Entrevistamos a

Flamingods

"El Oeste Medio nos vio crecer, por lo que tratamos de recoger todas las influencias de la música arábiga en este disco, ya que curiosamente no las habíamos plasmado de forma clara anteriormente. "

Por -

Flamingods son una de las bandas más excitantes que nos hemos encontrado en los últimos años a la hora de combinar sonidos étnicos orientales junto con una esencia de rock psicodélica de lo más entusiasmante. Formados en Londres pero con procedencia de Bahréin, el cuarteto siempre es capaz de reinventarse en cada uno de sus trabajos. Desde su debut Sun producido en 2012 donde fueron capaces de sacar un lado de lo más ácido y tribal, hasta su más reciente Levitation, nunca han cansado por combinar influencias de lo más coloridas y alocadas. En esta nueva entrega que ve hoy la luz a través de Moshi Moshi, podemos sentir como la banda ha dado un paso adelante a la hora de lograr unas canciones de melodías más definidas, desatando un lado mucho más bailable y lanzado a por lo bailable e impulsivo, con el funk como uno de los ejes alrededor del que girar todo. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, los entrevistamos.

Me gusta mucho la cohesión existente entre cada una de las canciones de vuestros discos. Desde dentro, ¿creéis que resulta fácil escuchar una canción y poder decir a qué disco pertenece?

Totalmente. Sentimos que cada disco que hemos realizado ha alcanzado su propio sello sonoro distintivo, pudiendo identificarlo nosotros con las diferentes etapas personales de las que procede. Siempre tratamos que cada uno de nuestros discos no suene parecido a los anteriores, por ello siempre recordamos como fueron creados para no volver sobre ello.

 

Escuchando vuestro nuevo trabajo Levitation, lo primero que me llamó la atención fue como habéis añadido nuevas influencias relacionadas con la música disco y funk. ¿Desde el principio teníais claro que queríais orientar este disco en una dirección más bailable?

Sí. Fue una discusión que tuvimos al principio del proceso de composición, acerca de lanzarnos a por una cara más bailable y optimista. Desde que formamos la banda siempre nos ha gustado mucho la música dance, el funk y la electrónica, pero no ha sido hasta en este disco donde hemos sentido que se podía manifestar en nuestra música. Queríamos incluir estas influencias en la instrumentación y la producción, algo que en directo sí que mostrábamos en mayor medida.

En algunos momentos del disco parece que los sintetizadores son más prominentes que nunca antes, como es el caso de ‘Koray’. ¿Explorasteis de una forma muy diferente las posibilidades que estos instrumentos proporcionan?

Desde luego. Siempre tratamos de darle una vuelta a los instrumentos y herramientas que usamos en la banda para explorar nuevos territorios sonoros. La introducción de sintetizadores nos abrió un mundo de posibilidades en su momento y más ahora. Nos gusta sobre todo usar sintetizadores que suenen como los discos antiguos de psicodelia turca o como el sonido funk de Bollywood. En canciones como ‘Koray’ o ‘Paradise Drive’ hemos buscado un poco esto.

"Sentimos que cada disco que hemos realizado ha alcanzado su propio sello sonoro distintivo, pudiendo identificarlo nosotros con las diferentes etapas personales de las que procede. "

Más cosas sobre este nuevo disco. Tengo la sensación de que sonáis más fuerte y con más energía que en trabajos anteriores. ¿Creéis que ha habido un cambio de actitud a la hora de encarar las canciones de una forma más directa, dejando de lado vuestro lado más ambiental?

Sí. Resulta divertido porque es cuando en este disco nos hemos dado cuenta de que lo que habíamos hecho hasta ahora se trataba más bien de ese tipo de viajes sónicos donde el ambiente recreado te acaba absorbiendo. Sin embargo nunca habíamos explorado nuestro amor por las percusiones más enérgicas y cierta cara positiva en los temas. Para lograr este cambio, también resultó importante para nosotros centrarnos en una temática más directa con nuestro día a día. Un poco la pregunta que nos surgió a la hora de hacer este disco fue: ¿cómo capturar lo que transmitimos en directo y meterlo en un disco?

Al principio nos costó responderla y sobre todo mucho pensar como la podíamos plantear de otra forma, pero al final creo que la diferencia entre nuestros directos y cómo sonamos en los discos se va haciendo más pequeña.

He leído que esta es la primera vez que todos los miembros del grupo estáis viviendo en un mismo continente. ¿Trabajar desde la distancia siempre ha sido un inconveniente para vosotros o habéis sabido llevar bien este problema?

Como banda siempre hemos tenido una serie de obstáculos que superar para seguir adelante, y seguramente el más importante de todos ellos haya sido la enorme distancia que nos separa. A lo largo de nuestros discos Hyperborea y Majesty, el proceso de composición se basó principalmente en pasarnos música por internet, lo cual resulta interesante pero muy difícil de mantener el ritmo.

Resulta muy difícil explicar tus ideas a través del chat del Facebook, o simplemente el hecho de tocar y divagar sobre una idea cuando solo tienes una pequeña melodía sobre la que trabajar tú solo en tu habitación. Desde luego no es la forma de trabajo ideal, pero como todo, al final acabas sacando el lado positivo y aprendes a trabajar de una forma muy diferente.

Después de todo esto, no hace falta decir que estamos encantados de vivir de nuevo en la misma ciudad.

 

Sois una banda que siempre ha estado en contacto con culturas muy diferentes. ¿En este nuevo disco habéis tenido alguna cultura que os haya influenciado especialmente? Sin ir más lejos vuestro vídeo de ‘Marigold’ fue creado en Omán…

En esta ocasión no ha habido ningún lugar específico que nos haya influenciado. Sin embargo el Oeste Medio nos vio crecer, por lo que tratamos de recoger todas las influencias de la música arábiga en este disco, ya que curiosamente no las habíamos plasmado de forma clara anteriormente. Nos compramos un bağlama turco, que es más o menos como un bonito instrumento persa de cuerda similar a una guitarra, y a partir de ahí, habíamos nuestras mentes a diferentes formas de tocar, algo que se hace muy presente en temas como ‘Nizwa’.

Acerca de este vídeo, en todo momento transmitís una gran sensación de libertad. ¿Reunir y filmar a todos estos motoristas del mismo modo que elegir los diferentes lugares que aparecen en el vídeo fue una tarea muy concienzuda o apareció de forma inesperada?

Del mismo modo, visualmente queríamos representar de nuevo el Oeste Medio y afortunadamente apareció la posibilidad de hacer el vídeo de ‘Marigold’. Para lograr las chaquetas que llevamos en el vídeo y ahora en nuestros shows en directo, fuimos a diferentes tiendas de telas alrededor de donde solíamos vivir en el viejo Dubai, customizando cada chaqueta con materiales de cada región y de lugares como Pakistán o la India. El resto, fueron más o menos chances del azar.

"Nos gusta sobre todo usar sintetizadores que suenen como los discos antiguos de psicodelia turca o como el sonido funk de Bollywood."

El término músicas del mundo es algo que siempre da cobijo a un montón de estilos diferentes de todas las partes del mundo. ¿Os veis a vosotros mismos bajo esta etiqueta u os consideráis más bien una banda de rock?

Es realmente difícil de responder, porque nosotros mismos sentimos que estamos un poco en medio de las dos cosas. Realmente no sé si nos gustaría que se nos viese como una cosa o como la otra. Más bien lo que preferimos es seguir avanzando para lograr una unión de ambas de forma que no se puedan distinguir.

En 2017 participasteis en el festival Tremor en las Islas Azores, ofreciendo incluso talleres para niños. Creo que seguramente no exista otro lugar más apropiado para disfrutar de vuestra música. ¿Cómo recordáis esta experiencia?

Sin lugar a dudas Tremor fue uno de nuestros highlights más importantes como banda. Conocíamos muy poquito sobre las Islas Azores antes de ir a tocar, por lo que todo nos sorprendió un montón. Tratamos de explorar al máximo todo lo que había en la isla principal, deteniéndonos con los manantiales volcánicos y comiendo pescado increíble en un restaurante con nuestros amigos de Lovers and Lollipops, que son los que organizan todo esto. Es más o menos como el paraíso en la tierra, todo eso sin mencionar el increíble line-up que tenía el año en el que tocamos.

"Como banda siempre hemos tenido una serie de obstáculos que superar para seguir adelante, y seguramente el más importante de todos ellos haya sido la enorme distancia que nos separa. "

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuándo sabéis que estáis contentos con el resultado final de una canción?

Del mismo modo tengo una para vosotros a cargo de Jessica Pratt, dice así: ¿cuál es el sueño más memorable que habéis tenido?

Una vez soñé que estaba en la playa con mis amigos más cercanos, jugando con nuestras mascotas. Luego apareció una luz muy brillante sobre el océano que cada vez se aproximaba más a nosotros y se hacía más brillante. Después de eso ya no recuerdo nada más.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *