Entrevistamos a

Power Burkas

"Reivindicamos la magia de todo aquello improductivo a lo que a veces nos olvidamos de darle la importancia que se merece. Por eso nunca negamos el ocio. "

Por -

Power Burkas ya cuentan con un segundo LP donde vuelven a disparar con bala. Siendo una de las bandas más representativas que ha dado Vic en estos últimos años, podemos decir que sus canciones contienen todo lo que hay que tener si quieres que la escucha te haga ver aspectos como el hastío vital de una forma totalmente opuesta. Este Mai negó l’oci resulta incluso más completo que su debut Llarga vida al tarannà, consiguiendo un formato de canciones de lo más dispares pero coherentes dentro de la locura generalizada en la que te puede sumir el trabajo. Desde tipos insoportables hasta esas reflexiones existenciales que te parecen una chorrada pero que acaban dando en el clavo. Por ello los cambios en la contundencia mostrada resultan cruciales, enfatizando ciertas historias que aunque resulten en su contenido en muchas ocasiones de lo más agridulces, casi siempre cuentan con un sonido de lo más eufórico. Está claro que Power Burkas son uno de esos grupos a los que es mejor no ponerle etiquetas porque probablemente no acabaríamos en la vida. Aprovechando lo reciente de la publicación de este nuevo trabajo a través de Famèlic y BCore, entrevistamos al grupo.

Lo primero de todo, ¿qué tal resultó el concierto de presentación del nuevo disco en la sala VOL?

La palabra es bonito. Bonito poder sacar el disco ese mismo día y estrenarlo con amigos, acompañados del ruido mágico de los colegas de Bonestorm, el recital de risas de las Huecas y Adri Romeo y compartir escenario con las Tarta Relena, que hace que parezcamos más buenos y más guapos de lo que somos.

 

En general este nuevo trabajo creo que me parece aún más locura del anterior, ya que tocáis más palos y hay muchas más dinámicas. ¿Sentís que en esta nueva referencia habéis ampliado el rango estilístico del grupo?

No hacemos más de lo que podemos, que suele coincidir con hacer lo que nos da la gana. No hemos decidido ampliar referencias, no es nada premeditado, aunque si es así lo celebramos porque no tenemos un estilo premeditado y limitado. Nos dedicamos a hacer algo tocable y que nos excite a los cuatro a partir de las ideas que traigan Marcel y Claudi y sale como sale dentro de nuestras posibilidades y nuestro mundo compartido.

Ya de paso, aunque intuyo que tendréis bastantes gustos musicales entre vosotros, ¿creéis que entre vosotros también hay influencias de lo más dispares?

Ni en la vida, ni en la comida, ni en la música nos gusta discriminar por estilos ni gustos. Es más, adoramos la pluralidad por marginal que sea, incluso hay una relación directamente proporcional. Los puntos de vista heterodoxos son los que más enriquecen. Aportan ingredientes que te ayuda a evolucionar.

"No hacemos más de lo que podemos, que suele coincidir con hacer lo que nos da la gana. "

Otra de las cosas que más me gustan en este disco es como habéis encontrado la forma de pasar del todo a nada dentro de un mismo tema, encontrando cambios de intensidad que llaman mucho la atención como puede ocurrir en la inicial ‘Desconeguts’. ¿Creéis que habéis trabajado bastante este apartado en los temas para conseguir un mayor factor sorpresa?

No es un punto que hayamos trabajado especialmente. Nuestras canciones no son compuestas en base a una plantilla o una estructura predeterminada. Nos gustan los contrastes, nos gusta poder sacar adrenalina cuando tocamos. Es de lo que mejor nos da, porque lo necesitamos y porque nos llena, pero en ningún caso lo sentimos como un deber. Cuando todo fluye, significa que la canción empieza a existir.

La recta final del disco formada por ‘Baixant pel Tobogan’, ‘C-17’ y ‘Fer un Grup’, la veo como de lo más demoledora, siendo canciones que apuntan a corearlas de forma muy clara muy cómo me pasa con los temas de L’Hereu Escampa. ¿Esta sucesión de temas que comparten un poco esta característica fue de lo más premeditada para cerrar el disco?

Son temas divertidos y que invitan a corear, nos gusta eso. La verdad es que nos ha salido un disco en el que nos gustaría que varias canciones fueran las primeras porque todo el mundo llegase a escucharlas antes de cansarse. Como no todas pueden ser las primeras, algunas tienen que ser las últimas.

La segunda canción más breve del disco, titulada ‘School of Rock’, la veo como uno de vuestros mejores temas en base a como mantiene la euforia inicial pero también tiene un toque un poco más agridulce en la letra. ¿Veis esta canción un poco como un punto de inflexión en el trabajo?

No creemos que marque un antes y un después en nuestra trayectoria pero es un tema divertido, sí. Es muy ‘tal com raja’ y quizá por esto mantiene esa euforia genuina. Podría equiparar-se a canciones como ‘20’ o ‘Potser’ del anterior disco, canciones que están hechas para quitártelas de encima, te queman en las manos y en seguida están finiquitadas. Nos gusta lo agridulce, creemos que todas las canciones podrían compartir este adjetivo.

A lo largo de vuestras canciones las temáticas resultan de lo más variadas. ¿Había algún asunto en especial que teníais mucho interés por tratar en este disco y lo habéis logrado?

Nos sentimos atraídos por estos rincones de la vida que emanan de la monotonía de nuestros tiempos y que enmarcan nuestras vidas mientras nos pasan tantas cosas curiosas al lado. Las rutinas, los vicios, las actitudes, las perspectivas, etc. Al final es nuestra manera de poner el foco en ciertas problemáticas, muy relativas ciertamente, pero reivindicar un estilo de vida que compartimos en el grupo, que es el de lo bonito de la proximidad. Esto nos ayuda a salir de esa vorágine hipnótica de nuestra vida tiranizada por un sistema capitalista e individualista que menosprecia todo aquello que no sea productivo. Reivindicamos, pues, la magia de todo aquello improductivo a lo que a veces nos olvidamos de darle la importancia que se merece. Por eso nunca negamos el ocio.

"Ni en la vida, ni en la comida, ni en la música nos gusta discriminar por estilos ni gustos. Es más, adoramos la pluralidad por marginal que sea, incluso hay una relación directamente proporcional. "

Aunque desde fuera se pueda percibir que vuestra música tiene un componente lúdico y jovial, cada vez dejáis más perlas críticas y con más trasfondo social como ocurre en ‘Aquell puto penjat’ o ‘Decència laboral’. ¿Creéis que en este disco sois más conscientes que nunca de la necesidad de introducir contenido más social?

En realidad, esta perspectiva ya estaba presente en el disco anterior, Llarga vida al tarannà, de aquí este título. De hecho, si los juntas ya queda algo que tiene sentido: Llarga vida al tarannà: mai nego l’oci. De alguna manera, a modo discursivo este disco es una continuación de todo lo anterior que hemos hecho, seguramente porque es inseparable de nuestra visión del mundo. Somos un poco fundamentalistas a nuestra manera.

Me gusta mucho como siempre en vuestras canciones las letras llaman la atención porque nunca les ponéis muchos filtros. A la hora de trabajar este apartado, ¿alguna vez habéis sentido que estabais pasando algún límite y teníais que darle otra vuelta a las letras?

El día que nos autocensuremos haremos una canción para reírnos de nosotros mismos. ¡Otra más! Aunque no lo parezca hay trabajo en las letras, la espontaneidad va muy cara.

Sin ir más lejos en ‘Retina Vigatana’ le dedicáis una canción a Vic que es de todo menos una campaña turística. ¿Cómo es vuestra relación amor-odio con la ciudad? Si es que hay algo de amor después de esta canción claro…

No te pienses, también es nuestra manera de amarla. No todo lo que nos gusta tiene que ser perfecto. Para esto ya están los anuncios de coches y de perfumes. Nos gusta que en nuestra ciudad pasen cosas que nos incomodan porque si no sería todo muy aburrido y previsible.

"Nos gusta que en nuestra ciudad pasen cosas que nos incomodan porque si no sería todo muy aburrido y previsible. "

Han pasado ya unos años de la buena eclosión de bandas entorno a los sonidos digamos más hardcore y punk de Vic. ¿Sentís que se ha mantenido esencia de aquello o se ha ido diluyendo poco a poco?

Claro, crecimos con esto y es algo que ya siempre llevaremos con nosotros. Por suerte o por desgracia no volveremos a empaparnos de música con 16 años en ningún otro lado. Y consideramos que hemos tenido suerte. De todas formas, aunque no haya el foco mediático puesto, las cosas en la Plana continúan vivas como siempre.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Crees que el hecho de tener un grupo fomenta tu nivel de alcoholismo? ( y si la respuesta es sí) ¿Hasta qué punto crees que esto es un problema?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Airbag, dice así: ¿hay algún grupo o solista que os mole pero os da vergüenza mencionarlo en las entrevistas o así?

Aleix estaba muy enganchado al Operación Triunfo de Amaia, Alfred y compañía, pero creo que no le da vergüenza reconocerlo.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *