, Optica, fue publicado el año pasado. Una gran banda de pop que ha ido evolucionando por diferentes etapas, consiguiendo siempre grandes resultados. Hace unos meses pasaron de gira por la península pero no tuvimos la suerte de poder entrevistarlos. Volvimos a la carga y al final lo conseguimos. Esto es todo lo que nos cuentan acerca de su último trabajo, diversas anécdotas, la música de Suecia y sus orígenes musicales.

En vuestro último trabajo Work buscastéis sonidos más intimistas y reposados, mostrando el lado más reflexivo de vuestra música. En cambio en ‘Optica’ habéis optado por el optimismo y la vitalidad. ¿Podríamos percibir ‘Optica’ como un alejamiento importante de vuestro anterior trabajo?

Seguramente lo sea. Pero nosotros lo vemos más como una dirección diferente. Pienso que cada álbum que hemos hecho tiene una reacción al anterior, pero con Optica, esta reación fue mayor. Teníamos mucho más tiempo en el estudio para trabajar las canciones. Lo producimos en un ambiente más relajado mucho más distinto que con Work.

En Optica quizás habéis apostado por un sonido más bailable, incorporando más elementos electrónicos como puede ser el caso de ‘14th of July’ o ‘Chasing the Skinny Sun’. ¿Intentasteis acercaros a la pista de baile o surgió como una evolución natural?

Hablamos desde el principio acerca de conseguir un trabajo más bailable, centrándonos en las percusiones y el bajo, dejando un poco de lado las guitarras. Incluso las canciones más lentas tienen un marcado ritmo. ‘Blue Ice’ es una canción bailable pero lenta. El estudio era pequeño y frío por ello teníamos que estarnos moviéndonos cuando escuchábamos y escribíamos.

Shout-Out-Louds-d4204

En mi opinión, creo que con el paso de los habéis ido dejando las guitarras de lado en beneficio de los teclados. ¿Vosotros también pensáis lo mismo?

Totalmente de acuerdo. Es bastante extraño pero tratamos de que los teclados suenen como guitarras y otros sonidos. Conectamos nuestros sintetizadores Moogs y Prophets a los pedales de las guitarras para obtener un sonido especial. Después lo pensamos y no sabemos exactamente que intrumento ha sonado ni quién lo ha tocado. Eso hizo que el proceso de grabación del álbum fuese más abierto.

También me llama cada vez más la atención la capacidad que tenéis de crear temas muy inmediatos para el oyente como es el caso de ‘Illusions’. ¿En vuestros discos siempre apostáis por tener algún hit?

Sí, a nosotros nos gusta el pop. Tenemos que culpar de ello a los Beach Boys y los Beatles. Esta es la respuesta más inmediata que podemos daros.

No podíamos dejar pasar la entrevista sin preguntaros acerca del famoso vinilo de hielo con el que promocionasteis vuestro single ‘Blue Ice’ ¿Cómo surgió la idea? ¿Os inspiró el frío de Suecia?

Queríamos crear algo diferente para ‘Blue Ice’ y la idea llegó como resultado de una colaboración con una agencia de promoción aquí en Estocolmo. Contactamos con profesores y químicos para conocer como llevarlo a cabo, y al final la solución la aportó nuestro bajista Ted poniendo el vinilo en un balcón. Entonces el frío invierno sueco hizo el resto. En tiempos como ahora que la música es tan accesible, fue genial encontrar otra forma de hacerla llegar al público. Así creamos expectación y luego mostramos (con el derretimiento del hielo) como todo puede desaparecer rápidamente.

Tras cuatro magníficos trabajos podemos comprobar como lo vuestro son las melodías pop luminosas cargadas de vitalidad. ¿En que momento decidisteis lanzaros a crear melodías pop?

No fue algo en lo que pensamos cuando empezamos en esto. Nos encantaba la música Lo-Fi y estábamos interesados en como mezclar estos sónicos con melodías pop y letras de Mellon Collie. Recuerdo que solíamos llamar a este estilo ‘damaged pop’ o ‘hospital pop’ debido a que es música que suena un poco estridente pero que al final tiene un sonido reparador.

Continuamos hablando de pop. En Suecia siempre han existido grandes grupos de este género. Vimos nacer a los míticos ABBA y en la actualidad hay mucha variedad como Club 8, The Sounds, Peter Bjorn and John, The Sound of Arrows… ¿Cómo explicáis este fenómeno?

Creo que todo tiene que ver con la tradición de la música sueca. Suecia siempre ha sido un país que desde muy temprano supo absorber nuevos sonidos y tendencias. El jazz y el rock and roll tuvieron enorme repercusión cuando llegaron a Suecia, desarrollando un montón de bandas que sonaban igual que los Beatles. Supongo que tenemos grandes sueños por aquí.

Creo que vuestra música tiene elementos de la era más pop y animada de The Cure. Las voces, guitarras y sobre todo los teclados hacen que me recordéis en cierta medida a The Cure. ¿Existe realmente alguna influencia suya en vuestra música?

Me encanta el contraste en su música y es algo que todos los miembros de la banda nos gustó cuando empezamos. Desafortunadamente para mi, cuando empecé a cantar imitando a Neil Young (me encantaban sus registros), aquello sonaba como Robert Smith…

En una entrevista pude leer que erais bastante fans de la escena Lo-Fi americana, cosa que anteriormente también me has comentado. Sin embargo en vuestras grabaciones resulta muy difícil apreciar esto como una influencia. ¿Qué importancia le dais a vuestros gustos musicales a la hora de componer?

Difícil pregunta… Creo que me ayuda escuchar diferentes tipos de música. Encuentro fragmentos de canciones que me gustan en casi todos los sentidos y trato de ir más allá con ellas. Esto me hace ser un poco más inquieto. A veces me gustaría centrarme solo en un género concreto cuando me pongo a componer. Admiro mucho que bandas como The War on Drugs, Los Ramones o incluso The National tengan un sonido muy definido pero a la vez brillante e interesante.

Todavía recuerdo la primera vez que escuché vuestra música. Os descubrí a través de vuestro videoclip de ‘The Comeback’ en un desaparecido canal llamado Fly Music. En el vídeo había varios espías tratando de descifrar algún tipo de conversación mediante códigos. Años más tarde de nuevo volvía a aparecer un código de banderas en la portada de ‘Our III Wills. ¿Existe algún tipo de conexión entre ambos elementos?

Trabajamos para la CIA sueca (risas). Simplemente nos gusta crear conceptos visuales y mundos cinematográficos en lo que hacemos. Un disco no es solo la música. También tiene importancia todo el mundo que creas a su alrededor.

Muchísimas gracias por atendernos.

A vosotros.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *