Entrevistamos a

Matthew Caws

"Empezamos a escribir las canciones por separado, pero acabamos editando nuestros temas mutuamente, fue una colaboración total"

Por -

Con un nuevo proyecto bajo el brazo, Matthew Caws se encuentra en medio de una gira en solitario por España. El debut de Minor Alps -que así se llama este proyecto colaborativo con Julianna Hatfield- verá la luz a finales de este mes y hemos tenido la suerte de charlar un rato con él en su hotel en la Gran Vía de Madrid para preguntarle sobre este nuevo proyecto, su gira y el futuro de Nada Surf.

Hace pocos meses nos enteramos de tu nuevo proyecto Minor Alps, en el que participas junto a Juliana Hatfield. Creo que por las canciones que he oído, se puede apreciar que son temas mucho más suaves -en el buen sentido de la palabra- que los de Nada Surf. De todas formas, sí que se pueden encontrar similitudes con discos como ‘Lucky’. ¿Crees que este debut de Minor Alps está muy marcado por algunos de los discos de Nada Surf?

Bueno, soy la misma persona, así que es natural que algunas canciones puedan sonar similares. Nunca quisimos sonar más suaves deliberadamente, pero es que nunca ensayamos con un batería, éramos sólo nosotros dos. Aparte de nosotros, los únicos músicos que colaboraron fueron dos baterías, pero ya vinieron mientras estábamos grabando el disco en el estudio. Además, la razón por la que hicimos un disco juntos fue principalmente por nuestras voces. Creíamos que había algo que explotar ahí.

Aunque ‘Buried Plans’ es una canción más relajada y acústica, ‘Far From The Roses’ es bastante más animada, con un estribillo bastante claro y una guitarra muy jangle pop en las estrofas. ¿De qué canción estaría más cerca el disco entero?

Yo diría que es una especie de mezcla entre ambas canciones, aunque sí que hay muchos momentos animados; por ejemplo, hay drum machines en la mayoría de las canciones. Déjame enseñarte el disco entero.

(A continuación, Matthew sacó su ordenador portátil y escuchamos partes de cada canción).

Diría que la tónica general es más cercana a ‘Far From The Roses’, sin duda. Me ha sorprendido bastante lo mucho que aparecen las drum machines, la verdad es que no me lo esperaba.

¿Verdad? Creíamos que quedaría bien. Además, es bastante irónico, porque a pesar de que la mayoría de la percusión es «falsa», el álbum acaba con una batería programada desapareciendo poco a poco mientras entra la de verdad.

Los últimos trabajos de Juliana Hatfield demuestran que se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. ¿Crees que Minor Alps surge en el momento en el que vuestros estilos musicales están más próximos?

Puede ser, pero no creo que sea por eso. Siempre hemos tenido cosas en común, me acuerdo de la canción que hizo con Blake Babies, ‘Out There’ del disco Sunburn, que siempre ha sido una de mis canciones favoritas.

La nota de prensa definía vuestras voces como un complemento perfecto. A mi parecer, estamos en lo cierto. ¿Resultó sencillo poneros de acuerdo Juliana y tú para componer los temas?

Decidimos cantar los dos a la vez la mayor parte del tiempo, por lo que hay muchísimas armonías en el disco. Pero no sólo eso, también queríamos cantar las mismas notas en algunas canciones. Me encantan las voces en doble pista y estaba deseando usarlas en uno de mis discos. Empezamos a escribir las canciones por separado, pero acabamos editando nuestros temas mutuamente, fue una colaboración total. Si te editas a ti mismo, es una cuestión muy emocional: puede que un día sientas que todo lo que has escrito está bien y que al siguiente quieras desechar todo. Sin embargo, si lo hace otra persona, es algo que se desliga totalmente de las emociones. Después de poco tiempo, fue fácil colaborar entre los dos de esta manera: si a uno no le gustaba una línea que había escrito el otro, la desechábamos.

¿La idea de empezar un nuevo proyecto surgió porque querías hacer algo nuevo o por tu amistad con Juliana?

Bueno, queríamos tomarnos un descanso con Nada Surf, aunque seguramente volvamos después de Navidad. Ha sido un cambio bastante positivo, que me ha ayudado a refrescar la mente. Lo bueno de empezar un nuevo proyecto es que no hay ninguna expectación ni ningún disco anterior al que compararse.

¿Crees que Minor Alps va a ser cosa de un solo disco o que seguiréis trabajando juntos en el futuro?

No lo sé, la verdad. Si sale bien, por qué no. Pero no significa que vayamos a grabar otro disco si nos sale bien. Quiero hacer un disco nuevo con Nada Surf primero, y luego veré si hay alguna canción que pegaría más con Minor Alps.

Siempre que Nada Surf viene por España se os ve muy cómodos. También se observa que tiene tenéis un público muy fiel, algo nada fácil de lograr. ¿Percibís vosotros un aprecio especial del público español?

Un poco. Tengo que decir que los 5 países en los que más me gusta tocar son España, Estados Unidos, Francia, Alemania y Polonia. No sabría describirlo bien, pero creo que en España hay una apreciación especial del rock más melódico, el power-pop. Por ejemplo, cuando tocamos en un bar o una sala y al final del concierto hay una fiesta, la música es bastante similar a lo que pondría yo en casa.

En vuestro disco de versiones ‘If I Had A Hi-Fi’ incluisteis temas de artistas muy diferentes. Quizás la que más me llamó la atención fue la versión de ‘Evolución’ de Mecromina. ¿Cómo conociste a esta banda y qué significa para ti hoy en día?

Daniel me enseñó la canción y yo sugerí que la versionásemos y, bueno, quedó bien. Mi canción favorita en español es ‘Gigante’ de Remate.

Desde aquí tenemos siempre la apreciación de que en Estados Unidos existe una cultura musical muy sólida que permite mayores facilidades a la hora de organizar conciertos y ver a grandes artistas en directo. Tú que lo vives desde el otro lado, ¿crees que esto es cierto?

No creo que sea tan distinto, la verdad. Creo que es una cuestión de tamaño, simplemente. Aun así, me llevo bien con Los Enemigos y me han contado que siempre que van de gira por España, están bastante tiempo y tocan en muchísimas ciudades.

Ahora estás girando en solitario y en acústico. ¿Resulta difícil cambiar la mentalidad de pasar a tocar en un grupo de rock a coger una guitarra acústica y simplificar los temas?

No mucho, porque con Nada Surf he estado en todo tipo de conciertos: en sitios grandes, en salas pequeñas, más relajados, más alocados…Sí que es muy distinto durante el día, porque, aunque me pueda sentir solo, es como si fuese un turista más. No tengo ningún tipo de horario, ni tengo que planear a qué hora quedo con los demás en la recepción del hotel.

Esta gira acústica se caracteriza por la cercanía de la propuesta y poder apreciar las canciones de una forma distinta. ¿Crees que todo músico (o al menos todo frontman) debería ofrecer una gira de estas características al menos una vez en su vida?

Si quieren, está bien. Tampoco creo que sea bueno hacerlo siempre, pero no está mal tomarse un descanso de vez en cuando.

Además, es un movimiento algo arriesgado, no todos los frontmen pegarían haciendo una gira acústica en solitario.

Sí, eso es verdad. ¿Te imaginas a Steven Tyler haciendo una gira así? Sería una locura.

Siempre nos gusta saber la música que escuchan nuestros entrevistados, más aún leyendo en una entrevista que le descubriste grupos tan interesantes como las Dum Dum Girls a Dani. ¿Nos puedes decir algún grupo que te haya impresionado últimamente?

Sí, tocamos con ellas en San Diego. También estuvimos con un grupo que te encantará si te gustan las Dum Dum Girls: Grand Ole Party. Hay una canción en especial que me parece muy buena: ‘Look Out, Young Son’. El año pasado estuve escuchando mucho a Father John Misty, también un grupo de Seattle que se llama Telekinesis; de hecho, estoy haciendo un disco con su cantante. También he estado escuchando mucho a Mikal Cronin, Ty Segall, Kurt Vile…

Si por algo podemos destacar la música de Nada Surf es por dar prioridad a las guitarras por encima de cualquier otro instrumento. ¿Crees que hoy en día se está perdiendo la auténtica música de guitarras?

Bueno, en cierto modo sí que es cierto, pero no creo que importe. No pienso que la guitarra necesite ayuda, simplemente queda en segundo plano durante un tiempo y luego vuelve con más fuerza, como pasó con The Strokes y The Libertines.

Sí, realmente desde los ochenta se ha estado diciendo que la música de guitarras se estaba perdiendo, y siempre volvía pocos años después…

Exacto, al final es siempre lo mismo. El ciclo se repite.

De hecho, parece que hay una especie de power-pop revival últimamente: FIDLAR, Wavves, The Wonder Years…¿Algún grupo de este movimiento que te haya llamado especialmente la atención?

Me gustan mucho DIIV y también un grupo llamado Diarrhea Planet, que –pese a tener ese nombre- son muy buenos. ¡Tienen tres guitarras solistas! De todas formas, siempre estoy descubriendo música, aunque no sea “nueva”, por así decirlo. A veces escucho discos antiguos que ni sabía que tenía ahí, o algún amigo me los enseña.

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *