Entrevistamos a

J Fernandez

"Me encantan los compositores italianos de bandas sonoras porque siempre saben cómo encontrar una melodía realmente única e imprevisible. "

Por -

El músico de origen filipino y asentado en Chicago, Jason Fernandez, regresa tres años después de su segundo LP Many Levels of Laugther, sucumbiendo a los encantos de pop psicodélico que fija el rabillo del ojo en los sesenta. Con una carrera que siempre ha llamado nuestra atención desde sus primeros EPs No Luck y Olimpia Village, sus coordenadas siempre han estado guiadas por intentar exhibir el lado más melódico posible, intentando minimizar aquellos estados de ánimo confusos que recubren las canciones. Quizás en este nuevo Occasional  Din este halo de insatisfacción logra disolverse un poco, o al menos sabe dirigirlo en una dirección más relacionada con saber cómo llevar el día a día. Así es como ha logrado el trabajo más redondo de su carrera, siendo generoso en la combinación de guitarras muy al estilo que Frank Maston y Jaccon Garner han realizado en estos últimos años. Por ello, estos temas parecen tener una localización temporal bastante alejada de la nuestra, sacando los matices propios del clavinet que ayudan a proporcionar un aire pastoril y sereno al trabajo. La forma en la que logra que los arreglos se enreden entre sí es otro de los puntos fuertes del disco, siendo conscientes de que aunque la melodía siempre suene de lo más limpia, están ocurriendo un montón de cosas de fondo. Aprovechando la publicación del trabajo, entrevistamos a su protagonista.

Grabaste tú solo tu disco Many Levels of Laughter y en esta nueva entrega tan solo has contado con la ayuda de Cooper Crain a la hora de mezclarlo. ¿Prefieres trabajar por tu cuenta para tener el control total sobre las canciones?

Realmente siempre he tratado de desarrollar las canciones por mi propia cuenta. Pero a la hora de grabarlas, realmente no sé si de hecho me gusta trabajar solo. He ido descubriendo como apañármelas por mi cuenta, todo en base a haber ido fallando en muchas cosas que probaba. Referido a este disco, llegó un punto en el que sentí que todo se me iba de las manos y necesitaba ayuda externa. Debido a ello, conté con Cooper Crain a la hora de mezclar los temas y al final también con Doug Malone que es el que me ayudó a grabar la mayor parte del disco.

 

Me gusta un montón como en este disco has alcanzado un lado de psicodelia clásica muy interesante, mencionando a compositores de bandas sonoras como Bruno Nicolai, Alessandro Alessandroni o Mina. ¿Qué características de estos compositores son las que más admiras?

Me encantan los compositores italianos de bandas sonoras porque siempre saben cómo encontrar una melodía realmente única e imprevisible. Me atrae mucho la combinación que realizan de los instrumentos dentro de los registros en los que se mueven. Por ejemplo son capaces de combinar una guitarra fuzz con un clavecín o instrumentos de viento madera con un vibráfono. Creo que nunca me cansaré de escuchar sus composiciones.

Ya que estamos hablando sobre diferentes artistas, ¿prefieres investigar bandas del pasado o prefieres estar más bien al día de todo lo nuevo que va apareciendo?

No tengo ninguna preferencia. Me suelo mover bastante por temporadas. Por ejemplo últimamente he estado escuchando bastante a Trails, Judee Sill y Roches. Pero también te puedo decir que estos días también he disfrutado un montón el último disco de DRINKS y el de Marker Starling.

 

Entremos de lleno en tu nuevo trabajo Occasional Din. Creo que tiene un componente muy visual, siendo capaz de sugerir escenas muy diversas. ¿Crees que este disco tiene un componente o inspiración muy cinematográfica?

Totalmente. Todo al final viene propiciado por el hecho de que mientras escribía el disco escuchaba muchas bandas sonoras. Cada vez que escuchaba una canción que me gustaba me sentía como si el escenario en el que componía cambiase totalmente. Algo así como ir caminando por una atracción de feria que esconde muchas ambientaciones diferentes. En algún momento seguramente desee que Occasional Din también fuese capaz de recrear esto mismo.

En estas nuevas canciones también se puede apreciar cómo has introducido nuevos instrumentos como el vibráfono o el clavinet. ¿Tuviste que explorar a fondo sus posibilidades o simplemente fueron surgiendo por el camino mientras creabas los temas?

La mayoría de las partes originales fueron escritas a través de un órgano o una guitarra. Después de escuchar como habían ido quedando las demos, en mi cabeza fueron apareciendo ideas acerca de cómo podría sonar todo ello con un vibráfono, clavinet o un clavecín. Una vez que por fin conseguí poder acceder a esos instrumentos, el disco comenzó a cambiar por completo. Todos estos instrumentos estaban perfectamente diseñados para encajar con el ambiente de los temas.

"Siempre he tratado de desarrollar las canciones por mi propia cuenta. Pero a la hora de grabarlas, realmente no sé si de hecho me gusta trabajar solo. "

Al mismo tiempo resulta increíble como los diferentes arreglos destacan un montón sin opacar las melodías. Sin embargo, en temas como ‘Wildfire’ parece que te dejar llevar a través de una jam session. Para ti, ¿explorar un lado más relacionado con la improvisación es importante en tus discos?

Sí, desde luego. Siempre me pasa que acabo regrabando muchas veces las canciones, por lo que en muchos caso la solución es dejar algunos fragmentos a la improvisación. Todo disco tiene que tener esa sensación de que todo no está puramente calculado, sino que va apareciendo algo totalmente imprevisible y de carácter espontáneo.

Admiro tu habilidad para tocar instrumentos muy diversos. ¿Cuándo eras pequeño tuviste alguna formación musical que te ayudase posteriormente a componer tus temas?

Estudie piano clásico en la escuela primaria y en el instituto. Cuando era más joven también comencé a tocar en diferentes bandas. Nunca he visto estos años de aprendizaje como la puerta abierta hacia una mejor forma de escribir los temas. Pero creo que lo que sí que ocurre es que gracias a ello puedo optar por otra vía bien diferente para crear mis temas.

"Siempre me pasa que acabo regrabando muchas veces las canciones, por lo que en muchos caso la solución es dejar algunos fragmentos a la improvisación. "

Esta vez tus letras exploran un rango temático bastante amplio, conteniendo algunos rasgos cotidianos junto con otro lado más imaginativo. ¿Crees que has abierto la temática de tus composiciones mucho más que en anteriores ocasiones?

Escribir este álbum me llevó bastante más tiempo que los anteriores. Por ello, fue capaz para centrarme mucho mejor en los detalles, en todo aquello que no podía faltar en mis temas. También es cierto que algunas partes de las letras las había ido guardando durante años, pero no ha sido hasta ahora cuando sentía que cobraban máximo significado.

Me gusta un montón como ‘Rewards’ está escrita a modo de encuesta online, preguntado por hábitos personales. ¿Cómo apareció la idea de crear una canción así?

Hace unos meses traté de ganarme un dinero extra trabajando para una compañía que hacía encuetas de marketing online. Muchas de las preguntas que aparecían en las encuestas se me grabaron a fuego, encontrando como podían ir cuadrando de forma recitada con el ritmo del tema. Quería que los versos fuesen lo más secos posibles, creando algo así como un sonido automatizado para que cuadrase dentro del ritmo mecánico del tema.

"Algunas partes de las letras las había ido guardando durante años, pero no ha sido hasta ahora cuando sentía que cobraban máximo significado."

Hace unas semanas terminó vuestro tour europeo en el que abrías los conciertos de Wild Nothing. ¿Cómo conociste a Jack Tatum y apareció la posibilidad de tocar juntos?

Realmente no conocí a Jack y al resto de Wild Nothing hasta que no comenzó la gira. A partir de ahí todo fue sobre ruedas, disfrutando mucho de todas las experiencias vividas.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Qué bebida recomiendas para escuchar detenidamente tu nuevo trabajo?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Jarrett de Screaming Females, dice así: Jarrett: ¿Cuál es tu álbum favorito para conducir de noche? Aquel que sabes que mantendrá al conductor despierto y probablemente tendrá a todo el mundo cantando.

Sin lugar a dudas Yo La Tengo y su And Nothing Turned Itself Inside Out

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *