Entrevistamos a

Wild Honey

"Hasta que no tengo una letra que me gusta no empiezo a trabajar en melodías, arreglos y demás"

Por -

Wild Honey no es más que el proyecto en solitario de Guillermo Farré, bajista de Mittens. Un proyecto muy personal en el que involucra multitud de sonidos pop luminosos, melodías brillantes y un sentimiento especial en cada canción. Tras publicar dos EPs (The House By The Sea en 2008 y Diamond Mountain en 2010) y un álbum (Epic Handshakes And A Bear Hug), ha editado este año el magnífico Big Flash, un disco repleto de matices y melodías nostálgicas. Guillermo continúa la senda de las canciones folk ligeras, plagadas de melodías tarareables ideales para disfrutar de la tranquilidad de una tarde de domingo. En Mindies hemos tenido la oportunidad de entrevistarle y conocer más a fondo el proceso de grabación de este último trabajo, su forma de componer y muchísimas más cosas.

La música de Wild Honey responde a canciones pop luminosas, con arreglos muy logrados. Por otro lado, tocas el bajo en una banda como Mittens que puede guardar alguna similitud con Wild Honey a la hora de la propuesta más o menos acústica. ¿En qué crees que influye el hecho de tocar en Mittens a la hora de componer las canciones de Wild Honey?

En Mittens hemos dejado de tocar desde hace ya casi un año. Anita, la cantante, se fue a vivir a Alemania y hemos dejado el grupo en la nevera. Aunque yo escribía muchas de las canciones, Mittens era un proyecto conjunto, la suma de la forma de tocar y de ver la música de los cinco que formábamos la banda. Wild Honey es un proyecto en el que trabajo solo en casa y esa es la gran diferencia, con lo bueno y lo malo que eso puede tener.

Hacer música solo hace que muchas veces pierdas la perspectiva y que no tengas la riqueza de intercambiar opiniones con más gente, y lo bueno que tiene es la velocidad a la que puedes tomar decisiones y cómo puedes hacer cosas más diferentes sin necesidad de encontrar consenso. Son formas muy diferentes de trabajar, aunque estéticamente es cierto que los dos proyectos tienen mucho en común y yo vea más claras las diferencias que a lo mejor alguien que escucha las canciones desde fuera.

wild honey 1

Tras grabar de forma artesanal tu primer trabajo Epic Handshakes and a Bear Hug, llegó el salto de calidad viajando a Berlín. ¿Cómo surgió esta posibilidad?

Me apetecía hacer un disco con un productor ya que notaba que haciéndolo yo solo tenía un techo muy claro y no quería volver a repetir otra vez todo lo que aparecía en Epic Handshakes and a Bear Hug. Al final si tienes tres instrumentos en casa, el disco suena a esos tres instrumentos. Irme a Berlin a trabajar con Tim Gane de Stereolab, uno de mis músicos favoritos de la historia de la música, significaba poder ampliar muchísimo la paleta de sonidos e ideas con las que podía trabajar. Al final creo que no ha sido un disco de ruptura, pero sí ha significado para mí un máster en grabación y producción, he aprendido muchísimo durante todo el periodo en el que he estado trabajando en Big Flash y se nota mucho en los arreglos la riqueza de medios y la expansión de ideas que ha supuesto trabajar con alguien como Tim Gane.

Volviendo al proceso de grabación del disco. ¿Cuáles eran las expectativas de la colaboración con Tim Gane? ¿Se cumplieron?

Hay pocos grupos que me interesen tanto a nivel de sonido y producción como Stereolab. Cuando se me pasó por la cabeza contactar con Tim Gane, me parecía algo inalcanzable, era solo una fantasía, pero al final acabó todo cuadrando y ha sido una experiencia increíble. Se juntaron los nervios de la oportunidad de conocer a uno de mis héroes musicales y la ansiedad de querer estar a la altura durante la grabación. Pero fue todo mucho más relajado y agradable de lo que esperaba, el estudio es comodísimo, pude probar millones de cosas diferentes, hice muchos amigos, y me llevé de mi estancia en Berlín no solo un disco bajo el brazo sino miles de ideas para poner en práctica en cuanto llegase a mi estudio casero en Madrid.

Una de las principales diferencias en el sonido entre tus dos LPs quizás sea la incursión de algún elemento electrónico a mayores en Big Flash. ¿Es ahí donde quizás podamos ver un poco más la mano de Tim Gane o lo podemos enfocar como la continuación natural de tu 7’’ para Jabalina?

Seguramente hay una evolución en el sonido de disco a disco, cuando decidí trabajar con Tim Gane era justo lo que buscaba. A veces estos saltos son menos claros de lo que me gustaría, creo que cuando llego al punto de mezclar las canciones suelo rebajar el punto electrónico que tienen muchos de los temas y tomo decisiones un poco más conservadoras.

Acabo de grabar un nuevo 7” para Jabalina que saldrá a finales de 2013 y creo que tiene un punto más electrónico, ya que cada vez juego más con samplers y con ritmos, pero me cuesta alejarme de lo que voy grabando y juzgar si verdaderamente se notan esos elementos o son solo algo que veo yo en el proceso de grabación.

wild honey 2

En Big Flash aparece un tema referido a Rogerio Duprat que lleva por título ‘Rogerio Duprat Looks out the Windows’ y en el que haces alusión a su forma de composición con el ordenador IBM 1620. ¿Podemos encontrar alguna influencia del músico brasileño en el disco? ¿Quizás algún aire tropicalista en ‘Keyboards Under a Microscope’?

En realidad la canción sobre Rogerio Duprat utiliza como personaje principal al arreglista brasileño, pero es más bien una especie de mezcla entre la rutina del trabajo en una oficina y un sueño de destrucción apocalíptica de una ciudad.

Una de mis canciones favoritas es Construçao de Chico Buarque, el relato de la muerte de un obrero de la construcción relatada como un mal viaje de ácido , y el tono de Rogerio Duprat Looks Out The Window quería que fuera similar: un arreglista que trabaja en una oficina y observa la destrucción de su ciudad desde la ventana. Me encanta toda la música salida del movimiento tropicalista, utilizo muchas progresiones de acordes de bossa y muchas ideas rítmicas. En algunas canciones como ‘Keyboards under a microscope se nota más’ y en otras esas progresiones están más escondidas, pero creo que es una de las influencias más claras de Big Flash.

En la mayoría de tus composiciones observamos melodías sencillas y nostálgicas que calan en el oyente a la primera. Este es el caso de mi favorita ‘See How Hard My Heart is Beating’, donde la letra (…This is a ghost of a life/ Youthful vainglory is so silly…) también tiene un peso importante. ¿Algún método en especial para componer las canciones? Supongo que habrá que estar muy inspirado para crear algo tan bonito…

Siempre empiezo trabajando en las letras al escribir una canción. Hasta que no tengo una letra que me gusta no empiezo a trabajar en melodías, arreglos y demás, y le dedico muchísimo tiempo.

Todas las letras son una mezcla de muchas cosas. En concreto ‘See How Hard My Heart Is Beating’ la escribí tras leer Just Kids, la biografía de Patti Smith. Luego en realidad la canción va de una historia que me contó mi madre sobre el viaje en coche hacia la playa de un familiar. De la mezcla de las dos ideas y de esas dos sensaciones surgió la canción.

A parte de tus dos LPs también cuentas con un nutrido conjunto de EPs y 7’’. A nosotros nos llama la atención el veraniego 7’’ ‘Canciones de Verano’ en colaboración con Ana Lógica. ¿Crees que la música pop toma más fuerza en verano?

Grabar un disco al final es un esfuerzo casi titánico al que acabas dedicando muchísimo tiempo. Cuando acabé Big Flash estaba completamente agotado, aunque ahora ya casi se me ha olvidado y me parece que todo fue mucho más sencillo. Grabar canciones sueltas para 7” es algo más sencillo, te puedes centrar en cosas más específicas, y me sirve para no perder el ritmo de escribir canciones de vez en cuando.

En el trabajo que tengo desde hace ya unos años tengo la suerte de tener horario de verano durante julio y agosto, así que durante esos dos meses es cuando más trabajo en Wild Honey al poder dedicarle completamente las tardes. Así que sí que existe una relación muy clara entre el verano y mi manera de trabajar, pero más relacionada con encontrar huecos para hacer música que por otra cosa.

wild honey 3

La conexión de Wild Honey con Japón es algo muy especial. Primero el sello nipón Flake Records editó tu primer trabajo por esas tierras y hace nada has estado de gira por allí. ¿Qué tal te fue por aquellas tierras? ¿Cómo fue la acogida del público japonés?

La mini gira que hemos hecho por Japón este verano es seguramente la experiencia más chula que he vivido por tocar en un grupo. Allí Flake Records ha sacado los dos discos de Wild Honey y hace un trabajo estupendo, promocionan muy bien los discos y prepararon la gira cuidando muchísimo todos los detalles. Me da la sensación que la dimensión a nivel independiente que tiene Wild Honey allí es similar a la que tiene en España. Creo que pueden ir el mismo número de personas a vernos en Vigo que en Osaka y eso mola mucho, aunque siempre estemos hablando de cifras muy pequeñas, claro.

Allí la gente es muy educada y al mismo tiempo muy entusiasta, todos compran discos y camisetas y agradecen muchísimo que gires por su país. Hemos tenido la oportunidad de tocar con muchos grupos locales y de hacer muchísimos amigos, tenemos unas ganas locas de volver.

En Mindies nos gustan mucho las recomendaciones musicales que haces a través de Twitter. Gracias a ti, hemos conocido grupos tan interesantes como Maston. ¿Qué importancia tienen para ti toda la música que escuchas? ¿Nos podrías hacer alguna recomendación nueva?

Tengo clarísimo que por encima de hacer música lo que más me gusta es escucharla. Me encanta descubrir nuevas canciones, compro discos de manera enfermiza y, como si fuera un adicto, busco continuamente el subidón que produce escuchar una canción alucinante por primera vez. Me alegra mucho que os haya gustado el disco de Maston, es uno de mis discos favoritos de este año, justo la semana pasada les escribí un email kilométrico en plan fan pesado diciéndoles lo mucho que me gustaba el disco.

Estoy escuchando mucho últimamente el disco de Jonathan Rado del sello Woodsist, a ver si os gusta:

Y mientras contesto al entrevista me he vuelto a poner Construçao de Chico Buarque, la canción que más me sobrecoge en el mundo:

Con dos grandes LPs a tus espaldas y tras las numerosas y buenas críticas recibidas, ¿qué valoración harías a la trayectoria de Wild Honey? ¿Algún plan en especial que tengas en mente para el futuro?

Pues que estoy encantado de que con la música tenga la oportunidad de tocar en sitios chulos y de conocer a tanta gente. Cada vez que grabo un disco acabo agotado y se me quitan las ganas de seguir grabando cosas, pero a las dos semanas ya vuelvo a tener el gusanillo y ahora mismo tengo muchas ganas de acabar el 7” que estoy grabando y que saldrá a finales de año. Es un 7” con canciones basadas en fotografías de Cindy Sherman y creo que está quedando bastante chulo, a ver qué os parece.

En nuestras entrevistas siempre nos gusta que el entrevistado nos deje una pregunta para el siguiente. ¿Cuál nos propones?

¿Cuál es el instrumento musical que más odias?

Del mismo modo, tenemos una para ti formulada por Rodrigo Caamaño de Triángulo de Amor Bizarro. ¿Que opinas del borrador del proyecto de ley de espectáculos de Galicia?

Me parece un despropósito enorme y una manera de represión clara para limitar la forma de expresarse de la gente, con la ambigüedad justa para que puedan imputar como delito casi lo que les dé la gana. Es demencial y me pone muy triste que se tenga una visión tan controladora de hacer música en este país, con limitaciones absurdas de todo tipo y una necesidad enfermiza de dictaminar qué, cómo y cuándo se puede hacer música en lugar de esforzarse en fomentar la música en directo.

Todo un placer Guillermo que nos puedas dedicar unos minutos.

 

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *