Entrevistamos a

Downtown Boys

"Cada canción de Downtown Boys tiene una historia personal con alguna de nosotras detrás de ella. Nunca hemos escrito una letra que al menos una de nosotras no haya vivido. "

Por -

Downtown Boys regresan a nuestro país en una de esas gira que hay que marcarlas a rojo en el calendario. El motivo de esta nueva visita es la presentación de su más reciente trabajo The Coast of Living, disco en el que lograron dar rienda suelta a su particular forma de hacer garage punk, donde siempre lograr scar un sonido tan árido como pegajoso, sin olvidarse de lograr un mensaje muy potente donde tratan de oponerse al poder del hombre cis hetero. Un discurso político que llega acompañado de una entrega total y la sensibilidad precisa para involucrarse de lleno con el pueblo latino, tratando de amplificar voces de la forma más enérgica posible. Por todo ello Downtown Boys son una banda que siempre ha mostrado su compromiso político, haciendo gala de una explosividad tanto lírica como musical. Guiados en todo momento por la voz de Victoria Ruiz y los constantes cambios de ritmo a los que nos tienen ofrecidos, sin lugar a dudas representan muy bien lo que viene a ser ir más allá a la hora trascender de la mano del rock-latino, dando paso a una concepción de lo más aguerrida en los sonidos guitarreros. Aprovechando esta gira, los componentes del grupo nos brindan esta completa entrevista.

Siempre habéis sido un grupo con un mensaje político fuerte y necesario. ¿Creéis que el objetivo de vuestras canciones es crear conciencia sobre temas sociales y políticos?

Joey La Neve DeFrancesco: Hay varios objetivos en nuestra música, sin duda, la difusión directa de los problemas que hay es uno de ellos. Pero creo que es multifacético. Una parte reside en la propia difusión propagandística. Otra sería hacer que las personas se conecten con una comunidad de personas. También tendíamos que añadir la capacidad de inspirar y empoderar para que se haga algo teniendo este conocimiento, sin olvidar el hecho de que estamos haciendo algo útil y bueno para continuar con la banda. Otra sería el simple hecho de sentir en general.

Joe DeGeorge: Siempre me he dicho que la misión de este grupo es usar los vehículos y la infraestructura del rock and roll para que otros imaginen un mundo mejor, puedan inspirarse y alcanzar a los que ya están llevando aquel sueño hacia la realidad. Por un mundo mejor, me refiero sinceramente a intentar alcanzar una utopía donde todos tienen todo lo que necesitan y donde se eliminan la violencia y la dominación.

 

En conexión con esto último, la música punk siempre ha estado muy identificada con los problemas de la gente común. ¿Creéis que hoy en día la importancia de los grupos punk a la hora de denunciar las injusticias es tan importante como en el pasado o están perdiendo su efectividad?

DeFrancesco: Creo que los grupos han estado y están abordando las injusticias en el punk, el hip-hop, la música dance… En realidad, todos los géneros de música tienen algún grupo de personas que están peleando. Y dentro del punk, hay muchos artistas que son apáticos, de derechas, o incluso simplemente un tanto individualistas. No creo que sea cosa de un género específico. No sé si las cosas son mejores o peores en la música ahora, pero la verdad es que hay muchos grupos inspiradores que están luchando tan fuertemente como pueden. En los Estados Unidos, definitivamente es más difícil ser un músico activo ahora de lo que lo era en 1980, por lo que es más difícil acceder a los recursos necesarios para ser efectivo en esta faceta artística.

Victoria Ruiz: Estoy totalmente de acuerdo. Creo que cualquier mecanismo solo tendrá tanto alcance para enfrentarse los problemas como la gente quiera. Tiene que haber reciprocidad entre la música y la audiencia para que se generen vínculos de lo más efectivos. No solo el grupo tiene que involucrarse, sino también tiene que hacerlo la audiencia. En última instancia, la música ha sido una parte de la cultura y la disidencia siempre, por lo que necesitamos estar constantemente reinventando los mecanismos fuera de lo establecido, sobre lo que ya se ha hecho para que sean eficaces.

Hablando un poco más sobre las últimas décadas en la música punk, ¿tenéis algún grupo/artista que os guste en especial por el contenido de sus letras?

DeFrancesco: Lo grupos de punk que me parecen más inspiradores, y los que más escucho sinceramente, son los grupos de amigos con los que tocamos o con los que hemos trabajado. Así que, hablando de punk ampliamente, Moor Mother, Priests, Sneaks, Sheer Mag, Mitski, y más.

Doubek: De acuerdo con eso, además de nuestros amigos Algiers, con quienes tuvimos el placer de hacer una gira hace unos meses.

"Dentro del punk, hay muchos artistas que son apáticos, de derechas, o incluso simplemente un tanto individualistas"

El contenido de vuestras canciones se mueve en direcciones muy diferentes, como podría ser la lucha contra la heteropatriarcado o la reivindicación de los derechos de la comunidad latina. ¿Creéis que habéis tratado demasiados temas en vuestras canciones o creéis que podéis explorar muchos más en el futuro?

DeGeorge: Creo que muchas de estas canciones se derivan de las experiencias personales de los miembros del grupo sufriendo injusticias, desigualdad y violencia. Podemos ver esas experiencias como síntomas de sistemas más grandes de desigualdad y poder, que están afectando al mundo como son el capitalismo, el racismo, el sexismo o cualquier otro. Siempre quedan temáticas por cubrir y, ciertamente, muchos problemas que no se abordan en nuestro trabajo, ya que creo que estamos limitados por nuestras experiencias personales. Por eso creo que es importante ser parte de comunidades más grandes, de donde se pueden sacar múltiples experiencias en las que poder basarnos, así la imagen de nuestro mundo se vuelve más rica. Hemos agregado algunas covers de Selena y Buffy Sainte Marie en nuestro set para expandir nuestras temáticas y poder compartir otras experiencias que no son necesariamente las nuestras.

Ruiz: Creo que los temas en contra del patriarcado y sobre la diáspora de la comunidad latina en Estados Unidos son temas muy necesarios para mí porque son muy personales. Cada canción de Downtown Boys tiene una historia personal con alguna de nosotras detrás de ella. Nunca hemos escrito una letra que al menos una de nosotras no haya vivido. La clave se trata de encontrar un hogar para estos temas que aunque no sea literal ayude a comenzar a llamar a la puerta de por qué la libertad es la dirección hacia la que siempre nos gusta navegar. Es mucho más difícil escribir letras sobre el por qué en lugar del qué, en mi opinión.

Al mismo tiempo, admiro mucho vuestras canciones porque generalmente son muy directas. Al momento de componer una canción, ¿pensáis mucho en cómo abordar la temática para obtener una canción llena de significado? Me refiero, por ejemplo, a pensar sobre diferentes puntos de vista sobre esta temática.

DeGeorge: Joey y Victoria hacen la mayor parte de la composición. Como saxofonista, mantengo visiones utópicas en mi cabeza y agrego tonos y disonancias a la música que me gusta pensar que reflejan nuestras frustraciones cuando esas visiones utópicas no encajan en nuestro mundo.

Ruiz: Sí, creo que muchas letras se han escrito creando documentos con toneladas de ideas y temas y no se colocan en ningún tipo de marco hasta que hay una idea realmente fuerte y bien inspirada. Es como un globo, no quieres atarlo hasta que tenga suficiente aire y pueda volar, solo que espero que estos globos puedan volar para siempre.

 

Tienes un grupo paralelo llamado Malportado Kids. Además de desarrollar una canción muy diferente enfocada a un lado electrónico, ¿crees que la forma de componer las canciones en Malportado Kids es muy distinta?

Ruiz: Joey es el productor de Malportado Kids, así que hizo toda la música. Creo que trabajar en un grupo electrónico nos brindó la oportunidad de poder viajar en un grupo con solo dos personas, lo que en muchos aspectos es mucho más factible en los Estados Unidos. Joey también tiene un grupo de punk político electrónico llamado La Neve, que es realmente asombroso y trata muchos temas similares a los de Downtown Boys y Malportado Kids.

Hablando vuestro último álbum, The Cost of Living, podemos encontrar en cada momento este espíritu de rebelión contra las características preestablecidas de la sociedad. ¿Creéis que este es el disco más enfadado que tenéis?

DeFrancesco: Creo que es el disco más completo que tenemos. También pienso que todos los discos contienen mucho enfado, aunque tal vez canalicen esa ira a través de diferentes prismas. La ira puede ser directa, o traducida en un tipo de esperanza para un mundo mejor que puede desembocar en la frustración o desesperanza. Al final lo más importante es como manejas esa energía. A veces no hay elección. Pero en The Cost of Living, creo que hemos llegado a muchos lugares diferentes en los que este sentimiento puede moverse.

Al mismo tiempo, hay momentos llenos de empoderamiento como es el caso de 'Somos Chulas (No Somos Pendejas)'. ¿También creéis que este álbum contiene un lado relacionado con creer en ti mismo por encima de todo lo demás?

Ruiz: Definitivamente. Siento que en este disco tenía que haber algún tipo de empoderamiento y recordatorio de quiénes somos y por qué tenemos problemas al amarnos a nosotros mismos y a los demás, teniendo en cuenta que somos personas imperfectas. Para mí, es realmente brutal tratar de hacer cualquier cosa, y ‘Somos Chulas (No Somo Pendejas)’ se hizo eco de la visión y el empuje de muchas de las personas que a base de hacer una y otra vez las cosas aprendieron a crear algo de una forma genuina y única. Ya sea música, escribir un libro, desempeñar un determinado trabajo, formar una organización o simplemente sobrevivir.

"Creo que los temas en contra del patriarcado y sobre la diáspora de la comunidad latina en Estados Unidos son temas muy necesarios para mí porque son muy personales. "

Desde que comenzasteis a crecer como grupo, habéis estado tocando en muchos festivales y lugares diferentes. ¿Alguna vez habéis rechazado un concierto por estar organizado por personas cuyas prácticas no encajan con la filosofía o el estilo de vida de los miembros del grupo?

DeFrancesco: Como trabajadores, siempre estaremos lidiando con contradicciones bajo el capitalismo. Como tal, generalmente hemos optado por afrontar estas contradicciones de frente, siguiendo las pautas de algunas de nuestras experiencias como trabajadores sociales. Cuando tocamos en SXSW en Austin, por ejemplo, nos asociamos con otros grupos para emprender acciones legales contra el festival, quien trabajaba con la policía de inmigración para rescindir ciertos contratos de artistas con el festival. Esto pudimos hacerlo porque nos sentíamos como propios trabajadores del festival, organizándonos con otros trabajadores para poder tomar el control de la situación. Creo que así es se puede lograr redistribuir el poder y los recursos en la industria. Dicho esto, también ha habido más casos donde nos hemos negado a trabajar con otras personas por distintas razones.

Ruiz: Definitivamente hemos rechazado conciertos debido a varias razones. Estoy segura de que hemos tocado en shows donde hubiéramos dicho que no si hubiéramos tenido más información sobre la gente o el lugar donde íbamos a tocar. A menudo no lo haces, entras en una comunidad que no es tuya y das un concierto para personas que no conoces todo el tiempo. Sin embargo, la gente a menudo piensa que uno sabe todo del lugar donde uno actúa, eso es literalmente imposible. No creo que ningún músico haya hecho esto nunca.

Vuestros inicios como banda se asociaron a Sister Polygon Records, un sello administrado por Priests de Washington D.C. ¿Creéis que ambos tenéis una visión similar de lo que implica estar en un grupo punk?

Doubek: Diría que ambos grupos aspiran a seguir utilizando cualquier plataforma que podamos para hablar sobre la injusticia y esperamos proporcionar experiencias catárticas para nuestro público y para nosotros mismos. Creo que todos usamos el término "punk" muy ampliamente y necesariamente no tiene que ver con cómo suena nuestra música.

"Siento que en este disco tenía que haber algún tipo de empoderamiento y recordatorio de quiénes somos y por qué tenemos problemas al amarnos a nosotros mismos y a los demás, teniendo en cuenta que somos personas imperfectas. "

En pocas semanas comenzáis una nueva gira europea a lo largo de muchos países diferentes. ¿Creéis que en Europa las personas se conectan tanto como en Estados Unidos con vuestro mensaje o encontráis algunas diferencias?

DeFrancesco: Sí, siempre lo pasamos genial estando de gira por Europa. Si bien los problemas en los Estados Unidos son diferentes a los de Europa, en algunos aspectos todos estamos lidiando con un resurgimiento de la derecha. Todos estamos luchando contra el aislamiento moderno y la individualización de nuestra vida cotidiana. También hay una infraestructura mejor en torno a las artes en Europa que apreciamos profundamente como músicos de gira.

Ruiz: No lo sé, espero que podamos conectar a nivel emocional. Prometo dar lo mejor de mí porque aprecio mucho poder tocar allí.

Tenemos una pregunta del grupo español Terrier para vosotros: como grupo, ¿cuál fue la peor decisión que tomasteis?

DeFrancesco: Hay muchas cosas más profundas, pero para mantenerlo dentro del contexto musical, diría que me hubiera gustado haber tocado la batería más fuerte en el último disco.

DeGeorge: ¡Hola Terrier! ¡Debo agradeceros nuevamente que me prestarais vuestro sintetizador cuando se estropeó el fusible del mío el año pasado! Es difícil para mí hablar en el nombre del grupo. Personalmente, me gustaría que hubiera más saxofones. En un momento hubo dos o tres, pero durante un período en el que no estaba tocando con el grupo, todos decidieron que era mejor pagar solo a un saxofonista en lugar de a dos. No podemos llegar a un consenso sobre cuántos saxofones necesita el grupo.

Doubek: la peor decisión que tomamos fue abandonar España (risas).

Ruiz: Estoy totalmente de acuerdo con Doubek, y probablemente volveré a tomar esta decisión en marzo al final de la gira.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *